Opinión

Columnistas
Orlando Viera-Blanco

Después del 15-O: Fuenteovejuna, nadie fue

La gente salió y votó. Hubo abstención. Pero aunque nociva, fue el CNE quien "mejor" exhibió sus armas: una nueva forma de engañar al pueblo, de inmovilizarlo, neutralizarlo y desviarlo selectivamente. Moviendo el gerrymandering a discreción (manipulación arbitraria de clivajes distritales para obtener ventaja electoral), el CNE puso a ganar a los suyos "casualmente" por ventaja mínima, con gobernaciones adjudicadas con un 51%-sic-.

Orlando Viera-Blanco

No haremos nada quedándonos en casa

Las regionales plantean dos escenarios. O una victoria electoral conductora de un acierto político de vocación trascendental o una derrota aplastante provocada por la abstención, constructor de una fragmentación muy difícil de revertir de la oposición, donde no exagero, Maduro pudiese repetir y quedarse en 2018. Así estamos. La buena noticia es que la gente entiende que votará por rechazo. La mala: seguimos polarizados-y ahora peor-dentro de la misma oposición. Esto hay que redimirlo.

Orlando Viera-Blanco

María Corina no es cretina

Aquí se viene hablando de la oposición de forma generalizada y muy concupiscente, es decir, con una suerte de exceso de deseos de pronto también desbordados, respecto quién es quién en la oposición. Recién leo el ensayo del dilecto Prof. Fernando Mires, El cretinismo abstencionista. ¿A cuales "cretinos" se refiere el politólogo chileno/alemán? Adelanto que una venezolana ejemplar debe estar fuera de la lista: María Corina Machado.

Orlando Viera-Blanco

Izquierda insumisa francesa: ¡ abran los ojos !

“Recién regreso de La Haya donde radicamos una petición con 1120.000 firmas demandando justicia, hecho sin precedentes en la historia de Latinoamérica y la Corte Penal Internacional…” Durante mi visita a Paris cumpliendo algunas formalidades para la acreditar la AN ante La Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya, percibí un "savoir faire intellectuelle" de La izquierda acartonada francesa, muy ligera por desinformada e irresponsable a la hora de emitir opinión sobre Venezuela.

Orlando Viera-Blanco

Abriendo los portones del infierno

Que el gran critico de literatura Harold Bloom se apoye en Shakespeare para tratar de rebatir la tesis del “resentimiento histórico” de la escueta estoica materialista, con su propio tratado sobre “la genialidad creativa del individuo”, no es un simple gesto de admiración con el dramaturgo de Stratford, Inglaterra. Para Bloom “antes de Shakespeare había arquetipos; después de él hubo personajes, hombres y mujeres capaces de cambiar con personalidades absolutamente individualizadas. Hamlet, El Rey lear, Otelo y Macbeth, quizás resumían los cuatro vértices de la complejidad del ser humano. Así lo describió Bloom en sus obras el Canon Occidental, y Shakespeare la invención de lo humano, donde los miedos, la perversidad, la codicia o los celos, alimentaban los tres vampiros de la maldad-la ambición, el crimen y la locura-todo lo cual coronó los muros de la humanidad.

Orlando Viera-Blanco

¿Esto se refiere a ti…?

De abril a junio de 1961, Hannah Arendt asistió, como reportera de la revista The New Yorker, al proceso contra Adolf Eichmann en Jerusalén. De ahí surgió su libro más conocido y discutido, Eichmann en Jerusalén, con el subtítulo, Un informe sobre la banalidad del mal. Arendt abría un boquete en el debate sobre la moral colectiva, sobre la verdad de la razón vs. la verdad de los hechos. ¿Actuó el oficial Nazi de manera consciente y reflexiva en la comisión de sus crímenes o bajo órdenes burocráticas fuertemente vigiladas para ascender profesionalmente [banalización]?

Orlando Viera-Blanco

Lo que no ven Oxford o Harvard

Alguna vez (1985) pregunté a un Prof. venezolano egresado de la Escuela de Gobierno J.F. Kennedy de Harvard, por qué [académicos] ‘se pelan’ tanto en sus pronósticos sobre Venezuela. Al rompe me respondió. “Orlando en los libros de Harvard no aparecen las variables de AD y Copei…” Comenzaba la anti política. Y amaneció de golpe aquella madrugada del 4F de 1.992...

Orlando Viera-Blanco

Peguemos los platos rotos

Hace tres años (26/08/2014) escribí mi columna titulada: No son rolex, !son nuestros hijos!, contrastando con el ensayo del Prof. Carlos R. Hernández en El Universal: Soy Rolex (17-08-14). El debate era la dicotomía entre radicales vs. moderados; la salida vs. la política; “los violentos” vs. los dialogantes, la desobediencia vs. lo electoral. En fin, historia repetida por estos días de la cual lejos de generar diatriba debemos aprender para avanzar y madurar racionalmente. La política al fin, es inventario de hechos (y consecuencias)… La “incomodidad” de Hernández (2014) fue expresada en párrafos contundentes y de pronto hirientes que es preciso citar: “La oposición entró en crisis por los nuevos estragos de la antipolítica a partir del 12-F-14. La ficción de que Maduro se desbarataría-decirle burro a alguien sin verse las propias orejitas-encendió…la necesidad de barrer a la MUD, los partidos. Decidieron arrollarlos con la entelequia que llamaron "la calle", y al revés, ayudaron a apuntalar al Gobierno. El balance de estos brutos y dolorosos meses: odios, laboratorios-cloaca intra opositores, tesis desgreñadas, "vías rápidas" y discursos vacíos de cordura, llenos de autohalagos y banalidades: soy inquebrantable, indoblegable, inderrotable, tengo caja oyster” [invencible a las alturas y profundidades]. ¡Soy un Rolex!” Fin de la cita. Esta forma cruda, hiperrealista y desenfadada de exponer un enorme sacrificio de líderes, jóvenes y ciudadanos, me sacudió. Su guion crítico a la resistencia pura, remató afirmando que fue esa antipolítica, la conductora “de la plaza-Altamira, las guarimbas, el paro petrolero, el abstencionismo y el retiro de las candidaturas (2005)”. Releyendo esa notas tres años más tarde, confieso que apuntan duras verdades que me veo obligado a revisar para juntar lo que es necesario pegar, y no repetir el mismo error... La lucha no violenta-muy cuestionada a raíz de la primavera egipcia (ver Hassan el-Hamalawy/Blogger/periodista)-no es precisamente la que se adoptó en Venezuela. El decálogo de resistencia pacífica sugerido por Martin Luther King, Gandhi o el propio Gene Sharp, demanda no exponer la vida del ciudadano, desafiando huestes represoras. Es no responder a la violencia física. “Es ir en contra de las fuerzas del mal, no contra las personas que hacen el mal”. Es el sufrimiento por encima de la razón (dixit Gandhi), y ello es muy complicado asimilarlo en nuestra cultura…Sin duda la manera que encarar la protesta contra un gobierno tirano, merecía una revisión más profunda en lo estratégico, mayor planificación, mejor entendimiento cultural y un desandar a tiempo. Las vidas son responsabilidad del régimen. Sí. Pero frente a las consecuencias fatales y dolorosas de este “accionar político”, la gente comenzó a tener miedo, rechazo y mucho dolor. Eso debilitó los ímpetus y la confianza. Una protesta por cierto que algunos la convirtieron en oficio, mercenaria…Y la protesta ciudadana no es eso: es resistencia en paz. Otro tema son las guarimbas. Un esquema que encerró, enfrentó y agotó más a la oposición (y a la población toda), que al gobierno. Hoy podemos decir que la guarimba fue la antesala (2014 y 2017) al quiebre disidente. Caldo de cultivo de fatiga, odios, donde quien llamara a la sensatez ("por favor dejen pasar'), era tildado de traidor y vende patria. Me pareció doloroso el símil que utilizó Carlos Raúl en su columna de marras al asemejar los roles asumidos por nuestros líderes y jóvenes a “bichos como Hezbolá y Hamás, que los hacen [a los jóvenes] escudos humanos; chicos de 12 a 17 años enviados a los campos sembrados con minas…” Así le respondí: “No puede ser el chantaje de la antipolítica un cepo que me amarre al sofá hasta el 2019 mientras Capriles-MUD y Nicolás, dialogan. Ni López ni Machado son "bichos cual Hezbolá y Hamás, degolladores de niños inermes que lanzan como escudos humanos para tumbar gobiernos…Esos jóvenes son nuestra consciencia...” Pero hoy después de 120 días de protestas, más de un centenar de muertos, miles de heridos, torturados y detenidos, apelo a Confucio, al justo medio, y concluyo que nuestros jóvenes siguen siendo nuestra consciencia, por lo que más nunca deben ser ¡carne de cañón!. Aun discrepo con Hernández sobre la arrogancia que le endosa a algunos líderes de oposición. La represión ha sido brutal. Pero el manejo de la calle y la protesta, si es un asunto que exige más cabeza y juicio. La calle debe seguir, pero más dosificada, más creativa, menos predecible y más impactante. La concentración no es buena por asistida, y sólo en la Fco. Fajardo o en lechería. Debe ser nacional y llegar a las barriadas de todo el país, con un emplazamiento incluyente. Hay que ir a los cerros a llevar esperanza. No al revés.

Orlando Viera-Blanco

¿Quién se quiere casa conmigo?

Cada vez que tenía una mala pasada me iba a conversar con dos personajes, derroche de sabiduría y paz: mi tío y mi abuela. “No tome decisiones ni los viernes ni los domingos", me decían. "Menos cuando esté disgustado (…) Los viernes la gente inicia su descanso y los domingos, por ser lunes lo que viene, nadie quiere desenfados. Discutir disgustado se nota en el tono de voz. Y a nadie le gusta hablar con insectos. Son muy ruidosos…"

Orlando Viera-Blanco

Tropezarse diez veces con la misma piedra

Sergio Bitar, chileno ex Ministro de Allende y quien formó la coalición opositora que restituyó la democracia en Chile después del plebiscito contra Pinochet, es coautor del libro Transiciones democráticas junto a Abraham Lowenthal. Una obra de lectura obligada para entender los factores de poder que conducen al cese del totalitarismo: Dialogo, unidad opositora, movilización social, estrategia común y oferta constitucional. Un menú que nos cuesta mucho masticar en Venezuela.

Orlando Viera-Blanco

El graznar de las ranas plataneras

Se instaló la ilegal ANC, la peor impostura política del chavismo desde su llegada al poder. Amaneció acantonada la Brigada 41 de Paramacay. Remueven del cargo a la Fiscal Ortega Díaz; Leopoldo y Ledezma regresan a su arresto domiciliario; disertan unidos Chavistas y MUD en la UCAB, y a esta hora-públicamente-aún siguen a mandarria, por ir o no a regionales. Insólito. En medio de este pandemonio, es la oposición la que luce desolada, dividida y al garete. Hay que decirlo. ¿Es sólo el liderazgo MUD el responsable de su fragmentación o los son quienes le dicen tener preferencia? Patético...

Orlando Viera-Blanco

La constityente, un salto a la nada…

Antes del fraude constituyente, sostuve un interesante intercambio de impresiones con nuestro buen amigo y colega, el politólogo John Magdaleno. Debo reconocer que John es uno de los intelectuales venezolanos de mayor densidad académica y empírica. Un investigador genuino, que pocas veces se permite una afirmación que no venga sustentada de hechos o inferencias bien estudiadas. A raíz de su entrevista en Vladimir a la 1, emergieron una cascada de hipótesis y escenarios muy bien presentados. Analicemos algunos -ya en desarrollo- como el del pasado domingo.

Orlando Viera-Blanco

Los tartufos de la política

Los analistas de cotillón, esos que generalizan y hacen serpentinas con todo pasado conductor a Chávez o todo presente que no los haga presidentes (dixit Poleo), normalmente poco arriesgan y mucho hablan. Tejen un vuelo muy corto, y muy desenfadado (“un gallináceo” le llamaba Betancourt), donde con una pretendida autoridad moral, echan plomo, piedra y candela sobre todo paso opositor. Poco les importa que estemos a tiro de una guerra civil. Para estos conspicuos tartufos de la política (L’imposteurs de Moliere, padre de la Comedia Francesa), todo acierto o evento que debilite al gobierno, es una conspiración cubana. Como las setas, hay que tenerles cuidado. Algunas se comen, pero envenenan…

Orlando Viera-Blanco

Con los puristas no vamos a ningún lado

El arresto domiciliario de Leopoldo López no quedó a salvo de los análisis audaces que apresuradamente enaltecen al G2 Cubano y lo elevan cómo los infalibles estrategas de “la movida”. No faltó el purista que además cuestionó la competencia del TSJ o lanzó al pajón a la MUD y a López, por haber “negociado a espaldas del pueblo”. Como escribió el sesudo amigo Ismael en las redes: “Algunos “analistas” de oposición ven la luz al final del túnel ¡y cierran los ojos!”.

Orlando Viera-Blanco

¡Sí saldremos de esto…!

La violencia indebida con la cual ha arremetido el gobierno está incitando una confrontación civil sin precedentes en nuestro país. La gran pregunta que todos nos hacemos no es sólo hasta dónde llegará el gobierno en su represión (que es ilimitada), sino cuando culminará esta oscura etapa de exterminio, mortandad, saqueo y despojo ciudadano.

Orlando Viera-Blanco

¡Denuncien, me están torturando!

Mucho se ha hablado de la Corte Penal Internacional de la Haya (CPI), y de la justicia criminal internacional permanente. Ante la manifiesta violación de DDHH que ha recaído sobre jóvenes, civiles y líderes políticos en Venezuela, nos preguntamos ¿Por qué no actúan? ¿Cuántas muertes, torturas y agravios deben acumularse para que se active el Tratado de Roma? ¿Todo se reduce a formalidades y procedimientos?

Orlando Viera-Blanco

Padre Ugalde: entre transiciones os vea

El Padre Luis Ugalde ha sido enfático que Venezuela debería ir a un gobierno de transición que tituló “Larrazábal II”, esto es, “una figura que asuma la responsabilidad del Ejecutivo nacional, proclamando ante el país un gobierno de transición y de unidad nacional…” La transición ha venido tomando terreno en el debate político. En lo personal considero que es anacrónico e inadecuado hablar de transición. De lo que cabe hablar es de una inmediata y súbita refundación republicana y la restitución del Estado democrático y de derecho.

Orlando Viera-Blanco

La dictadura del propio yo y sus ganas

Afirmar que Venezuela atraviesa un episodio inédito de su nuestra historia no es exagerado. La devastación humana e institucional a la que nos ha llevado el gobierno no tiene precedentes ni en el país ni en Latinoamérica. No ha habido en la sub-región un régimen que al tiempo de conculcar los derechos elementales del hombre, haya vaciado el tesoro de la república, entregado territorialmente el Estado a intereses dogmáticos, de explotación y dominio de otras naciones, cooptado sus FFAA, agazapado grupos radicales y convivido con mafias milicianas y criminales. Nunca.

Orlando Viera-Blanco

Nos jugamos la república

La señora Tibisay Lucena anunció que la elección de los constituyentistas será el próximo 30/07/17. Dos elecciones ese mismo día. Sectorial y Territorial. ¡Que eficiencia! Pues nada. Es la hora de jugársela por Venezuela, por rescatarla o perderla. Punto de no retorno. O comprendemos el alcance de esta maniobra absolutamente inconstitucional o Venezuela entrará definitivamente en lo que jamás pensamos sería posible: el comunismo devastador del siglo XXI.

Orlando Viera-Blanco

El totalitarismo no tolera transiciones

El concepto de transición política remite a un proceso de radical transformación de las reglas y de los mecanismos de participación y competencia política. En sentido estricto el concepto aplica en torno al paso desde un régimen autoritario hacia uno poliárquico (Dahl:1961). La transición comporta tres elementos concurrentes: 1.- Un proceso radical de transformación de reglas y de competencia política; 2.- El agotamiento de una etapa no permanente entre dos regímenes y 3.- Sustitución de valores e instituciones por otras diferentes. En sentido de temporalidad, legitimidad, solapamiento de regímenes (viejo y nuevo) y sustitución de valores, Venezuela no va a un proceso de transición política. Vamos a la ruptura abrupta, rigorosa y absoluta con Estado criminal, ilegitimo, y ausente, que no califica de tránsitos…

Orlando Viera-Blanco

Una revolución liberal, histórica y humana

Hemos visto en las últimas semanas opiniones sobre la naturaleza del movimiento ciudadano que se desarrolla en Venezuela. Los análisis pretenden avizorar el desenlace. Nos llama la atención los “tratados” que se detienen en la organicidad de las concentraciones. Atención. No enfrenamos un evento electoral. Es un cambio histórico donde los análisis de tarima, son muy cortos. El desafío es mucho mayor: es la refundación de una república realmente liberal.

Orlando Viera-Blanco

Es irreversible

La gente nos pregunta "si ahora sí". Si estamos en presencia de ese momentum histórico, trascendental, lapidario, desde el cual los movimientos de masas, cambian el rumbo de la historia. En lo personal pienso que lo sucedido en Venezuela en estos últimos 42 días de lucha campal, ha producido un quiebre de nuestra cultura política y ciudadana. No más endosos. No más abusos pero tampoco delegación. Yo resuelvo. Yo me ocupo. Yo salgo al frente. Desconozco cuanto falta. Pero sin duda se han impreso las huellas indelebles del fin de una era.

Orlando Viera-Blanco

Nuevo movimiento de resistencia nacional

Hacer un análisis ponderado, realista y despojado del voluntarismo natural por querer vaticinar una Venezuela saneada y libre, es comprometedor. No queremos generar falsas expectativas pero tampoco hacer concesiones sobre lo que la historia, el barbarismo y los excesos, procuran cuando una sociedad es llevada al límite de lo intolerable. Por lo pronto no puedo dejar de alertar ciertos elementos que podrían enrarecer el panorama. Uno de ellos-fundamental-es el lance de una unidad insurgente contra el Estado Comunal en ciernes.

Orlando Viera-Blanco

La fiscal, la punta de un iceberg

Con todo respeto, por favor no interprete esta pequeña historia que os contaré a continuación como un pasaje alusivo a delirio neurológico alguno. Es la experiencia viva y estudiada en psiquiatría por inminentes científicos y novelistas como Oliver Sacks, S. Freud, H. Jackson o Wilder Penfield, relativa a la reminiscencia o evocación selectiva de la memoria consciente y subconsciente.

Orlando Viera-Blanco

¿Para qué sirven los jueces de La Haya?

La Corte Penal Internacional (CPI) es un Tribunal de Justicia Internacional permanente, cuya misión es juzgar a las personas acusadas de cometer crímenes de genocidio, guerra, agresión y de lesa humanidad. La CPI tiene personalidad jurídica internacional. No forma parte de las NU, aunque se relaciona con ella en los términos que señala el Estatuto de Roma, su norma fundacional. Su sede está en la ciudad de La Haya, en los Países Bajos. Antes de revisar un poco su alcance y funcionalidad, veamos su historia, competencia y peso real sobre la realidad Venezolana.


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com