end header begin content

Opinión

Columnistas

Militantes y simpatizantes del chavismo

A la búsqueda, justo, de otro tema que no fuera el chavismo ­de cuya contumaz presencia, en mis artículos y en los ajenos, estoy plenamente consciente de que no solo agobia a los lectores, sino que también a mi me agobia­ el día en que nos dieron vacaciones y que por una vez mi "Balanza" no cupo en la excepcionalmente reducida edición de Tal Cual , tomé mis cachivaches y me fui a los Andes.

opinan los foristas

Impotencia

Si hasta los asuntos con los cuales estamos más familiarizados los abordamos a través de los prismas que, de manera consciente o inconsciente, construimos con nuestros prejuicios, intereses y valores, ¿cómo podríamos abordar de otra manera aquellos acontecimientos que se dan en sociedades que nos son remotas y en gran parte desconocidas como son las sociedades árabes? En mi caso, cuanto hasta ahora había escrito y trasmitido a mis eventuales lectores sobre tales asuntos, me llegaba a través de un prisma que es harto conocido entre estudiosos e investigadores mundo árabe.

opinan los foristas

Presencia y destino de la MUD (y II)

Quisiéramos hacer explícito hoy cuál era la visión que teníamos de la MUD cuando escribimos en la primera parte de estas Coordenadas (publicada el 28/3/2011) que esta organización política había sido creada el 23 de enero de 2008 "para adelantar un programa o agenda de oposición común, unificada a la política de Chávez". En otras palabras, evocar lo que se nos presentaba entonces como las características fundamentales de la política de Chávez; la razón o interés común que tenía la oposición para combatirla; las alternativas que, de manera manifiesta o tácita, presentaban los creadores de la MUD y, finalmente, los medios con que contaban para realizar este programa político unitario.

opinan los foristas

Presencia y destino de la MUD (I)

Quisiera decir de entrada que este tan aparentemente ambicioso e indiscreto título que damos a nuestras Coordenadas no tiene otra pretensión que la de intentar analizar algunos de los más resaltantes aspectos de la actual vida cotidiana de los venezolanos. Y creo que basta para que este objetivo no se tome como pretensión aún mayor el que nos consagremos por algunas horas a la lectura comparativa de la prensa de Venezuela y a la de los otros países de América Latina. Creo, en efecto, que cualquier persona discretamente avisada de la historia social y cultural de nuestras sociedades que emprenda tal tarea, no dejará de constatar dos realidades claramente significativas. Por un lado encontrará que no existe hoy en AL una sociedad donde la política se mezcle tan estrecha e intrincadamente en todos los aspectos de la vida cotidiana de la población como ocurre entre nosotros. La política, realidad vivida y reflejo noticioso de los vínculos que el individuo, aislado o en grupo, sin distingos de sexo, edad, proveniencia social o regional, mantiene con el estado, con las autoridades podemos encontrarla en todas las páginas de nuestros diarios y revistas. Que sea el precio de pañales de viejos y recién nacidos, la posibilidad de encontrar leche o azúcar en el mercado, el cupo de los escolares o la beca de los estudiantes, el destino de algún as criollo de Fórmula 1, la performance de un cantante en nuestros escenarios, el giro de una telenovela, textos de obituarios y acontecimientos "sociales", el retardo que toman nuestros hijos en retornar o el del metrobus en llegar; todo aquí se vincula diariamente y de manera distinta con lo que está pasando en política. Y es esta banalización de la referencia política la que no se da con tanta intensidad en aquellos países similares al nuestro así se hallen en guerra, en "revolución" u otros procesos de transición o sean mucho más extensos y poblados. Politización que tampoco se ha dado de manera tan extensa e intensiva en la Venezuela que nos ha sido dado conocer desde la mitad del siglo pasado. La política, en una palabra, ha devenido una alienación, por no decir una obsesión colectiva en Venezuela.

opinan los foristas

Política y elecciones, aquí y ahora (y II)

Partamos en esta segunda parte de nuestro tema de una premisa que, a pesar de ser fácilmente verificable en la historia, no necesariamente es evidente: sólo en los regímenes democráticos se dan correlaciones entre política y elecciones.

opinan los foristas

Política y elecciones, aquí y ahora (I)

Desde la creación de esta columna, ha sido nuestra intención, quizás no siempre cabalmente realizada, ocuparnos en ella de aquellos asuntos de la política internacional que virtualmente puedan tener mayor incidencia en la vida de nuestra sociedad política o, a la inversa, tratar de aquellos asuntos nuestros que virtualmente puedan tener mayor repercusión fuera de nuestras fronteras. Y a lo largo de ya más de dos años, rara vez casi nunca hemos encontrado conflicto alguno en la escogencia del terma, pues la fuerza misma de los hechos y su obvia repercusión en la opinión pública nos la imponía no es difícil, en efecto, evaluar ­en esta época de globalización descomunalmente potenciada por el desarrollo de medios y técnicas de comunicación­ la magnitud y el alcance de acontecimientos políticos o económicos, sociales o naturales, sea cual sea cuál sea y cómo sea el escenario donde ocurran.

opinan los foristas

Otra visión sobre Gadafi

Desde todas las perspectivas, a Muamar Gadafi se le ve ya como un político acabado, como un gobernante que debe renunciar a todos sus poderes, dimitir de sus indefinidos, indeterminados y numerosas responsabilidades públicas; abandonar sus moradas y su propio país y renunciar, incluso, a la elemental pretensión de seguir viviendo en libertad.

opinan los foristas

crecimiento y enigmas

ASÍ VAN LAS COSAS EN EL MUNDO ÁRABE: "En Trípoli, capital de Libia, aviones habrían disparado contra la multitud, matando a 160 personas aproximadamente. Venezuela desmiente que Gadafi se halle en ruta hacia Venezuela". Le Monde 21/02/2011.

opinan los foristas

Rutas entrecruzadas

"Todo, verdaderamente todo, puede pasar, y no sólo cosas buenas" Alma Allende en el noveno día del pueblo tunecino, 22/2/2011 Desde Mauritania, en la costa atlántica africana, hasta el Irak y los emiratos árabes, países ribereños del Golfo Pérsico, todos los pueblos árabes se han establecido en los bordes o en el corazón mismo de grandes desiertos. Y es esta característica ancestral la que les permite distinguir las innumerables rutas que, invisibles para el resto de los mortales, surcan aquellos mares de pura arena y, que sea, en camellos, a pie o en carros blindados, puedan circular por ellas con conciencia del lugar donde salen y al lugar donde van. Pero hoy no es sólo en los desiertos arábigos donde se entrecruzan rutas invisibles, sino que, al parecer, surcan el territorio entero que ocupan las naciones que hoy conforman el mundo árabe. En algunas de ellas nos encontramos no con caravaneros, ni nómadas, sino con parroquianos de distintos géneros y distintas edades, con personas, de distintas naciones y hasta de distintos cultos y creencias. Se trata, por ejemplo, de las avenidas, explanadas y plazas de Túnez o de El Cairo, por donde han circulado o amontonado y hasta dormido, desde mediados de enero y hasta los actuales momentos, centenares de miles y hasta millones de personas.

opinan los foristas

Venezuela perdió su identidad

No por intempestiva, ni por incierta y aún indefinida, la transición que sacude al mundo árabe podía escapar a lo que los psicólogos sociales toman por una ley segura: nos apropiamos de lo que nos es desconocido relacionándolo con lo que, por sernos familiar, ya conocemos. Del cabal cumplimiento de esta ley entre nosotros da cuenta el contenido del enorme caudal de comentarios, análisis y previsiones que en los diversos medios de comunicación se hacen de las peripecias vividas por los regímenes presidenciales de Túnez y de Egipto, a partir de mediados de diciembre, justo cuando entre cristianos el calendario también se hallaba en transición.

opinan los foristas

¿Qué sucede en Egipto?

Nada más parecido a sí mismo que Egipto en los comienzos de este undécimo año del XXI. Todos los rasgos de sus ciudades y campos seguramente que lucían iguales a los que presentaba en los años anteriores, en los decenios pasados o en los pasados siglos. Esa identidad de Egipto consigo mismo, yo la pude constatar cuando estuve por primera vez en El Cairo y en Alejandría. Llegué a esas ciudades (en calidad de traductor de Eduardo Gallegos Mancera, quien iba a solicitar de Nasser "solidaridad para con el pueblo de Venezuela en armas", Eduardo dixit), con el ánimo de encontrar lo que había en ellas de distinto al Egipto "protegido" por los ingleses, el de Lawrence de Arabia, o al que escrutara hasta en sus entrañas el otro Lawrence, Durrell, en su Cuarteto de Alejandría.

opinan los foristas

¿Qué hacer con el diálogo?

Los venezolanos vivíamos desde ha mucho tiempo bajo el signo del personalismo y del autoritarismo de Hugo Chávez. Con ese su estilo de gobierno, el Presidente había logrado penetrar la sociedad entera y escindirla en esas dos partes, que, en su geometría variable, conservan su inicial diferenciación: la de los venezolanos que, lejos de contestar esa caracterización del actual régimen, las veneran y ya rutinariamente las celebran, y, en confrontación permanente, la otra mitad, la que el autoritarismo y personalismo del régimen mantiene unificada, a pesar de todas las diferencia de intereses y valores que en su seno persisten. Chavismo y antichavismo, etiquetas que han perdurado entre nosotros, por encima de los grandes y desiguales esfuerzos que se han hecho para conseguir otros atributos más adecuados con la moderna globalización en la que, a pesar de todo, nos hallamos sumergidos.

opinan los foristas

Realidades y espejismos

En el siglo pasado, a pesar de que ya se hablaba de este planeta como de un mundo de naciones (The World of Nations, tal era el título del celebrado libro de Solomon Bloom, publicado en 1941) y de que a todas estas se les adjudicaba independencia y soberanía como atributos esenciales, nadie ignoraba que el planeta entero estaba cubierto de sociedades distintas. Y por eso, como perfectamente cónsono con la realidad de las cosas, no sólo se hablaba de tres mundos distintos de naciones, sino que ya a los escolares de todos esos mundos, científicos, políticos y comunicadores han ido suministrando claros y sólidos criterios para que pudieran saber a cuál de estos mundos pertenecía la sociedad en que vivían.

opinan los foristas

La apropiación (y II)

En una combinación de los poderes que él se cree asegurados por la ley Habilitante y de la ocasión que le brinda la situación en que han quedado las víctimas de las calamidades naturales, Chávez prosigue en sus ataques frontales contra la propiedad privada.

opinan los foristas

La apropiación (I)

Si dispusiéramos, en estos días de fines y comienzos de año, de calma, paciencia y ocio como para tratar de averiguar todos los males que se han abatido sobre los venezolanos a lo largo del año transcurrido, encontraríamos entre los más señalados los desmanes que contra la propiedad se han esmerado en cometer la naturaleza y el gobierno.

opinan los foristas

La sociedad civil en la pelea

Hoy día se ha vuelto casi una ley el que cualquier diálogo que se establezca en lugar público o privado desemboque en la política. Y lo mismo ocurre en las reuniones que suelen celebrar organizaciones de variada estructuración: gremios, clubes deportivos, asociaciones religiosas o asociaciones de vecinos.

opinan los foristas

El perpetuo carnaval

Justo dos meses después de la celebración de los últimos comicios legislativos, estimados urbi et orbi como contundente prueba de la consolidación de los métodos y principios democráticos en nuestro país, los presidentes de América del Sur se han encontrado en Guyana el pasado viernes 26. Y de este brevísimo y serenísimo encuentro, ocurrido en el país vecino del que casi nunca tenemos noticias, cabe afirmar sin reticencia alguna, que constituyen también una contundente prueba de que aquellos principios y métodos se expanden y se consolidan a lo largo y ancho del subcontinente sudamericano. Si el pasado 26 de septiembre, los venezolanos mostramos, dentro del mayor civismo y hasta con general regocijo, que aún en el precario orden democrático vigente se permite que a través del voto se logren cambios de incuestionable alcance para nuestra sociedad, en esta cumbre de Guyana se lograron resultados de incuestionable alcance para la consolidación del orden democrático en la región. Doce presidentes, de tendencias, personalidades y estados de ánimo reconocidamente distintos y hasta contrapuestos, lograron, a través de debates, al parecer ejemplares, también por su civismo y cordialidad, cumplir cabalmente con una Agenda cuyo contenido no era otro que encontrar métodos para garantizar el funcionamiento del orden democrático en la región. El orden democrático en las relaciones diplomáticas, políticas y económicas entre los países que conforman la Unasur. Los contertulios lograron, en efecto, votar por unanimidad un "Protocolo democrático". Documento este que, según información transmitida en la página web de "Radio Nederland" en su edición del mismo 26 de noviembre, habría sido redactado por la delegación de Ecuador, y que, según, la misma fuente, "contempla la aplicación de severas sanciones contra cualquier golpe de Estado (sic), alteración de la democracia y constitucionalidad (sic, sic) de los países miembros". Protocolo democrático que no se detiene, como suele ocurrir con textos semejantes, en la evocación de medidas virtuales, sino que precisa las posibles sanciones concretas en estos términos: "Entre las medidas antigolpistas destacan el cierre de fronteras, la limitación del comercio y sanciones diplomáticas y políticas" LOCUCIÓN IMPERTINENTE A esta altura de mi breve reseña comparativa de los progresos de la democracia en Venezuela y en Sudamérica, las palabras de nuestro título podrían considerarse, si no como una franca irreverencia, como locución totalmente impertinente para hablar de lo que nadie puede dejar de estimar como un paso serio y trascendente en la búsqueda de la democracia y la convivencia tranquila en Sudamérica. Es que hasta el Presidente Hugo Chávez, reconocido por su verbo permanentemente agonal en este género de certamen, tuvo estas palabras de entusiasmo y no velado optimismo: Es un protocolo de apoyo a la democracia y de ataque a los golpes de Estado (sic) y movimientos desestabilizadores (sic) que siguen siendo una amenaza para la región y sobre todo para Bolivia, Ecuador y Venezuela".

opinan los foristas

Confesiones antimaquiavélicas (y II)

La entrevista de Felipe González con Juan José Millas (El País, 0711-2010), comentada por nosotros en Coordenadas del pasado martes, sigue siendo objeto de análisis y comentarios, tanto en los medios de comunicación de lengua española, como en los más destacados diarios y revistas de otras lenguas. El propio Millas declaraba, una semana después de la publicación de la entrevista: "Sabía que iba a tener mucha repercusión, pero no tanta. Se ha convertido en una bola de nieve que todavía parece que no ha parado (www.Deia.Com, 15-11-10).

opinan los foristas

Confesiones antimaquiavélicas (I)

El domingo antepasado, 7 de septiembre, cuando me proponía consultar la edición digital de El País me encontré, o mejor, tropecé con el texto siguiente "Entrevista a Felipe González /Tuve que decidir si se volaba a la cúpula del ETA. Dije no/ Y no sé si hice lo correcto" Juan José Millas Digo "tropiezo", pues, cuando ya tentado tanto por la calidad de los actores de la entrevista como por el título con que era presentada por un diario como El País, y averigüe que se trataba de un texto de 5l.931 caracteres (más o menos el equivalente de siete de las páginas nuestras), me encontré con que tenía que optar o por proseguir en el cumplimiento de mis rutinarias tareas o entregarme a la lectura de la entrevista. Y, con no poca culpa por no cumplir con mis propios mezquinos deberes, opté por fisgonear de inmediato lo que había pasado en el encuentro de dos personajes a los que yo creía conocer y por los que siento la misma simpatía que me inspiran todos los que han hecho posible la transición política de España, la más famosa y más lograda de las tantas transiciones políticas que se han dado en nuestra época.

opinan los foristas

¡Qué la Constitución nos proteja!

Ya se cuenta por años el período en que nos ha sido dado a todos los pobladores de esta tierra de gracia escuchar, en todos los ámbitos que frecuentamos, locuciones pesimistas sobre nuestro futuro. Pero en este último año, o mejor, en los últimos meses, ese pesimismo se expresa ahora en emblemas, dichos y estereotipos que, en los estilos que corresponden a esos diversos ámbitos, expresan un desesperado fatalismo. Desde el académico y poético "Estamos tocando fondo" hasta el más popular de los dichos colombianos "Este país se jodió", viejos y jóvenes, hombres y mujeres, académicos de todos los ordenes y saberes, personal del servicio doméstico o de la seguridad pública, todos pareciera que en un repentino instante nos hemos tornado filósofos de la historia o profundos etnopsiquiatras. Y lo que importa es que para todos ese repentino y desconocido momento marca un punto de ruptura, una línea divisoria entre la Venezuela que conocimos o de la que hemos oído hablar y la Venezuela que ya nunca más será.

opinan los foristas

Continuidad y rupturas

De que el triunfo de Dilma Rousseff no se traduzca en otra cosa que en la continuidad de la política de Lula, creemos que ningún otro medio ha hablado con tanta convicción como lo ha hecho O estado de Sao Paulo. En su edición on line de ayer lunes, este diario, por lo regular severo crítico de Lula y el PT, nos dice: "El presidente Luis Inacio Lula da Silva conquistó ayer la tercera victoria presidencial. La mayoría de los electores respondió a su llamado a votar por su ex ministra de la Casa Civil (Secretaría de la Presidencia) Dina Roussef y a erigirla en la primera Presidente del Brasil.

opinan los foristas

nuevos deslindes políticos

La inmensa extensión geográfica de Brasil y el hecho de que sólo sea ribereño de un océano, hace que este país sea el que, después de Rusia (cuya extensión es casi dos veces mayor), cuenta con mayor número de vecinos: diez de los otro doces países que conforman a Sudamérica. Y a esta notable rareza geográfica se añade otra de carácter más bien histórico: a pesar de su condición singular en el plano cultural y, sobre todo lingüístico, es quizás el país sudamericano que menos conflictos fronterizos ha tenido con sus vecinos. Si condensamos, entonces, esta constatación que no pretende tener originalidad alguna, podemos decir que en materia de fronteras, la nación brasileña ha sufrido pocos cambios en su historia. Así, a pesar de una que otra escaramuza con los vecinos del Sur, del clima de mutua desconfianza que se instaló en esas fronteras y del muy serio despojo que sufriera Bolivia en la región amazónica, sabemos que los linderos geográficos brasileños han conocido una gran continuidad.

opinan los foristas

Política e ideología en Lula da Silva

"No descarto la hipótesis de disputar nuevamente la Presidencia de la República", Lula Cuando escribía "Los legados del presidente Lula" en la última edición de esta columna, estaba consciente de lo azaroso que resulta intentar reflexionar sobre la posible herencia de alguien que está todavía vivo y que no ha dado a conocer testamento alguno. Tenía presente, en otras palabras, que, aún retirado de la Presidencia, el propio Lula puede transformar con su pensamiento y acción lo que ha sido su obra. Ese incuestionable riesgo que se me presentaba en aquellos días lo sentí aún mayor cuando me fue dado conocer la declaración que recientemente hiciera al PDMB (Partido del Movimiento Democrático brasileño, uno de los principales partidos de la coalición que lo ha llevado a la Presidencia y que sostiene actualmente a la candidata del PT), asegurando que no descartaba (nao afasto) la hipótesis de postularse una vez más a la Presidencia, sea cuales sean los resultados de los actuales comicios. Cabe, entonces, pensar que cualesquiera serán los legados que hoy nos deja el Presidente, hay muchas posibilidades de que todos o algunos de ellos sean modificados o desaparezcan y que, en cambio, aparezcan otros.

opinan los foristas

Los legados de Lula

Quizás no se haya dado en la reciente historia elecciones generales en un país que hayan despertado un interés tan extenso y a la vez tan intenso como el que se pudo constatar por todos los medios que se manifestaba ayer en torno a las elecciones que comenzaron a realizarse el pasado domingo, 3 de octubre, en Brasil. En círculos concéntricos en torno al inmenso país, el interés y preocupación por el desarrollo de estos comicios se extendía desde todas las tierras americanas hasta las remotas tierras de India y China y Japón.

opinan los foristas


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com