end header begin content

Opinión

Columnistas
Leonardo Morales P.

Dale al porfiao

Agoniza el año 2018, muy pronto estaremos contando los días del 2019. Unos cuantos pronosticadores de oficio o, más bien, sin oficio, se dedicaron a afirmar que el sr. Maduro no llegaría hasta donde ha arribado.

Leonardo Morales P.

Negociación política

La crisis venezolana no parece acercarse a su fin, por el contrario, se acentúa y sus efectos golpea severamente a la sociedad; la tragedia económica que se deriva de las erráticas políticas adoptadas por el gobierno de Maduro no anuncian cambios significativos de las circunstancias actuales.

Leonardo Morales P.

Teodoro Petkoff

Polémico y controversial. Autentico y valiente. Carismático y racional. Cuántas cosas más podría decirse de Teodoro. Muchas. Hubiéramos querido asistir a otros de sus memorables escapes, pero la emboscada de la muerte es infalible e inevitable. Llega haciendo su misión sin preguntar si nos parece oportuno el día y la hora.

Leonardo Morales P.

Frente Estrecho

La MUD fue una plataforma unitaria en la que se agruparon una serie de partidos opositores. Sus logros son inocultables: se alcanzó la unidad electoral que permitió obtener una bancada parlamentaria importante y luego en 2015 se obtuvieron las dos terceras partes de la Asamblea Nacional; pudo, además, acompañar en dos ocasiones a un candidato unitario a la presidencia. En su última oportunidad su candidato, Henrique Capriles, perdió por escaso margen frente a Maduro.

Leonardo Morales P.

Dictadura consentida

Los venezolanos hemos enfrentado varios desafíos en el curso de nuestra historia. El más universal de los venezolanos que emprendió la tarea de proveernos de libertad, Francisco de Miranda, se apareció por estas tierras convertido en un sesentón para iniciar la lucha por la emancipación de Venezuela. Otros siguieron sus pasos y junto Bolívar nos hicimos libres de España. Casi medio siglo tuvo que transcurrir del siglo XX para que los venezolanos lograrán superar las revueltas, revoluciones y otras convulsiones para comenzar a acariciar las ventajas de la naciente democracia. De cualquier forma, ese lapso comprendido entre 1945 y 1948, si bien se alcanzaron importantes libertades no dejaron de ser convulsas.

Leonardo Morales P.

¿Otra vez?

Sí, pero no. Dale y después vemos. Espérame que no llegaré. Expresiones de una política sin aliento y sin futuro que solo se inspira en una abreviada mirada. Son como aquellas aves de atractivo plumaje y de pico largo, que a muchos atrae, pero que su mirada corta y bajo vuelo la hacen presa fácil de los depredadores.

Leonardo Morales P.

Enfrentados por el botín

Terminó el 2017 con la aparición de una inusitada moralidad en las esferas del poder que pareciera, parafraseando a Fukuyama, que una espora proveniente del espacio exterior llegó infectando al cuerpo político gubernamental, dotándolo, ahora sí, de una clara comprensión del bien y del mal. Han podido, gracias a la espora, convertirse en sujetos de bien y paladines de la justicia.

Leonardo Morales P.

Lorenzo Mendoza

Luego de las elecciones de gobernadores donde la MUD, más bien el G4, dio suficientes muestras de que los cambios, primero Aveledo por Chuo Torrealba y luego éste por no se sabe qué o quién, fueron determinantes en la derrota, florecieron rosas negras en los jardines de la plataforma aglutinadora de los partidos de oposición. Técnicamente la MUD desapareció apenas anunciaron los resultados; alguno optó por no sentarse más con quien más gobernaciones logró, otro acusó a otros de débil respaldo a su candidatura. En fin, las diferencias o celos dirigentes permitieron que no se respetará los liderazgos regionales y hasta nacionales; perdió Falcón en Lara, PJ Y VP se asociaron para competirle en las primarias; Capriles y Ocariz perdieron en Miranda, “la joya de la Corona” aun cuando detentaban la gobernación y la alcaldía del municipio más importante. En esas condiciones, sin una plataforma unitaria que agrupe a los partidos políticos, con una profunda y enorme desconfianza entre los líderes fundamentales de los partidos políticos de oposición, deberá encararse las elecciones presidenciales del 2018 que, a decir de algunos y a informaciones disponibles, se realizaría dentro del primer cuatrimestre de ese año. En cualquier caso, el tiempo en estos asuntos es un tirano, por lo que difícilmente las diferencias y heridas infligidas puedan ser superadas en tan poco tiempo. El escenario, el tiempo y las enemistades podrían estimular la aparición de varias candidaturas opositoras. Capriles hace muy poco dijo, mostrando como lo ha consumido la cultura chavista, que solo él y Leopoldo podrían dirigir el país. Entre eso y lo afirmado por Chávez, “sin la revolución no habría luz”, qué diferencia hay. Lo cierto es que la encuesta de Venebarómetro y otras dicen que los venezolanos piensan muy distinto a los delirios del dirigente de marras. Henri Falcón, con tanto derecho como los otros, inició su gira por el país respaldando a los ciudadanos, a los candidatos a alcaldes abandonados por los partidos abstencionistas, y, además, los números de las encuestas le son ligeramente favorables. Ramos A. tiene en su haber la conquista de varios gobernadores en las pasadas elecciones regionales. Ambos tienen las condiciones para insinuarse como candidatos presidenciales y no solos los inhabilitados.

Leonardo Morales P.

Estado de corrupción

La corrupción es un fenómeno moralmente criticable. No es una realidad moderna, ha existido desde muchísimo antes. A Judas se le critica por venderse, por recibir unas monedas a cambio de una información. Se le destruye moralmente acusándolo de traidor.

Leonardo Morales P.

Recuperar la institucionalidad

El diálogo, la negociación, encuentros cercanos y contacto visual entre la oposición y los miembros del gobierno, hecho normal en cualquier país civilizado donde precisamente los encuentros entre los actores políticos se dan con absoluta naturalidad y lo contrario más bien se percibe como insólito, en Venezuela significa abdicación, traición, felonía y cuanto sinónimos semejantes existan.

Leonardo Morales P.

Garrotes de amor

La ANC no ha escrito un solo articulito para la nueva constitución. Nada han averiguado acerca del millón y tantos de votos adicionales que dice Smartmatic aparecieron de pronto por caminos non sanctos en la totalización del CNE, haciendo que su partida de nacimiento corra el mismo destino de otras –desaparecida o manifiestamente escondida.

Leonardo Morales P.

Ciudadanos a la deriva

La racionalidad política venezolana perdió su rumbo, luce desequilibrada y carente de sentido, tanto los del bando del gobierno como los de la oposición. Los primeros actúan como tahúres de un juego en el cual reina la trampa y la picardía. La concentración de los poderes públicos se ha convertido en un instrumento para emboscar a sus adversarios y, si fuera necesario para garantizar su permanencia en el poder, colocarlos donde no estorben ni amenacen sus pretensiones: en la cárcel.

Leonardo Morales P.

Enderezar el rumbo

Esperar una semana para que con alguna sobriedad poder dar cuenta de lo sucedido en las pasadas elecciones regionales resultó innecesario por los acontecimientos que ahora estremece a la oposición venezolana. Los que esperaban un resultado favorable hacen uso de la descalificación mutua para no responder a sus errores.

Leonardo Morales P.

Virtud ciudadana

Insistir en la importancia del ejercicio del sufragio siempre será necesario. El ejercicio de la ciudadanía implica cumplir con todos aquellos preceptos consagrados en la leyes, sean estos derechos o deberes; aquellos, los primeros, si no se exigen corren el riesgo de convertirse en letra muerta y, los segundos, forman parte del conjunto de normas que todos debemos cumplir.

Leonardo Morales P.

Es con optimismo

El optimismo es una forma de vida, de dar cara a las circunstancias aun cuando ella se revele adversa. Vivir de esa manera siempre ofrece la ventaja que, aun cuando la adversidad se atraviese, existe en el yo de cada quien la necesidad de enfrentar el próximo obstáculo con el mismo entusiasmo. El optimista siempre ve hacia el futuro, consigue en la desventaja una oportunidad para lograr objetivos.

Leonardo Morales P.

Europa vira a la derecha

Los acontecimientos políticos emergen permanentemente y, quizá, el término permanente sea inadecuado, y resulte apropiado sustituirlo por el de fluir. La política siempre está fluyendo, nunca está estática siempre aparece alguna fuerza que posibilita su activación. Está siempre en movimiento continuo; lo que en algún momento pareció haber desaparecido, simplemente estaba en una suerte de extraño reposo mientras, otras razones o ideas, aparecían para darles vida y movimiento.

Leonardo Morales P.

Vencer la abstención

Los sectores democráticos siguen la ruta que le ha dado resultado para arrancar parte del poder al gobierno de Maduro. Un sendero que no le ha sido fácil conquistar por diversas razones: una, la del gobierno, que se empeña, en atención a sus convicciones, a instaurar en régimen autocrático. La otra, corresponde a un sector que aun cuando afirma oponerse a Maduro ha escogido vías que solo han posibilitado el amalgamiento del chavismo.

Leonardo Morales P.

Primarias ilustradoras

La oposición agrupada en la MUD acaba de terminar su proceso interno de selección de candidatos a gobernadores. Las primarias que debió incluir a los candidatos a diputados a los Consejos Legislativos fue suspendido por el CNE, posiblemente por incapacidad técnica o por algún ardid del gobierno, en cualquier caso, ambas son prácticas cónsonas con la política gubernamental.

Leonardo Morales P.

Teodoro Petkoff

La insania metal del régimen lo ha llevado a echar mano de cualquier ardid para desviar la atención acerca de los importantes y graves problemas por lo que atraviesa el país. Este es un gobierno que tiene muchas dificultades que se mecen de lo económico a lo político y a lo social, pero en particular tiene serías riñas con la ética y la moral. Para este régimen, el sentido de la moral se da por entendida en la medida que favorece los intereses particulares, particularísimos, de los jerarcas rojos y todo lo que contra ellos atente, aun cuando favorezca a las grandes mayorías, lo convierte en un objeto de su desafuero.

Leonardo Morales P.

Contra el delirio totalitario

Ha transcurrido 9 meses del año 2017. La profecías, promesas y compromisos adquiridos por algunos para desalojar al gobierno de Maduro de Miraflores quedaron engavetadas. El “tendremos nuevo presidente”, “en 30 días”, “es ahora”, no fueron más que simples eslóganes de los que debía que echarse mano para motivar y entusiasmar a un público afecto a la ilusión, quizá desprevenido y ávido de aventuras.

Leonardo Morales P.

Izquierda sin moral

La izquierda latinoamericana, siempre se autoproclamó como una opción política capaz de adelantar los cambios y transformaciones sociales que conducirían a los pueblos a liberarse de las cadenas que le impedían el pleno desarrollo de sus sociedades; la dependencia a centros de poder que imponían políticas en la región de acuerdo a sus intereses y la corrupción, fueron argumentos de ayer y de ahora.

Leonardo Morales P.

Del tumulto al gendarme

La vida política suele sorprender a los que la siguen con detenimiento y hasta con pasión. Muchas veces un observador puede quedar impresionado por alguna acción que puede causar admiración o también estupor. En otras oportunidades, que no son pocas, sino más bien frecuentes, la política transcurre copiando, hasta en detalles, episodios pasados.

Leonardo Morales P.

El impresentable

El gobierno de Maduro adelanta una política suicida. En el orden interno la política gubernamental no ha podido ser más desastrosa; la crisis económica ha destruido todo el aparato productivo teniendo que recurrir a continuas y enormes importaciones para abastecer el mercado interno, alimentos, medicinas, así como otros bienes esenciales. El impacto sobre la sociedad ha sido devastador; han reaparecido los indigentes y ciudadanos que deambulan por las calles pidiendo ayuda para sobrevivir o como mineros del desperdicio, abriendo bolsas de basura en la búsqueda de algo que sacie el hambre. La inseguridad y los fallecidos en actos delincuenciales son ocultados por la relevancia de la crisis política.

Leonardo Morales P.

Vuela a la política

Llegamos al mes de agosto y las profecías acerca del fin del mundo venezolano quedaron para otro momento. Hubo violencia y asesinados, tal como el gobierno lo viene haciendo de manera reiterada; un choque de trenes, con el PSUV y la MUD como protagonistas, convertirían la sangre derramada en tinta para escribir centenares de páginas sobre el último episodio de la patria. Un epílogo más cruento que el vivido por Bolívar en el siglo XIX. Algo se escribe y se escribirá, pero no tanto como algunos políticos pronosticaron.

Leonardo Morales P.

Sin gente pero con votos

El siglo XXI venezolano se corresponde, por lo pronto, con la era del Socialismo del Siglo XXI. Han transcurrido casi 18 años y ya puede mostrar sus logros y, a partir de allí, imaginar todo su potencial.


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com