end header begin content

Opinión

Columnistas

Bienvenido, Mr. Marshall

Todavía resplandecen los improperios que lanzaban contra el FMI, hambreador e inescrupuloso asaltante de la economía venezolana. Otro tanto ocurría con el alza de la gasolina o del transporte público, por módico que fuese, aunque, en crisis, ella no había penetrado la intimidad misma de cada hogar, como ahora.

Antejuicio para un triste aniversario

La Fracción Parlamentaria del 16 de Julio (F-16J), responsable y oportunamente, planteó iniciar el debate habida cuenta de la consabida decisión del legítimo Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en la pasada sesión de una Asamblea Nacional que no podía decirse ajena a un hecho notorio, público y comunicacional. Consignando copia de la decisión, con el aplomo y la prudencia que reclamaron las circunstancias, el diputado Juan Pablo García propuso la modificación del Orden del Día, pues, suele ocurrir, ni siquiera consultan con antelación el temario de la reunión.

Una política para el amplio compromiso esequibano

Paradójicamente, propio de la más aguda mentalidad rentista, solemos confiar más en las supuestas predicciones astrológicas que en las tendencias y escenarios pautados por una ineludible realidad objetiva. Desde hace más de un año, pública y abiertamente, la Secretaría General de las Naciones Unidas decidió un plazo perentorio para que Venezuela y Guyana resolviesen la consabida controversia y, en caso contrario, le correspondería a la Corte Internacional pronunciarse al respecto. Entonces, a nadie debe sorprender lo que ha ocurrido en el presente año, añadida las agresivas diligencias del vecino país ante La Haya que, faltando poco, dan alcance a Anacoco.

Sospechoso vacío

De versar sobre la política, convengamos en un oficio y una vocación muy particular. Cuenta con una naturaleza, características y alcances propios. La elemental premisa nos remite al campo de las convicciones y experiencias que también la explican, en determinadas circunstancias y condiciones históricas. Y, como ocurre en cualesquiera ámbitos de la vida social, ella incurre en aciertos y fallas, algunas garrafales y otras trágicas.

Entre el ardid y la epopeya: militaridad

La reciente detención del general Víctor Cruz Weffer, ícono del llamado Plan Bolívar 2000 que, en su momento, prolongó el aplauso de propios y extraños, o el tardío debate parlamentario que esbozó la actual y consabida situación de la Fuerza Armada Nacional, obliga a ensayar una perspectiva distinta a la mera y, huelga comentar, censurada circunstancia noticiosa. Oportuna y pertinente es la que ofrece José Alberto Olivar: “La militaridad: Prospecto ideológico del Estado Cuartel en Venezuela”, parte de una valiosa compilación que dirige, junto a Luis Alberto Buttó, ya en circulación, bajo el título “Entre el ardid y la epopeya: Uso y abuso de la simbología en el imaginario chavista” [Negro Sobre Blanco, Caracas, 2018: 251-276].

Copi en Nueva York

Todavía circula la fotografía de Samuel Moncada y Henry Falcón bajo el cielo neoyorkino. Yendo más allá de la oficina de representación en Caracas, la ONU está impuesta de las inquietudes generadas por la sola convocatoria de los comicios presidenciales en nuestro país.

Degradación militar y Estado de Derecho

Afectando, entre otros, a Raúl Isaías Baduel, Herbert García Plaza y Juan Carlos Caguaripano, Nicolás Maduro decretó recientemente la degradación y expulsión de un conjunto de militares procesados o en situación de retiro, abriendo otra sección a la crisis que ha generalizado y agudizado en todos los órdenes. Se ha dicho, no menos curiosa fue la circunstancia de ascender a oficiales ya retirados, como ocurrió en 2013, sin que sepamos aún de la debida y oportuna publicación en Gaceta Oficial.

Pedagogía de la militarización

Aficionados a la disciplina, sacamos tiempo del tiempo, nos acercamos recientemente a la III Jornadas de Reflexión sobre la Enseñanza de la Historia, realizada en el auditórium Hermano Lanz de la Católica. Huelga comentar, fue una jornada de extraordinarias ponencias que concluyeron en una convicción y propósito: el urgente cambio curricular, en el ámbito de la educación primaria y secundaria, prisionera de los intereses ideológico-partidistas de un régimen que también improvisa groseramente las herramientas empleadas. No obstante, nos llamó la atención la disertación de José Alberto Olivar en torno a la llamada educación pre-militar de antaño y hogaño.

Transición en la transición

Días atrás, ocurrimos a la excelente exposición “cerrada” de un destacado politólogo del cual, frecuentemente, discrepamos en torno a sus posturas públicas. Versó sobre las transiciones post-dictatoriales universalmente conocidas, arribando a conclusiones que suscitan inquietud, aunque – en lo personal – jamás resignación.

Letra de imprenta

Un dato universal, el desarrollo tecnológico de las impresiones digitales, ha permitido darle la suficiente claridad, como adecuada precisión, a la documentación que ha de cumplir con determinados requisitos formales para que tenga suficiente eficacia jurídica. Por ello la distinción entre la llamada letra de imprenta y la caligrafía personal, pues, ésta, justamente por personal, tiende a equívocos o confusiones a la hora de celebrar un contrato de compra-venta, fijar un acto administrativo o cualesquiera otras diligencias que generen efectos entre las partes o comprometa a un número mayor de personas que las relacione.

Sociedad civil y El Esequibo

Es necesario decirlo de un modo directo y tajante: si no fuese por la sociedad cvil organizada, el problema del Esequibo hubiese perdido importancia, jerarquía y significado. Mientras que al poder establecido le importó un bledo, desde el instante mismo de su ascenso, respondiendo por inercia a la Política de Estado que heredó hasta destruirla, diferentes entidades de la llamada sociedad intermedia, mantuvieron viva una justa causa histórica, incluyendo la propia vivencia en tierras eequibanas.

Sojuzgamiento cotidiano

Recientemente, un amigo fue y volvió de Chile para explorar la posibilidad de mudarse con el resto de su familia. Viajó, además, con la idea de encontrarle un forro adecuado para el último modelo de un costosísimo celular que, al parecer, abre sólo en casa o lo detalla entre las piernas cuando maneja, cumplimentándole el otro las tareas ordinarias de comunicación.

Tragedia y necedad

Lo más importante de la tragedia es la tragedia misma, por más que la dictadura trate de ocultarla. Y ni siquiera eso, pues, ella misma se ha interesado en su difusión para escarmentar a quienes le hagan aún la más tibia oposición.

Ambre

Sabemos que es muda y nunca invisible, pero – irremediable – nos comemos la letra. Innegable, ya la basura no alcanza para todos.

La tentativa legislativa

Usurpadas sus potestades, competencias y atribuciones por la tal constituyente, aparentemente ha sido inútil el esfuerzo de legislación de la Asamblea Nacional. Debidamente sancionadas algunas leyes en dos años de ejercicio, el Ejecutivo ni siquiera las consideró y devolvió, sino que las remitió al TSJ, instancia que se encargó de pulverizarlas.

De un insólito diálogo para diciembre de 1957

El descenso de la dictadura perezjimenista, finalmente estrepitoso, respondió a un complejo proceso político que, sorprendentemente, ahora no ostenta la obviedad ganada en otros tiempos. Consabido, la crisis gubernamental que, en propiedad, fue la de unas Fuerzas Armadas que le sirvió de expreso soporte institucional, interiormente conmocionada, expresando las realidades sociales y económicas que se empinaban a pesar de las amables apariencias, dispensó un interesante abanico de posibilidades, rápidamente esfumadas.

Caminar con los reporteros de Belén

Navidades particulares las nuestras, nos hemos deslizado lentamente desde los festejos sauditas, los que se resisten fieramente en el inconsciente colectivo, autorizados sólo para los elencos del poder, a los de una tregua inaudita bajo el imperio de la escasez, con la pretensión de chantajear y sojuzgar a las grandes mayorías. No obstante, antes dizque inaudible, el redescubrimiento es el del llamado de Jesús para los creyentes y aún no creyentes que anhelan la paz que no se entiende, ni se entenderá, sin la libertad, la justicia y la solidaridad que la acrediten.

La Navidad de las víctimas directas de la represión

Luego de las consabidas y feroces jornadas represivas de una dictadura cínica y descarada, nos acercamos a la primera Navidad que afrontarán los padres y demás familiares de las víctimas fatales. Debemos añadir a los centenares de prisioneros políticos de un régimen que, por mucho incienso que queme o diga quemar en los altares, no puede ocultar – además - su gravísima responsabilidad en el marasmo de hambre, censura y miseria que ha acuñado.

Tecnoburocracia militar

Beneficiario o no del programa de becas de la Fundación Gran Mariscal de Ayacucho, lo cierto es que, entre los ochenta y noventa del siglo pasado, supimos de un coherente y convincente elenco tecnocrático, originado en el sector privado. Alcanzó relevantes y decisivas posiciones de poder, impulsando el programa de estabilización y ajuste estructural del segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez, siendo el más importante fracaso el de su inexperiencia para afrontar un ambiente político todavía más crítico y hostil, como puede constatarse a través de Mirtha Rivero y su ya clásico título, “La rebelión de los náufragos” (2010).

Presupuesto y tertulia dominicana (criptomoneda aparte)

Recientemente, los medios oficiales y oficiosos informaron que la tal constituyente sancionó el presupuesto público nacional para 2018 por el orden de 36 billones 102 mil 059 millones de bolívares. Reafirmándola como la aldea monotemática en la que nos ha convertido, gracias a una paradójica y deliberada saturación noticiosa, el asunto pasó inadvertido por la agobiada opinión pública.

El término de la distancia

Percibido como demasiado lejano y ajeno, al igual que sus consecuencias, el programa atómico de Pyongyang, apenas, se ha convertido en una curiosidad para la prensa – convencional y digital – venezolana. Aldea monotemática, al fin y al cabo, según el deseo de esta dictadura, la materia no alcanza el cupo mínimo y necesario ante los problemas de la inmediata supervivencia planteados.

Incumplida taza de café

Natural en las lides parlamentarias también signadas por el reaprendizaje, luego de impactada la institución por un régimen tan prolongado, la novísima fracción opositora denominada “16 de Julio”, irrumpió en el escenario de la Asamblea Nacional. Una iniciativa de los diputados principales y suplentes de Convergencia, ABP y Vente Venezuela, en tránsito la incorporación de otras fuerzas y corrientes, dejó constancia de sus posturas en el hemiciclo por la voz del diputado Omar González, corajuda voz empinada a contracorriente a propósito de la consabida propuesta de diálogo en República Dominicana.

Diálogo adentro

Imposible de esconder el bulto, el problema de las conversaciones o del diálogo no sólo estriba en los eufemismos que cultiva tan afanosamente el régimen, sino en las propias maniobras divisionistas que, además, lo recrean. Varios partidos de la oposición, diciendo representarla cabal y completamente, tomaron la inconsulta iniciativa y, entendemos, todavía esperan porque la dictadura cumpla con algunas de las formalidades previas, como la de convocar efectivamente a los cancilleres involucrados.

Petróleo y estigmatización

En materia petrolera, el régimen ha hecho el contra-milagro de quebrar la industria, faltándole imaginación para inculpar al tal imperio, a la oposición y a los propios venezolanos sumergidos en la espantosa perplejidad que reporta la noticia, luego de la terca, enfermiza y engañosa publicidad que nos dijo y aseguró, nada más y nada menos, que somos y seremos una potencia. Bastará con constatar la crisis humanitaria que padecemos, ya sin las libertades necesarias para desmentir la prédica obsesiva del socialismo demoledor.

Régimen y partidos de oposición

A nuestro juicio, por encima de los infaustos resultados obtenidos por la oposición, el dato más importante todavía reside en la determinación unilateral de haber concurrido a los comicios regionales. Los partidos que monopolizaron la mesa, contradicha la noción misma de unidad, zanjando luego sus diferencias a través de unas primarias censitarias, se negaron a discutir el asunto con otras entidades, políticas y sociales.


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com