Opinión

Columnistas
Luis Manuel Aguana

Rosa María Zulueta, ciudadana integral

Me falta la moringa que me atribuía jocosamente Rosa María como secreto bien guardado para poder escribir esta nota. Tanto que decir de ella y me he quedado en blanco y mudo al saber que ya no estará entre nosotros. Se debe estar sonriendo al leer esto desde donde está. ¿Y cómo hacerlo? ¿Cómo poder expresarme de alguien tan completo que se acerque en algo a lo que ella fue, y lo que pierde Venezuela con su ausencia? No solo por su don de gentes y humanidad, su venezolanidad, su profundo conocimiento de la psicología del país en su conjunto, su extraordinaria comprensión de los más humildes…Perdimos todos con su ausencia.

Luis Manuel Aguana

El desenlace de una Carta

El curso de los acontecimientos alrededor de la activación del instrumento de la OEA que debería abrirle caminos a la libertad y la democracia en el continente parece previsible. Hasta ahora los países de la OEA en su conjunto parecen haberse convencido, pruebas en manos del Secretario General, que la situación venezolana se ha agravado lo suficiente -basta ver las fotos y videos de la gente comiendo de la basura- hasta el punto de tomar acciones concretas para el repudio del peor gobierno que han tenido los venezolanos en su historia republicana.

Luis Manuel Aguana

La Alianza Nacional Constituyente en la Cátedra Pío Tamayo

Intervención en la Cátedra Pío Tamayo de la UCV el 20-03-2017 Dedicado a la memoria de Manuel Rodríguez Mena Comenzaré mi intervención con mensaje recibido hace más de tres años de mi amigo y desaparecido Profesor Manuel Rodríguez Mena, cofundador de esta Cátedra Pío Tamayo: “Estoy totalmente de acuerdo con tu planteamiento general (refiriéndose al desempeño de la MUD), y tú lo sabes, pues has sido testigo de que, sobre la base de planteamientos tanto o más radicales que los tuyos, he venido planteando la imperativa necesidad de cambiar radicalmente la forma burocrático-electoralista de hacer oposición, porque hasta ahora ha sido UNA PELEA PERDIDA, por la de insertarse hasta lo más profundo en las luchas del pueblo, informándolo, formándolo y organizándolo como MOVIMIENTO DE MOVIMIENTOS en la forma de Frentes Sociales Democráticos de lucha contra el gobierno castrochavista y su proyecto militarista totalitario y comunista reaccionario… Si piensas que mi apoyo te sirve de algo, te lo entrego todo. Y si piensas que haciéndolo público en tu blog, te autorizo a que hagas lo que te parezca más conveniente. Espero tu respuesta. Recibe un fuerte y cordial abrazo de compañero de lucha democrática y sincero amigo, desde la misma trinchera de siempre, Manuel Rodríguez Mena. 19-09-2013”. De esto recibieron copia José María Cadenas, José Domingo Mujica, Sergio Sáez, Mery Sananes, Agustín Blanco Muñoz y Alicia Ramos.

Luis Manuel Aguana

Constituyente como libertad

La primera vez que mencioné el estrecho vínculo de las libertades políticas con el desarrollo fue en ocasión de resaltar que lo político precedía a lo económico, hecho comprobado por el Premio Nobel de Economía de 1998, Amartya Kumar Sen (ver La Primacía de las libertades políticas, en http://ticsddhh.blogspot.com/2015/07/la ... ticas.html ). Este hecho no solo es obviamente despreciado por este régimen autoritario y castrador de libertades, sino asombrosamente ignorado y hasta desconocido por quienes dicen hacer oposición en Venezuela.

Luis Manuel Aguana

Un anhelo de cambio para Venezuela

Si quieres construir un barco no empieces por buscar madera, dar órdenes y distribuir el trabajo. En su lugar, enseña a los hombres a anhelar la inmensidad infinita del marAntoine de Saint-Exupéry (1900-1944) ¡Qué hermosas y sabias palabras del autor de El Principito! Me vienen a la mente cuando entramos en esa disyuntiva, que incluso nos persigue a nosotros mismos, de lograr recoger el mínimo necesario para convocar al depositario de la soberanía con el fin de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente de carácter Originario.

Luis Manuel Aguana

El riesgo de la Libertad

“La gente no se da cuenta de sus capacidades. El problema es una sociedad que se ve enfrentada, para mí, a la siguiente pregunta: ¿cuánto estoy dispuesto a pagar para rescatar mi libertad? Las sociedades se rescatan asumiendo el riesgo……Hay un problema de inspiración. Recuérdate, la palabra inspiración es fundamental. Entonces digo, si la palabra libertad no es suficiente para ti, no sé que será. Fíjate, la Constitución americana, que fue la primera de América, no habla de democracia, sino de libertad. Libertad, libertad, libertad. Nosotros nos la pasamos hablando de la Constitución… Evadimos el problema. Te sacan la constitución, ¡igualito que como lo hacía Chávez, por cierto! Entonces la sacan, y no te hablan libertad, porque la libertad es una ambición mayor… …Y acarrea un riesgo mayor también… …Exacto. Acarrea un riesgo mayor. Entonces es mejor hablar de la Constitución. Pero la libertad sí tiene un costo, que fue lo que pasó en Yugoslavia. Los jóvenes se dieron cuenta de que si querían libertad tenían que sacar a Milosevic. Y lo forzaron a salir. Pero no fue con bailoterapia. Y en Ucrania, y en Egipto fue igual…”. Lo anterior es un breve extracto de la entrevista que le hiciera el portal PanamPost al Embajador Diego Arria hace pocos días y que creo que no ha circulado lo suficiente por las redes (ver “La Oposición venezolana es chavista light” en https://es.panampost.com/orlando-avenda ... sta-light/ ).

Luis Manuel Aguana

Mercadeo constituyente

Una de los obstáculos más importantes que hemos tenido en posicionar el tema constituyente en la opinión pública en nuestro país no es precisamente la resistencia de la clase política de aceptar un cambio de magnitudes en el sistema político venezolano que hace aguas desde hace décadas. Es la comunicación simple y clara del porqué de esa idea, así como todo cuanto ella conlleva para la población. En esencia, es un problema de mercadeo a las grandes multitudes.

Luis Manuel Aguana

El Comandante

Han pasado 25 años y la gente olvidó. En 1992 el país discurría en una dinámica diferente cuando unos militares alzados irrumpieron en la vida de todos nosotros. Moisés Naim hizo un extraordinario trabajo al recordarnos esos días con la nueva serie de Sony, “El Comandante”, inspirada en la vida de Hugo Chávez, que transmite en la actualidad RCN en Colombia (ver entrevista a Moisés Naim en NTN24 en https://youtu.be/ftCh9tLYv9c ).

Luis Manuel Aguana

Bases Constituyentes

El nombre fue sugerido por uno de los más respetables juristas venezolanos, quien al leer nuestra primera versión del documento “Bases Constituyentes, Propuesta de los Ciudadanos para la Reconciliación y el Cambio”, sentenció que eso representaba más que unas meras reglas para la elección de constituyentes para una Asamblea Nacional Constituyente, rebautizando el documento de trabajo, que antes llevaba el nombre de Bases Comiciales. Eso fue hace más de tres años. Así de largo ha sido el camino recorrido.

Luis Manuel Aguana

Política, ciudadanía y Constitución

¿En qué momento se separó la política de los ciudadanos? O tal vez la pregunta debería ser, ¿en qué momento la ciudadanía se distanció tanto de la política al punto que ésta dejo de ser, literalmente hablando, la relación entre la ciudad y el hombre, como indicaba Aristóteles? En la respuesta a esa pregunta posiblemente radique el porqué en Venezuela no existan “ciudadanos” tal y como se les conoce en otras partes, a las personas que ejercen unos derechos concebidos en términos políticos y se subroguen a unos deberes para con la ciudad donde viven y el país en general.

Luis Manuel Aguana

Verdades evidentes

Todo el mundo tiene el derecho a tener una opinión y sostener su propia verdad. Y en todo sistema que se diga democrático esa opinión debe ser respetada, aun cuando difiera de la tuya. Pero, ¿qué es lo que hace que una opinión prevalezca sobre la otra y se convierta en verdad? O preguntado de otra manera ¿Qué es lo que hace que algo que sabemos que no es verdad prevalezca sobre cualquier otra cosa?

Luis Manuel Aguana

Insurrección civil constitucional

“¿Ustedes creen que con unas firmitas recogidas van a tumbar al régimen?” nos preguntan constantemente. Y una vez más intentaré explicar que no deseamos tumbar a nadie, sino imponer, como en cualquier democracia, que el dictamen de la mayoría -esto es, la Soberanía Popular- debe ser respetada y tendrá que finalmente imponerse por encima de cualquier poder que desee someterla. Y más aún cuando ese dictamen está claramente establecido en la Constitución.

Luis Manuel Aguana

Una guerra ajena

El mundo giró 180 grados a partir del 11 de septiembre de 2001. Los norteamericanos, en lugar de ir al encuentro de una guerra fuera de sus fronteras, los terroristas la llevaron a su país. Una guerra peleada por siglos en el Medio Oriente, por primera vez se hacía presente en suelo norteamericano. Y digo en suelo norteamericano y no americano porque ya en 1994 esa guerra se hacía presente en Latinoamérica con el atentado terrorista a la Asociación Mutual Israelita de Argentina (AMIA) (ver https://es.m.wikipedia.org/wiki/Atentado_a_la_AMIA ).

Luis Manuel Aguana

El gran cambio

De Rafael Gallegos Ortiz, rescato las siguientes líneas: “La copla al alzado Joaquín Crespo de su subalterno Narciso Camero, se baja del rocinante y retrata a cuerpo entero –sin enjalma y hasta sin ropa interior- a tantos políticos venezolanos de ayer y de hoy y quisiera Dios que no de mañana: Hombre que tiene talento / brinca pa’lante y pa’trás, / y como yo no lo tengo, / brinco pa’lante no más…” (1).

Luis Manuel Aguana

Mi delirio sobre el 23

Hace muchos años aprendí una máxima que siempre aplico cuando siento que las cosas no están en el sitio donde debieran: “Cuando tengas dudas regresa a los principios”. Intentaré hacer eso de nuevo. Recordar la fecha del 23 de Enero para los venezolanos se ha convertido en un símbolo de la democracia, de reafirmación civil del derrocamiento de una dictadura militar para imponer el poder del imperio de la ley y la Constitución, sobre el militarismo. Creo que ese principio fue inoculado a todos los venezolanos, año tras año, después de 1958 por quienes resultaron vencedores de esa gesta. Nadie puede objetar ese “deber ser”.

Luis Manuel Aguana

Entretelones de una propuesta

Deseo antes que nada hacer una aclaratoria pertinente. Las opiniones que emito desde este blog son de mi entera responsabilidad. No son de ningún grupo al que pertenezca o apoye. Y es pertinente porque desde que estoy escribiendo en relación al tema constituyente se han confundido mis opiniones con las del cuerpo colegiado al que pertenezco, la Alianza Nacional Constituyente. He agradecido a la ANC el respaldo que han dado a las propuestas que he formulado, respetando siempre mis apreciaciones en relación a la situación política del país y de aquellos a quienes considero responsables del agudo desastre que padecemos, apreciaciones que no siempre coinciden con las mías.

Luis Manuel Aguana

El tigre y el cuero de la Asamblea Nacional

No me había dado cuenta -tal vez por aquello de que quienes no ejercemos la actividad política como modo de vida vemos las cosas desde otra perspectiva- del porque eso que hicieron en la Asamblea Nacional no se hizo un año antes, y la razón por la cual Henry Ramos Allup, viejo zorro de la política venezolana, no quiso asumir en su Presidencia de la AN las consecuencias trascendentales de la decisión que tomaron el lunes 9 de enero.

Luis Manuel Aguana

¿Quién es el originario?

Esta discusión de verdad nunca se acaba. El eterno enfrentamiento del “deber ser” en contra del “es” será interminable mientras sigamos siendo humanos. Nunca hemos sostenido que la Constitución de 1999 es un dechado de virtudes, ¡todo lo contrario! Y no dicho por mí sino por los mejores expertos en ese tema. Les invito a oír la intervención del Dr. Asdrúbal Aguiar en un Foro Constitucional en el 2014 ( https://soundcloud.com/laguana-1/interv ... 21-07-2014 ) o leer los múltiples escritos del Dr. Allan Brewer Carías (por ejemplo Federación Centralizada en Venezuela: Una contradicción Constitucional – Allan R. Brewer-Carías http://tinyurl.com/h6wzxux ).

Luis Manuel Aguana

El “fast track” del venezolano

No hay una característica que nos defina mas como venezolanos como nuestro sentido de la urgencia. “¡Lo mío que me lo den ahora!”, “¡Pa' ayer es tarde!”, “¡Burro que piensa bota la carga!”. Eso explica muchas cosas: los operativos, los motorizados, los gestores, la corrupción para movilizar documentos, y hasta los puestos de empañadas en las calles. Ese rasgo cultural define comportamientos que luego la gente olvida de donde salieron. Queremos que todo se resuelva ya (los documentos, los trámites, etc.), sin importar que algunas cosas requieran maduración. Este rasgo cultural puede explicar porque aun no salimos todavía del régimen, aunque ustedes no lo crean, y forma parte de lo que debemos, si no cambiar, al menos empezar a controlar en este nuevo año que comienza.

Luis Manuel Aguana

del punto de inflexión al cambio decisivo

“Tenemos aquí a las personas adecuadas, juntas, en este lugar inspirador, con los conocimientos, las herramientas y la influencia para crear un cambio verdaderamente transformador, para tomar las medidas audaces que hacen falta para que el planeta pase del punto de inflexión al cambio decisivo.”. Así se expreso el Presidente de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, Zhang Xingsheng en su discurso de apertura al Congreso Mundial de la Naturaleza en Hawai el pasado septiembre. Si cambiamos en la expresión la palabra “planeta” por “país”, podríamos pronunciarla en Venezuela al cierre de este terrible año. Tenemos todo el potencial para pasar del punto de inflexión a un cambio decisivo. La gran pregunta: ¿será el 2017 cuando decidamos hacerlo?

Luis Manuel Aguana

Tiempo de opciones

“¡Poseedores de la verdad, abstenerse!” Así rezaba un viejo dicho de los años 60s, atribuido a uno de los carteles del famoso Mayo francés. Y es así, la verdad es algo que todo el mundo cree poseer y cuando concentras en un solo espacio a muchos “poseedores” de una verdad, paradójicamente es lo menos que se alcanza. La verdad es al final aquella que se abre paso a través de un trabajo duro, continuo y macerado, que finalmente es comúnmente aceptado por la mayoría; y que termina imponiéndose por razones válidas o no. ¿Quién tiene la verdad? Todos y nadie. Y salvo que sea una verdad objetiva –como suelen ser las verdades científicas- el resto de las verdades humanas terminan teniendo ese final: son forzadas por aquellos que por una u otra razón tienen la fuerza para imponer “su” verdad.

Luis Manuel Aguana

Lecciones de una Navidad destruida

“Ojalá que cambiemos todos, porque si no, cambiar de Presidentes no cambiará nada. Porque cambiar de Presidentes, sin que cambiemos nosotros, es lograr que nada cambie jamás” Carlos Sicilia, No voy a apagar nada, 2002 Pudiera tomar la nota que escribí para la Navidad del 2011 (ver Navidad con presos políticos) y solamente cambiar los nombres de los presos políticos más relevantes de ese momento, y tendría un artículo con la misma o tal vez mayor vigencia que en ese entonces. Así de mal estamos pasando nuestras Navidades cinco años después.

Luis Manuel Aguana

un camino serio frente a la dictadura

Lo peor que podemos hacer aquellos quienes nos decimos analistas políticos es escribir de manera irresponsable. Los analistas interpretamos -o al menos debemos intentarlo- lo que hacen aquellos que influyen en la actividad política. Y digo influyen porque no todo aquel que está en la actividad política es un dirigente que influye en lo que sucede, o bien no todo aquel que influye es un dirigente político.

Luis Manuel Aguana

Larrazabal II y cuando entran los militares

Por algo dicen que la historia la escriben los vencedores. Y la del 23 de Enero de 1958 no es la excepción. Ese cuento encantador que nos han relatado desde que tengo uso de razón y que se ha construído en el imaginario colectivo de que unos "militares civilistas" encabezados por Wolfgang Larrazabal permitieron el retorno a la democracia en 1958 no tiene precisamente esa exactitud histórica.

Luis Manuel Aguana

La hora de las definiciones

Hace poco comentaba en una reunión, que en la Venezuela de estos tiempos de incertidumbre, se estaban dando mucho aquellas situaciones que dramatizaba jocosamente Joselo, el mejor cómico que tuvimos en el país “cuando éramos felices y no lo sabíamos”.