Opinión

Columnistas

¿Primavera?

“¿Qué pasa por la mente de un dictador en los últimos días, horas y minutos que preceden a su caída e inesperadamente le hunden en el muladar de la historia?” se preguntaba Juan Goytisolo a propósito del derrumbe de las dictaduras durante la primavera árabe de 2011.

Huérfanos

“El sistema gobernante está en el punto de ruptura de su capacidad de contención” Heinz Dieterich, 12/5/2017 De esa farsa que se llamó Socialismo del SXXI –un rótulo que por cierto ya ni ellos mismos mencionan- no queda más que un cuerpo comatoso, conectado a la vida artificial que le provee un puñado de militares que, sin saber quien era Carlos Marx, se hicieron beneficiarios de las larguezas que ofrece el comunismo en el poder.

Armando

Armando Cañizales murió a los 17 años. Apenas amanecía en su pasión por la música. Lo asesinaron a mansalva, él no podía llevar en su mano otra arma que no fuese el arco de su violín, ese, su único instrumento, con el que disparaba fantasías desde su alma de artista. Lo mataron porque anhelaba que las notas de sus cuerdas volaran en libertad, a su edad, no había podido conocer cómo se vive en democracia, por eso luchaba. Se lo impidieron cobardemente los perros de presa del régimen. En el último compás de su vida no quedaron escritas notas musicales, solo su grito estentóreo.

Bailarín

Danzaban y hacían piruetas Con agilidad de muñecos, Era una horrible mascarada… Oscar Wilde, Balada de la cárcel de Reading

Bravo pueblo

La bruma de las bombas no ensombrece los colores de sus banderas ni el tronar de las balas acalla su voz. Sin dar un paso atrás frente a la fuerza bruta, este pueblo nuestro de hoy escribe una historia hermosa y digna. Mujeres y hombres de todas las edades en las calles. No hay diferencia. Todos con el mismo arrojo. Tampoco distinción entre humildes y ricos. Entre blancos o negros. El Este y el Oeste se han fundido en una sola geografía de batalla. El sentir es el mismo, la rabia se hizo igualitaria, el despotismo ha terminado uniendo a unos y otros. La caterva gobernante se ha quedado sola y luce ajena, extranjera, su crueldad no es propia de venezolanos contra venezolanos. Semeja las tropas napoleónicas arrollando los poblados de España. Sus cerebros cubanizados no encuentran razones para ser compasivos. Sus tropas, vueltas mercenarias, reciben premios y bolsas de comida como paga por cada jornada de brutalidad.

En cuenta regresiva

En ocasiones se ha considerado conveniente que un proceso histórico complete su ciclo vital hasta el final, sin interrupción, para que descargue toda la verdad de la ideología –o intención- que lo inspira. Esta apreciación se ha cumplido en la historia de esta “revolución” a un costo muy alto y prolongado en el tiempo, pero solo así ha aflorado todo su miserable contenido. Son 18 años de atraso, abusos, hambre y crímen. Pero ha sido el tiempo necesario para que la sociedad, de manera paulatina, llegue hoy, casi en su totalidad, a tomar conciencia de la trampa y la mentira que escondía la promesa que le dio vida a este proyecto en el ya lejano 1998 y sea referente historico para evitar que semejante engendro resucite en nuestro futuro.

Poder joven

In memoriam: Jairo Ortiz,19, víctima del madurismo

Y ahora ¿qué?

La acción y posterior reacción del régimen: todo un sainete propio de una tiranía en decadencia, condenada por todos los paises democraticos del mundo. Una “Galtierada” de una pandilla gobernante, repudiada dentro y fuera de nuestras fronteras, que se ha aventurado a una forma de dictadura judicial. O dictadura puente, ideada para traspasarle al Presidente de la República, a través del Tribunal Supremo de Justicia, las atribuciones arrebatadas a la Asamblea Nacional. Si no fuera suficiente, instando al Golem gobernante, además de legislar, a prepararse para imperar en un estado de excepción decretado inconstitucionalmente. Desconocida definitivamente la existencia del poder legislativo legítimo intentan arrollar los derechos de los diputados, incluyendo su inmunidad parlamentaria. Para elevar aun más la potestad del Ejecutivo, se exhorta al mandatario a prepararse para un supuesto Estado de Conmoción, que sería, en otras palabras, un Estado de Sitio, equivalente a un estado de guerra que, como aprendimos de historias dictatoriales, no es otra cosa que otorgarle a las fuerzas armadas las facultades para el control y la represión de los ciudadanos.

Niños que mueren, niños que matan

Puñales en las manos de niños y niñas de 8, 10 y 15 años en la madrugada de Sabana Grande, para matar o defenderse, dibujan un nuevo cuadro de espanto que se cuelga en la galería del inframundo caraqueño. Cada vez más los chicos son protagonistas de nuestra tragedia colectiva. Ya los hemos visto hurgando por alimentos en vertederos de basura. También en crónicas de muerte por desnutrición en clínicas de la provincia, o como pacientes de microcefalia en el Hospital J. M. De los Ríos, junto a sus madres desconsoladas al oír de la Ministra de la Salud que la neurofisiología no es prioritaria. También a neonatos acomodados en cajas de cartón en el hospital de Barcelona; o a pequeños desmayándose por carencia alimentaria en las escuelas, como se lo espetó una jovencita al aturdido Golem durante una cadena presidencial.

Guerra a muerte a los cachitos

En Maracaibo apresaron a dos jóvenes panaderos porque utilizaban parte de la harina del "pan del pueblo” para hacer cachitos. Los oficiantes del actual organismo represor de precios, el Sundde, otro en la larga fila de sustitutos revolucionarios de la vieja y hasta añorada Superintendencia de Protección al Consumidor, tienen órdenes de perseguir a los horneros que le pongan cachos al pan con los cachitos y otras delicadeces. Un acto muy propio de esa inquisición contemporánea llamada comunismo, que al igual que la original de la Edad Media, considera la diversidad como una suerte de adulterio.

Souvenires de Stalin

Esta revolución ha acumulado tanto tiempo y tanta arbitrariedad, que sus propios dirigentes se confundirían recordando su propósito o su doctrina original, si alguna vez la hubo. En su titulo primario, Socialismo del SXXI, se declaraba marxista-leninista de nuevo cuño, es decir, igual al comunismo del SXX pero sin debacle; en otra época fue Ceresolista por aquello del pueblo, caudillo y ejercito que pregonaba el fascio-peronista Norberto Ceresole; pero también en un ínterin tuvo como libro ideológico una vaina que se llamaba El oráculo del guerrero, un folleto que el fenecido caudillo blandía en sus cadenas (alguien luego advirtió que era una guía gay). Lo cierto es que en medio de tanto pastiche, solo el dúo taimado de la Habana, sólido beneficiario de esta revolución, tuvo claridad de propósito.

Historias electorales

La conquista de mayor trascendencia para los derechos políticos de la ciudadanía venezolana, desde la Asamblea Constituyente de 1947, ha sido la obligatoriedad de elecciones universales, directas y secretas para la escogencia de gobernantes y legisladores. Este principio se ha preservado invariablemente en las cuatro constituciones que, desde entonces, han regido la vida del país. Una prerrogativa democrática que ha constituido una piedra en el zapato para quienes preferirían una ruta evasiva, antes que enfrentar la voluntad popular.

U, U, UCV

Los estudiantes de nuestra Universidad Central de Venezuela nos acaban de dar una hermosa lección de resistencia. Su ímpetu emocional y el ansia de reaccionar frente a los abusos del autoritarismo hegemónico, los llevaron a materializar la razón ética de su derecho a organizarse y actuar como gremio. De manera impecable, pacifica y valiente lo hicieron por la vía más democrática: la elección de la Federación de Centros Universitarios, vetada de manera ignominiosa por el TSJ. Un gesto de justa rebelión que nos insinúa un camino frente a la intransigencia.

En manos de EE.UU

Con la consabida fabricación de promesas, propia del Socialismo del SXXI, el régimen ha anunciado que, luego del triunfo de la revolución sobre la derecha apátrida en la relamida guerra económica, este 2017 es el año de la recuperación. Las bolsas del Clap, el carnet de la patria, los convenios con China, la recuperación de los precios del petróleo, son algunos de los nuevos motores que nos devolverán la felicidad.

Hambre

En el barrio El Nazareno de Petare un hombre asesina a su hermano porque le negó un pan. En Guarenas, una joven sorprende al Golem gobernante advirtiéndole que en su escuela los niños se desmayan de hambre. En el hospital de San Félix, una criatura de apenas año y cuatro meses fallece por desnutrición. En la ciudad capital, el espectáculo de familias hurgando por alimentos en las bolsas de basura es cotidianidad…

Sobre héroes y tumbas

Tomamos prestado el titulo de la maravillosa novela de Ernesto Sábato -una densa y surrealista narración de civilización y barbarie- para comentar estos últimos días de exaltación de héroes y de mudanza de sepulcros.

Nuestro derecho constitucional

Estoicamente la sociedad venezolana sufre el rigor impuesto por una pandilla cuya fuerza descansa en la punta de las bayonetas. Pasan los días y crece el hambre ante la indiferencia, la muerte ante la impunidad. Hasta el presente, el aguante ha predominado frente al abuso, frente a la brutalidad que asalta academias y universidades, frente al garrote que se agita sobre la disidencia. Carujo redivivo embiste impunemente contra el espíritu de Vargas.

Memoria y cuenta

Ya estamos en las fechas en las que el Presidente de la República presenta ante la Asamblea Nacional su Memoria y Cuenta. Este año será diferente. Ya lo han anunciado sus conmilitones: burlando el mandato constitucional no irá a la Asamblea sino al Tribunal Supremo de Justicia.

País prepago

Para cubrir parte del hueco presupuestario, el régimen ha emitido nuevos bonos de la República por 5 millardos de dólares, una operación que unos 80 bancos se negaron a coordinar. Solo un banco chino, Haitong International Securities, asumió el riesgo. Se desconoce bajo qué condiciones porque este nuevo compromiso de deuda se realizó a espaldas de la Asamblea Nacional.

En pocas palabras

Concluida la tregua navideña, sin que la epifanía le hubiese dado tregua al caos, la incertidumbre despunta con las primeras luces del nuevo año.

¿De quién fue la idea?

El estado de caos provocado por el secuestro del 80% de los medios de pago en efectivo –una medida cuyo propósito económico es racionalmente indescifrable- le ha asestado un duro golpe a todos los venezolanos, con particular crueldad a los más humildes. Una vez más, el régimen demuestra que el desplome de la economía, los padecimientos materiales y el hundimiento moral e institucional del país no son asuntos que le quitan el sueño. Por el contrario, pareciera que la penuria social le facilita el control y sometimiento de la población.

Expulsados

El abrupto retiro de Venezuela de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) decretado por Chávez en 2006, significó un perjuicio para el país rayano en delito de Lesa Patria. Nos excluyó de un mercado común -constituido en 1969 mediante la suscripción del Acuerdo de Cartagena- en el cual Venezuela gozaba de las ventajas de participar en reciprocidad con naciones de desarrollo industrial y agrícola comparable al suyo. Existía un significativo intercambio comercial. Las transacciones entre Venezuela y los países de la CAN alcanzaban a 12.400 millones de dólares anuales, de los cuales unos 7.200 millones correspondían al intercambio con Colombia. La motivación de ese acto irresponsable fue claramente política -y casi personal- por el pendenciero enfrentamiento de Chávez con el Presidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez.

Descomposición

Gentes de otros paises se conduelen de la crisis de Venezuela, se alarman por la precariedad de alimentos y medicinas, se conmueven ante las impactantes gráficas que corren por los medios internacionales sobre la miseria de los hospitales. Pero no alcanzan a tener una idea cercana de la dimension global del drama que vivimos los venezolanos.

Diálogos

El pasado jueves 18 se cumplieron 40 años de la aprobación de la Ley Fundamental de la Reforma Política de España, la cual permitió la legalización de todos los partidos políticos y la convocatoria a elecciones, luego de 36 años de dictadura franquista. Tal acto de ruptura histórica fue posible por las negociaciones entre representantes del antiguo régimen, los señores Adolfo Suárez, hasta entonces jefe máximo de la ortodoxa Falange y Torcuato Fernández–Miranda, antiguo Vicepresidente de Gobierno y en ese momento Presidente de Las Cortes, mientras el bando de los partidos incluía a Felipe González del PSOE y Santiago Carrillo del Partido Comunista Español. Facilitador ecuánime del proceso fue el Rey Juan Carlos.

Social-Populistas

Parodiando la introducción del Manifiesto Comunista de Marx y Engels de 1848, hoy podríamos escribir "Un fantasma recorre el mundo: el fantasma del Social-Populismo..." Era de pensar que los avances civilizatorios del siglo XX, incluyendo la toma de conciencia de los derechos de las minorías, los progresos en la igualación de la mujer, la preocupación por el ambiente y hasta el respeto a la preferencia sexual, preludiaban una nueva centuria superior en el contenido de la conducción política de las sociedades de Europa y América. Sin embargo, en lugar de tal elevación, vemos cómo, desde el despunte del SXXI, se suman en diferentes latitudes nuevos liderazgos -unos más exitosos que otros- que consiguen resonancia apelando a la esencia de la anti historia, al invocar ultra nacionalismo, racismo, xenofobia, homofobia y hasta misoginia.

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com