end header begin content

Opinión

Columnistas
Leandro Rodríguez Linárez

¿Qué viene para Venezuela?

Muchos se preguntan, esperanzada o desesperanzadamente, ¿Qué viene? y no hay nada más predictivo que nuestro futuro inmediato, pues tenemos 18 años en lo mismo: el país continuará, cada vez más aceleradamente, por su senda de autodestrucción. No se trata de ser alarmistas, más bien ¡Realistas!

Leandro Rodríguez Linárez

No insistan, ¡murió el voto!

Insistir en el voto es desconocer la magnitud del problema, es pastorear nubes. En primer lugar, porque la institución del voto se ha perdido, el Gobierno la mató, el venezolano ha dejado de creer en el poder del voto como instrumento de castigo, premio o cambio. Lo hemos dicho en reiteradas ocasiones, el gobierno desde su derrota del 6D de 2015 se inmunizó ante el sufragio universal y directo, realizando presuntos procesos electorales donde impone candidatos, electores esclavizados a través de sus necesidades, resultados y se ampara descaradamente con fines electorales en instituciones y recursos que son del Estado, entre otras ilegalidades más.

Leandro Rodríguez Linárez

De Chávez a Maduro y de Maduro al ilegalismo

La mesa está servida, al igual que la “constituyente” el régimen adelantará contra viento y marea las presidenciales express, convocadas y montadas en tiempo récord, tanto que la oposición no pudo organizarse para escoger candidato, pues esa era la idea del gobierno. El domingo habrá elecciones presidenciales y legislativas regionales sin los principales líderes opositores ni las principales organizaciones partidistas.

Leandro Rodríguez Linárez

De venezolano a venezolano

El que después de casi 20 años de Socialismo del Siglo XXI la propuesta electoral sea una caja de comida mensual por familia, bonos con los que no se puede comprar ni un cartón de huevos y la promesa de “ahora si arreglaremos la economía pero sí Maduro es reelecto” refleja la grotesca elementarización de nuestra política, lo hemos dicho, nuestra política hace tiempo dejó de ser una herramienta para la calidad de vida, la convertimos en un vulgar entretenimiento, donde el gobierno es el cirquero.

Leandro Rodríguez Linárez

Maduro y Falcón vs el 20M

Entre las tipificaciones que denotan este proceso electoral es que ninguno de sus candidatos fue electo por elecciones primarias, Maduro porque (como es costumbre) es una imposición del chavismo a su remanente de seguidores, del lado opositor el apresuramiento de estas elecciones fue un acto premeditado del gobierno para sorprender una oposición dividida, con la moral electoral en el piso tras los resultados de los últimos procesos (también cuestionados, por cierto). El régimen imposibilitó así un proceso de primarías opositor a fin de debilitar la opción de sus detractores, un candidato escogido por las bases tendría mayor arraigo que uno por consenso o, como en este caso, surgido por las circunstancias.

Leandro Rodríguez Linárez

¿Somos un pueblo de voto inteligente?

Venezuela se encuentra en un momento sumamente complejo e inédito, desde hace tiempo reúne lo peor de nuestra historia política autóctona y regional. Por ende, nuestra cultura política recibe duras pruebas, de las que se desprende lo que merecemos y lo que no, al respecto:

Leandro Rodríguez Linárez

Voto vs realidad

Existe un grave problema en esta Venezuela sobrevenida, donde la política es un entretenimiento circense; el voto ha perdido su utilidad, su esencia democrática. Para la esfera social que orbita alrededor del gobierno es una obligada ceremonia partidista, útil solo para devengar furtivas/exiguas “ayudas gubernamentales” bajo un dantesco esquema de esclavitud electoral. Para el sector social contrario al régimen, el voto es sencillamente inservible, a pesar de obtener triunfos como el de la Asamblea Nacional, gobernaciones o alcaldías, al final el chavismo, a través de la institucionalidad secuestrada, inhabilita, despoja funciones, competencias o simplemente destituye o apresa quienes electoralmente lo vencen.

Leandro Rodríguez Linárez

Bertucci… el catalizador

El que Capriles llame a votar el 20M no es un hecho dejado a menos, sin lugar a dudas, es un apoyo político importante, ahora, es un apoyo casi simbólico, no es el mismo Capriles de años atrás, hoy es víctima del “desgaste” y de la desinstitucionalización del país, su punch político se encuentra minimizado. Lo mismo ocurre con los “cuarto bates” Eduardo Fernández y Claudio Fermín, quienes solo aportan retórica, ningún dinamismo de calle.

Leandro Rodríguez Linárez

Antes, durante y después del 20M

Ya no son las novelas ni el beisbol, la política se ha convertido en el principal entretenimiento de los venezolanos, donde la transversalidad es la omisión de lo importante/determinante para el pueblo y el elemento protagónico es todo aquello que beneficie a los gobernantes sin importar el qué, el cómo ni el cuándo, las elecciones en nuestro país son un claro ejemplo, se omiten, adelantan, atrasan o ajustan a merced de quiénes hoy están en el poder.

Leandro Rodríguez Linárez

Presidenciales, ¡un supremo error político!

No hay nada más a-electoral o in-electoral que las ilógicamente adelantadas elecciones del 20 de mayo, no solo por la división que padecen los actores políticos, sino que el convocante (gobierno) afronta una gestión pública con hiperinflación, que ha hecho que Venezuela esté rankeada entre los 3 países más inseguros del planeta, con la peor crisis de servicios públicos de nuestra historia y una escasez producto de políticas económicas comunistoides que, a pesar de ser petróleo dependientes in extremis, no tuvo la inteligencia ni la capacidad de proteger ni optimizar la industria petrolera, sino que la destruyó, a la par de la destrucción del aparato productivo criollo. Ahora los rojos rojitos no tienen para importar alimentos ni medicinas.

Leandro Rodríguez Linárez

Cinco poderes, cero democracia

“Dime de qué presumes y te diré de qué careces” gran sabiduría popular aplicable al chavismo y su dantesco paso por nuestra historia. 5 poderes públicos propuso esta mentalidad, mismos que fueron insertados en la nueva Constitución. A pesar de contar con múltiples poderes públicos, los venezolanos hemos atestiguado cómo el pueblo no puede contar con ellos, éstos se han sometido al Presidente, a su partido… primero con Chávez, ahora con Maduro.

Leandro Rodríguez Linárez

El 20M no es un “sube el telón, baja el telón”

¿Qué va pasar luego del 20 de mayo? Es una interrogante revestida de redundancia y descontextualización, ese evento no se circunscribe dentro de la jocosidad de los cuentos urbanos “sube el telón, baja el telón” no es una fecha mágica que marcará una ruptura que haga girar ipso facto 180 grados nuestra realidad… lo que va a pasar ya está ocurriendo desde hace tiempo y continuará pasando, cada vez más a prisa, mucho más profundo.

Leandro Rodríguez Linárez

El voto reflejo

No es secreto que un candidato que enfrente al gobierno le daría otra paliza electoral al chavismo similar o peor a la del 6D de 2015, sin embargo, el gobierno, a sabiendas de su legitimidad en extremaunción, ha prefabricado elecciones de segundo grado para asegurar la continuidad del castrismo en Venezuela: ha impuesto candidatos, electores y, según Smartmatic, resultados. Pero ello no queda allí, la desinstitucionalización le permite utilizar a placer recursos e instituciones públicas antes, durante y después de la campaña electoral.

Leandro Rodríguez Linárez

Chavismo, ¡el poder sin autoridad!

Es necesario saber a qué nos enfrentamos los venezolanos desde hace 18 años, nuestra historia poco nos puede ayudar pues la complejidad de este fenómeno lo hace tan único como trágico. El problema del país bajo la pesada bota roja no es lo que existe sino lo que no… y lo que no existe en Venezuela es institucionalidad, entendiendo la institucionalidad como el irrestricto apego a la ley, al profesionalismo intrínseco en las estructuras del Estado, a la ética y la moral que se desprende de esa irremplazable fórmula.

Leandro Rodríguez Linárez

Locos electorales

Tras un revocatorio vulgarmente aniquilado (jurídicamente hablando) y una “constituyente” (muchísimo más importante que una presidencial) ilegal e ilegítima, que además descansa en un gran charco de sangre proveniente de más de un centenar de venezolanos asesinados por oponerse a ella, pretender que el gobierno finalmente cederá en estas condiciones ante lo electoral nos parece fantasioso.

Leandro Rodríguez Linárez

El peligro del 20 de mayo

Supongamos se mantiene la fecha del 20 de mayo, aunque la fecha es lo que menos importa pues lo medular es la desinstitucionalización que día a día desbarata la nación, ese ominoso día Venezuela quedará sin ejecutivo, los países geopolíticamente influyentes del planeta han dicho no reconocerán a un presidente electo en las inconstitucionales condiciones de prefabricación electoral.

Leandro Rodríguez Linárez

Fórmula para democratizar a Venezuela

Ninguna era de la historia de Venezuela tiene semejanza con la apocalíptica realidad de hoy, pero sí guarda intima relación con la historia cubana… el chavismo no es un proyecto país, es un proyecto de poder y debe ser tratado como tal. Manoseó la democracia todo cuanto pudo a través del populismo salvaje que le permitió el boom petrolero, pero ido éste, comenzó exhibir sus tiránicos huesos.

Leandro Rodríguez Linárez

¡Votoadicción!

El voto es lo más sagrado en un Estado democrático, el sufragio popular apegado a la constitución es la más elevada sacritud, la única vía para definir el destino del país. Es por ello que nuestra carta magna en su Artículo 347 proclama literal y excesivamente claro “el pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario”, amén de ser el único quien puede convocar a una nueva constitución, a pesar que permite a otros la iniciativa, como al presidente, a la Asamblea Nacional y a una representación ciudadana, es el pueblo en mayoría (vía voto) el único quien finalmente debe convocarla o no.

Leandro Rodríguez Linárez

Lo Electoral Q.E.P.D.

Fuimos partidarios que las regionales eran el último intento ciudadano para desmontar un régimen kakistocrático con animadversión a lo venezolano a través del voto, sin embargo, ello no fue comprendido. Las regionales eran las primeras elecciones luego del inconstitucional asesinato del revocatorio y del fracaso constituyente.

Leandro Rodríguez Linárez

Política prefabricada para fanáticos

La política es probablemente la ciencia más inexacta y por tal motivo no hay recetas ni predeterminaciones, carece de axiomas, es por ello que las leyendas urbanas de este tipo son solo eso “leyendas”, pero son utilizadas por unos y otros a conveniencia propia. En la política lo real, lo cotidiano, lo palpable, es lo único que debe gozar de credibilidad.

Leandro Rodríguez Linárez

Pueblo, gobierno y oposición incompatibles

¿Qué es lo que el pueblo quiere? Jerarquizar qué queremos resolver los venezolanos es difícil, pues el chavismo ha hecho de nuestros problemas los más graves del planeta, como la inflación y la inseguridad. Sumémosle a esa dantesca lista el caos de todo el espectro público inepto/corrupto y la muerte lenta de lo privado, que en estos luengos 19 años se ha reducido 70%. Hoy los habitantes de este país en vergonzosas ruinas deben comprar su propio dinero para obtener efectivo, pagando comisiones de hasta 100% o más. Comprar es una odisea, no se consigue lo que se busca, sí se encuentra no se puede pagar, bien sea por su costo, porque “los puntos no pasan” o porque las páginas de los bancos viven colapsadas evitando las angustiosas transferencias, este colapso no es por la cantidad de usuarios, sino por lo abandonado y atrasado de nuestro internet, de los sistemas de comunicaciones, el más lento y atrasado de la región.

Leandro Rodríguez Linárez

Realmente… ¿vale la pena votar?

El voto es el arma, la herramienta de los demócratas, aún más cuando los avances tecnológicos les robaron la privacidad a los regímenes autocráticos. Somos partidarios que “voto sí saca dictadura” pero los tiranos no entregan el poder limpiamente a través de elecciones universales, libres, secretas ni directas, sin embargo, las violaciones a la constitución, a la democracia (en el caso venezolano) están quedando registradas ante el mundo, conforme, la comunidad internacional está actuando en defensa de un pueblo secuestrado por la violencia institucionalizada de unos cuantos.

Leandro Rodríguez Linárez

Maduro Vs. Falcón

En las desnaturalizadas, injustas e ilegales presidenciales del 20 de mayo se yerguen solo dos candidatos, los demás son intentos desesperados, no sabemos sí por parte del régimen para intentar llevar a cabo su macabro plan “electoral” o por ambiciones personales de los participantes, desprovistas de lógica, sensatez, de factibilidad.

Leandro Rodríguez Linárez

¡No hay que votar! Entonces, ¿qué hacer?

Lo primero a comprender es que estas “presidenciales” no son elecciones democráticas, al igual que la constituyente, regionales ni municipales, solo se enmarcan como meros actos gubernamentales. Desde el asesinato de revocatorio, de la manera más villanesca posible (jurídicamente hablando), el gobierno vía CNE, TSJ, y posteriormente ANC, fulminó la vía electoral, reemplazándola por actos donde impone candidatos, electores, resultados, utilizando para ello los recursos e instituciones que deberían ser del Estado, pero están secuestrados por el Psuv.

Leandro Rodríguez Linárez

10 razones para no participar en las presidenciales

Expresamos nuestra opinión del por qué los venezolanos no debemos avalar un acto gubernamental al que se pretende calificar como proceso electoral “democrático”… veamos:


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com