end header begin content

Opinión

Columnistas

La hora de Venezuela

En estos tiempos, Venezuela se encuentra entre dos agendas, la del régimen y la de la dirigencia democrática. La del régimen es la de adentrarse en una “Asamblea Constituyente Comunitaria”, la cual cuenta con un mínimo respaldo popular de acuerdo a los estudios de opinión, quienes afirman que sólo un 5% de la población electoral la apoyan, esto a sólo tres semana para celebrarse el proceso de votación, lo que evidencia el rechazo que tiene esa opción. Mas es el régimen quien necesita para su sobrevivencia la celebración de esos comicios, claro, a sabiendas que el entramado procedimental diseñado, fundamentalmente utilizando la herramienta corporativista para dividir interesadamente la masa electoral, hará que ese 5% se imponga al 95% del país y con ello garantizarse un escenario mediante el cual poder construir el piso legal para un gobierno absolutista ajustado a sus ambiciones.

Vacío de poder

Si se tiene al poder como la potestad para influir sobre personas o sociedades a fin de que éstas desarrollen las conductas deseadas por quien lo ejerce. Para el Estado éste es inherente a la acción de gobierno, por cuanto el mandante busca que la sociedad se comporte y logre los objetivos que se ha propuesto, cabría preguntarse: ¿En Venezuela alguna institución, persona o grupo está ejerciendo el poder? Si es afirmativa la respuesta ¿Quién lo ejerce?

La batalla

Vamos al culmen de estos históricos tiempos de la política venezolana, los protagonistas, el régimen y Venezuela, ante el fracaso de las herramientas que hubieran abierto espacios para negociar acuerdos que llevaran a puntos aceptables para las partes, se entiende que cada uno considera contar con condiciones para vencer al contrincante, avanzan sobre su estrategia, que son paralelas o sea sin posibilidades de encuentro.

Represión

La represión es un acto que tiene vertientes, una es la política en la cual participa en estos tiempos la sociedad venezolana. Para la Real Academia (RAE) se refiere a un acto o conjunto de actos, ordinariamente desde el poder, para contener, detener o castigar con violencia actuaciones políticas o sociales, Wikipedía agrega que con ella se niegan derechos civiles y la libertad política. Entonces cabe en Venezuela determinar qué se pretende contener, detener o castigar, por qué sucede y qué se pretende lograr.

Por el camino

La ruta para recuperar al país es larga y plena de dificultades, como es restablecer un orden social que permita volver a tener presente y futuro. Ya desde la década de los 80´s se venía en caída, mas desde 1998 se entró en una pendiente que muchos no supieron ver, especialmente cuando gracias a que la lotería de los tiempos otorgó el premio mayor a Venezuela, permitiendo financiar amplios programas de reparto clientelar, donde sin contraprestación la población recibió beneficios que calmó necesidades, mientras una élite se instalaba en el poder haciéndose de las riquezas nacionales. Ello llevó a la formación de dos sectores sociales, uno que administraba a su criterio y provecho el tesoro nacional y que ha venido luchando por conservar privilegios y el otro que se habituó a vivir del regalo público.

¿Minoría dominante?

Los momentos políticos nacionales son interesantes, material de análisis para el mundo de la sociología política, como caso en el cual una sociedad pretende ser sometida al capricho de factores minoritarios. La historia registra casos similares, uno de ellos el de Suráfrica, cuando en medio de diferencias raciales, la minoría blanca sometía a la negra, la cual se mantenía en tensión, en conflicto encubierto, el cual estalló en su momento derribando el sistema de segregación racial o apartheid. Algo distinto sucede en Cuba, donde una minoría se hace de la vida de todo un pueblo, manteniéndolo en miserables condiciones y éste es pasivo y tolerante a su realidad.

Round 15

El boxeo es un deporte del cual algunos disienten, se desarrolla en encuentros pautados en 3 o más momentos o round, pudiendo arreglarse hasta en 15, sujetos a un reglamento. Durante el round se intercambian golpes que generan puntos, gana quien al final haya acumulado más. Sin embargo, es posible ganar aún con baja puntuación, dando una andanada de golpes al contrincante haciéndolo caer y permanezca acostado hasta que el resultado lo determine el árbitro o réferi, así propina lo que se conoce como “knock-out”.

Asediar rojitos en el exterior

Se viene popularizando una práctica en la cual exfuncionarios del régimen y sus familiares, residenciados o de visita en el exterior, al ser detectados por venezolanos que se sienten víctimas del régimen, son asediados por éstos en residencias, comercios, restaurantes o sitios públicos, generándoles situaciones incómodas y penosas, como práctica para de alguna manera compensar los males que esas personas o sus familiares han generado en las vidas de los venezolanos, entre los cuales ellos se encuentran.

Choque de trenes

El régimen, en medio de su debilidad, se ve obligado a tomar medidas extremas, la movida de la “Asamblea Constituyente Comunitaria” tiene que formar parte de esa estrategia. En efecto, internamente se encuentra en niveles de popularidad mínimos y sin recursos para salir de ellos. Es más, si se diera el caso en el cual pudiera encontrar alguna fórmula viable, su situación de gobernabilidad es tan lamentable que no podría implantarla. Si algo está claro es que no cuenta con apoyo social. A lo externo las cosas le resultan peores, si ya había pocos países dispuestos a acompañarlos hoy, después de tanta represión, lamentable en todos los sentidos, es el invitado indeseable de toda reunión. En consecuencia va en caída libre y no tiene dónde agarrarse. Su sostén está en el acompañamiento que recibe de las instituciones que controla, las más vitales son el Tribunal Supremo de Justicia y los cuerpos armados.

La jugada

La crisis nacional se agudiza y Venezuela se adentra en el camino de mayor dificultad, donde las partes se obligan a poner el máximo de sus capacidades a fin de colocar al contrario en condiciones de capitulación más que en escenarios de negociación.

La contundente realidad

Los tiempos históricos, bien humanos o sociales, tienen su verticalidad. En el pasado, en la Venezuela del siglo XX, llegaban noticias de crisis en otras regiones y países, unas extensas como las guerras mundiales, otras menos como los conflictos en Rusia, China, Yugoslavia, Georgia, en naciones africanas, e incluso de la región latinoamericana como los casos de El Salvador o Argentina, mas conocer los sucesos desde la lectura o videos, en la comodidad de un buen sillón, como tema de conversa para considerar lo desastroso que resulta la aplicación de un específico modelo económico o político, para después de una acalorada y sabrosa discusión volver a casa para dormir tranquilo, es una experiencia, totalmente distinta a vivirla, eso es otra cosa.

La legitimidad de la FAN

La FAN es una de las instituciones fundamentales del Estado, es común asignarle como facultad el monopolio de las armas de la República, tiene su origen en el art. 328 de la Constitución que le asigna como atribución garantizar la independencia y soberanía, la defensa de la integridad territorial, el mantenimiento de orden interno y participar en el desarrollo nacional. El término legitimidad tiene como esencia calificar lo que se ajusta a la ley, en este caso, a la Constitución Nacional.

Resurrección de Venezuela

La Semana Santa tiene su naturaleza en la iglesia cristiana y su culmen es el episodio de la Resurrección de Jesús. Y ante la pregunta de ¿Para qué Resucita Jesús? Toca la respuesta que teólogos cristianos han sostenido, entre otras razones Jesús Resucita para servir de redentor de la humanidad, el que redime, y ¿Qué es redimir? Según el diccionario RAE es “rescatar o sacar de la esclavitud al cautivo mediante precio”. Así Jesús, al precio de su vida, está dispuesto a rescatar a quien lo busque, por lo que el cautivo debe activarse, o sea, no es a quién se mantiene cruzado de brazos esperando que le venga la liberación por caminos mágicos, sino a quien se activa y lucha para encontrarla.

Error de cálculo

El régimen se encuentra en la difícil situación de no contar con una vía que le resuelva su problema de gobernabilidad, especialmente cuando el país reclama cambio de gobierno y ellos no están dispuestos a entregar el poder. Se entiende que le es inaceptable, por el precio que representa perder los privilegios y protecciones que han venido disfrutando, es quedar expuestos a los señalamientos por todo lo que está tras la puerta.

¿Vaivén del régimen?

Los últimos acontecimientos están arrinconando al régimen, quien buscando sobrevivir se mueve nerviosamente a ver si puede aliviar males y abrir esperanzas. Después de los lamentables acontecimientos protagonizados por menores en Sabana Grande, han callado, esto evidencia la inexistencia de políticas públicas dirigidas al sector niños de la calle y para el fortalecimiento del núcleo familiar. Será que esos temas no son parte de la agenda del Socialismo del Siglo XXI o del Plan de la Patria. Sin embargo sí es un problema que reclama la atención del sector público. Mas como nada quieren ni pueden, nada dicen.

Venezuela está trabada

Venezuela tiene problemas y para su solución hay que encontrarse en sus orígenes, así se requiere establecer la causa por la cual se ha llegado al punto en el cual se encuentra el país. Analistas de todas las especialidades han expuesto lo que sucede según su quehacer intelectual, así economistas, médicos, internacionalistas, sociólogos, políticos, filósofos, en general de todas las áreas alcanzan a explicar el porqué sucede esto surgiendo una causa común, el modelo ideológico. Entonces, racionalmente, es el cambio del modelo el inicio necesario para comenzar a resolver la crisis.

¿Para qué sirve el Clap?

El régimen hace esfuerzos para promover su programa “Comité Local de Abastecimiento y Producción” (Clap), quizás fundando su esperanza en que éste le lleve a reencontrarse con la popularidad que una vez disfrutó, mas ¿Será esto posible?

Grandeza de Venezuela

Esta patria goza del orgullo de ser venezolano, lo cual significa que cuenta con numerosas virtudes que adornan su gentilicio, como lo es la amistad, solidaridad entre otros. Mas hay quienes interesados en sembrar lealtades a partir del halago le señalan otros como el ser ganador y exitoso, los cuales son fundamentalmente resultado del hacer, e incluyen todo lo que eleve la moral y muestre a los ciudadanos y al país como superior. Entonces, con semejante intención pregonan a un buen segmento de la población que son hijos de Libertadores, con grandes riquezas, paisajes únicos, donde la persona tiene el derecho de igualarse con quienes han logrado éxitos en lo intelectual, ciencias, artes y deporte. Así pueden terminar manifestando “…fulano es admirado en el mundo y ese es como yo, ¡VENEZOLANO!”, con eso basta para igualarse y alimentar el orgullo de ser venezolano. De ahí que el régimen exhibe una y otra vez que se está en camino a la “Venezuela potencia”, primero para usar un calificativo nuevo y segundo para entrabarse en ese sentimiento de necesidad de logro que aspira quienes lo escuchan. Tal vez ese emisor piense que ofrece una cobija a quien carece de ella y tiene frío, eso queda para los psicólogos sociales. Mas, su error es medir a todos por igual, sin darse cuenta que en el país hay distintos.

El liderazgo

En este ambiente de crisis muchos son quienes preguntan ¿Qué les pasa a los venezolanos, viven en medio de las dificultades y se mantienen pasivos, deberían activarse para la búsqueda de un digno presente y futuro?

Secar el alma venezolana

La dinámica de la Venezuela de estos tiempos muestra una crisis cuyas causas el régimen busca esconder, empujando el sucio debajo de la alfombra, para que no esté a la vista, se ignore y así no reciba críticas y señalamientos.

El CNE y la renovación partidista

El Consejo Nacional Electoral ha convocado a los partidos políticos a la renovación de las nóminas de su militancia bajo unas condiciones difíciles de cumplir, las cuales constituyen más un obstáculo que un mecanismo de participación política, lo que contraría la misión que la Constitución Nacional da al órgano electoral.

La altura de la oposición

En estos tiempos la nave de la oposición muestra sus grietas, cada miembro pugna generando heridas en los que deberían ser sus colegas, mientras tanto el régimen hace fiesta intensificando sus ataques en la estrategia de que al herido hay que rematarlo sin dilaciones, sobre todo cuando ese combate puede terminar con la división de la MUD, por lo que el régimen está dispuesto a darles una “ayudita”, usando los instrumentos del poder para debilitar unos y otros, puedan todos perder y él quedar como la única opción o el mal necesario e inevitable.

La oposición

La oposición venezolana de estos tiempos representa un 80% de la población, y está conformada por quienes claman por un urgente cambio de dirección política, económica y social. La responsabilidad de la estrategia de cambio está en la dirigencia, una parte se encuentran dentro de la alianza MUD y fuera de ella están quienes defienden otras posiciones. Todo ello conforma una diversidad que ayuda y complica a la hora de diseñar caminos, ayuda por cuanto permite que a la hora del análisis serán muchas las ideas que se estudian, lo cual puede llevar a las mejores decisiones; mas, por la otra complica, cuando la dirigencia muestra inmadurez al aferrase a su agenda en pro de sus intereses partidistas y personales, sacrificando con ello al país.

¡Vamos Venezuela!

En estos tiempos difíciles no hay espacio para el descanso, hoy como nunca el régimen fuerza para quebrar el aliento del país, llenarlo de desesperanza y someterlo según su agenda de dominación. En esa intención actúa sobre todo para destruir todo aquello que entiende tuerce sus planes de posesionarse del país para así implantar su ideología por encima de la voluntad nacional. Así apresa líderes, oprime el poder que le molesta (Asamblea Nacional), ensordece ante exigencias populares, levanta amenazante las armas e instituciones de la República, se vale de las necesidades vitales para ganar espacios con el dolor nacional, cierra los espacios de libertad para al final construir un país a su medida e intereses.

Tiempo de Venezuela

En muchos espacios se discute la situación del pueblo venezolano, planteando que parece adormecido o aletargado dejándose moler por los males, sin embargo ello no es exacto, por cuanto mucha actividad hay, mas quizás no la que quisieran los críticos que la califican como ineficaz al no derivar en los efectos esperados, donde tales razonamientos están alimentados en la desesperanza, el hartazgo o intereses de otro tipo.


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com