Opinión

Columnistas
Pedro Lastra

¡Que mueran los yanquis, que viva Fidel!

Vuelvo a mis pagos queridos convocado por una marcha que promete ser una resurrección de los mejores tiempos del antiimperialismo militante, cuando amenazábamos que con la OEA o sin la OEA ganaríamos la pelea. Y así fue: ¡la ganamos! Pero con la OEA, que el compay Insulza, ligadito a Lula y Fidel, se cuadró. No quiero imaginar los costos demandados y satisfechos, pero al fin y al cabo lo que cuenta son los resultados. Que el fin bien justifica los medios. O los enteros, que a juzgar por su barriga, Insulza es de lo que en su tierra llaman “los guatones”. Esos tragaldabas que cuando agarran el coroto, se llevan hasta los tinteros. Y si algo caracteriza a mi gente es el manirrotismo. Si se trata de comprar conciencias, hay dólares a destajo. Insulza jamás les ha hecho asco. Como que él o los suyos se allegaban a Caracas en tiempos de Pérez II para buscar sus dólares en efectivo, que el ministro Figueredo, por orden de su jefe, les entregaba por mano al chileno a unos mendicantes sureños para mantener un tinglado seudo académico en el DF.

opinan los foristas

Pedro Lastra

La batalla de Caracas

Hay solidaridades que matan. Sobre todo cuando descuidan la esencia de nuestros problemas e improvisan salidas al paso que no hacen más que atascarlas. Lo cual, si en tiempos normales nos llevaron de mal en peor, ni nos imaginemos adónde nos están llevando hoy. ¿O nos olvidaremos de las solidaridades automáticas que nos llevaran a callar ante situaciones absolutamente intolerables, como la presidencia de Blanca Ibáñez? No exagero si considero que en gran medida hemos llegado a este abismo por esa maldita costumbre de la solidaridad automática. ¿O que otra cosa fue el comportamiento de los generales institucionalistas con los coroneles golpistas, sino una repugnante solidaridad automática, así se la enmascarara cuidadosamente tras el espíritu de concordia de un cuerpo ya entonces podrido hasta el tuétano? ¿Qué otra cosa fue el odioso comportamiento de Rafael Caldera el 4F, si no una solidaridad automática “con los pobres incapaces de defender esta democracia”? Hipocresía automática.

opinan los foristas

Pedro Lastra

El palo a la lámpara

Por lo visto y llegados a la estación final del rocambolesco epílogo de esta farsa sangrienta, estamos alcanzando el último estadio del descalabro: ante la imposibilidad de encontrarle una salida al berenjenal en el que se y nos metió, el hombre de los Castro en Caracas decidió la vía más expedita para deshacer un entuerto: asestarle tremendo palo a la lámpara. Sin melindres ni medias tintas: ya que la satrapía se ahoga en su propio detritus y no ve salvataje en lontananza, a hundir lo que va quedando de país en la cloaca de este esperpéntico socialismo del siglo XXI. A arrasar con todos sus elefantes la cristalería de una Nación que hemos tardado dos siglos de dolorosos esfuerzos en construir, para destruirla con aviesa eficacia en catorce años.

opinan los foristas

Pedro Lastra

Los bolichicos

Como diría Brecht, “vivimos en tiempos sombríos”. Tiempos en que aspirar a lo mejor – enamorarse, ir a un museo, leer, seguir una carrera académica, estudiar filosofía, letras o cualquier carrera científica y tener en mente el Nobel en cualquier renglón, incluso la presidencia de una república - se confunde fácilmente con aspirar a revolcarse en millones. Reencarnando en el Rico Mc Pato. Nadar en dólares, si no queda más remedio. De Euros o Yenes, si las posibilidades y la absoluta inescrupulosidad moral del medio y las circunstancias lo permiten.

opinan los foristas

Pedro Lastra

¡Qué ladilla la curtura, bróder!

Pura mala suerte: me encantaban “Los Pasos Perdidos”, esas excursiones de dos admirables, queridos y respetados venezolanos – Elías Pino Iturrieta y Jaime León Bello – adentrándose por los resquicios de nuestros usos y costumbres, nuestros gustos, nuestras extravagancias: la ópera, el Aula Magna, un concertista de fama mundial nacido en La Pastora o La Charneca, nuestras mujeres cultas, sabias, entretenidas, de elevada alcurnia y popular prosapia, nuestros próceres y próceras – hagamos una concesión a la barbarie al uso: las pasas perdidas.

opinan los foristas

Pedro Lastra

San Hugo Rafael de los Albañales

María Antonia, su adorada hermana lo previno en innumerables ocasiones, en vivo y en directo o por escrito, que otros medios de comunicación no existían: guárdate de la pardocracia, Simón José Antonio de la Santísima Trinidad, cuídate de los afrodescendientes de por los lados de Barlovento – por entonces se decía negros, sin remilgos ni de los mismos afrodescendientes que cuando se ofendían unos a otros se gritaban “¡negro’el coño! ¡Sal p’allá!”. Y continuó diciéndole: “Mira que unidos y azuzados por los traidores y arribistas de escudo y sangre azul, con los isleños ambiciosos y otros blancos malnacidos te harán la vida imposible.”

opinan los foristas

Pedro Lastra

La Revolución de Octubre

El mundo jamás entenderá que cuando un venezolano dice “la revolución de Octubre” no se refiere a los diez días que conmovieron al mundo, según nos los contara John Reed. Ni por supuesto a Lenin y a Trotsky, ni a los bolcheviques o a los soldados que regresaban, desesperados, hambrientos y furiosos, de los derrotados frentes de batalla de la Primera Guerra Mundial, todos los cuales formaron ese amasijo de caos, violencia y terror que ese grandioso dúo de revolucionarios de pelo en pecho comandaran desde San Petersburgo para destronar a los Zares y transformar al planeta de un sola jugada: el asalto a su Palacio de Invierno.

opinan los foristas

Pedro Lastra

Petkoff y la trascendencia de la intrascendencia

Nada de lo que viene sucediendo en Venezuela desde que se viniera abajo el tinglado que diera vida a Punto Fijo, algo que debemos datar por lo menos a comienzos de los años 80 y en particular desde el viernes 23 de febrero, día del aciago Viernes Negro, es natural. No fue natural la devaluación del Bolívar, no fue natural la política – o falta de política – económica con que Herrera Campins respondiera a esa crisis, no fue natural que Lusinchi se farreara todas las reservas internacionales para terminar su período con una aberrante popularidad ni muchísimo menos fue natural el levantamiento motinesco del 27 de febrero del 89. No hablemos del 4 de febrero de 1992 que el protector y mecenas político de Teodoro Petkoff, el doctor Rafael Caldera considerara la cosa más natural del mundo. Como para que nadie estuviera dispuesto a salir en defensa de una democracia hambreadora, que fue lo que vino a decir, palabras más, palabras menos el único venezolano que solía dialogar con Dios.

opinan los foristas

Pedro Lastra

La insólita leyenda del imbécil que quiso meter 33 maletas con 1,3 toneladas de coca a París

Un amigo de profesión bajista que acompañaba a un importante artista nacional fue retenido en el aeropuerto Charles de Gaulle de Paris bajo la sospecha de llevar coca en su contrabajo. Tan famoso por cierto - el contrabajo, un BabyBass electro acústico de la afamada marca Fender -, como que había pertenecido al gran bajista cubano Israel “Cachao López”.

opinan los foristas

Pedro Lastra

Venezuela, pobreza, corrupción y espectáculo

Dele Ud. las vueltas que quiera: sin dólares preferenciales brindados por CADIVI o algún fantasmagórico ente cambiario con fuertes influencias sobre el Banco Central de Venezuela, PDVSA y/o Miraflores no hay empresario del patio que pueda pagarle una presentación en Caracas a una estrella del pop planetario como Beyoncé, de la que no puedo imaginar “honorarios” que no ronden los trescientos, cuatrocientos o quinientos mil dólares.

opinan los foristas

Pedro Lastra

¡A desalojar, a desalojar!

“La casa ocupada” fue el título de uno de los más impactantes cuentos de Julio Cortázar, aquellos de sus inicios en los que coqueteaba con la política ficción y la nefasta, siniestra y devastadora influencia del peronismo nazifascista en la sociedad argentina. Al que se opuso tanto como Jorge Luis Borges, pero sin asumir las consecuencias existenciales del rechazo al caudillismo populachero que llevó al genio a enfrentarse sin esguinces, timideces ni medias tintas al populismo castro comunista al que el peronismo diera origen, y en cuyos brazos terminara sus días el escritor de Rayuela y otras grandes novelas de la literatura argentina contemporánea.

opinan los foristas

Pedro Lastra

Los legitimadores

El síndrome de Estocolmo no es ninguna guarandinga. Sobre todo si se lo considera en sus múltiples variantes. Pues no es sólo la identidad entre víctima y victimario en condiciones extremas, entre las cuales la de la propia sobrevivencia. Cuando identificarse con el asesino puede hasta salvarte la vida. Asunto más que comprensible, pues ¿quién conoce a un ser vivo que prefiera estar muerto que seguir viviendo? Salvo el más grande entre los grandes, Jesucristo, que en el momento postrero aunque preguntó desgarrado al borde de los abismos, entre el estrépito de la tempestad que rompía los cielos: Dios mío, ¿por qué me has abandonado? Ni siquiera se le debe haber pasado por la mente legitimar a Satanás. Digo yo...

opinan los foristas

Pedro Lastra

Asad y Maduro en la mira

“Two birds on one shot” murmuró el coronel T.A. Morrison, jefe de las misiones secretas del Pentágono en conversación confidencial, - “unter vier Augen” dicen los alemanes: a puertas cerradas – con el agente Mortimer Nepomuceno, de la CIA. Habían decidido encontrarse secretamente en un vuelo de American Airlines procedente de Sri Lanka, con escala técnica en Maiquetía. Ambos discretamente disfrazados de turistas americanos. Nada sorprendente, dada la moda de vestimentas de combate, camisas Columbia y gorras de viseras prolongadas con capucha para la nuca.

opinan los foristas

Pedro Lastra

El maduricidio

Un fantasma recorre Miraflores: el fantasma del maduricidio. La idea la encontraron algunos de los asesores de imagen de la presidencia de la República en un manual del gobernante desgraciado, cuya primera premisa reza: si nadie te considera, haz que hablen de ti. Poco importa lo que se diga, cómo se diga y quién lo diga. Lo importante es no desaparecer de la escena y mucho menos de la pequeña pantalla, que hoy por hoy gobernante que no se asoma por lo menos una hora al día por los televisores es, literalmente hablando, un mojón de perro.

opinan los foristas

Pedro Lastra

El debate: Maduro al bate

Es lo que enseñan todas las campañas electorales de países políticamente maulas: no regalarle protagonismo al candidato que va a la rastra de las encuestas. No así en aquellos en donde los candidatos se sienten obligados frente a sus electores a mostrar la musculatura que poseen, la cultura que han acumulado, la rapidez mental con que enfrentar imprevistos y la calidad del sastre, del camisero, del maquillador y peluquero que le acompaña tras del set televisivo. Véase, por ejemplo: los Estados Unidos de Norteamérica.

opinan los foristas

Pedro Lastra

Globovisión a la morgue

La crisis sin desenlace del nuevo canal del gobierno destapa una olla podrida que nada ni nadie logrará cocinar: en la Venezuela de hoy - historia vieja por demás – o se pone el trasero en una silla del régimen o en una silla de la oposición. O tomas chicha o tomas limonada. Lo imposible es lo que pretendieron los nuevos dueños del canal – obedientes sin duda al esbirriato protocubano que se ha impuesto desde la muerte del legítimo usurpador: poner una nalga en una silla mientras la otra se aposenta en la del frente. Así, muy queridos lectores, no hay culo que aguante. Ni el del profesor Boligoma. Si lo intentas, o te descuartizas y cada nalga parte por su lado, o te das de lleno en el lodazal.

opinan los foristas

Pedro Lastra

El chivo expiatorio

Nelson Bocaranda, el mejor informado y, sin duda, el más perspicaz de entre nuestros grandes periodistas, reconoce no saber el origen de la ponzoña que envenena el caso Simonovis. Un manto de crueldad que cubre un caso verdaderamente indignante y que Bocaranda atribuye a algún maléfico y desconocido consejero presidencial. Colmado de injusticia, de horror y venganza sólo conocido de los tiempos de Juan Vicente Gómez y que muchos creyéramos definitivamente superados tras la conquista de la democracia un 23 de enero de 1958.

opinan los foristas

Pedro Lastra

Los cojones del diputado Morales

“Los cojones del cura de Villalpando, lo llevan cuatro bueyes y van sudando” escribió alguna vez con su pluma lúdica y sarcástica el Nobel español Camilo José Cela. Lo recuerdo al leer en Últimas Noticias que un desconocido y seguramente ágrafo y analfabeta diputado de la pandilla del capitán Diosdado Cabello llamado Morales, ocupado por instrucciones de algunos de los esbirros de los Castro de la vicepresidencia de la Comisión de Política interior de la llamada asamblea nacional, ha insistido en la tesis pergeñada por algunos de los goebbelcitos del comandante – el inefable Izarra o el esperpéntico bufón Villegas – según la cual “la oposición insiste en la idea del magnicidio”.

opinan los foristas

Pedro Lastra

La oposición en la encrucijada

Poco importan los medios: si pacíficos o violentos, constitucionales o anticonstitucionales, legítimos o ilegítimos, electorales o insurreccionales, por medio del voto o de la rebelión popular. Vénzase por la vía que se venza al régimen dictatorial imperante en Venezuela, previamente habrá que haber resuelto si los demócratas están dispuestos a hacer valer su victoria – repito: por el medio que sea – o si se detendrán con el certificado de su victoria en la mano a las puertas de las cavernas que encierra el Poder, pedirán disculpas por el atrevimiento y se devolverán a sus covachas con la cola entre las piernas. Cagamentados.

opinan los foristas

Pedro Lastra

Oposición venezolana adquiere nave espacial

Fuentes anónimas del Pentágono han confirmado a un corresponsal en Washington DC de El Hocicón, de Guarenas, que un importante dirigente de la llamada Mesa de Unidad Democrática Venezolana (Venezuelean Democratic United Table, VDUT, en inglés) que se negó a revelar su nombre, pero que según expertos norteamericanos podría ser Rotundo Talanquiero, del Partido UVT (Un Viejo Tiempo) habría confidenciado en la barra del afamado lugar de encuentro de espías y funcionarios diplomáticos suramericanos The Meat Pie Tour, que la oposición venezolana acaba de comprar el transbordador espacial Atlantis, el último de los transbordadores en ser retirado, tras su misión STS-135, la última misión de servicio para el telescopio espacial Hubble.

opinan los foristas

Pedro Lastra

Memorias de Costaguana: escándalo al desayuno

¿Quiere un gran escándalo, uno mediano o el más pequeño? Es el comunicador matinal del canal oficial de la República de Costaguana que se asoma discretamente a la pequeña pantalla y golpea a las sienes de nuestra recién desperezada consciencia con su menú de inmundicias. Apenas sale el sol, y ya comienza la jauría.

opinan los foristas

Pedro Lastra

Los artistas al bate

Entonces sonreímos diabólicamente, medio en vigilia, nos damos vuelta y seguimos roncando. El tiempo de Dios será muy perfecto, pero nosotros somos sordos.

opinan los foristas

Pedro Lastra

Chávez, el Che y Jesucristo

Los bolcheviques de antes no tenían pelos en la lengua ni se andaban disfrazando de santones: proclamaban la dictadura del proletariado, asesinaban masivamente a sus oponentes, hambreaban a sus pueblos y desataban las más impiadosas cacerías contra cuanto bicho de uña se les atravesara en el camino. Eran unos comunistas de pelo en pecho, como Lenin, Stalin, Mao, el mismísimo Fidel Castro y esa pandilla de asesinos, llámense Beria, Vischinsky o Ramiro Valdés, que los secundaban desde sus monstruosos ministerios de “seguridad ciudadana”. Campos de Concentración, paredones, fusilamientos por millones, horca, nucas descerrajadas con golpes de piolet, accidentes amañados de carros de disidentes famosos a los que misteriosamente se les iban los frenos frente a una quebrada o un roble gigante. Todo un arsenal de trampas, celadas, mañas, venenos, puñaladas, torturas, encarcelamiento y mazmorras para padres, madres, esposas, hermanos e hijos de quienes osaran siquiera imaginarse un mundo de paz y concordia o de elemental respeto de los sagrados derechos humanos. Los tiranos de antes no iban a misa.

opinan los foristas

Pedro Lastra

Chávez, el rey de los pobres

¿Chávez hondamente preocupado por los pobres? ¡Ya te aviso, Chirulí! Medida la riqueza en términos históricos y sociales y la pobreza en los clásicos parámetros universalizados por la investigación social moderna, Venezuela ha regresado en estos siniestros y apocalípticos 14 años de demagogia cósmica a los niveles de bienestar, seguridad y prosperidad reinantes en la Venezuela de Juan Vicente Gómez. Córtese el flujo petrolero – una realidad absolutamente ajena a gobiernos e ideologías, propias de una fortuna de lotería y juegos de envite y azar, no del esfuerzo del hombre, su civilización y su cultura – y la realidad que saldría a flote nos llenaría de pavor. Haití. Literalmente: nos moriríamos de hambre. Y antes que nadie, reventarían los pobres, esa carne de cañón del Rey de los miserables, que sin la beca, el trabajo amañado, la repartija, el buhonerismo, la criminalidad y el clientelismo estatólatra y populista que los ha “dignificado” convirtiéndolos en los mendigos mejor pagados del universo, no tendrían literalmente en donde caerse muertos.

opinan los foristas

Pedro Lastra

Maduro vs Chávez

Lo cierto es - dijo alguna vez ese genio de la escena italiana llamado Vittorio Gassman -, que el talento no se hereda. Hijo de genio suele salir bruto. Debe haberse tratado en su caso, imagino, de una certidumbre de padre excepcional castigado con algún hijo oligoide, de los que tanto sobran por el mundo. Y frente a los cuales no cabe más que la condescendencia: “pobrecito, salió medio tarado”. Si no el inevitable pesar: “Dios sabrá lo que hace”.

opinan los foristas