end header begin content

Opinión

Columnistas
Pedro Lastra

El mudo

Verdaderamente dostoyevskiano: el más prodigioso charlatán de la historia latinoamericana, el hombre que superó incluso a Fidel Castro con sus desplantes lingüísticos, permanentemente encadenado a un micrófono, su arma invencible, ha perdido su principal atributo político: seducir y conquistar a sus seguidores y aplastar irreparablemente a sus enemigos mediante el uso flamígero y letal de su lengua. Pues según un informe enviado por el corresponsal en Washington del afamado periódico español ABC, siempre extraordinariamente bien informado sobre hechos y sucesos de la atormentada isla caribeña, al paciente Hugo Chávez se le ha detectado el más notorio y apabullante de sus males: perdió el habla. No simple afonía por razones de circunstancia, sino una irremediable mudez. Chávez, según ABC.es, calló para siempre.

opinan los foristas

Pedro Lastra

Robando banderas

En una muestra de desparpajo sencillamente descomunal, quienes han terminado por legitimar la entrega de nuestra soberanía a Cuba y su régimen totalitario, esto es: de cometer el acto más oprobioso que un buen nacionalista repudiaría con riesgo de su vida, la traición a la Patria y el ultraje a la Nación, han comenzado a proclamarse “nacionalistas”. Y en nombre del “nacionalismo” salen a las calles vestidos de “nacionalsocialistas”, es decir de nazis criollos, a golpear a quienes reclaman la salida del invasor cubano de nuestra Nación. ¿Habrase visto descaro y sinvergüenzura igual?

opinan los foristas

Pedro Lastra

¿Maduro o podrido?

“Oye camina no mires pal lao. Tú tiene un santo pero no eres babalao. Y ten cuidao y ten cuidao. Cuidao saca tu coco pelao. Camina pa'lante babalao. Saca los bolsillos tú estas arrancao. Dile que fuiste a La Perla y pelao te han dejao.” Willie Colón, Calle Luna, Calle Sol Conmoción en los barrios bravos del chavismo, esos donde hay que caminar pa’lante y no mirar para el lao, porque si te descuidas te quitan tu cartera. Ya lo dijo Willie, el bravo del Bronx, cuando le recomendaba a su compay Héctor Lavoe: “mete la mano en el bolsillo, saca y abre tu cuchillo y ten cuidao. Pónganme el oído en este barrio a muchos guapos lo han matao”. Y de paso le dice a su señora madre “mire, señora, agarre bien su cartera, no conoce este barrio, aquí asaltan a cualquiera.”

opinan los foristas

Pedro Lastra

Del destierro, del entreguismo y la muerte

Cuando colapsan sus pulmones y la tisis termina por arrancarle el poco hálito de vida que aún le restaba, consumido por la fiebre que lo devoraba, como lo comprobara el fiel y leal Dr. Riverand, que lo acompañaba, Bolívar insistía empecinado en culminar su colosal periplo y volver a morirse a su amada Caracas. Seguía consumido por su proyecto histórico: crear una nación verdaderamente estable, pacífica, próspera, libre y soberana. Capaz de presidir con su sabiduría, su sensatez y su autoritas a un puñado de naciones independizadas con su esfuerzo, que se desbarrancaban por el abismo del caos, la desunión, la tiranía y la ruina. Rechazado en su patria y acusado de tirano por quienes controlaban el poder, sabía que tendría que enfrentar graves acusaciones. Quería limpiar su ejecutoria y demostrar que no lo había movido otro interés que zafar a la por él recién fundada República de todo dominio exterior. Dio su vida por romper las cadenas que ataban a su amada Venezuela del dominio español. Imaginárselo trasladándose a Madrid para ser tratado de su tuberculosis hubiera sido una monstruosa aberración de la inteligencia.

opinan los foristas

Pedro Lastra

Danza con vampiros

Suponemos que sufre. Que, como dice un tuitero, al amanecer cae presa de ataques de pánico, vomita, chilla, grita, llora, moquillea y en un climax de vivencias infernales se desfoga por horas interminables en atronadoras y fétidas aerofagias. Nada edificante. Nada heroico. Nada homérico. Todo siniestro, tétrico, infernal. Dios lo acompañe. Se asoma al universo retratado por el Dante, imaginado por Jerónimo Bosco, el viejo, soñado por la literatura fantástica que nos acompaña en este breve paseo por el sueño que es la vida para recalcarnos que del polvo venimos y en polvo nos convertiremos. Para quitarnos algo del agobio inexorable de este infatuado tránsito por la vanidad del mundo, como ya lo dijera solemne y desesperado Cohelet, el viejo predicador bíblico, hace 3 mil años.

opinan los foristas

Pedro Lastra

Cuando la estupidez toca a la puerta

Que la historia avanza en espiral, mordiéndose la cola, y a veces quedándose pegada en el círculo vicioso de su estupidez, es algo perfectamente comprobable. Piénsese en las guerras de religión que asolaron a Europa en el siglo XVI y en los conflictos bélicos, motines y revoluciones que no dejaron de conmover a la región más civilizada del planeta desde la revolución francesa en adelante, culminando con dos apocalípticas guerras mundiales y una retahíla de mutilaciones, maceraciones y descuartizamientos, como los que siguen ensangrentando a la vieja Palestina y al escabroso mundo árabe, carentes de la más elemental racionalidad.

opinan los foristas

Pedro Lastra

Comunismo Johnny Walker Etiqueta Azul

Visite en cualquiera bodegón o supermercado venezolano la sección licores importados, champañas, cavas, vinos exclusivos, cognacs, calvados, vodkas, armagnacs y esa inmensa gama de licores dulces, aperitivos y exquisiteces para paladares privilegiados, desde turrones de Alicante a chocolatería suiza, quesos holandeses, daneses, franceses, manchegos, cabriales, salmón noruego, caviar iraní y así al infinito del gourmet y tendrá que preguntarse: ¿qué demonios tiene que ver este despliegue pantagruélico de derroche, despilfarro, tiradero de divisas y seducciones principescas con una sedicente revolución socialista?

opinan los foristas

Pedro Lastra

Viejo, extremista y radical

“Más sabe el diablo por viejo que por diablo” Refranero Capriles no había nacido. Su padre ha de haber sido un bebé cuando en Inglaterra, frente a la creciente amenaza del avance del nazismo en Europa y sus pretensiones de dominio planetario se produjo el clásico conflicto político entre acuerdo o enfrentamiento de las dos grandes opciones de la circunstancias: la democracia anglosajona o la tiranía germánica. La opinión pública inglesa se vio confrontada dramáticamente a la siguiente alternativa: o se seguía una política de apaciguamiento, en la esperanza de calmar los ímpetus conquistadores de Adolfo Hitler, sentarlo a la mesa de negociaciones – dialogar, como se dice hoy en día - y comprometerlo con la paz y el entendimiento universal, o se le enfrentaba en una guerra total, de vida o muerte. Como lo hubiera dicho Marx, cuyo heredero José Stalin cabildeaba para ganar tiempo, o se continuaba por el sendero del arma de la crítica, o se transitaba de una vez, sin melindres y dispuestos a todo, por la crítica de las armas. Para Inglaterra, para Europa y para el mundo había llegado el momento de decidir entre la paz o la guerra.

opinan los foristas

Pedro Lastra

Esto es lo que hay

Pocas veces en mi vida, que ya comienza a ser un poco larga, he deseado tanto y con tanta intensidad vivir en un sistema democrático convencional, como lo he anhelado durante toda esta jornada, que ya llega a su fin. Haber tenido la oportunidad de sentarme frente al televisor e ir recibiendo las distintas informaciones que desde distintos canales y siguiendo distintos parámetros, mediante gráficos, guarismos y comentarios de expertos, polemistas y políticos del patio, me hubieran ido preparando el ánimo para observar en vivo y en directo el curso de este trascendental enfrentamiento electoral.

opinan los foristas

Pedro Lastra

Los maricones uniformados de Jorge Rodríguez

¿Qué pensarán hoy los oficiales de nuestras fuerzas armadas, que deben servir a personajes que los desprecian ontológica, existencialmente? Sería una buena pregunta al general homónimo del prostituido coronel Rangel, el maricón uniformado que en la imaginería de Jorgito Rodríguez arrastraba su lascivia por los lupanares caraqueños.

opinan los foristas

Pedro Lastra

Dios castiga, pero no a pedradas

Señores: la hecatombe. La principal atracción del Circo Rojo, el King Kong de los llanos, perdió todas sus potencias y sólo le quedan los gruñidos, los golpes de pecho y las pataletas. Mientras menos puede, más aúlla. Mientras más paralítico, más se contonea. Se le caen los dientes, pierde las garras, se queda sin pelo, no puede con su alma. Y para mayor INRI, le crecen los enanos.

opinan los foristas

Pedro Lastra

La fiesta

¡Qué fiesta, señores, qué alegría desbordada, qué entusiasmo de amaneceres, qué reencuentros y abrazos! Del fondo dolorido de la Patria emergió reborbotando esa lava de esperanza, esos ríos de felicidad, esa fuerza como de ciclones para barrer de Caracas todo lo feo.

opinan los foristas

Pedro Lastra

La unidad, la tarjeta, los partidos

Si no vamos juntos, nos ahorcarán por separado Benjamin Franklin Sea dicho sin ambages: aún no se discernir entre la tarjeta unitaria y la tarjeta de la unidad. Dos formar enrevesadas de decir lo mismo sin que sea igual, como diría el trovador. Pues la tarjeta unitaria viene a decirnos: juntos, pero no revueltos. Mientras la tarjeta de la unidad pretende defenderse siguiendo el inolvidable lema de los 3 mosqueteros: Uno para todos y todos para uno. De hacer un esfuerzo de entendimiento, la tarjeta unitaria es unitaria en su propósito final, no en los medios. Impone entre el elector y el candidato un corral, una alcabala, un sello de origen. Que en el fondo – y en la forma – pretende acompañar a la sociedad en sus deseos de elegir a Henrique Capriles, pero con una bandera en la mano. Con dos propósitos: arrear los propios ganados, ampliándolos por medio de la campaña, y dejar prueba fehaciente de su número. Es lo que esperan las dirigencias de PJ, UNT y PODEMOS. Aprovechar el 7 de octubre para realizar un balance específico de las propias fuerzas, si es posible acrecentándolas y deducir, consiguientemente, el peso de sus respectivos respaldos en el éxito o en el fracaso del cometido. Siendo conveniente no prejuiciar sobre los propósitos post electorales, pues podrían dar pábulo a la maledicencia y la desunión. La tarjeta de la unidad, en cambio, derriba las alcabalas y renuncia al sello de origen, bajo el convencimiento explícito de que juntos y revueltos es la forma suprema de la unidad. Y de que, así lo suponemos, más importante que el balance de las propias fuerzas y la medición en función de los respectivos pesos específicos, es el supremo propósito de desalojar al chavismo y dar paso a la reconstrucción de la democracia. Con un plus que hace a la naturaleza de cruzada del esfuerzo unitarista: no son las banderías ni las particularidades grupales los auténticos protagonistas del desalojo, sino el pueblo anónimo, unido como una sola voluntad, en su conjunto. Vis unita fortior: la unidad hace la fuerza. Tiendo a pensar que ambas fórmulas cuentan con sus pro y sus contras. Entre los pro: la tarjeta unitaria (juntos pero no revueltos) constituye un acicate al esfuerzo redoblado de quienes la asumen, aún a riesgo de resultar contraproducentes al fin unitario en sí. Asumir la responsabilidad cuantitativa del respaldo supone confianza en las propias fuerzas y pone de relieve una competitividad que puede ser beneficiosa para la sumatoria de los respectivos caudales. Sus aspectos negativos derivan de la autoafirmación identitaria cuando de lo que se trata es de fundirse en la cruzada popular y colectiva, anónima y unitarista necesaria para anteponer los fines colectivos a los grupales y el bien común al bien particular. La tarjeta de la unidad – uno para todos y todos para uno – tiene la inmensa ventaja de anteponer el caudal colectivo y el anonimato del esfuerzo partidista por sobre cualquier otra consideración. Deponiendo los propios intereses inmediatos en aras de la candidatura, del candidato y del proyecto de país que encarna. Bajo el presupuesto de que ese esfuerzo colectivo se reflejará verdaderamente en un gobierno de unidad nacional y la preservación al corto y mediano plazo de los esfuerzos unitarios para construir la nueva sociedad a la que aspiramos. Me inclino por la Tarjeta de la Unidad y confieso que votaré por ella. Lo hago desde la perspectiva del votante, por varias razones: 1) porque creo que es el momento del movimiento popular y democrático, vale decir: de la sociedad civil, antes que de los partidos; 2) porque así fuera el momento de los partidos, ninguno de los que se han inclinado por la Tarjeta Unitaria satisface a plenitud mis anhelos ni se cubre con las expectativas que considero pertinentes en este particular momento de nuestro desarrollo como Nación; 3) porque aún apoyando a nuestro candidato, considero que él no representa a ningún partido, sino a la Venezuela democrática que busca reencontrarse con su destino; 4) porque al renunciar a su particular identidad, los partidos que optan por la Tarjeta de la Unidad renuncian a hacer valer su peso específico para provocar la división tras cargos, parcelas de Poder y participación de lo que habitualmente ha sido el botín de los vencedores. Sea como fuere, unitaristas y unitarios deben tener presente que la primera prioridad es la Patria, no el partido, y que sólo aquellos partidos que representen a cabalidad los más profundos anhelos de libertad, justicia y prosperidad que bullen en el seno de nuestro pueblo podrán trascender del momento histórico que vivimos y fundirse con el devenir de nuestra Nación.

Pedro Lastra

Aponte por Aponte, casa por casa

Mientras nuestro candidato recorre el país casa por casa y estrecha tantas manos como le da el cuero, se han sucedido en su ausencia cuatro cataclismos que en cualquier país decente hubieran hecho añicos al gobierno establecido y triturado al gobernador reinante. Al extremo no sólo de tener que renunciar de inmediato, sino de coger al voleo sus corotos y poner pies en polvorosa para no ser colgado de sus apéndices. Ni se diga en fase de seudo agonía y en el papel de candidato in absentia.

opinan los foristas

Pedro Lastra

Pastor Maldonado Vs Aponte Aponte

Conozco a ilustres compatriotas que después de ver y oír las insólitas confesiones de Aponte Aponte, refrendadas en tono mayor por Velásquez Alvaray, no pudieron resistir las náuseas y soltaron el tripero. Vomitaron desde Guayanas hasta Falcón y desde Los Monjes hasta Roraima. Con edificios y todo. Pozos petroleros, industrias básicas, bellezas turísticas, monumentos históricos, todo todito. Incluyendo juezas y jueces, parlamentarios y parlamentarias, ministros y ministras, oficiales y oficialas, periodistos y periodistas.

opinan los foristas

Pedro Lastra

El apóstata

La misa que se le escenificara en sus predios, ultrajada sin otro objetivo que servir al propósito de la apostasía: convertirla en ritual de sanación, en médium de un conjuro y en escenario de una impostura – pedir prestadas las espinas y la sangre de Cristo para burlar al destino y lograr la eternidad sólo reservada a Dios – colma el vaso de lo tolerable. Encender la Cruz del Ávila por capricho de los sicofantes del tirano ya fue un irrespeto descomunal, un acto de prepotencia digna de quienes creen que la Cruz del Gólgota es una figura como cualquier otra: una cruz gamada, por ejemplo, la misma con la que Hitler creyó posible desterrar para siempre del imaginario alemán la de Nuestro Señor Jesucristo. Un acto de avasallamiento de quienes creen ser dueños de hombres e instituciones y se sienten facultados para apropiarse de todo cuanto existe en nuestro territorio. Incluso sus ideas y creencias. Rebajando un símbolo de nuestra espiritualidad y un signo inequívoco de nuestra identidad cristiana a amuleto de la suerte. Una pata de conejo, una herradura, una moneda recogida del piso.

opinan los foristas

Pedro Lastra

Esos filibusteros, los encuestadores

Se le nota mucho más que a los otros, por su natural chimbez. Sus encuestas valen tanto como un diente de palo o un billete de Bs. 3. Carentes de toda base científica - ¿en qué universidad del planeta realizó estudios de estadística o de mercatecnia, de ingeniería o demoscopia? – se basan en sus encuentros escenificados con incautos transeúntes, una camarita portátil y una desfachatez digna de un asaltante de caminos. Todo ello adobado con opiniones místico fantasiosas, reflexiones supersticiosas, mitos y otras yerbas digna de un chamanismo de La Charneca. Más cercano a la superchería que a la ciencia, sus “investigaciones” muestran el bojote de una desesperada búsqueda de financiamiento. Y una piratería ideológica digna de mejor causa.

opinan los foristas

Pedro Lastra

The times they are a-changin’

El voto del exilio fue abrumadoramente caprilista. Y a tal extremo, que María Corina Machado supera a Pablo Pérez. Lo cual permite colegir que buena parte de esa votación abrumadoramente favorable a Capriles, de no haber mediado el temor que conlleva a la economía del voto, se hubiera inclinado a favor de María Corina Machado.

opinan los foristas

Pedro Lastra

El ultraje

De todos los símbolos de la humanidad, es la cruz sin duda el más extendido, el más popularizado y, de lejos, el más venerado. Utilizado desde los orígenes mismos del cristianismo representa la persecución, el tormento, la tortura y la muerte de Nuestro Señor Jesucristo y, por antonomasia, el símbolo de una humanidad sufriente que clama por salvación.

opinan los foristas

Pedro Lastra

Primarias

A Leopoldo López Sucede que el más bello de los espejos pasa inadvertido ante el rostro de la belleza que refleja. Pero lo cierto es que sin espejo, como bien lo sabía Narciso, ni hay rostro ni hay belleza.

opinan los foristas

Pedro Lastra

La cuerda

Ayer, la cuerda volvió a estirarse. Los asesinos vuelven a las FAN. Castro garantiza la invencibilidad de su hijo putativo. El oro de nuestras reservas entra a la cueva de Ali Babá de los chulos de la ALBA. ¿Entonces? No es ninguna broma: la cuerda terminará por romperse en nuestros cuellos. No resistirá el peso de 28 millones de ahorcados.

opinan los foristas

Pedro Lastra

Mi pronóstico para el 12F

A dos semanas de la celebración de nuestras históricas Primarias, que independientemente de sus resultados marcarán un punto de no retorno en el avance de las fuerzas democráticas para desplazar al chavismo y reconquistar la perdida democracia liberal que nos ha caracterizado como Nación desde el 23 de enero de 1958, no es inútil desglosar algunas opiniones personales sobre lo que atisbo como eventual resultado. Sin que, lo aseguro, mi pronóstico presuponga la mediación indiscreta de mis simpatías personales. Si los encuestadores se permiten hacerlo, ganando suculentas recompensas crematísticas a cambio de sus indiscretas e intencionadas opiniones, ¿por qué no habría de opinar quien no persigue otra cosa que serle fiel a lo que considera una verdad objetiva?

opinan los foristas

Pedro Lastra

En la recta final

De las alianzas y otras yerbas Entramos a la recta final. Los hados parecen inclinados a ver profundizar la crisis de los socialdemócratas y amenazan con una hegemonía amarilla. Que a nadie favorecería. Ni a los propios gananciosos. Se impone la sabia presencia de la moderación de que han hecho gala hasta hoy nuestros viejos y experimentados políticos y la vigorosa presencia de aquellos candidatos que anteponen los principios a toda otra consideración. En bien de todos: de vencedores y vencidos. Imposible soslayar que la lucha, a partir del 13, será una sola. Y que sólo férreamente unidos la llevaremos a buen fin.

opinan los foristas

Pedro Lastra

Los nobles y burgueses orígenes de Salvador Allende

Imaginable la algarabía que montaría el chavismo de ver a la joven María Corina Machado como abanderada de la oposición democrática, basándose en dos argumentos: es una mujer, lo que desafía los principios del machismo vernáculo y criollo hoy imperante, ese del caudillo amenazando a su mujer María Isabel Rodríguez con “esta noche te daré lo tuyo”. La otra, con fundamentos marxistas leninistas del más rancio castrismo: es de “origen burgués”.

opinan los foristas

Pedro Lastra

Fábula del águila imperial y la mosquita

A Henrique Machado, amigo “Hecho de polvo y tiempo el hombre dura menos que la liviana melodía” Jorge Luis Borges La historia es implacable, como el tiempo, que es su esencia. Y corre en una sola dirección. Las máquinas imaginadas por el hombre para hacerla retroceder no son sólo absurdas, sino imposibles. De allí que el hombre, ansioso por estar donde no pudo estar, la recree literaria, académica, artísticamente. A pesar de lo cual no faltan quienes aterrados ante la inexorabilidad del futuro, corren a refugiarse en los museos del pasado. Escapando de peligros reales, como la muerte merecida en castigo por sus felonías, o de la realidad real que lo espanta: jugar a ser el héroe redivivo que se asomara por un instante fugaz para ser llevado a su vez por la ráfaga del tiempo. Terminando por yacer hecho cenizas ultrajadas.

opinan los foristas


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com