Opinión

Columnistas

¡El Revocatorio ha muerto! ¡Viva el Revocatorio!

Cualquiera pensaría que la decisión del CNE de acumular todos los obstáculos posibles para que el Referendo Revocatorio contra Maduro no se realice este año ni nunca, fue el único acontecimiento político importante ocurrido durante el 2016 en el país, y, por tanto, perfectamente, archivable como otra derrota catastrófica para la oposición democrática.

Dialogando con Maduro

Afirmar que Maduro y diálogo son términos antagónicos no debería provocar en Venezuela otras dudas que las que despiertan evidencias como “la noche es oscura” y “el día es claro”.

La Virgen del Valle, Capriles y el espíritu de Villa Rosa

Desde que me conozco, la Virgen del Valle fue siempre el centro de la religiosidad de los margariteños, y por extensión, de los orientales de Venezuela, que, descendiendo en una proporción asombrosa de los marinos y agricultores de la isla, han llevado por el mundo la que también podría llamarse “la virgen viajera”.

Los mitos que murieron y los que nacieron el 1S

Como todo movimiento histórico fundacional, el 1Sep barrió en su flujo con algunos de los mitos que le dieron identidad al proceso político de los últimos 17 años, pero en el reflujo, pudo haber dejado los gérmenes de otros, de los mitos que incidirán en los sucesos que empezaron a cumplirse desde lo que, característicamente, se conoce como el “Día-D”.

¿Por qué tiembla Maduro ante la Toma de Caracas?

Maduro, sus generales y su partido saben que el rechazo a su gobierno pasa del 80 por ciento, y que si solo el 50 por ciento de tamaña mayoría se incorpora a la Toma de Caracas, entonces, técnica y políticamente quedaría para ser recogido por algún vehículo de esos que se usan para retirar la basura.

El septiembrazo

“Nada es más poderoso que una idea a la cual le ha llegado su hora” escribió alguna vez Víctor Hugo, y creo que este mes de septiembre del cual nos separan apenas 10 días, se aproxima con un sabor de historia, con un brillo de heroísmo que, no dudo, se inscribirá en la memoria de Venezuela como una de las fechas para no olvidar y conmemorar.

El Triunvirato

La tesis más socorrida -y menos estudiada- en el contexto de la enorme crisis política y económica que sacude al país es que la dictadura de Maduro concluyó fracturada en tres fragmentos que, si bien hasta ahora coinciden en sostener al régimen, no pocas veces se refractan, trifurcan y hasta parecieran prestos a desgarrarse unos a otros.

Los petrodólares de Chávez “embrujaron” a Venezuela y América Latina

Creo que una de las claves para explicar el colapso del chavismo consistió en su empeño de establecer una amplia, dispendiosa y clientelar política social que, en cuanto no estaba sustentada en una economía productiva, creciente y sostenible, sino en los altos precios del petróleo, al iniciarse la caída de los mismos, desató un resquebrajamiento del modelo hasta volverlo añicos.

El revocatorio va y la dictadura se va

Hubo un tiempo –no muy lejano- cuando la dictadura de Chávez y Maduro se vendió y fue comprada por los “progres” de todo el mundo como una “auténtica democracia”, porque, presuntamente, no pasaba un año sin convocar a elecciones nacionales, regionales y locales para que el pueblo eligiera a sus autoridades legítimas.

Es el hambre, estúpidos, es el hambre

En las últimas dos semanas el mundo contempló asombrado cómo la apertura intempestiva del cierre fronterizo San Cristóbal-Cúcuta generó una avalancha de casi 100 mil venezolanos que, se lanzaron hacia pueblos y ciudades colombianas a comprar, desesperados, dos productos que hace tiempo desaparecieron en Venezuela: alimentos y medicinas.

Padrino López pulverizará lo poco que deja Maduro del chavismo

Aunque el chavismo es, por definición, una dictadura, elude el calificativo de militar que expresa el rasgo más repugnante, autoritario y atroz de cualquier dictadura. De una guerra de guerrillas contra una dictadura militar viene la revolución cubana que, aprovechó, idealmente, el rechazo de los demócratas y nacionalistas isleños contra la dictadura del general, Fulgencio Batista, para fraguar un régimen de fuerza socialista y totalitario que, por supuesto, no estaba ni en las peores pesadillas del pueblo del Apóstol Martí.

La Asamblea Nacional ya es el gobierno de transición

Debe existir, pero no he leído hasta ahora un análisis, estudio o reflexión sobre el profundo cambio que se operó en el país a raíz de las elecciones parlamentarias del 6D, que dieron la mayoría absoluta a la oposición democrática en la Asamblea Nacional.

El castrochavismo es una anacronía incompatible con la redes sociales

El castrochavismo -el último cráter del marxismo-, tardó tres años en enterarse que la comunicación de masas había experimentado en los últimos dos decenios una revolución comparable a la creación del alfabeto y la invención de la imprenta, por lo cual, no solo el conocimiento, sino las noticias que afectan a la historia, la cultura, la economía, y la política había empezado a emitirse y receptarse de una manera raigalmente nueva, distinta.

La OEA asumió el “caso Maduro” como “su caso”

No es poca la hazaña que se anotó la oposición democrática venezolana al lograr, después de 17 años de esfuerzos, que la organización regional creada para ser garante de la institucionalidad democrática en el continente, la OEA, decidiera al fin “examinar” el “Caso de la Dictadura de Maduro” y decidir, en base a pruebas, qué hacer con tamaña abominación de la política y la historia.

Almagro vs Maduro o el día que el dictador quedó al desnudo

Tienen razón Maduro, Cabello, Padrino López y los hermanitos, Rodríguez al declarar al Secretario General de la OEA, Luís Almagro, como el enemigo público internacional No 1 de la dictadura que, de manera casi impune, venía perpetrando crímenes, desde hace 17 años, contra Venezuela y su pueblo.

Maduro en el banquillo del Consejo Permanente de la OEA

Para el próximo 23 de junio, y a solicitud del Secretario General, Luis Almagro, la presidencia del Consejo Permanente de la OEA, convocó a una sesión extraordinaria del organismo para discutir la grave crisis que vive Venezuela y decidir si se le aplica o no la “Carta Democrática” al gobierno de Nicolás Maduro.

vaya al foro

Almagro, Macri y la doble moral democrática

No hay duda que la pasada reunión del Consejo Permanente de la OEA fue orquestada por los gobiernos de un grupo de países (el de Macri, de Argentina, entre otros) para boicotear, de una parte, la convocatoria del Secretario General de la organización, Luís Almagro, a una próxima del mismo organismo que se celebrará entre el 10 y el 16 del presente, y donde, recomendará aplicar la “Carta Democrática” al régimen de Maduro; y de la otra, hacer imposibles los esfuerzos de la oposición venezolana por someter “al dictadorzuelo” (Almagro dixit) a un “Referendo Revocatorio”.

vaya al foro

Venezuela, el país de los horrores programados por el Estado

Es una percepción absolutamente perturbadora y, por tanto, rechazada por los hombres de todos los tiempos y países militantes de la racionalidad mínima que garantiza la convivencia, el bienestar y la estabilidad en las naciones.

vaya al foro

Diálogo para el revocatorio o nada

Siempre que un dictador asustadizo, escurridizo y advenedizo como Maduro se ve en dificultades, inventa un diálogo, una coartada que, al par de permitirle mostrarse amplio y abierto para buscarle con la oposición soluciones a los problemas del país, le ofrece la ventaja de ganar tiempo y sobrevivir por los años que le plazcan en el poder. Por eso, en la ruta de los dictadores hacia “el diálogo”, nada más importante que elegir a los promotores, a los auspiciadores, a los amigos monitoreables que, camuflándose de “imparciales”, aparecen llamando a las partes a reunirse, a dialogar, a discutir, mientras se hacen la vista gorda cuando el dictador los alarga, los boicotea, los entorpece, los frustra, y acusa a la oposición de ser una fuerza violenta, golpista y enemiga de la paz y la negociación. Una prueba concluyente de cómo se maneja un dictador para abortar un diálogo, la ofreció Maduro a mediados del 2014, cuando, después de una presión de la OEA, la ONU y UE para que se sentara a discutir acuerdos con la oposición, logró que fueran sus aliados de la UNASUR quienes se encargaran de dirigir el proceso, para tenerlos de su parte y hacer un trabajo común que frustrara las conversaciones y el presidente “que habla con los pájaros” quedará como si nada, como si no hubiera roto un plato. Y otra más concluyente aun, se podría obtener si la MUD acepta el dialogo con Maduro que acaban de proponerle los expresidentes del gobierno español, José Luís Rodríguez Zapatero, de la República Dominicana, Leonel Fernández y el de Panamá, Martín Torrijos. Y es que, en ningún sentido se trata, -como establece la doctrina que rige el tema de acuerdos entre partes discrepantes- de “terceros imparciales”, sino de un trío de señores que ideológica, partidista y hasta comercialmente, tienen vínculos con Maduro, y que, consecuentemente, en su gestión o iniciativa, no harán sino arrimar la brasa para la sardina de su socio o patrón. Para empezar, de Rodríguez Zapatero, no puede decirse otra cosa, sino que, siendo un dirigente de la línea media del PSOE, ascendió, sorpresivamente, primero, a la Secretaria General del partido, y después fue electo presidente del gobierno español, pero para desempeñar una de la peores gestiones gubernamentales en la historia de la Península y, con la cual, se dice, comenzó la decadencia de la hoy en declive monarquía constitucional. Y sin duda que, en ello jugó un gran papel su izquierdismo anacrónico, ingenuo y bobalicón (es el hombre del irreal e irrealizable “Diálogo de Civilizaciones) que, al par de hacerle un grave daño al bipartidismo, dejó a España desprotegida cuando irrumpió la crisis económica del 2008 que abrió las exclusas a organizaciones zapateristas y chavistas como “Podemos”. Y ya que hablamos de Chávez, Zapatero, jamás criticó sus violaciones de los derechos humanos, su régimen autoritario y militarista, el despojo que hizo de las propiedades de miles de hacendados españoles que llevaban decenas de años viviendo y trabajando en el país y aislándose del liderazgo hispano que en la vocería de Felipe González y Mariano Rajoy, no le han dado tregua a la antidemocracia venezolana que representan Chávez y Maduro. De ahí que, tanto Chávez, como Maduro, han usado a Rodríguez Zapatero como la contraparte de Felipe González, o el anti-Felipe, y el también llamado “Bambi”, se ha dejado usar. ¿A cambio de qué?, se preguntan en el siempre activo cotilleo político español: “De un reflotamiento en la olvidadiza política de hoy día”, dicen unos. “De unos buenos euros”, dicen otros. Hablemos ahora de la segunda voz del trío, del afrodescendiente dominicano, Leonel Fernández, desde siempre un peón de Chávez, puesto que, como confesara recientemente un publicista, Céspedes, que trabajó en campañas de uno y otro cuando fueron candidatos, ya en 1998, Fernández. recolectó en la isla miles o millones dólares para la primera campaña electoral del teniente coronel. Chávez no olvidó el gesto y financió con cientos de millones de petrodólares la campaña que llevó a Fernández a la presidencia en el 2004, y aun tuvo tiempo de arrimarles otros cientos de millones en la relección del 2012. Pero más importante ha sido que, a raíz de las ayudas mutuas, Fernández, ha operado en el Caribe y Centroamérica como un agente activo, activísimo, del chavismo y el madurismo, primero consiguiendo cuantos votos fueran necesarios en la OEA, y el Caricom para imponer decisiones; después jugando un papel de primer orden en iniciativas como Petrocaribe o Petroamérica, de las cuales, cuentan, ha salido inmensamente rico. Por último, nos referiremos al más light de los auspiciadores del diálogo, el panameño, Martín Torrijos (hijo del general, su heredero), ya una vez presidente de su país sin otra consecuencia que no hacer nada, y en realidad, el único comodín del grupo, el neutro necesario, pues si nunca ha dado muestras de arrebatos chavistas, tampoco los ha dado de antichavistas. De modo que, entre estas joyitas tendrá que vérselas la MUD si acepta el diálogo propuesto por Rodríguez Zapatero, entre individuos que, ya empezaron diciendo que el evento es para solucionar los problemas que arrastra Venezuela desde la época precolombina, y sin acordarse de que, cualquier diálogo, acuerdo, o negociación en Venezuela debe empezar fijándole fecha, cronograma y calendario al ·Referendo Revocatorio” establecido en la Constitución y que versa sobre si el pueblo le revoca o no el mandato al presidente. Y ese es el punto señores dialogantes, el único, exclusivo e inapelable punto: permitirle al pueblo ejercer el derecho constitucional de revocar o no el mandato de su presidente a la mitad del período, decidir si de la evaluación se desprende continuar o ser revocado, caso en el cual, deberá elegirse un nuevo presidente pasado un mes que comenzará otro período. Y será el nuevo presidente, quien liderará “las grandes soluciones” que trae el trio Rodríguez Zapatero-Fernández-Torrijos en sus portafolios y que no tienen de “grandes” sino los laberintos por donde se internará el diálogo, mientras pasan los meses, vencen los plazos para salir del dictador, y lo veremos terminar su periodo en un cementerio de 28 millones de personas llamado Venezuela. De ahí que la MUD, si bien como una organización representativa de las mayorías democráticas, no puede negarse a participar en ningún diálogo aunque lo auspicie el trio de chavistas y maduristas en cuestión, si debe poner en su agenda un solo punto: “Referendo Revocatorio”.

vaya al foro

El Revocatorio los tiene desesperados

Aunque Maduro no fue específico para motivar las razones del “Estado de Excepción” que decretó el viernes en la noche, ni mucho menos para establecer las garantías que suspende, es evidente que se trata de otra engañifa jurídica aérea y especiosa de un gobierno al margen de la ley, y decididamente dictatorial, que trata a toda costa de espantar sus pánicos sintiéndose fuerte a la hora de reprimir y atropellar.

vaya al foro

¿Por qué Maduro le tiene pánico al Revocatorio?

De los dos instrumentos constitucionales activados por la oposición para poner fin a la dictadura de Maduro, no hay dudas que el primero, la Carta Democrática, tomará el rumbo sinuoso e intraficable que siguen las decisiones que se dejan a la llamada comunidad internacional; y el segundo, el Referendo Revocatorio, por ser una solución nacional explicitada en un mandato de la Constitución, tendría que vérselas con las fuerzas y factores de carne y hueso que pujan en este momento, o por ponerle fin, o agudizar la crisis que destruye los cimientos de la República.

vaya al foro

Los dictadores

Surgen casi siempre de la nada, se empinan de repente a alturas del poder que al común de los mortales les costaría decenas de años escalar y pueden mantenerse en ellas durante períodos que no pocas veces desafían la lógica y la imaginación.

vaya al foro

Venezuela en el laboratorio del socialismo real

Es aterradora la minuciosa improductividad del socialismo que, en pocos años, puede convertir a economías prósperas en devastadas e irrecuperables ruinas, perpetuándolas como monumentos de uno de los fraudes más escandalosos de la historia.

vaya al foro

Que no se calle la calle

Este próximo martes 19 de abril la oposición democrática ha convocado dos movilizaciones que podrían hacer historia: la primera, es para demostrarle a Maduro que el pueblo, mayoritariamente, no lo quiere más en el poder; la segunda, para llamar a los caraqueños a un cabildo abierto que, de alguna manera, represente o recuerde aquel otro, el del 19 abril de 1810, cuando los independentistas dieron el primer paso para poner fin a 300 años de colonia española.

vaya al foro

El día que el general Padrino López se soltó el moño

Fue el miércoles pasado y en un desconcertante evento donde la cúpula militar protochavista se reunió en Fuerte Tiuna a discutir la recién aprobada en la Asamblea Nacional “Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional”.

vaya al foro