Opinión

Columnistas

Relatos salvajes

“La libertad requiere de responsabilidad y compromiso, yo lo asumo” Elder Solangel Pabón, joven médico pediatra, firmante amenazada de despido por orden del gobernador de Aragua

Degeneración

Para quienes observan a la Venezuela de hoy desde el exterior, es difícil entender la miseria material y moral que exhibe una nación que por sus recursos humanos y la potencialidad de su riqueza natural, debería estar entre las más avanzadas del continente. En la arqueología de sus ruinas buscan explicaciones en el sistema socio político. Una primera aproximación apunta a la implantación del socialismo radical, de manera dictatorial y militarizada en estas casi dos décadas.

¿Qué mora en Vielma?

“El mayor mal en el mundo es cometido por seres insignificantes, sin motivo y sin convicciones…” Hanna Arendt Los manuales corporativos para situaciones de crisis prescriben que ante perdidas de vida en accidentes u otras circunstancias trágicas, la primera declaración del vocero de una corporación debe ser de condolencia para los seres queridos de la víctima o las víctimas. Un gesto tan natural y humano que en verdad no necesita la recomendación de un manual. El pasado 5 de este mes de junio, una tachirense, la señora Jenny Elizabeth Ortiz Gómez, mientras buscaba a su hijo menor de edad en una zona comercial de San Cristóbal, fue asesinada de perdigonazos en el rostro disparados a quemarropa por un oficial jefe de la Policía del Táchira. En su primera declaración las palabras del Gobernador Vielma Mora fueron: “¿A quién se le ocurre estar en esa área un domingo a las 8:00 pm?”

vaya al foro

Isabelita

Hace 40 años, en 1976, María Estela Martínez, también conocida como Isabelita, su nom de guerre en el caraqueño cabaret Pasapoga, era la Presidente de la República Argentina por mandato de su marido, el General Juan Domingo Perón. A la muerte de éste en 1974, y contando solo con la ósmosis política de sus 20 años de vida en común, había sido soltada en ese complicado ruedo. Su administración no tardó en entrar en una vertiginosa carrera de desatinos. Se rodeó de disímiles e incompetentes asesores, incluido aquel legendario y siniestro López Rega, una suerte de Rasputín redivivo. La economía, que no había marchado mal durante la gestión del General, descendió a crecimiento cero, el índice de precios saltó a 180%, el déficit fiscal a 12.4% del PIB. La inestabilidad económica desató el desempleo y la caída de la inversión privada, se desencadenó la hiperinflación y terminó por anularse toda credibilidad en la conducción de la economía.

vaya al foro

Conmoción

“Estamos abocados a una catástrofe moral de proporciones gigantescas, en la que solo quedan en pie las virtudes cínicas". (Antonio Machado, Juan de Mairena) La amenaza de decretar en el país un “estado de conmoción”, deambula entre chiste malo, ignorancia y cinismo del Golem gobernante. Desde cualquier ángulo, el hipotético decreto haría oficial lo que de facto ha logrado el régimen: un país que está, no solo conmocionado, sino desesperado y en estado de disolución. Maduro está a punto de materializar aquella terrible profecía de Uslar Pietri en sus últimos días, cuando vaticinó que si caía el precio del petróleo, a Venezuela vendría la Cruz Roja a repartir sopa en las esquinas. Nos estamos acercando. Ya en Guarenas, en Barcelona, en prácticamente todas las ciudades de nuestra geografía se escucha el grito estentóreo de “!Queremos comida!”. Al país lo galopan los jinetes del apocalipsis de la revolución socialista: estancamiento, inflación, escasez y crimen. En mercados y hospitales el drama es compasivo. Ya son comunes los asaltos por bolsas de alimentos. La degradación de la economía es patética: el billete venezolano de mayor denominación apenas alcanza para pagar un huevo.

vaya al foro

El enemigo común

Vista desde el exterior, la decadencia de Venezuela es para muchos un enigma. También es incomprensible cómo quienes la gobiernan puedan continuar en el poder si objetivamente no representan a nadie más que a ellos. No es un gobierno para los pobres, tampoco es de los ricos. Los pobres y la clase media -asolados por la violencia y la inseguridad- padecen rutinas miserables para la satisfacción de su existencia básica; los ricos comparten la escasez y otras miserias, sufren los mismos sustos de los humildes y no pueden disfrutar de sus recursos plenamente. Tampoco la gran mayoría de los militares y sus familias escapan de sufrir las calamidades cotidianas. Solo un puñado de militares y civiles puede vivir a plenitud. En Venezuela los privilegiados son demasiado pocos. El régimen es el enemigo común de toda la sociedad –incluidos quienes no lo adversan- porque la ha convertido en la sociedad con las peores condiciones de vida del continente. También es el enemigo del País como entidad, porque lo ha sumido en el atraso institucional, económico, científico y cultural. Lamentable si se le compara con sus pares: Colombia, Perú, Ecuador. En el plano moral, el modelaje oficial liquida todo estimulo para ser mejor, tacha la gratificación por ser educado, laborioso o innovador; con cada nueva acción, quienes gobiernan exaltan la orfandad de valores.

vaya al foro 

¿Vacíos?

En un reflexivo artículo publicado en el diario El País (27/5/16), David Trueba echa mano de la frase de José Luis Cuerda: “Estamos llenando todo de vacíos”, para referir cómo los españoles se escapan de sus actuales realidades por la tangente del futbol, de frases ingeniosas o de chistes y le abren el campo a políticos que juegan con su destino. Algo que corre por las venas de la idiosincrasia ibérica. Nos resultó ineludible, por fuerza de sangre, la tentación de trasladar este referente al colectivo venezolano y preguntarnos cuánto de similar conducta cultural está presente en su reacción ante situaciones escabrosas y trágicas como las que hoy lo abruman.

vaya al foro 

A la deriva

La democracia latinoamericana guarda luto ante la partida de Don Patricio Aylwin. Este auténtico libretista del camino hacia la democracia en Chile, planteó la salida institucional frente a la dictadura. En 1985 impulsó el acuerdo nacional para la transición y consiguió el consenso de todas las fuerzas democráticas. En 1988, luego del triunfo plebiscitario, negoció con el dictador Pinochet y logró la reforma de la Constitución de 1980, la cual, aprobada en referéndum, fue base primordial para la nueva institucionalidad democrática. Candidato de la concertación de partidos por la democracia, alcanzó ese mismo año la presidencia de la República.

vaya al foro 

Socialistas Pijos

La Izquierda Pija es el título de un escrito reciente del español Javier Cercas, nombre que en buen castizo se traduce como la izquierda opulenta. A decir de este historiador y novelista, esta cofradía se caracteriza porque “coge el poder con la izquierda, pero se maneja con la derecha”. Descripción que a ninguno encaja tan bien como al régimen venezolano, magistral en eso de embaucar al país con un catecismo revolucionario para luego, olvidada la prédica, hacerse descaradamente con el santo y la limosna. Muy superior a otros aventajados practicantes de la crematística revolucionaria como el Brasil de Lula y la Argentina de los Kirchner.

vaya al foro

Petróleo tecnológico

De interés para quienes habitamos esta tierra de gracia, es conocer que el futuro de nuestro petróleo está marcado por nuevas y determinantes circunstancias.

vaya al foro

Yihadismo judicial

En un articulo reciente, el juez español Baltazar Garzón advertía: “El Yihadismo debe combatirse sin las limitaciones de nuestros propios miedos e intereses”. Un llamado a decodificar la respuesta convencional al terrorismo, ajustándola para enfrentar a quienes en lugar de leyes, derechos y razones, solo obedecen la ideología patógena de la Sharia medieval que gobierna sus voluntades.

vaya al foro 

Al final de la elipse

Una trayectoria de auge, caída y desaparición dibuja la suerte de las promesas del Chavismo en estos más de 17 años. Empoderado en 1998 por una seducida clase media, su ejercicio de gobierno llenó de ilusión a la inmensa mayoría de los más necesitados. Su oferta era casi axiomática: erradicar la corrupción, alcanzar la máxima felicidad para el pueblo y fundar una nueva república socialmente justa, económicamente libre y políticamente soberana. Con esa epifanía y el encanto de un vendedor de milagros, la revolución y su líder se convirtieron en la mayor expectativa conocida en nuestra historia.

vaya al foro 

La hermandad del botín

Por Las venas abiertas de América no corre hoy la sangre de los explotados por el imperio yanqui, como narraba Eduardo Galeano en su famoso libro, sino la fortuna de los revolucionarios antiimperialistas. Así como en los años 50 los dictadores de América Latina conformaron “la hermandad de las espadas”, ahora los socialistas pecuniarios integran lo que podría llamarse “la hermandad del botín”.

vaya al foro 

Ese pequeño ser

Nuestra historia política registra casos de vehemente encono de líderes contra sus adversarios. Por ejemplo, J. V. Gómez contra Román Delgado Chalbaud, Pérez Jiménez contra Rómulo Betancourt o Ramón Escovar Salón contra Carlos Andrés Pérez. Siempre, por razones ideológicas, políticas o personales. Pero no recordamos el caso de alguna figura dirigente que -de manera gratuita- hubiese manifestado ignominias con la intensidad y la incontinencia con las que nuestro Golem gobernante lo hace contra un ciudadano llamado Lorenzo Mendoza Giménez.

vaya al foro

Sin un “pero” que valga

En nuestra tertulia cotidiana, que hace balance de la gestión de los presidentes de la República, criticando los desatinos administrativos o los abusos contra los ciudadanos, siempre se tropieza con alguien que esgrime un “pero”, que es un atenuante ante las reprochables acciones del gobernante analizado. Si se admite, esa indulgencia le da al mandatario una suerte de ticket al purgatorio.

vaya al foro

Tienen que irse

Luego de semanas de hilarantes anuncios y pre-anuncios, llegó la revelación de las medidas económicas, precedida de un largo y tedioso preámbulo del Golem gobernante, ceñido al guión revolucionario latinoamericano: la culpa siempre es de otro. En esta ocasión, de la manida “guerra económica” y otras majaderías que ya no convencen a los venezolanos que se insolan en las colas.

vaya al foro 

Alumbremos la memoria

La excusas para cada uno de los desastres del régimen oscilan entre causas “imprevistas”, como el Niño o el desplome del precio del barril, y antecedentes acunados en la “cuarta república”. Nunca son el resultado de despropósitos o abusos cometidos durante su dilatada regencia. Refresquemos la memoria para entender que la calamidad eléctrica que hoy padecemos tiene como marca de fábrica: “Hecho en Socialismo”.

vaya al foro 

La hora de la política

La periodista Gloria Bastidas escribió esta semana: “El chavismo que prometió una ‘Edad de Oro’, produjo en cambio una ‘Edad de Penuria’”. Una afirmación sustentada en hechos irrefutables, que evoca la sapiencia de Don José Ortega y Gasset, cuando en un esclarecido ensayo, Mirabeau o el político, publicado en 1927, escribía: “El revolucionario es lo inverso de un político, porque al actuar, obtiene lo contrario de lo que se propone. Toda revolución, inexorablemente provoca una contrarrevolución. El político es el que se anticipa a este resultado, y hace a la vez por sí mismo, la revolución y la contrarrevolución”.

vaya al foro

Aristóbulo

Los recientes arranques de franqueza del vicepresidente Istúriz son reveladores y, aunque no sea su intención, exhiben el fracaso ineluctable, pero además demostrado, del modelo socialista del Siglo XXI.

vaya al foro

Bellaquería

En junio de 2013 el entonces Canciller Elías Jaua, estentóreo y desde su pedestal de arrogancia, exclamó: “¡No hay papel toilet, pero tenemos patria!”. Con aquel perturbador dislate épico nos anunciaba la inminencia de una era de escasez, racionamiento y colas, al mejor estilo del socialismo ortodoxo. Para enriquecer su proclama, el apparatchick agregó: “¡La patria no se mide en un supermercado…!” (Sería admirable si hoy se atreviera a repetir esta perla en una cola del Bicentenario.)

vaya al foro

Coyuntura de cambio

Es irrebatible que el desabastecimiento, la inflación y la recesión económica actuales son el resultado final del modelo ensayado por el llamado Socialismo del SXXI. Una economía sobre-estatizada y enfrentada a la inversión privada, en la que los ingresos percibidos durante los años de exorbitantes precios petroleros, corrieron por vertederos de despilfarro, ineptitud y corrupción. En su embriaguez de poder y riqueza súbita, el régimen no tuvo la previsión de ahorrar e invertir los ingresos excedentarios para protegernos de una predecible caída del precio del petróleo.

vaya al foro

Escasez y pobreza

En la obra mas reciente del destacado economista Héctor Silva Michelena, Escasez y pobreza en el socialismo bolivariano, el autor hace una amplia exploración de los componentes teóricos y empíricos de estas dos condiciones en la Venezuela actual.

vaya al foro

Después de diciembre

En dos momentos históricos diciembre ha sido un mes alumbrador de esperanza para la sociedad venezolana. Primero, en 1935, cuando muere Juan Vicente Gómez luego de 27 años de tiranía; ahora, 80 años después, cuando la democracia conquista electoralmente el poder legislativo y rompe la hegemonía totalitaria de los poderes públicos. El primer diciembre alentó la reacción de una sociedad, hasta entonces aletargada, con inéditas y valientes acciones de protesta. Un periodo de histórica agitación social que Manuel Caballero describió como: "¡La calle pide la palabra!". De aquellas acciones, la más significativa, desafiando la represión aún imperante, fue la marcha a Miraflores de más de 30 mil caraqueños, encabezados por el rector de la Universidad Central de Venezuela Francisco Antonio Risquez y por el bachiller Jóvito Villalba, llevando un pliego reivindicativo de libertades políticas y derechos sociales. Recibidos por el Presidente Eleazar López Contreras, éste plasmó aquellas solicitudes en su famoso "Programa de Abril de 1936", una pieza fundacional de la institucionalidad democrática en el país. Fue una conquista de venezolanos que arriesgaron sus vidas para impedir la continuidad del despotismo.

vaya al foro

De la dignidad a la indecencia

En 1968, el candidato oficialista de Acción Democrática (AD), Gonzalo Barrios, perdía la elección presidencial por una diferencia de apenas 30 mil votos frente a Rafael Caldera. En medio de dudas y presiones, Barrios, respaldado por Rómulo Betancourt, líder histórico del partido, aceptó el resultado con una frase aleccionadora: “Prefiero una derrota dudosa antes que una victoria sospechosa”. En las elecciones presidenciales de 1978, el candidato de AD, Luis Piñerúa Ordaz, fue derrotado por el opositor Luis Herrera Campíns. Ante el infortunio, Betancourt serenamente reaccionó con una sencilla exclamación: “We will come back!”. Y así fue, su partido pasó a la oposición y ganó las siguientes elecciones.

vaya al foro

La trinidad del ridículo

El triunfo de Mauricio Macri en la Argentina y la terminante victoria de la Mesa de la Unidad Democrática en Venezuela, han procurado el marco para historias deleznables de la política latinoamericana. Una mixtura de insensatez, ineptitud y torpeza ha sido puesta en escena por los derrotados en ambas contiendas: un trio con los apellidos Kirchner, Maduro y Cabello. En Buenos Aires, el sabotaje a los actos protocolares para arruinarle la transmisión de gobierno al triunfador, estuvo a la altura de un pleito de casa de vecindad, mientras la derrotada señora, fullera y febril, inventaba presupuestos y nombramientos burocráticos a última hora.

vaya al foro