end header begin content

Opinión

Columnistas

Laberinto peronista

Es tarea difícil definir qué es el peronismo, no hay manera de atraparlo en una frase. ¿Es un movimiento, un partido? ¿De izquierda, de derecha?. Ciertamente es una manifestación política que cambia con el tiempo, con las circunstancias y, por supuesto, con sus líderes. Perón no dejó escrito un Corán, su lugar lo llena una actitud que los propios peronistas conciben, a conveniencia, como “un sentimiento de los argentinos”. El mantra peronista es que quienes lo profesen, de la manera que sea, “se sientan siempre parte del pueblo y hagan todo por ese pueblo…”

Citgo

La adquisición del sistema refinador Citgo en EE.UU en 1980/90 modifica estructuralmente el perfil corporativo de Pdvsa. Con este plantel, Pdvsa adquiere una envidiable flexibilidad operativa multinacional, que la asciende a las grandes ligas del petróleo mundial. Las refinerías, de conversión profunda, permitirían procesar hasta 600 mil barriles diarios de crudos pesados/extrapesados, prevalecientes en nuestra base de recursos. Citgo fue constituída como fuente importante de dividendos para Venezuela.

Cleptoparasitismo

El reino de la política reúne una fauna de incontable diversidad. Es también ilimitada la manera cómo sus diferentes especies sobreviven y tienen éxito. En nuestro historial político, hemos visto desfilar ejemplares de todo pelaje, buenos unos, menos buenos otros, invariablemente movidos por el fin último que es el poder.

Marginal

Es exiguo el número de paises que, con algún grado de firmeza, apoyan a quien usurpa la presidencia de Venezuela. En su casi totalidad, lo hacen por interés propio. Entretanto, la crisis humanitaria, el éxodo, la inviabilidad económica, la grotesca corrupción, los abusos de todo orden contra los derechos humanos, acrecientan su rechazo en el plano internacional.

El Foro en Caracas

Idea de Fidel Castro, a la cual asoció al travalhista Lula Da Silva, fue la creación en 1990 de una internacional comunista, remembranza del Komintern de la era de Stalin, pero a escala latinoamericana, bautizada como el Foro de Sao Paulo.

Estrategas del teclado

¿Luz al final del tunel? Pareciera que en Barbados algo se avizora. Alli pudieran aparecer los primeros trazos para una hoja de ruta. Un itinerario concreto en condiciones, destino y tiempo. Hace seis meses, Juan Guaidó, anunció los tres objetivos que se proponía alcanzar. Desde entonces, acompañado por la Asamblea Nacional y el apoyo popular expresado en multitudinarios cabildos, ha explorado los caminos factibles, sin agotarse en una sola opción.

La hija de la española

El país enloqueció. Para vivir tuvimos que hacer cosas que jamás imaginamos que llegaríamos a hacer: predar o callar, saltar al cuello de alguien más o mirar hacia otro lado.” Así medita, con desespero, la protagonista de la primera y portentosa novela de la joven periodista venezolana Karina Sainz Borgo, titulada La hija de la española (*).

La sombra de Argentina

Seguridad jurídica y clima de negocios son palabras horriblesAxel Kicillof, Ministro de Economía de Cristina Kirchner A partir de 1860 Argentina vive décadas de memorable desarrollo económico. Crece en tándem con el sólido sistema educativo que fuera impulsado por el Presidente Domingo Faustino Sarmiento. En 1920, es el primer país del planeta en erradicar el analfabetismo. Su capital humano, envidiable para el resto del continente, tiene acceso temprano a tecnologías avanzadas. Con un abierto apoyo a la inversión privada y visión de economía de mercado abierta, alcanza una enorme capacidad exportadora.

En el tablero geopolítico

El ¿quo vadis? de nuestro infortunio revolucionario tiene una respuesta conocida: se llama miseria, atraso, opresión.

Pompeo

En veinte años de oposición, desde los tiempos de la Coordinadora Democrática, antecesora de la también desaparecida MUD, la lucha por la democracia en Venezuela no había exhibido tanta coherencia y fortaleza unitaria como a partir de enero de este año. El liderazgo de Juan Guaidó es aceptado y respetado por la inmensa mayoría de los demócratas venezolanos y la Asamblea Nacional es reconocida como su representación institucional en esta dura batalla. Obviamente, la democracia, por definición, nunca llenará requisitos de unanimidad. Admitimos que hay voces divergentes, pero aisladas y de poco peso específico, que en nada han alterado el curso de la ruta trazada por la AN y por el propio Guaidó.

¿Nos alcanzará el pasado

Se estima que hacia 2030-2040 la demanda mundial de petróleo alcance su tope y comience su declinación como fuente energética primordial. Los grandes países productores se anticipan y diversifican sus inversiones en otros sectores para proteger sus economías ante el futuro advenimiento de la llamada era postpetrolera.

Simonovis

La fuga de Ivan Simonovis nos alegró la vida tanto como cuando leímos hace muchos años la escapada de Edmundo Dantés, Conde de Montecristo, de la prisión de Marsella. Ver a Simonovis libre en algun lugar de Alemania junto a toda su familia, fue una fresca epifanía. Él, junto con los comisarios Hugo Vivas y Lázaro Forero, fueron las víctimas expiatorias de la masacre del 11 de abril de 2002, escogidos para una condena urdida con la vileza y maquinación que anidaba en el alma de Hugo Chávez.

El sortilegio peronista

La huella del peronismo en la Argentina luce indeleble. Son ya 75 años desde que el general Juan Domingo Perón irrumpiera en el poder con un movimiento que es difícil de definir en una sola frase por la heterogenidad de personajes y facciones que, desde 1945, han hecho política en su nombre. El peronismo originario de Perón y Evita, arquetipo del populismo latinoamericano, ha sido la etiqueta de manifestaciones tan diversas como, entre otras: la guerrilla montonera, el neoliberalismo de Carlos Menem y el Kirchnerismo, esa cofradía izquierdista hermanada con el chavismo en lo ideológico pero, sobre todo, en lo pecuniario.

El horror

Felipe González, en un foro organizado por el diario Clarín de Buenos Aires, afirmó el pasado lunes: “Cuando no esté Nicolas Maduro y se vea su horror, no aceptaré excusas de que no se sabía lo que ocurría”. Frase inequívoca de este respetable estadista, lider en la lucha por la democracia y los derechos humanos, que clama por la atención mundial a la tragedia que abate a toda la sociedad venezolana.

Crece el historial criminal

A primera vista, Jurubith, Yoifre, Yosnel y Yonder lucen como nombres extranjeros, ajenos a nuestro santoral y a nuestras preferencias a la hora de usar la pila bautismal. Pero no son extraños. Quienes los llevan son chicos venezolanos con esos apelativos originales y hasta graciosos que sus madres y padres han puesto de moda en las últimas décadas para identificar a sus retoños. Populares en nuestra generación milenial y sobre todo entre las familias más humildes. Nombres ya tan frecuentes como llamarse Josefina, Luisa, Antonio o Simón.

Lava Jato

Los ejecutivos de Odebrecht confesaron haber pagado 98 millones de dolares en comisiones a funcionarios venezolanos. Monto superior al desembolsado en los demás países latinoamericanos, salvo Brasil. En el Perú abonaron 39 millones, motivo por el cual los tribunales de ese país han abierto juicio a cuatro expresidentes. Entre ellos, Alan García, quien recientemente decidió disponer de su propia vida. Su imputación concreta, al parecer, se basaba en cien mil dólares que fueron disimulados como honorarios por una conferencia que dictara en Sao Paulo.

Nunca más

Rómulo Betancourt, en su hablar guatireño, comentaba que los venezolanos teníamos memoria de chimpacé. Muy corta. Caíamos en la misma trampa una y otra vez.

Roma en llamas

El mal que agobia a Venezuela, de intensidades inauditas, no es banal. Tampoco sobrevenido. Es calculado. Hasta anunciado por los capos del régimen. Lo advirtió esa alta funcionaria que funge de Santa Evita de los pranes: “¡Así dejemos a Venezuela en cenizas no nos iremos del poder!”. Noción que comparten algunos de sus compinches: un apocalipsis antes que vérselas con la justicia, con la DEA, con el Tribunal de la Haya, con el Departamento del Tesoro Estadounidense, con el Grupo de Lima.

Caroní

Para las tribus de las tierras poco fértiles del África sub-sahariana, una planta, llamada Baobab, es apreciada como su árbol de la vida: los alimenta, les da energía, los cura, les da techo. De modo parecido, para los venezolanos, ese soberbio flujo de agua que desciende del Tepuy Kukenan hasta dormirse en el Orinoco, el Caroní, es nuestro río de la luz. Pero hoy deja de serlo porque la indolencia, el latrocinio y la ignorancia envilecieron la fuerza de sus aguas.

Unasur, RIP

Ocho presidentes de la Suramérica democrática firmaron este 22 de marzo, en Santiago de Chile, el acta de defunción de esa invención ideologizante y encubridora de violaciones de los derechos humanos y de delitos de cohecho, que se llamó Unasur. Solo tres países no rubricaron el final de su existencia: Surinám, la de Desi Bourtese, presidente golpista y acusado por narcotráfico; Uruguay, la de Tavaré Vásquez, vacilante y temeroso ante la erosión de su apoyo político interno; y Bolivia, la de Evo Morales y su régimen parasitario del bolsillo chavista. Desaparece esta organización, emparentada muy cercanamente con la Alianza Bolivariana de América (Alba), otro templete chavista también ahora en vías de extinción.

En tinieblas

Someter a veintiocho millones de seres humanos a una noche interminable, nula para la visión, muda para la comunicación y hasta seca para apagar la sed, durante casi una semana entera, podría ser el tema de una novela aterrorizante. Una narración evocadora de La ceguera de José Saramago, o de La creciente de Silvina Bullrich. O también de aquellas ácidas y crueles ocurrencias de El hombre más malo del mundo, relato del ingenioso humorista venezolano apodado Otrovagomás. Pero no, ese apagón interminable, inimaginable, fue un hecho real, sustraído del dominio de la ficción por la banda criminal que rige al país. Suceso inédito por sus características y duración, pero además insólito en un país con inconmensurable potencialidad para alumbrarnos.

La mirada del testigo

Dos periodistas, Jorge Ramos, mexicano, destacado entrevistador del canal Univisión y Annika Henroth-Rothstein, joven sueca, colaboradora de importantes medios europeos e israelitas, fueron testigos significativos de esa fecha de infamia que fue el pasado 23 de febrero.

Lucha sin tregua

Ante la mirada de la comunidad internacional, el régimen le dio otra vuelta al nudo que tiene en el cuello. El ataque brutal, a sangre y fuego, para impedir la entrada de la ayuda humanitaria, los borró del plano de toda consideración política y los sitúa netamente en la esfera criminal. En su bruteza, el Usurpador y sus secuaces se ufanaron de su “exitosa” imposición de fuerza, pero en la resaca deben estar sintiendo el vértigo de un paso más al borde del precipicio. Su embriagada acción del sábado solo ha servido para acortar la distancia y el tiempo que les resta para caer al vacío.

Señor Ministro

El seis de diciembre de 2015, con firmeza y autoridad, el señor Ministro de la Defensa exigió respetar los resultados electorales cuando se anticipaba una mayoría abrumadora favorable a los candidatos de la oposición a la Asamblea Nacional. Fue una exhortación oportuna que disuadió una avisada amenaza de desconocer el escrutinio y movilizar grupos irregulares en acciones callejeras. Una acción valorada como el correcto proceder de un soldado de la República, respetuoso de la voluntad mayoritaria.

Capitulación

Una pregunta sencilla para los militares y civiles del régimen: ¿Qué esperan para entregar la administración del país?


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com