end header begin content

Opinión

Columnistas
Orlando Viera-Blanco

Juan Guaidó, nuevo Presidente de Venezuela

El nuevo reto de la Asamblea Nacional es, nada más y nada menos, que restituir el orden constitucional y republicano. Todo se reduce al Artículo 5to. de la CRBV que sentencia: “La soberanía reside intrasferiblemente en el pueblo quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta constitución y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio…” La Constitución confiere mando al Presidente de la República por un período de 6 años y agotado el término puede reelegirse mediante sufragio. No habiendo elecciones justas y transparentes, el período de Maduro expiró y el único Poder Público llamado a sucederlo es la Asamblea Nacional. Siendo Juan Guaidó Márquez su Presidente, en consecuencia el nuevo Presidente de la República y de la transición política es él…

Orlando Viera-Blanco

2019, en Miraflores cunde el miedo, pero…

No olvidaré el 2018. Fue un año crucial para quienes deseamos la restitución democrática y la libertad de nuestro país. Un año en el que tuvimos la posibilidad real de salir de la era Chávez-Maduro, y se nos deslizó como agua entre las manos. Un año de lecciones creo no aprendidas que nos coloca en un piso arenoso y movedizo para visualizar salidas al menos inminentes.

Orlando Viera-Blanco

General Peñaloza, 10 de enero y salidas…

Recientemente tuve el honor y la oportunidad de entrevistar al General Carlos Peñaloza Zambrano en nuestro espacio de TV, El Abogado del Diablo. Un testimonio muy revelador. Historias vividas que nos podrían conducir a la luz, no a los atajos....

Orlando Viera-Blanco

El Coronel tiene quien le escriba

Recientemente participé en un evento en la Universidad Internacional de Miami (FIU). Perspectivas Venezuela-2019. Deseo agradecer la invitación que nos extendió el buen amigo, abogado y académico Luis González Del Castillo a cargo de la cátedra Francisco de Miranda. A continuación lo que alcancé decir a un miembro del panel, Coronel de los EEUU nacido en Venezuela.

Orlando Viera-Blanco

Volver

Diciembre es y será el recuerdo de tiempos libres en Caracas para sentarnos a escuchar buena música alrededor del buen coñac que Papá sólo destapaba en momentos muy especiales. Desde niño crecí tanto escuchando aguinaldos decembrinos como una larga lista de boleros, tangos y baladas que encendían una nostalgia mágicamente matizada de júbilo.

Orlando Viera-Blanco

A los impolutos puristas…

La reciente condena de “El Tuerto Andrade” y la orden de captura emitida por la justicia norteamericana a Raúl Gorrín ha desatado una legítimo apetito de justicia en un país desfalcado salvajemente y vaciado hasta los intestinos del pueblo. Pero también ha desbocado todos los demonios de un sector pútrido, fatuo y celestino de nuestra sociedad que revela con elocuencia los inmensos obstáculos grupales para terminar con este régimen atroz. Y ahí vamos, entre los puros, los moderados y los cretinos…

Orlando Viera-Blanco

La calma en el caos…

Vine a la India de trabajo. Pero la política y las ciencias sociales comparadas no me sueltan. Es inevitable centrar la atención en nuestra realidad cuando entramos en contacto con unos de los pueblos más complejos del planeta en lo étnico, religioso, histórico y demográfico. Pero conviven en paz. Eso es India: tolerancia en medio de la miseria, respeto en medio de grandes carencias, belleza rodeada de anarquía y amabilidad a pesar de sensibles dolencias...

Orlando Viera-Blanco

El cocodrilo político

La reciente declaración del amigo Henrique Capriles viene a sumarse a una cadena desenfadada de desplantes que siguen exacerbando la fractura de la oposición. Decir que hay "una oposición extremista y sectaria” es una sentencia a lo menos infeliz por infantil e impertinente por segregacional. A este punto si Capriles buscaba impulsar la unidad, pues lo hace terriblemente mal y por el contrario me temo que al calificar a otros de secta se autodefinió como tal por lo cual terminó de liquidar la última reserva de capital político que le quedaba.

Orlando Viera-Blanco

Una vedette llamada Zapatero

El deterioro de la oposición en Venezuela con relación a la clase dominante es una realidad esencialmente fundada en la pérdida de su fuerza competitiva frente al Estado Gobierno. La oposición ha dejado de ser una alternativa sólida contra al régimen. No se trata de un asunto de honestidad política. Es un tema estrictamente táctico: perdieron su fuerza de rivalización divididos entre pragmáticos y puristas. Y el gobierno cobró. Otro peine: José Luis Rodríguez Zapatero.

Orlando Viera-Blanco

Píntame angelitos negros…

Todos estamos a la espera de un desenlace político en Venezuela que acabe con una larga pesadilla. Sin duda que el cierre de este ciclo está por llegar. El asunto es cómo catalizarlo… ¿Con poesía?

Orlando Viera-Blanco

La clase política y sus carencias…

La política es suma de voluntades, de ideales y sufrimientos. Su bisagra es la visión compartida y pactada del poder. Nuestra oposición tiene una visión democrática de país pero no una ruta compartida de clivaje. Sin embargo, ¿no contar con una oferta o solución convergente los hace irreconciliables? El problema son las bases no las paredes….

Orlando Viera-Blanco

Arria y Ledezma, la historia los absolverá

He sostenido una larga conversación con el Alcalde Antonio Ledezma. Reveladora en lo humano, sentida en lo familiar y franca en lo político. Quiero compartir con mis lectores parte de esta conversación que además tuvo como vitrina nuestro estrado de El Abogado del Diablo.

Orlando Viera-Blanco

Porte ilegal de pensamiento…

La salida en Venezuela no es política. Ni transiciones, ni gobiernos en el exilio, ni diálogos, arreglos, negociaciones o elecciones. No lo digo yo. Lo dice el mundo euro-occidental (Dixit Javier Nart) que sabe perfectamente que lidiamos con criminales sin principios y ni palabra. ¿Qué nos queda? El agente externo. La injerencia legitima con removilización-sea organizada, desbordada o súbita-y desobediencia. Lo antagónico es que todo podría suceder en segundos. Lo frustrante es que se dice fácil. En pleno siglo XXI, era de consolidación del orden publico internacional el discurso sigue siendo: sancionen y dialoguen…

Orlando Viera-Blanco

A mis panas del colegio…

No es fácil dedicar unas líneas con quienes has dado tus primeros pasos o aprendiste a leer, escribir, correr y jugar pelota. Los amigos del colegio más que amigos, son tu niñez, tus recuerdos, tus vivencias más puras y genuinas. Tu primera travesura. Tu primer beso, tu primera medalla, tu primer amor. Y con ese sentimiento escribo esta pequeña historia de Venezuela que es historia propia... nuestra.

Orlando Viera-Blanco

El Parlamento europeo está con nosotros…

La semana pasada asistimos al Parlamento Europeo. Una delegación de venezolanos tuvimos la oportunidad de sentarnos con representantes políticos de bloques parlamentarios de la Asamblea más diversa, plural y fuerte del mundo. Por años Venezuela ha estado en su agenda. Y hoy el consenso de este importante foro es casi unánime: En Venezuela no hay democracia y es necesario restituirla. En ese marco tuvimos un Derecho de Palabra y excelentes reacciones. Los Eurodiputados Dita Charanzová y Javier Nart de ALDE, más José Ignacio “Nacho” Salafranca y Luis de Grandes del PPE, sencillamente venezolanos de alma, voz y corazón!

Orlando Viera-Blanco

Choque de identidades

Confieso que jamás pensé llegaríamos a este extremo de dolor, caos y desolación. Predije mil veces que antes de un escenario de hambruna y miseria, el pueblo daría cuenta de esta tiranía. Pero también confieso que encontré una falsa premisa en mi silogismo: Los pueblos no son masa crítica. Son como los niños. Sólo siguen a quienes les quieren y protegen. En el abandono sobreviven (y obedecen) a aquellos que les den un trozo de pan y esperanza. Cultura milenaria. Por eso no se agitan… ¿Pero lo harán?

Orlando Viera-Blanco

Dignatarios de la ONU, ¿cuál es la cifra?

¿Cuál es la cifra Sr. Antonio Guterres? ¿Cuál es la cifra, Sra. Michelle Bachelet? ¿Cuál es la cifra, Sra. Bensouda? ¿Cuál es la cifra, señores Presidentes de un mundo moderno? ¿Es que los seres humanos somos una cifra? ¿No basta la muerte de un solo hombre?

Orlando Viera-Blanco

Están caídos… y no lo queremos ver

“El Padrino” Carlos Vasallo me envió un trabajo del polémico periodista argentino Jorge Lanata analizando la vida de Maradona. No muero por el fútbol como sí por el béisbol pero el titulo me sedujo: “Maldito. ¿Quién lo es?”. Lo que intentaré reseñar no es la historia de un Dios de la pelota en el verde, sino de la vida misma. Un trabajo trepidantemente revelador que desborda una sinfonía de metáforas aplicables a cualquier realidad. Al decir de Carlos Rangel en su obra “Del buen salvaje al buen revolucionario”, es desnudar la neurosis latinoamericana que nos inhibe y nos atrapa.

Orlando Viera-Blanco

La sentencia, ¡ejecútese!

La decisión del TSJ-que por razones de forzosa necesidad opera desde el exilio-tiene una importancia inconmensurable. Es la liaison (enlace) entre la justicia local y la justicia penal trasnacional. Es darle ejecutividad a la restitución republicana del país. Con ella se exhorta no sólo a los organismo de seguridad del Estado Venezolano la captura de Maduro sino a todos los Estados Miembros de la Convención de Palermo sobre corrupción y delitos trasnacionales. Por eso partimos de una premisa fundamental: Es una decisión tanto de contenido jurídico pero también importantísima trascendencia política e institucional.

Orlando Viera-Blanco

¡Anda, párate y hazlo tú !

Lao Tse, uno de los místicos chinos más grandes, solía dar un paseo todas las mañanas. Un vecino acostumbraba seguirlo pero sabia que era un hombre silencioso por lo que al hacerlo, nunca pronunció una palabra. Un día llegó un invitado y quería acompañarlos. El vecino dijo: "No hables nada porque Lao Tse le gusta vivir directamente”. La mañana era tan bella como silenciosa. Los pájaros cantaban, las flores despertaban. El invitado dijo: ¡Que bello!. Fue el único vocablo en un paseo de una hora. Lao Tse lo miró como si hubiese cometido un pecado y de regreso entrando a la casa le dijo al vecino: "Nunca más traigas a nadie!...Este hombre parece ser muy hablador". El vecino replicó: “¿Solamente dijo que bello?.¿Por eso es demasiado hablador?". Y Lao Tse sentenció: "La mañana despertaba, armonizaba silenciosamente. Este hombre lo perturbó todo".

Orlando Viera-Blanco

La mejor palabra es la que no se dice

Es cierto. Una imagen vale más que mil palabras. Pero una palabra-bien dicha-vale más que mil imágenes mientras una mal dicha puede significar perderlo todo. En todo caso es la palabra la que termina definiendo una relación sea de amor, de trabajo, de amistad o de poder.

Orlando Viera-Blanco

Don Luis Almagro, ¡el oso que no descansa!

Si alguien me pidiera describir a Luis Almagro Lemes en dos palabras le diría: un humilde soñador… Tuve el privilegio de entrevistarle en Washington D.C. Por su apretada agenda pocas veces ofrece una entrevista más de 10 minutos. Nos concedió una hora (compartida). Muchas cosas quedaron en el tintero por lo que ahora más que un análisis de gestión deseo rendirle merecido un tributo de vida. Siguiendo su muletilla: !Vamos arriba!

Orlando Viera-Blanco

Pedirle perdón a los desposeídos

Maurice Duverger decía que la política “es la lucha de los individuos para conquistar el poder donde los vencedores lo usarían en su provecho”. Pero es la política en términos de combate, no de estrategias y valores funcionales. En la política de los modernos el reto es conectar con las masas, dando con los elementos identitarios de preferencia y movilización. Y ese elemento es ser como tú. Veamos...

Orlando Viera-Blanco

Hubiese preferido otra muerte

El 4 mayo de 1993, hace 25 años, la CSJ decidió el ante juicio de mérito de CAP, Jefe de Estado. La ponencia estuvo a cargo del Magistrado Gonzalo Rodríguez Corro. 9 magistrados votaron a favor y 6 salvaron sus votos. Una condena que no sólo sentenció a Pérez sino al país entero. Una conjura impulsada por “los notables”, desde cuyo pedestal -puro y moralista- ellos o sus vástagos aun pretenden dar lecciones de ética y política. Cuánta hostilidad, reconcomio y arrogancia comportó la salida de Pérez. Aún flota. Aún la padecemos. La denuncia fue hecha por José Vicente Rangel. El 11 de marzo de 1993, el Fiscal General Ramón Escovar Salóm solicitó el ante juicio de mérito ante la CSJ. La solicitud también incluía a los ex ministros Alejandro Izaguirre y Reinaldo Figueredo Planchart y a otros funcionarios. Dos días después un grupo de notables respaldaron al Fiscal General. Caldera a la cabeza. Uslar en la retaguardia y toda una rebelión de náufragos (Dixit Mirtha Rivero), que jamás le perdonaron a Pérez ser presidente dos veces. Caldera y el Chiripero El cuadro político era otro. Caldera se hizo candidato del MAS y otras organizaciones que adoptaron el mote: “El Chiripero”. COPEI se dividió y nace “Convergencia”. Oswaldo Álvarez Paz derrota la maquinaria de Eduardo Fernández y se alza con la denominación copeyana. Claudio Fermín se impuso al caudillo Alfaro Ucero, derrotando a su candidato Carnero Lauría como aspirante por AD, y Andrés Velásquez de la Causa R sorprendía como fenómeno electoral. El presidente del Senado Octavio Lepage cubrió el interinato por un mes, al tiempo que el Congreso Nacional elegía como presidente provisional al historiador Ramón J. Velásquez. La noche del 20 de mayo Pérez se dirige al país y lanza su presagio: “Hubiese preferido otra muerte”, y concluyó: “(…) quiera Dios que quienes han creado este conflicto absurdo no tengan motivos para arrepentirse”. Caldera asumió el poder tras su victoria electoral en diciembre de 1993. Más tarde sobreseía a Hugo Chávez Frías de su leva de armas. Se cerraba el ciclo de la conjura política de mayor envergadura de la era democrática, mordida de poder que nos conduciría como un tren desenfrenado a los tiempos de mayor crispación social, política y económica que haya conocido la república. Tiempos de tempestades anunciados por Pérez como el peor retroceso histórico desde nuestra gesta de independencia. Una involución republicana nacida de una profunda mezquindad e inmadurez política que hoy pagamos todos con el precio de la devastación indiscriminada. Vale decir que a partir de este antecedente, le queda muy grande muchos notables-de antes y de ahora- acusar a las nuevas generaciones políticas de colaboracionismo y traición. La humildad: Lección no aprendida El antejuicio de mérito de CAP sin duda significó el precedente inmediato perverso que abonó el camino a la llegada de Hugo Chávez Frías. Pérez lo advirtió… ‘De ganar Chávez Venezuela entrará a una dictadura violenta, de asesinos y facinerosos de la cual será muy difícil salir.’ Palabras proféticas por apocalípticas pero además devastadoras de cara al conocimiento que tenía Pérez de todos los entornos minados de inquina y sed de venganza. No sólo de una izquierda trasnochada, sino peor, de “colinas y tepuyes” indigestos. Y esta falta de nobleza y humildad en el entendimiento del poder y la política es la que nos mantiene como perro que se muerde la cola en un laberinto de miseria, sangre y anarquía. Pérez predijo, cito: “Como no soy un acumulador de resentimientos, me equivoqué al suponer que todos actuábamos así y que las diferencias y los duelos políticos nunca serían duelos a muerte. Supuse que la política venezolana se había civilizado y que el rencor y los odios personales no determinarían su curso. Me equivoqué.” No hay que ser un letrado para concluir que nada hemos aprendido de esta lección de quiebre y fracturas históricas provocadas por duelos políticos a muerte como sentenció Pérez. Y como extirpe marca por la huella perenne de la irreverencia y la intemperancia, seguimos patinando en esta historia de miserables y desplazados que se repite una y otra vez desde arriba hasta abajo, hoy día en todos los sectores. Ni vencido ni derrotado Así se despidió Pérez desde Miraflores, al abandonar el cargo de Jefe de Estado en mayo de 1993. Un mensaje corto pero contundente y reflexivo: “pido a mis compatriotas que entiendan estas reflexiones no como expresión nostálgica o dolida de quien se siente vencido o derrotado. Mis palabras son una convocatoria a la reflexión de mis compatriotas sobre los duros tiempos que nos esperan… ojalá que nos sirva la lección de esta crisis. Que se inicie una rectificación nacional de las conductas que nos precipitan a impredecibles situaciones de consecuencias dramáticas para la economía del país y para la propia vigencia de la democracia que tanto sacrificio ha costado a nuestro pueblo”. Lamentablemente no hemos reflexionado ni rectificado nada de nada. Las alegóricas penurias que alertó Pérez llegaron para quedarse. Pues nada. Parafraseando su prédica al tiempo de su caída: “Venezuela toda hubiese preferido otra muerte”. @ovierablanco

Orlando Viera-Blanco

Er Conde, hijo de mono no pela bejuco

Una imagen dice más que mil palabras y una historia nos da más que una enciclopedia. Los aprendices de escritor tratamos de plasmar un guión o un drama que levante una emoción. Pero no basta una elaborada ficción. Nada mejor que una historia viva, de la vida misma… [dixit Ibrahim Guerra].


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com