Opinión

Columnistas

La minería y los inmensos daños ambientales

La minería ejercida individualmente y aquella ilegal, causan severos daños ambientales que están llegando ya a niveles intolerables. Conozco a una madre que vive en Ciudad Bolívar, la cual durante su embarazo de mellizas tuvo el antojo recurrente de comer pescado de río; inocente, no sabía que se vería injustamente afectada por el infortunio más cruel: ambas niñas resultaron autistas. Los médicos de la zona no tienen dudas que la ingesta de pescado contaminado de mercurio, fue la causa de enfermedad de las criaturas. De manera que hay que poner coto urgente a la minería ilegal y en su lugar migrar hacia una minería industrial. El tema es que esto no será sencillo ni se podrá efectuar en el corto plazo; sin embargo, hay que empezar a poner orden e iniciar un proceso que pare este desastre y logre revertir esta grave situación ambiental. No obstante, hay que dejar claro que la minería industrial tampoco es la solución a todos los problemas, aunque los mitigue. Ya vimos en los dos artículos anteriores que hasta las refinadoras suizas, aún bajo sus estrictas normas de actuación, éstas no se aplican fuera de sus fronteras y la compra de oro ilegal, el atropello a los pueblos originarios, la apropiación del agua o su contaminación por los residuos industriales, así como los intentos por desalojar a los campesinos de sus tierras ancestrales para expandir la actividad minera, la constitución de grupos armados que intimidan a sus vecinos y “favorecen” la migración de estos y la manera como corrompen a los funcionarios gubernamentales para que se hagan de la vista gorda, comprueba que las compañías mineras también son un problema.

Los suizos y el oro sucio

Un político de oficio de la era democrática, muy afrancesado él, decía para justificar los errores que se cometían en los gobiernos desde 1958, que “no éramos suizos”. Con ello significaba que nos faltaba mucho desarrollo humano e institucional para tener una sociedad modélica como la helvética. No le faltaba razón. Entonces, y ahora, Suiza se caracterizaba por la prosperidad y adelanto de su sociedad y por tener un gobierno muy democrático que consulta constantemente a sus ciudadanos. Ese pequeño país, que recurrentemente invoca la neutralidad, ubicado en el centro de Europa, de relativa escasa población, siempre ha tenido alta calidad de vida para sus ciudadanos y potentes sectores económicos: relojería, joyería, lácteos, chocolates, acero, industria química, farmacéutica, turismo, banca, etc. Sus normas de regulación sobre los sectores productivos en provecho de la calidad ambiental y de las condiciones de vida de sus ciudadanos, son de las más adelantadas del planeta; sin embargo, esto no es así fuera de sus fronteras. Desde el manejo y operación del oro nazi, pasando por la venta de diesel a los países de África Occidental, así como la extracción del oro en el altiplano del Perú, hablan elocuentemente de una doble moral.

El arco minero y el desarrollo de Venezuela

El régimen sustenta su poder en la explotación indiscriminada e inmisericorde de las riquezas de Guayana, en el área que han denominado el Arco Minero, la cual sería una réplica al sur del Orinoco de la Faja Petrolífera. Esta zona, al norte del estado Bolívar, contiene grandes yacimientos de oro, plata, cobre, diamante, coltán, hierro, bauxita, torio y otros minerales de alto valor industrial. Para algunas fuentes del gobierno, el arco guarda las segundas mayores reservas de oro del mundo. Para darle legalidad a este asalto de las reservas naturales del país, el gobierno promovió una Ley para el Desarrollo Productivo Minero 2016-2018 que reserva al Estado las actividades de exploración y explotación del oro, así como de otros minerales estratégicos, en tanto que además creó una Zona Militar Especial para protección de área minera, con lo cual consolidó el modelo de explotación salvaje que el gobierno regional había establecido en la zona de El Callao y Tumeremo, que se basa en la protección militar de bandas dirigidas por pranes y garimpeiros. Recordemos que fue el Gobierno el que promovió la formación de cooperativas mineras hecho que explotó la actividad minera artesanal y sobre todo la ilegal, atrayendo la presencia de 30 mil mineros, en su mayoría brasileños, colombianos y guyaneses. Esta población incontrolada y codiciosa llevó a cabo una hecatombe minera con el resultado de inmensas deforestaciones, y gran contaminación, todo lo cual pone en serio peligro la Cuenca del Orinoco y la del Caroní. Esta última afectación podría lesionar severamente Sistema Hidroeléctrico del Guri y las otras represas aguas abajo. Hay que recordar que en una década 2/3 de la humanidad padecerá de grandes carencias de agua y que la electricidad es más importante para el desarrollo de un país que el petróleo.

Los dilemas de la crisis

Venezuela enfrenta, si se quiere, su hora más terrible en estos nefastos 18 años de infame gobierno. El país está en una encrucijada, los presagios no apuntan nada bueno, pero forzosamente hemos de llegar a una definitoria. Muchos analistas políticos consideran que la polarización es extrema; sin embargo, tengo mis reservas al respecto. Creo que la polarización opera cuando hay dos bandos más o menos igualados y ninguno puede reducir al otro. En el retrato de hoy, 85% de los venezolanos adversan férreamente al gobierno chavista; esa mayoría aplastante, la razón que la asiste, el apoyo de la comunidad internacional y su deseo de luchar cívicamente por un cambio, puede y debe inclinar la balanza a su favor. No obstante esto no será nada fácil. Otro argumento esgrimido por los analistas es que cada parte quiere aplastar a la otra y eso inevitablemente tiene el potencial de desestabilizar al país. Tampoco estoy muy de acuerdo con esto, porque la oposición tiene muy claro que la gobernabilidad se basa en la inclusión, la libertad, el respeto y el reconocimiento de las minorías. De manera que de haber un nuevo gobierno democrático, la oposición chavista tendrá su espacio político y no será perseguida ni obstaculizado su accionar político. Lo que es claro es que esto no es así para el régimen, que si quiere borrar a la oposición y negarle todos sus derechos políticos.

16 y 20 / 7

La consulta popular de carácter plebiscitario realizada por la oposición el domingo 16 de julio fue una jornada memorable, plena de compromiso, entusiasmo, fervor y esperanza. De tal manera que se constituyó en una fecha inolvidable para el pueblo venezolano. No solamente por los resultados cuantitativos de haber movilizado 7 millones y medio de venezolanos, sino también por la organización del evento que si bien fue convocado y planificado por la MUD, su ejecución la llevó a cabo la ciudadanía. Una cosa que llamó poderosamente la atención fue la manera como las clases populares se volcaron a votar contra el régimen. Formando continuos que se atenuaban por breves momentos, pero que se reiniciaban pronto, la gente llegó a las mesas decidida a votar y a firmar, sin importarle consecuencia alguna. Daba gusto ver a viejitas, ancianos, adultos y jóvenes, votando con una determinación similar a la que se veía en la época de la democracia; esto es, sin miedo y con un deseo acendrado de cambio. Fue una jornada muy alegre, de compartir un futuro mejor, de ver la luz al final del túnel. De nuevo renacía en la gente la esperanza, se le veía en los ojos. La Consulta Popular del domingo 16 de julio fue un triunfo para la oposición y para el pueblo venezolano.

Leopoldo y su libertad circunstancial

Leopoldo López Mendoza es sin ningún género de duda el preso político más emblemático del planeta. Basta mirar los noticieros de países extranjeros, sean estos de América, Europa o de otros continentes, para corroborar esta aseveración. Pero no se trata de la connotación del personaje y de su presencia en los medios internacionales, sino de lo que significa esta figura para la lucha política en Venezuela. Leopoldo representa el apego irrestricto a los principios y valores democráticos, elementos inexistentes en la manera que tiene el régimen de concebir la política; pero también encarna, como ninguna otra figura nacional, la determinación de luchar por la libertad y de hacerlo hasta el sacrificio, sin transigir ni negociar en ese empeño. Sus años en la cárcel dan fe de ello y es claro que la convicción en sus creencias así como su posición irreductible, el hecho de mantenerse firme sin doblegarse a pesar de las múltiples ofertas del gobierno para quebrantarlo, llevó al régimen a considerarlo como su peor enemigo. Todos sabemos del odio que el chavismo expresa por el fundador de Voluntad Popular, desde los más altos niveles del Psuv hasta las bases, lo que explica la saña con que magistrados, jueces, custodios y carceleros, irrespetaron sus derechos humanos y lo maltrataron a él y a su familia; por eso para todos fue una sorpresa mayúscula que lo trasladaran a su casa.

Asalto al Congreso

Aunque antes y ahora, de la manera más cínica, los gobiernos de turno negaron la autoría intelectual del hecho, para la historia no hay dudas que los Monagas entonces y Maduro ahora, estuvieron detrás de ambas agresiones a la majestad del soberano Congreso de la República. En algunas partes del mundo, a veces, se puede observar como los parlamentarios se van a las manos; eso que es un comportamiento incivilizado es duramente censurado y constituye una vergüenza para el país, por lo que no es frecuente. Sin embargo, que una turba enardecida invada el recinto del Parlamento para agredir y secuestrar a los diputados, es cosa nunca vista en otra parte del planeta. Eso se observa aquí, con una frecuencia que se convierte en bochorno para nosotros y en una preocupación para los demócratas del mundo. No obstante que el régimen siempre niega las atrocidades que manda acometer, llama la atención el cinismo de que hacen gala sus líderes para negar su vinculación con los graves hechos ocurridos en el Capitolio.

¡Caricuao despertó!

¡Los cerros están bajando! me dijo la mañana del jueves, una mujer en el Centro de Caracas. Ella, residente en esa zona del oeste de la capital, me comentó que el miércoles la furia popular contra el chavismo se hizo presente en la populosa urbanización. Contó que en la tarde cuando regresaba a su domicilio junto con su esposo no pudo acceder a su área de residencia por la intensidad de los disturbios y por la acción represiva de la Guardia Nacional. Optaron por devolverse y retornar a las 10 de la noche; sin embargo, a esa hora no había amainado en lo absoluto la protesta. Desde los barrios populares ubicados encima de Ruiz Pineda, se disparaba contra la GN y se advertía a los protestantes cuando la guardia se disponía a acometer. Me dijo que los militares finalmente optaron por hacer amagos de represión más que efectuar acciones efectivas, por temor a los disparos. Caricuao, le sigue a La Vega y antes a El Valle. Pero en Cumaná, San Félix y Ciudad Bolívar, también los barrios populares desataron su furia contra este gobierno.

350

Luego de 18 años de incorporado a la nueva Constitución el artículo 350, y después de haber llovido ríos de tinta sobre su aplicabilidad o no, sobre su improcedencia o no, la oposición venezolana, es decir el 83% del país, invoca su aplicación. Esto de por sí es un paso histórico y sobre todo un no retorno en el intento por desalojar al chavismo del poder. Esta vuelta de tuerca del sector opositor en su estrategia por salir de este régimen macabro, es una táctica acertada que da nuevos bríos a la lucha e impide que la protesta se disuelva. Es vital mantener la chispa encendida e ir a más, porque lo que se debe lograr es la articulación con los sectores populares para dar al traste con el 17% que controla el poder. Para quienes piensan que la lucha será larga y que el gobierno está fuerte, les decimos que el régimen se sostiene gracias a la represión de los militares y los colectivos. En el primer caso, por fortuna, las atrocidades son ordenadas por un alto mando corrompido, pero no son compartidas por la inmensa mayoría de oficiales de menor rango que el generalato. En el segundo caso, el terror que siembran los colectivos, está dirigido a intimidar y aterrorizar a la ciudadanía, como se comprueba en las atrocidades cometidas en urbanizaciones como El Paraíso, pero que generan el repudio de la población. Así, uno y otro método represivo, más que apuntalar al gobierno, lo debilitan, de manera que cada vez más se acrecienta el rechazo a Maduro y a toda la camarilla de su desgobierno.

Por allá fumea

La posibilidad de que el país se incendie por la tozuda intención del gobierno de imponer a troche y moche una constituyente a todas luces inconveniente e inconstitucional, es una realidad que el régimen se niega a ver, convencido de que ese mecanismo espurio será su salvación. La verdad es que la fulana constituyente será cuchillo para su propio pescuezo. Si por intentar quitarle atribuciones a la Asamblea Nacional, se formó la sampablera que ya lleva más de ochenta días, como será si intentan eliminarla de cuajo, como aspira en su delirio el chavismo. Los intentos por huir hacia delante de los que ha hecho gala Maduro, no son otra cosa que elementos distractores destinados a entretenernos para otorgarle tiempo a la tiranía de manera que ésta llegue a 2018. Pero lo que no quieren ver es que ya se instaló en la oposición política, pero sobre todo en la sociedad venezolana, un límite, un deseo de no más, que hace intolerable la permanencia de esta gente en el poder.

Barrios y militares jóvenes

Este gobierno intenta prolongar su agonía reprimiendo salvajemente a los venezolanos, sobre todo a su población joven y apelando a una constituyente inoportuna, inconveniente, engañosa e inconstitucional. Busca ganar tiempo, como si ya no ha pasado su página de la historia, como si tuviera alguna oportunidad de constituirse en esperanza para el país, como si no tuviera el sol en la espalda y peor aún, como si la gran mayoría de la población no lo aborreciera. El régimen quiere convencernos que a pesar de la ruina física y moral de la nación, puede seguir gobernando la misma camarilla corrupta, ineficiente y criminal. No se dan por enterados del hartazgo de los venezolanos contra su manera infame de gobernar y, por el contrario, creen a pie juntillas que se pueden salir con la suya, permaneciendo más tiempo en el poder. Lo que pasa es que se han enfrentado desde hace más de 60 días a un país decidido a inmolarse para ponerle término a esta aberración que ya lleva 18 largos y tortuosos años, que cuando miremos en el futuro hacia atrás nos parecerá inconcebible como pudimos soportar tal calamidad.

Guardia Nacional Bolivariana

La Guardia Nacional Bolivariana, no tiene un ápice del propósito que inspiró al General Eleazar López Contreras, cuando la creó por allá por 1937. Hoy en día es el brazo armado legal de chavismo y cumple un rol represor y sanguinario contra el pueblo que lucha por su libertad. En nada este cuerpo se parece a la Guardia Civil española o a los carabinieri italianos. Más bien actúa de forma semejante a la Seguridad Nacional de Pérez Jiménez; así es el órgano que ha asumido el rol protagónico en las muertes de más de 60 venezolanos y como consecuencia de ello se ha ganado el odio de la sociedad venezolana. No siempre fue así. Durante el golpe de Estado del año 1992, asonada militar liderada por el sabanetero, la GN, con su limitado armamento, dio la cara por la democracia y fue factor decisivo para preservar el orden constitucional.

¡Adelante por los caídos!

Cuando consideramos que en mes y medio de protestas contra este régimen han fallecido más de 50 venezolanos y de ellos la inmensa mayoría jóvenes, debemos concluir que este movimiento no tiene vuelta atrás. No lo tiene no solamente porque sabemos que estamos cercanos al fin de esta pesadilla y por ello debemos asestar el golpe de gracia, sino que no nos está permitido que la muerte de estos valientes jóvenes, de estos mártires, sea en vano. En su nombre debemos concluir el mandato del pueblo que no es otro que darnos una nueva gobernabilidad y una nueva esperanza para reconstruir nuestro bien amado país. La historia reivindicará el heroísmo y la entrega de estos valientísimos jóvenes a los que no les importó poner su vida en riesgo para darnos un país en libertad. A sus familias, a sus amigos, el reconocimiento por su entrega y desprendimiento. El país siempre tendrá una deuda impagable con ellos. Todos conocemos alguna madre que perdió a su hijo en estas jornadas históricas pero definitivas. Nos embarga la tristeza por esos padres o hermanos que han experimentado la pérdida de un ser querido en la flor de la vida, sin haber podido realizarse como personas en un país libre que les brindara oportunidades y materializara sus sueños.

Pasar a otra etapa

La protesta de la gente en la calle, si bien no ha cesado, podría enfriarse porque de tanto repetirse una táctica deja de ser una novedad, cansa y pierde atractivo, entre otras cosas porque la gente quiere efectividad en los resultados y no que siga muriendo la juventud. El país entero está dispuesto a hacer un gran sacrificio para salir de ese régimen infame, pero no quiere un largo proceso que desgaste a la sociedad, al aparato productivo y a la economía. El desgaste de la protesta puede volverse contra ella y terminar fortaleciendo al gobierno, por lo que hay que buscar otras opciones pacíficas. En este sentido se requiere planificar nuevos escenarios y plantearse nuevas estrategias. Una de ellas es intensificar la protesta, convocar a todo el país, paralizarlo y tomar los espacios públicos de todas las ciudades y pueblos venezolanos. Si hacemos eso y nos reprimen para desalojar la toma de un lugar, nos vamos a otro, pero luego de ido el aparato represor, volvemos al mismo sitio. Así no habrá fuerza pública capaz de acabar con un movimiento ubicuo como ese.

¡ Ninguna constituyente !

La opción de sacar debajo de la manga de la camisa una constituyente es una maniobra burda, carente de toda lógica y ofensiva a la inteligencia del venezolano. Un llamado como este es procedente en los albores de un gobierno con la intención de cambiar el modelo de desarrollo o la estructura del Estado, aunque ya sabemos por experiencia propia que ambas cosas no se logran por el mero cambio de la carta magna, sino que ello obedece al deseo de la sociedad por diseñar una nueva visión de país. La Constitución de 1999 nunca fue un proyecto de país, se trató más bien de un proyecto político diseñado fundamentalmente para fortalecer al Poder Ejecutivo. En todo caso, sus aspectos positivos, que indudablemente los tiene, fueron obviados en la práctica de gobernar del chavismo. Por otra parte no hay tal constituyente comunitaria, ni mucho menos pequeña. El artículo 347 de la Constitución establece sin duda que el poder constituyente originario reside en el pueblo, y el artículo 348 establece que la iniciativa de convocatoria la tiene: el Presidente de la República, la Asamblea Nacional o los Concejos Municipales. Al ser el pueblo el depositario del poder originario no se puede condicionar o mediatizar su participación en la elección de los constituyentistas, como pretende el régimen. De manera que es muy sensato no hacerle el juego al gobierno en este nuevo disparate, que lo que busca es ganar tiempo y enfriar la protesta.

¡Que se vayan!

Esta y no otra es la consigna que corea la gente en las multitudinarias marchas y protestas que se producen a lo largo y ancho del país. Los venezolanos no están pidiendo elecciones, ni ayudas humanitarias, ni que suelten a los presos políticos, ni mucho menos diálogo, entienden perfectamente que ido este nefasto gobierno, todo eso se cumpliría automáticamente, porque de este lado si habría entendimiento cuando el chavismo entre en oposición. Los próximos 15 días serán cruciales para incrementar la presión de la calle, articular una estrategia de participación efectiva de los sectores populares y generar un estado de conmoción social que nos permita salir definitivamente de esta banda de facinerosos que hoy nos desgobiernan. No debemos cejar en la lucha ni un momento, ni un milímetro, sino que hay que arreciar las protestas contra el régimen, el cual se encuentra extremadamente débil, sostenido sólo por una cúpula militar podrida. Así como es evidente que ya en los barrios hay instaurada una rabia incontenible, un odio contra todo lo que tenga que ver con el chavismo, igualmente en los sectores militares por debajo del generalato se expresa la misma furia, de eso no hay duda.

¡Llegó la hora!

¡Al fin! Este desgraciado gobierno va a salir. Como quiera que se vea, Maduro tiene contados sus días en el poder. Esto ya no se aguanta más porque la gente presenta un estado de hartazgo insoportable contra el chavismo en todas sus formas. Ya no es solamente la clase media, depauperada y en ruinas, sino también los pobres, hambrientos y desesperanzados, quienes quieren dar al traste en forma definitiva con este régimen malvado y sin un dejo de humanismo. Cuando el títere de los Castro regresó de Cuba hace poco y se dirigió a San Félix, no tuvo en cuenta que se encaminaba hacia la cueva del lobo. Se le olvidó que el estado Bolívar se había sublevado contra el gobierno 4 meses atrás y lo había hecho con una furia popular desbordante y hasta irracional. Claro, se conjugaron varios factores: la crisis política, la económica, la escasez de alimentos y medicinas, la inflación imparable, la eliminación arbitraria e intempestiva de la circulación del billete de cien bolívares (sin contar con otra opción), la ausencia total del suministro de gasolina y la incomunicación derivada de la imposibilidad de recargar los teléfonos celulares, ya que los sitios de recarga sólo prestaban servicio mediante el pago de efectivo. Olvidando estas circunstancias, Maduro aterrizó en Puerto Ordaz, tenía la seguridad de estar en territorio chavista, ya que al enfilar hacia San Félix sus partidarios lo recibirían con vítores y sus diferentes anillos de seguridad cubanos y la Casa Militar, le aseguraban tranquilidad y un baño de multitudes. Como todos sabemos no fue así. Ya las marchas y protestas callejeras habían sido ordenadas por la MUD, y hacía dos días que el país protestaba; de manera que en este escenario no le podía esperar otra cosa que piedras, botellas y huevos, además de maldiciones, toda clase de groserías y empujones que nadie pudo controlar; hechos que pudimos ver hasta el cierre desesperado de la cadena nacional. Esa noche el país constató, en un video que circuló profusamente en las redes, dos cosas: un pueblo enardecido y una pérdida del miedo. Además, sectores populares de Puente Hierro, Caricuao y Petare, así como en otras ciudades del país, protestaron reciamente.

Estonia, educación y tecnología

Estonia es un país báltico de 1.300.000 habitantes que cuenta entre sus logros con la condición de ser el país europeo con mayor cantidad de start up por habitante, además de ser la nación que procreó a Skype. Que Estonia sea una potencia tecnológica no es por azar; se trata de un propósito deliberado que se planteó ese país hace varias décadas. Una sociedad que buscaba la manera de insertarse en el progreso, un liderazgo político que entendió el anhelo de sus ciudadanos y una nación que buscaba su lugar en el mundo, obraron el milagro. Lo demás fue que la educación tuviera un rumbo definido, que se alinearan las universidades, las empresas y el gobierno, que se diera el espacio necesario al emprendimiento, que se tuviera una cultura de tolerancia frente al fracaso, que se atrajera al talento y se le estimulara debidamente, que existiera un clima de apertura en materia racial, sexual así como de de género, que la democracia floreciera y que sus ciudades atrajeran la inversión y tomaran riesgos.

La escuela al revés

En su más reciente libro, “Crear o Morir”, Andrés Oppenheimer aborda con fascinación y detalle, el tema de las escuelas al revés. ¿Qué significa esto? Un cambio de paradigma en cuanto que los alumnos en lugar de estudiar en la escuela y hacer las tareas en la casa, estudian en su hogar, a través de videos interactivos, y realizan la tarea en la escuela, mediante la ayuda de sus maestros. El autor narra la experiencia de la Khan Academy, dirigida por su fundador Salman Khan, quién desde 2008 tiene un sitio web, gratuito, que ofrece a millones de personas en el mundo entero, clases de matemáticas, álgebra e historia, mediante videos interactivos, además de proporcionar un software tanto de corrección como de calificación. Dicha academia se sostiene mediante donaciones de filántropos. Bill Gates es uno de sus principales colaboradores y Carlos Slim, también; éste último colaboró para traducir al español todos los videos. Lo novedoso de este sistema, es que además de incorporar la tecnología al proceso educativo, se basa en la premisa de que la comprensión de los estudiantes es variable; es decir, que cada uno aprende a su propio ritmo, verdad del tamaño de una catedral que no ha sido debidamente considerada por la educación tradicional. Esta nueva enseñanza equivaldría a una educación personalizada, esa que existió cuando hombres ilustrados les daban clases a infantes de la realeza o de la nobleza, adaptándose estos tutores a lo que esos niños podían asimilar.

Problemática educativa en Latinoamérica

Las pruebas Pisa y las pruebas Timss (la otra gran evaluación internacional de educación), así como las pruebas Serce y Terce de la Unesco, además de las pruebas Simce, todas ellas evaluaciones que miden la capacidad de los alumnos para resolver problemas, revelan que la desigualdad de origen es el gran desafío para la educación en América Latina, ya que si los alumnos provienen de familias con recursos tendrán acceso a una buena educación; pero si no, recibirán una enseñanza de poca calidad.

Educación y América Latina

Desde hace muchas décadas América Latina gasta en educación cantidades importantes de sus ingresos públicos, sin que eso se compadezca con acceder a la categoría que han alcanzado los países desarrollados. De acuerdo al Banco Mundial, en tanto que en los años sesenta del siglo XX, la agricultura y la extracción de materias primas representaba 30% del PIB mundial, hoy en día la agricultura equivale al 3%, la industria al 27% y los servicios al 70%, de manera que estamos en presencia de la economía del conocimiento. No obstante esto, muchos países de América Latina siguen teniendo su base económica en la agricultura o en la monoproducción de materias primas. Argentina y Paraguay con la soya son un claro ejemplo de lo primero y Venezuela y Ecuador con los hidrocarburos, son representativos de los segundo. En la actualidad, la economía global del conocimiento es la vía que está permitiendo que las naciones se desarrollen y disminuyan sustancialmente la pobreza; ya no se trata de explotar recursos naturales para crecer económicamente, sino de disponer de una educación de alta calidad, un sistema científico consolidado y una actitud innovadora de su ecosistema de emprendimiento. La clave está en producir mentes brillantes y, cada vez más, exportar productos con mayor nivel agregado. Para lograr lo anterior hace falta un entorno que fomente la innovación, lo que significa menos trababas para crear una empresa, un clima favorable de negocios, al igual que la existencia de un mercado de capitales que asuma riesgos, así como una actitud social de tolerancia frente a la diversidad y sobre todo al fracaso.

Educación y desarrollo

El gasto en educación realizado para aumentar la matrícula escolar y ampliar la escolaridad de los alumnos, es algo loable porque en muchos países del mundo hay un alto número de niños y adolescentes fuera del sistema de enseñanza. En tal sentido es urgente reducir esa brecha y destinar fondos públicos a ello; sin embargo, no es suficiente ofrecer escolaridad sino que hay que proporcionar una educación de calidad, tal como se hace en el primer mundo, formando al alumnado en habilidades cognitivas, creativas y actitudes de emprendimiento, de manera que el producto que arroje el sistema pueda desarrollar su potencial al máximo en provecho del país, generando crecimiento económico. Pero la función de la escuela llega hasta allí; de manera que la empresa debe asumir el costo y la tarea de formar al nuevo trabajador o empleado, para el mejor desempeño de las labores que debe realizar, actividades especializadas que no puede prever la escuela. Así la educación para el trabajo forma el recurso humano para satisfacer las necesidades corporativas de especialización, productividad y competitividad.

Revolución 4.0

La primera revolución industrial, que fue la que trajo la máquina de vapor, creó una nueva era producto de esa desconocida hasta entonces tecnología, lo cual significó la creación de nuevas profesiones y miles de empleos; muchos más que los que desaparecieron, como el cochero, los que giraban alrededor de los establos, los que traían el heno a las ciudades, etc. Con la segunda revolución industrial, derivada de la electricidad, los motores de combustión interna y las cadenas de montaje para la producción en masa, también se crearon muchos más empleos de los que se acabaron. Igual cosa ocurrió con la tercera revolución industrial, la que vino con el advenimiento de las computadoras. Pero este no es el caso con la cuarta revolución industrial, la que ya llegó y es conocida como la industria 4.0, o economía digital, que tiene como su característica principal la robotización y el consecuente desplazamiento del ser humano por el robot; la llamada “singularidad”.

Nuestros presos políticos

Una de las cuestiones que más contribuye a lesionar la imagen de este régimen en el mundo es la manera como desprecia e irrespeta los derechos humanos. Para las democracias del mundo este es un asunto delicado, grave e intolerable. La existencia de presos políticos, de presos de conciencia, es considerada en todas las instancias supranacionales como una afectación imperdonable a la democracia y al estado de derecho.

Cuando se acaben los mangos

Al principio, cuando leía en diferentes medios que una porción importante de la población venezolana estaba paliando el hambre mediante el consumo de la deliciosa y nutritiva fruta del mango, creí que se trataba de una exageración o de una chanza. No es que no estuviera claro del hambre que se enseñorea en el país, que por lo demás afecta a casi toda la población, sino que no pensé que los mangos tuvieran un rol tan importante en calmar el estómago de la gente. Pues resultó que esta cosecha de mangos ha sido para millones de venezolanos maná bajado del cielo. Si uno observa con cuidado, verá muchos padres y madres de familia, caminar por la calle con una bolsa de mangos dirigiéndose a sus casas; y si le preguntan a los residentes de edificaciones contiguas a los sitios donde se hacen colas desde la madrugada para comprar alimentos, medicinas o pan, cuyos patios tengan sembradas matas de mango, nos dirán que desde el amanecer la gente comienza a tumbar los frutos, maduros o verdes y con ellos desayuna.


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com