end header begin content

Opinión

Columnistas

Insólita pretensión

Más allá de su ilegalidad e ilegitimidad, los venezolanos desafiamos al usurpador por la gravedad de la tragedia social y económica que pronostica su presencia en el poder seis años más, sin intención alguna de alterar el ruinoso modelo económico aplicado desde 2013.

Contra la usurpación

Dos caminos se abren a partir del próximo diez de enero, el primero, la usurpada prórroga de un Estado abusivo –comprimido en un poder único- que estructura sus decisiones sin consideración alguna por los derechos humanos, con una legalidad que es una ficción unilateral y cuya ética no es más que una conducta delictiva encubierta en un teatro de mentiras. Es el residuo vil de lo que hace dos décadas fuera un proyecto de revolución; una fábula cruel, corrupta, que ha liquidado todo progreso en salud, educación, infraestructura, incapaz de garantizar la seguridad personal de sus ciudadanos y causante de dramática penuria alimenticia.

Annus horribilis

El pesado fardo de atraso y privaciones se acumula sin pausa sobre la espalda de los venezolanos, año tras año. El que ahora termina ha sido el peor, pero el que viene anticipa mayores males –innecesario enumerarlos- a menos que se interrumpa la senda de miseria trazada por quienes nos gobiernan. La existencia del país es desoladora. Semeja un mal terminal. Admitamos que las naciones no desaparecen. Pero nuestro conglomerado humano, el de la presente y próximas generaciones, pierde cada día la cohesión y la capacidad de progresar, condiciones inherentes a la supervivencia de cualquier nación. No desaparecemos, pero Venezuela ya luce como una mancha imprecisa en el mapa del continente. Se desdibuja su presencia cultural, económica, científica…. Destejidos también lucen sus núcleos familiares por el doloroso éxodo…

Las páginas silenciadas de El Nacional

La guillotina empleada por el régimen para decapitar a la prensa crítica –esa que incomoda a toda dictadura- es una engañosa entidad bautizada con el apelativo de Complejo Editorial Alfredo Maneiro (CEAM). Nombre falaz, porque las editoriales no existen para borrar la obra escrita, sino para estimularla e imprimirla, y el rol de este engendro no ha sido otro que restringir y hasta suprimir, a conveniencia del oficialismo, la importación del papel periódico que requieren los diarios independientes. Por cierto, imprescindible que sea importado porque Chávez acabó con la producción papelera nacional. Quienes conocimos a Alfredo Maneiro (1937-1982), filósofo, fundador del partido Causa R, imaginamos que se sentiría avergonzado de que su nombre sea utilizado para denominar este artificio de censura.

Transición

Todo revolucionario me ha parecido siempre algo tan pernicioso como cualquier reaccionarioManuel Cháves Nogales, periodista español, 1937 Los cuarenta años de la Constitución de la España democrática, celebrados este seis de diciembre, promulgada luego de casi cuatro décadas de dictadura de Francisco Franco, evocan un proceso de transición ejemplar. Difícil asunto en un país en el que la Guerra Civil (1936-1939) había sembrado irreconciliable odio entre connacionales, cuyas conciencias estuvieron dominadas por el extremismo de las facciones en contienda. La memoria de más de seiscientos mil muertos, la represión y diáspora durante la tiranía, el poder de la iglesia confesional, la acción de minorias terroristas, presagiaban un nuevo estallido a la muerte del viejo dictador.

Otra bribonada

La emisión desquiciada de dinero circulante, que alimenta la ilusión monetaria de buena parte de los venezolanos y sobre la cual se sustentan los ultimos anuncios de política económica, decreta la muerte del dinero fiduciario. La confianza en el Bolívar pierde sus últimos signos vitales. Desprovista de todo rasgo de soberanía, nuestra moneda se envilece más cada día. Hasta los más humildes ya tienen en mente el dólar como único medio de pago aceptable. Es inexcusable cómo las autoridades monetarias se prestan a incrementar exponencialmente la impresión de dinero, en proporción inversa al derrumbe del ingreso por exportaciones petroleras, única fuente de las reservas que respaldan el Bolívar.

¡”Estudio y fusil”!

Invocar con esta consigna a los estudiantes venezolanos a defender con las armas a los causantes de la mayor desgracia social vivida por este país, es la quintaesencia de la insolencia. Pero en boca de un jefe de Estado es además un desquiciado acto criminal. No sabemos en qué antecedente se inspiró el Golem gobernante para semejante desafuero, las rebeliones de nuestros estudiantes jamás han sido de apoyo a opresores.

Reinado de ignorancia

“¡No puede ser que estemos graduando 300 mil (sic) abogados y 400 mil (sic) administradores, deberíamos graduarlos como productores de alimentos…que se vayan a producir alimentos en los Claps!” De esta declaración del primer mandatario no sabemos qué es lo más alarmante, si la estulticia de su iniciativa para rescatar la agónica producción agrícola, o la cifra de egresados universitarios que maneja.

La Grande Guerre

Esta columna hace hoy una pausa en sus temas domésticos. Este domingo 11 de noviembre se cumplió exactamente un siglo del Armisticio que puso fin a la Primera Guerra Mundial. La conflagración más grande de la historia hasta comienzos del SXX. Por su magnitud, bautizada como La Grande Guerre por los franceses, quienes rindieron millón y medio de vidas en una hecatombe provocada por nacionalismos exacerbados. Hoy, bajo el Arco de Triunfo de París, unos sesenta jefes de Estado se congregan para honrar la paz –la reconciliación antes que la victoria de unos sobre otros- porque solo la muerte resultó victoriosa en los cuatro años de aquella barbarie, cobrando mas de diez y seis millones de vidas humanas –civiles y militares-. Nada banal añadir que también 11 millones de nobles caballos, medio crucial de transporte de la época, sembraron sus huesos en los campos de batalla. Un brutal legado de devastación material y miseria en toda Europa.

Rafael Cadenas

La caterva gobernante entierra la cabeza en la arena para ignorar que un ilustre escritor venezolano ha obtenido el Premio Reina Sofía de Poesía iberoamericana, el galardón más significativo de este género en nuestra lengua. El aparato comunicacional del régimen hace mutis sobre este acontecimiento de orgullo para el país. La razón del desconocimiento tiene la simpleza de todo dictum de este régimen mediocre: el poeta Rafael Cadenas no es de los suyos. Jamás podría serlo. Es incompatible quien, con la sencillez que le permite su grandeza intelectual, resumió en su discurso en el acto de premiación: “Libertad, justicia, democracia, civismo y honestidad” como las condiciones necesarias para un real vivir.

Cantamañanas

Para los venezolanos, la escasez se ha instituido como el signo de nuestros tiempos. Escasez alimentaria, de salud, de honestidad, de progreso, de idoneidad, de servicios publicos y hasta de futuro. Pero a contramano de tanta penuria, nos ha saturado la abundancia de dos plagas retóricas: las mentiras y las promesas.

Fernando y Lorent

Uno al vacío, el otro al destierro Fernando Albán, joven concejal, quizás más recordado por su altruismo y su solidaridad cristiana que por su militancia política, se suma a esas muertes que obligan a la dictadura a prestidigitar con torpe inventiva. Los funcionarios, en el compromiso de explicar la muerte violenta de un ciudadano bajo custodia de un organismo de seguridad del Estado, hacen el ridículo en sus contradicciones, notablemente, el Fiscal General, cuyas declaraciones burlan principios elementales del Derecho y de la ciencia forense. Hay un salto al vacío pero no es el voluntario atribuido a Fernando, es el salto a la impunidad, a ese vacío de justicia que ha cebado a este régimen en muerte y prisión de la disidencia. Sin rendición de cuenta alguna, hasta el presente.

Ilusión monetaria

Ante el colapso de la economía venezolana y sin contar el régimen con recursos para su recuperación -Pdvsa y las empresas estatales en ruinas, la iniciativa privada espantada, el crédito internacional ausente- el tema oficial no parece ser la búsqueda de alternativas que reanimen el aparato productivo y resuciten la generación de riqueza.

¡En Venezuela no hay hambre!

Termina una semana que ha sentado formalmente a la dictadura venezolana en el banquillo de la justicia internacional. El 24 de septiembre, con 93 votos a favor y 16 en contra, se aprueba incluir en la agenda de la 73ª Asamblea General de la ONU, la discusión del llamado Principio de Responsabilidad de Proteger, aplicado a los abusos del régimen de Venezuela. Este principio es una opción de los Estados para asumir una posición activa contra los gobiernos violadores de Derechos Humanos, por delitos de lesa humanidad, genocidio o crímenes de guerra.

Vuelta a la patria

Es parte del estilo oficialista reaccionar con chistes o burlas de ordinaria factura ante episodios de la tragedia que viven los venezolanos. Lo hace el Golem gobernante bailando salsa sobre una tarima mientras jóvenes manifestantes son baleados en las calles, o mofándose de la “dieta” forzada de los ciudadanos bautizada con su nombre de pila. Lo hacen con el mismo deleite sus conmilitones en los hegemonizados medios del Estado. No se ha salvado del sarcasmo la emigración masiva de miles de ciudadanos de todas las capas sociales. Un éxodo conmovedor, que la organización mundial para los refugiados, ACNUR, ha calificado “en la misma escala de la emigración de Siria” y que ha generado una calamidad social en paises de la región.

Hacedor de sombras

Othar se llamaba el caballo de Atila, Rey de los Hunos. Se cuenta que donde pisaba nunca más crecía la hierba. La leyenda ilustraba la devastación que sembraban las conquistas de este campeador asiático en territorios europeos y que llegó a convertirse en pesadilla para el propio Imperio Romano.

Venezolanos al sur

Entre la República Argentina y Venezuela existe una interesante historia de gestos de solidaridad recíproca.

Fake news

Solo alguien, corroído por el resentimiento y que - como proyecto familiar- está en el poder por “venganza personal”, puede burlarse de la imagen desoladora que proyecta el éxodo de cientos de miles de venezolanos, afirmando que se trata de “fake news”.

Pobreza controlada

¿Es coherente el plan de recuperación económica del régimen, presumiblemente ideado para sacar al país de la pobreza? Veamos qué puede tener en común con la manera cómo otras dictaduras comunistas han enfrentado situaciones comparables derivadas de su propio modelo económico.

Bolsos y valijas K

La pareja K, que gobernó Argentina desde 2003 hasta 2015, confiaba en la fidelidad de los involucrados en su acumulación insaciable de riqueza personal. Crearon una red en la que se aplicaban los códigos de la mafia: soborno, extorsión, intimidación, y también la ley del silencio, la llamada Omertá siciliana, que proscribe comentar sobre los asuntos internos de la organización.

Arqueología del abandono

“Turbio fondeadero donde van a recalar, barcos que en el muelle para siempre han de quedar…” Enrique Cadícamo, Niebla del riachuelo, tango La imagen del penúltimo barco de la expropiada Conferry hundiendo su quilla recostado al muelle de Guanta es emblema de una promesa que naufragó antes de haber zarpado. La huella de ese gran engaño que convirtió lo que fue esplendor, en vestigios enmalezados por el abandono y el olvido. Por la misma suerte de esa nave, los residuos de todo aquello que nos inscribía en la modernidad, afloran como hallazgos de una excavación que desentraña destrucción y saqueo.

Venezuela en sombras

Para nosotros es vital que todo el pais esté inundado de luz V. I. Lenin Por la suma de sus recursos naturales hidrológicos y petroleros, Venezuela ostenta el mayor potencial de generación eléctrica del continente. Pero superior ha sido la garra destructiva de la barbarie gobernante, exitosa en hundir al territorio en la penumbra. Estos administradores de la luz, que por años vienen castigando con interminables apagones a toda la provincia, habían evitado afanosamente oscurecer a los caraqueños, cuidándose de enfurecerlos, pero esta semana no pudieron evadir un mega apagón en la capital y sus inmediaciones.

La batalla de los ceros

Luego de meses de barajar acertijos sobre cómo sacudirle el polvo a este desastre económico, que asemeja una devastación de posguerra, pero que en realidad procede de la marcha mostrenca hacia un supuesto socialismo, el régimen destapa su enésimo plan de recuperación y crecimiento económico.

Meritocracia

Durante el ascenso de 17 mil oficiales de la Fuerza Armada Nacional (FAN), el Ministro de la Defensa subrayó como mérito el que éstos “han sido leales al presidente constitucional electo por el pueblo”. Afirmación que contrasta con el articulo 328 de nuestra Constitución, que establece que la FAN ”en el cumplimiento de sus funciones está al servicio exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna.” Pero más despertó nuestra curiosidad su aseveración de que antes de Chávez se imponía en los militares una “meritocracia capitalista”.

Balón globalizado

La globalización mundial, en su proyección positiva, abarca manifestaciones que exceden la economía, el comercio y la tecnología. El fútbol es uno de esos fenómenos.


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com