Opinión

Columnistas
Pablo Aure

¡Calle! el final de esta dictadura

Pronosticar cuánto tiempo le queda a Maduro en Miraflores no es nada sencillo. Estoy convencido de que ni él mismo lo sabe. Tampoco tengo ninguna duda de que dentro de las filas del oficialismo (civiles y militares) quieren que se vaya pronto, aunque no encuentran la manera. Desde luego, también tiene sus defensores, los enchufados, que procurarán mantenerlo en el poder el mayor tiempo posible, añorando llegar al 2019, para seguir garantizándose la impunidad en sus fechorías.

Pablo Aure

Sin guabineo, junta de gobierno debe convocar a una ANC

[youtube id="TwuMIJRu1Ds" align="center" maxwidth="540"]  

Pablo Aure

Negociaciones encubiertas

Ya estamos claros que el enemigo lo tenemos en el gobierno, que esos señores que dirigen el destino del país son unos desalmados y desde luego, no creen ni en la democracia ni tampoco respetan los más elementales derechos ciudadanos. De eso no hay duda. No les importa encarcelar y chantajear a líderes opositores, los graban, les montan ollas, inventan cualquier cuento para inhabilitarlos. En pocas palabras el alto gobierno está representado por individuos de la peor calaña. Donde la corrupción administrativa quizá es el delito menos venal por ellos cometidos, pues se les ha involucrado en diversas actividades propias de los cárteles de narcotraficantes. Por cierto, aquí no hay distinción entre civiles y militares, ambos se amalgaman para cometer sus fechorías.

Pablo Aure

Marchas con arrech… y diálogos con militares

[youtube id="dAJ5AxYPDTA" align="center" maxwidth="540"]

(video arranca a los 32 segundos)

 

Pablo Aure

Contra la barbarie, ¡protesta y propuesta!

Si solamente nos quedamos en la denuncia, sin transmitir un mensaje de cambio creíble y realizable, la agonía de esta terrible situación por la que atraviesa el país, será larguísima.

Pablo Aure

Inmunidad parlamentaria

Los diputados son representantes de la soberanía popular, y de acuerdo al artículo 200 de la Constitución Nacional gozarán de inmunidad en el ejercicio de sus funciones desde su proclamación hasta la conclusión de su mandato o la renuncia del mismo.

Pablo Aure

Sin apoyo militar no hay salida

La semana pasada estuvo muy movida. Allanamientos, detenciones de líderes opositores, una gran movilización en Caracas, y, finalizando, un estruendoso cacerolazo en Villa Rosa en la isla de Margarita.

Pablo Aure

¿Qué pasará el 1-S?

Se siente mucha expectativa por lo que puede suceder con la marcha del 1-S. Hay quienes ven esa fecha como el “día D”: como el fin del régimen. Venezuela espera con ansiedad la “Toma de Caracas”, nombre con el cual ha sido denominado ese acontecimiento que, sin lugar a dudas, será multitudinario. Me atrevo a pronosticar que en asistencia será superior a la marcha del 11 de abril del 2002, aunque los resultados no serán los mismos de aquel fatídico momento, por tres razones fundamentales: la primera, la Fuerza Armada Nacional está mucho más desarticulada. Pudiéramos decir que no existe ni la disciplina ni la subordinación, características de las instituciones castrenses. Es verdad que buena parte de los integrantes de sus componentes están descontentos, pero ello no es suficiente para dar un paso hacia lo desconocido. Hay hombres y mujeres con principios y sueños que querrán reconstruirla, pero están llenos del temor propio de los vigilados. Por lo pronto, la ven muy débiles, aunque -mal que bien- fue la carrera que escogieron y de ella viven. Lo que quiere decir, que esta de 2016 no es la misma a la del 2002, porque está descompuesta, más infiltrada, y es menos profesional. El descontento puede ser generalizado, pero, por lo pronto, se ve desarticulada. En consecuencia, para que se produzca un acto de desobediencia hacia su comandante en jefe, como ocurrió en el 2002, debe contar con la complicidad de sectores muy cercanos al “chavismo”. Léase bien: ¡Chavismo! (diferente al “madurismo”). La segunda razón que nos hace pensar que los resultados no serán los mismos al de hace catorce años, es que la marcha está siendo convocada por los partidos políticos con legitima y mayoritaria representación en la Asamblea Nacional (en 2002 éramos minoría), y sus voceros no improvisarán al momento de dar los mensajes. En este punto es necesario advertir que, de esos discursos dependerá la reacción de la sociedad civil independiente que evidentemente se hará presente en su máxima expresión. Si en esa concentración se llegara a “olfatear” un mensaje distinto a lo que la gente espera, pueden aparecer los espontáneos y ese río seguramente se desbordará. Esto significa que los “líderes” de la movilización (por lo general, en esos eventos son los que tienen más aceptación entre los asistentes, y también lleven el sonido para que se les escuche) tienen que apartar la demagogia y los cálculos electoreros. Esto es importante que se sepa, hay quienes piensan que el 1-S puede ser el final del gobierno de Maduro (y puede ser). Necesario insistir: de Maduro, no del “chavismo”. La tercera razón es mucho más contundente: quienes asistan saben de los peligros que les acechará. Han visto lo inescrupuloso que es el régimen, y de lo que será capaz, sin embargo, colmarán las calles de Caracas, o sea, estarán dispuestos a todo. Esto es, a resistir la embestida de la dictadura. Maduro en la cuerda floja Maduro no duerme porque un grueso sector militar le ha hecho saber que no reprimirá a los manifestantes. El G2 cubano, que es el cerebro de esta locura, debe estar paseándose por todos los escenarios, incluido el de provocar o inducir un golpe de Estado. Mantener a Nicolás Maduro en el poder les puede resultar más costoso que “negociarlo”. Después de esa gigantesca movilización será aún más frágil la cuerda que sostendrá a Maduro en Miraflores. El hambre y el malestar general se profundizarán. El G2 hará sus cálculos. Por ejemplo, pronto se iniciará el periodo escolar y muy pocos serán los padres que podrán comprar uniformes, útiles escolares o alimentar a sus hijos. El G2 ha sacado cuentas, hay hambre inflación y desesperación, también están claros en que los planteles educativos que comiencen seguramente lo harán sin poder garantizar los programas de alimentación eso indudablemente será otro factor explosivo. Ante esta situación entenderán que hay que “mover la mata”, mandar un mensaje: ¡Maduro fracasó porque no supo llevar las riendas del legado de Chávez! Esa oportunidad será de oro para abrir las compuertas del desahogo oficialista. ¿Fabricarán otro hijo de Chávez? No es descabellado que se produzcan desafíos simulados. La atención debe desviarse hacia el oficialismo: “maduristas vs chavistas”. La idea consistirá en hacer ver que el “salvador” del país no puede provenir de la oposición por lo tanto tienen que fabricar a “otro hijo de Chávez”. Lo más seguro es que en las próximas horas se desvelen supuestos planes golpistas y escojan a unos cuantos chivos expiatorios. Esto puede ser inclusive antes del 1-S, para aminorar el impacto de la convocatoria. A todas estas: los colectivos armados estarán esperando órdenes superiores. Recordemos: existe la posibilidad de la negativa militar a reprimir. Después del 1-S Lo otro que puede ocurrir el 1-S es que no ocurra nada y todo se desarrolle normalmente y el régimen pretenda presentarse ante el mundo como garante de los derechos democráticos, en donde se puede protestar sin temor a ser reprimido siempre y cuando lo hagan en paz. Acto seguido, volverán con el libreto del diálogo. Después del 1-S veremos el nivel de madurez de los líderes de la oposición y desde luego el grado de tolerancia de la sociedad civil, de esto dependerá el precio de la salida de Nicolás Maduro. Hay otros más optimistas que piensan que esta semana el CNE va a ceder, y dará la fecha para la recolección del 20% de las firmas para el referéndum revocatorio con la premeditada intención de abortar la marcha. El Tribunal Supremo de Justicia se encargaría de volver a paralizar ese evento electoral. Excusas le sobrarán. La arruga tratarán de correrla hasta el 2017, para que la sucesión se desarrolle dentro del “marco constitucional”, esto es, el sustituto de Nicolás Maduro será el escogido por ellos mismos. En el 2019 otro gallo cantará. Los muñecos se mueven. Los puentes están tendiéndose. Los cubanos entregarán a Maduro cuando sientan que el sucesor les respetará los espacios obsequiados por el finado. @pabloaure

Pablo Aure

Compromiso ciudadano

Definitivamente, el problema venezolano es de nosotros, los ciudadanos. No hemos asimilado que somos los únicos que podemos definir nuestro destino. Elegimos, y luego nos olvidamos de participar en los asuntos políticos, dejándoles a los gobernantes la tarea de ejecutar las obras a su real saber y entender.

Pablo Aure

Autodefensa

Si entendemos la seguridad ciudadana como el conjunto de acciones y medidas diseñadas por el alto gobierno y encaminadas a garantizar la seguridad de los habitantes y de sus bienes, es lógico deducir que el régimen no ha cumplido con su obligación, lo que significa, que tampoco se ha interesado en mantener la paz en el país. En efecto, es imposible tener paz cuando los ciudadanos se encuentran al acecho de los delincuentes.

Pablo Aure

Pablo Aure: Valencia, capital del secuestro

Hemos tratado muchas veces el tema de la inseguridad en Venezuela. Hoy insistiremos nuevamente ya que la situación es literalmente invivible.

Pablo Aure

El diálogo: una estafa internacional

Se sentarán a dialogar sin condiciones y al parecer, sin agenda tampoco; o sea, dibujo libre. Lo que sí sabemos es que el Vaticano y la OEA serán mediadores entre el régimen y la MUD. ¿Mediadores de qué? La mediación tiene sentido cuando están perfectamente determinados los objetivos; cuando las partes del conflicto tienen un interés común sobre algo. Aquí en Venezuela la inmensa mayoría de los ciudadanos quiere comida, medicamentos, justicia, seguridad, prosperidad, democracia, libertad, bienestar y que el salario alcance para vivir con dignidad. Nuestra pregunta: ¿será de eso sobre lo que dialogará el régimen y la MUD? No lo creo. Me late que el dialogo versará sobre respetar o irrespetar la Constitución. Así de crudo es el asunto.

Pablo Aure

¿Yo revoco o yo me lanzo?

Hay quienes se han empeñado en intentar vendarle los ojos a los ciudadanos hablándoles de revocatorio con campañas tramposas, con consignas falaces. Tratan de hacerles ver que protagonizan una sorprendente decisión por revocar, cuando claramente se les ven la costura en una extemporánea campaña por la gobernación y por la presidencia de la república. En lugar de utilizar el slogan ¡Yo revoco! o ¡Unidos revocamos! Se apreciarían menos hipócritas si anunciaran su interés por las gobernaciones o la presidencia. Que se entienda bien, no molesta que aspiren o que se lancen, lo que resulta inaceptable es que usen el revocatorio, que es un clamor popular, para promover candidaturas disfrazadas. Allí quizá la razón de no ver a Acción Democrática ni a COPEI en la visita de Henrique Capriles el sábado a Valencia. Han sido serias estas organizaciones partidistas, entre otras, entendiendo que la campaña para el referéndum debe ser tan sincera como la de las regionales. No utilizar las movilizaciones, ni mucho menos hacer convocatorias para promover un eventual referéndum, cuando se sabe que el objetivo de ellos es otro. Regionales y revocatorio.- Desde luego, en todos los estados del territorio nacional sobran vivarachos con aspiraciones que prefieren convocar dizque para promover el referéndum, antes que hacer un llamado para pedir el apoyo para convertirse en candidatos a gobernadores; pues el desplante sería monumental. La gente no está pensando en ningún gobernador, lo que anhela la gente es salir de Maduro y superar esta grave crisis. Después del 6D, se les han abierto las agallas a quienes piensan más en las parcelitas, o sea: en lo chiquitico antes que pensar en el país. No sé si estaré equivocado, pero siento que Venezuela está perdiendo una gran oportunidad para promover un verdadero cambio. Me explico: es el momento de asumir los riesgos que exigen las circunstancias. Esos riesgos no se lo pidamos a la gente de a pie, sino a los líderes, esos que disimulan luchar por un revocatorio, cuando la realidad es que de manera encubierta se promueven como candidatos a gobernadores. Si se sienten con liderazgo en las regiones, pues llegó la hora de las movilizaciones con el entendido de que serán (seremos, porque me uniré a ellos) perseguidos y enjuiciados por la dictadura. Fácil luchar contra este régimen llamando a elecciones o declarando en los medios de comunicación, el asunto es enfrentarlo en la calle mediante las protestas masivas. La gente en la calle y a la cabeza los que se sientan líderes, es la única forma de ponerle fin a esta dictadura; si no hacemos eso no ocurrirá absolutamente nada que nos conduzca hacia una transición. El CNE y su mamadera de gallo.- Terminará el mes de julio y la fecha de la recolección del 20% de las firmas para activar el referéndum revocatorio será una incógnita, así como también el Consejo Nacional Electoral mantendrá latente la convocatoria de las elecciones regionales. Los gobernadores oficialistas están en la jugada; ellos sienten y hasta se atreven a asegurar que no habrá ni revocatorio ni mucho menos regionales. Maduro ni sus colaboradores resistirían ninguna consulta para evaluar su gestión. El aplastante rechazo a Nicolás Maduro enterraría cualquier aspiración de reelección oficialista en las regiones. Eso quiere decir, y atendiendo a la poca seriedad y exagerado grado de cinismo del régimen, que se mantendrá hasta último momento la incertidumbre; inclusive no es descabellado pensar que anuncien un cronograma para las elecciones regionales y luego lo modifiquen. Llegó la hora.- La semana pasada la Asamblea Nacional por fin tomó una decisión que hace tiempo debió haber tomado, me refiero a la revocatoria del acto mediante el cual la anterior AN nombró fraudulentamente los magistrados exprés del TSJ; ahora veremos hasta dónde llegará esa determinación; pues, no tengan la menor duda de que el TSJ esta semana decidirá dejar sin lugar ese acuerdo legislativo. También se ha anunciado que se incorporarán los diputados del estado Amazonas fraudulentamente defenestrados; aunque el “pretor” y diputado Diosdado Cabello los amenazó con meterlos presos si se incorporan. Evidentemente, Cabello no es otra cosa que un déspota ya que si los diputados se incorporan es atendiendo a una resolución de un cuerpo colegiado que tiene la facultad de calificar a sus miembros. En esta ocasión, calificar a los representantes del estado Amazonas como legítimos diputados. Esto quiere decir que se nos presentará el momento para saber si estamos dispuestos a luchar por la democracia o simplemente nos conformaremos con las dádivas del régimen. ¿Quién dará el primer paso? Aquí nada funciona, pero nadie desde la oposición se atreve a dar los pasos necesarios para enfrentar al régimen de una manera contundente en la calle. El hambre y otros tipos de violencia se apoderan de cada espacio de Venezuela. Esas dolencias se han convertido en una especie de enfermedad endémica cuyo antídoto lo conocemos pero no nos atrevemos a aplicar. Preferimos esperar que nos mate la enfermedad antes que arriesgarnos a combatirla ¿Si el remedio lo conocemos qué esperamos para reaccionar? @pabloaure

Pablo Aure

La tormenta perfecta

La semana pasada estuve conversando con el ingeniero Francisco Bello, quien se desempeña como presidente de la encuestadora Pronóstico, y ante la pregunta obligatoria sobre el panorama político nacional él me contestó sin titubear: “aquí podemos estar en presencia de una tormenta perfecta planificada por el gobierno que le movería el piso a la oposición”. Luego, cuando desarrolla su tesis, me dice que el referéndum revocatorio se ha vendido de tal manera que muchos lo perciben como la solución de los graves males del país. Además, esperan que su materialización sea este mismo año. El referéndum revocatorio es un instrumento que consolida la unidad dentro de la MUD. Desde luego, todos contra Nicolás Maduro. El panorama se complica cuando se asoma la posibilidad de realizar también las elecciones regionales, pues para estas es menester que las organizaciones políticas se pongan de acuerdo en la selección del abanderado, bien sea por el procedimiento de las primarias o del consenso. Eso, querámoslo o no, es un factor distractor, y además aviva diferencias que aunque se intenten disimular, existen.

Pablo Aure

¿Revocatorio o elecciones regionales?

Hay una gran algarabía por la realización del referéndum revocatorio. Se nos ha vendido como la salvación del venezolano frente a esta vergüenza que se ha instaurado en Miraflores, causante de todos los males que nos aquejan.

Pablo Aure

Dialogando la salida

Venezuela es mucho más grande y hermosa de lo que nos podemos imaginar. No lo digo por sus paisajes que, desde luego, son encantadores. Me refiero a su gente. Entiéndase bien, no hablo de esas personas que muestran en los medios oficiales, y que cargadas de odio gritan “no volverán”. De la gente a que me refiero es a esos ciudadanos que sueñan con la libertad y la prosperidad sin importar el color de su piel, militancia partidista o ideología.

Pablo Aure

Apoyo la aplicación Carta Democrática

[youtube id="e6iGR30YRQ4" align="left" maxwidth="390"]

Pablo Aure

Humillados por callar

Mientras no se produzca una salida distinta a la electoral, sería poco menos que insensato, no identificarse con cualquiera de las iniciativas que promuevan un cambio en nuestro país. Firmamos para el revocatorio, y esta semana acudiremos fielmente al CNE para ratificar nuestra firma.

vaya al foro

Pablo Aure

Hora de extirpar el tumor

Cómo no recordar y tener presente en estos tiempos de angustias, violencia, escasez e incertidumbre, el pensamiento de aquella niña que leíamos en nuestra adolescencia, y que provoca gritar a los cuatro vientos: “Paren el mundo que me quiero bajar”. Eso decía la Mafalda de Quino. Por no habernos bajado de aquel mundo, hoy nos hacemos la misma pregunta “¿Por dónde hay que empujar a este país para llevarlo adelante?”

vaya al foro

Pablo Aure

Militares es con ustedes

Nuestra columna de la semana pasada se la dedicamos a los diputados. En ella le hacíamos algunas sugerencias sobre lo que se debería hacer antes de comenzar a “dialogar”, ya que no era recomendable asistir a unas conversaciones donde el único que ponía las reglas y tenía instrumentos para negociar era el régimen. Entre las sugerencias señalábamos revocar el nombramiento de magistrados del Tribunal Supremo de Justicia designados de manera inconstitucional. Al parecer en la sesión de este martes 7 de junio discutirán el informe elaborado por la comisión que preside el diputado Carlos Eduardo Berrizbeitia, que propone la revocatoria de tales nombramientos.

vaya al foro 

Pablo Aure

Es con ustedes diputados

Hablar de diálogo se ha convertido nuevamente en la moda de los actores y comentaristas políticos. No es la primera vez que sectores oficialistas y opositores lo proponen. Para desgracia, todas las veces que se ha “dialogado” con el régimen éste ha salido fortalecido; basta revisar la historia reciente y lo confirmaremos.

vaya al foro 

Pablo Aure

Basta de colas, involucrate en la lucha

[youtube id="ukpaXcnZk6k" align="center" maxwidth="390"]

vaya al foro 

Pablo Aure

No me la calo más

[youtube id="FeusaN9sPIY" align="center" maxwidth="390"]

vaya al foro 

Pablo Aure

Si callas eres cómplice

Es fácil describir lo que sucede en el país, lo difícil es hacerlo entender. A estas alturas solo los ignorantes o alejados de la civilización dudarían que el régimen que gobierna a Venezuela es una dictadura. Que algunos lo apoyen o no, es otro asunto.

vaya al foro

Pablo Aure

Golpe a la vista

El domingo, Diosdado Cabello, en el programa con José Vicente Rangel, aseguró que los tiempos no daban para que el revocatorio se realizara este año, y ante la pregunta de por qué la oposición lo solicita, Cabello contestó a José Vicente: “Porque eso les permite lavarles la cara, es como la coartada: ‘no, yo pedí el revocatorio; y si tumbaron a Nicolás Maduro no es culpa mía porque yo pedí el revocatorio’. Es un ejercicio de hipocresía. Pudiera hacerse el revocatorio el año que viene, pero sería total y absolutamente inoficioso, porque un revocatorio el año que viene ya de una vez deja encargado al vicepresidente de la República”. Señores lectores, esta afirmación es sumamente grave, porque el régimen sabe o, al menos, sospecha que hay un golpe en puerta. No tengo la menor duda de que si se ejecuta, los promotores serán personas del más íntimo entorno de la casta chavista. La MUD no tiene ni talante golpista ni fuerza de choque para ejecutarlo. Recuérdese que los golpes de Estado los dan las fuerzas militares, y la MUD no las tiene. Quienes intentarán lavarse la cara, en el supuesto de que eso ocurra, son precisamente los golpistas que hoy se encuentran en el poder, respaldados por el vergonzoso alto mando militar. Así que ¡ojo pela´o! porque en los próximos días pudiera ocurrir lo que advierte el teniente Cabello.

vaya al foro