end header begin content

Opinión

Columnistas
Leandro Area Pereira

Venezuela, un ensayo explicativo (III)

El segundo mirador u observatorio anunciado en artículo anterior es el que nos invita a prestar especial atención, en combinación con los tres promontorios restantes -orfandad, imprecisa libertad y enfermizo manejo del poder- al hecho que la sociedad venezolana se ha sentido históricamente despojada, invadida, herida en sus entrañas, maniatada e impedida en el ejercicio pleno de sus potestades soberanas, por fuerzas “superiores”, siempre malignas y destructivas.

Leandro Area Pereira

Armando Reverón a los 129 años de su nacimiento

Fue Juan Manuel Bonet quien se atrevió a definir la obra de Armando Reverón (1889-1954) como “puro temblor al borde la nada”. La Venezuela contemporánea tiene en este pintor caraqueño y universal a uno de sus padres fundadores.

Leandro Area Pereira

Al tiempo de hoy

El régimen venezolano da muestras de un proceso de descomposición acelerado e irreversible que se sostiene solamente en el poder de monstruos autocráticos mundiales.

Leandro Area Pereira

Venezuela, un ensayo explicativo (II)

El capítulo sobre la “orfandad” estará dedicado a reflexionar sobre primero de los cuatro “miradores” propuestos y anunciados anteriormente para el establecimiento y discusión de un esquema perspectivo y prospectivo desde donde analizar el proceso político venezolano e incidir sobre él.

Leandro Area Pereira

Volver a Notre Dame

Ciego para para no verte me acerco a Notre Dame.

Leandro Area Pereira

Hoy me atrevo a escribirte Señor

"¿Quién le dio al fango un alma?Luis Cernuda Hoy me atrevo a escribirte Señor, me lo merezco y eso es bueno pues dicen que a las palabras las multiplica el viento.

Leandro Area Pereira

Venezuela, un ensayo explicativo

Abrumados por el hartazgo de los días que no terminan de llegar aún a parte alguna y estancados en su letargo insostenible, a pesar de las luces que se asoman, se apremian el espíritu dolido y el intelecto deseoso por encontrar explicación humana suficiente y válida a las razones por las que Venezuela se encuentra atorada en esta ignominia de ejemplo, de hambre, dolor y de vergüenza.

Leandro Area Pereira

Política con “P”

Sucede que en las universidades u otros conventos en los que se enseñan los misterios de la política se habla de ella en términos valorativos: la política es buena y los hombres la envilecen.

Leandro Area Pereira

Chávez, la derrota inconclusa

Según se ventila en el cotarro, su muerte, digamos prematura, ocurrió en misteriosas y plurales fechas, supuestamente en Cuba, bajo los auspicios y cuidados intensivos, milimétricos y de exclusiva administración de los hermanos Castro, en circunstancias médicas además de tortuosas y enmarañadas, aún anómalas, anónimas y apócrifas.

Leandro Area Pereira

Colombia y Venezuela, ideas para la transición

Se cumplen en estos días complejos, difíciles pero promisorios de cara al futuro para la relación colombo-venezolana, 30 años de una experiencia cardinal que duró una década y que puede ser considerada como un hito destacado, si no el mayor, de lo más fértil, próspero, sincero y ejemplar de nuestra vida en común.

Leandro Area Pereira

Venezuela: Delirios y cegueras

Deberían sentirse avergonzados, derrotados, pero cómo exigir o esperar esas virtudes. Pena tendría que darles el oprobio al que han llevado al país, a cada uno de los venezolanos, a cada uno de los que nacerán pronto y no se merecían un destino de jaula.

Leandro Area Pereira

Epitafio

El ruido aparatoso del adiós Nunca después de toda esta fanfarria se podrá olvidar el ruido que has hecho, que haces, directo al tímpano del alma. Durante tantos años que ni cuento de vergüenza de reloj que no cambia de hora pero llevamos puesto para fingir y más aún en el tropiezo de los días que te vas, estampida, torbellino, sigilo, que así no te vayas ya estás ido de un todo aunque reposes en el desván de las cosas que no sirven pero que siguen estorbando, haciendo daño y sin pausa.

Leandro Area Pereira

El quinto punto cardinal

No sé dónde queda el quinto punto cardinal, pero imagino que debe encontrarse cerca del eje de nuestra condición humana, hoy fragmentada. Además, entiendo que no es sumatoria de partes ni realidad geográfica. Es sí un imperativo de la conciencia, un estado de la razón política al que puede llegarse a través del esfuerzo que impone la necesidad por encontrar un destino común de civilidad que para los venezolanos ha sido siempre esquivo.

Leandro Area Pereira

Progreso con Ciudadanía, dos nociones básicas para la próxima política exterior de Venezuela

En los últimos años, tiempos de confrontación y polarización inútil, de chavismo, de pobreza, nuestra visión del mundo, de la historia y del presente, se han distorsionado de tal manera que ideología, improvisación y mala fe han convertido a Venezuela en un país vulnerable, desconfiable y peligroso, y presa fácil ante cualquier maniobra internacional, perdiendo así ejercicio pleno de soberanía, no sólo territorial (mire usted las fronteras), sino además y sobre todo de aquello que constituye deslinde de dignidad y respeto. Invadidos por todas la penurias y plagas, y siendo además y paradójicamente uno de los países más ricos del planeta, somos ahora una de las naciones con mayor índice de pobreza, criminalidad y corrupción.

Leandro Area Pereira

Guyana,Colombia y Venezuela

Ahora que al Gobierno venezolano y a tan poco del 10 de enero le ha dado por reencauchar el cuento del anti imperialismo yanqui y la defensa de la soberanía, es oportuno reflexionar sobre los límites y las fronteras territoriales venezolanas en su conjunto, en torno a las cuales arrastramos un expediente voluminoso de despojo y desvergüenza.

Leandro Area Pereira

Feliz Muchacha Navidad

Doña Eternidad, como si fuera a terminarse de repente el tiempo, amaneció celosa con mayúsculas. Lleva días así cual azogue. Sorprendidos le gritan los muchachos con esa voz apuradita que entra por las ventanas para que salga a jugar a la calle pero está demasiado vieja y sorda para entender Y es tanto así que se quedó vestida de niña para siempre y todo el mundo la confunde y adopta, mima y lleva donde vaya.

Leandro Area Pereira

Bolero somos (En recuerdo a Lucho Gatica)

El Bolero es una forma especial de vivir y amar que en su contenido más profundo evoca una añoranza que se resiste a ser desatada de la memoria ingrata. Es vínculo de oro inaudible que se persigue y a veces nos encuentra sorprendidos en el deslave del presente en el que correr sin sentido ni elegancia es el ritmo de moda. Sin mal decir. Al escuchar un bolero nos damos cuenta de la distancia que existe entre lo que somos y lo que dejamos de ser. O puede también que sea motivo para presentir. En todo caso es un radar.

Leandro Area Pereira

De mi cuenta y riesgo

A la memoria de Teodoro Petkoff Por qué negar que éste que se evade soy yo, amuralla, recoge, mimetiza frente a los muros espinados.

Leandro Area Pereira

Política con “P”

Sucede que en las universidades u otros conventos en los que se enseñan los misterios de la política se habla de ella en términos valorativos: la política es buena y los hombres la envilecen. A esta concepción “platónica” la entienden los adolescentes y pocos la practican a lo largo de su vida, convirtiéndose en ejecutores de cosas, polifacéticos mantenedores de cargos o buscadores de fama. ¡Qué más da! Pragmáticos, dirían algunos. Aunque aún no sepamos dónde separar lo peyorativo de lo que en verdad sugiere dicho término. Nunca pensaron también que la política pudiera envilecer a los hombres.

Leandro Area Pereira

Honrar la política

Hay que elevar el sentido colectivo de la política provocando un sentimiento envolvente en torno a lo que podemos llegar a ser y hacer con ella. De lo contrario lo habremos perdido casi todo. Hay que democratizarla, ponerla al servicio de las mayorías, para que exijan, den y construyan, sacarla, en fin, de la jaula donde la han confinado los que quieren apropiarse de ella, satanizándola.

Leandro Area Pereira

Progreso con ciudadanía

Me consigno entre los muchos venezolanos que aquí y por doquier debaten y se debaten a trompicones por un futuro promisorio de progreso y crecimiento de ciudadanía civil y democrática para nuestro país, lejos de perspectivas y aventuras mágicas. El tema, por distintas razones, ya no es solo nacional sino preocupación mundial.

Leandro Area Pereira

El exilio venezolano

Para los venezolanos el exilio es sinónimo de calamidad personal, familiar, social y política. Presuntamente voluntario lo es casi siempre forzado. Su especificidad reside en que no es tan solo cuestión de economías o dineros, aunque a decir verdad aquí el gobierno tiene confiscado todo bien incluyendo las posibilidades de progreso; no obedece en apariencia a guerra declarada, aunque claro que lo es; tampoco pinta a exclusión o persecución por raza, religión, credo político, a pesar de ser lo que más se le antoja.

Leandro Area Pereira

El exilio venezolano

Para los venezolanos el exilio es sinónimo de calamidad personal, familiar, social y política. Presuntamente voluntario lo es casi siempre forzado. Su especificidad reside en que no es tan solo cuestión de economías o dineros, aunque a decir verdad aquí el gobierno tiene confiscado todo bien incluyendo las posibilidades de progreso; no obedece en apariencia a guerra declarada, aunque claro que lo es; tampoco pinta a exclusión o persecución por raza, religión, credo político, a pesar de ser lo que más se le antoja.

Leandro Area Pereira

La momia democrática

A primera vista daría la impresión de estar viva, al menos eso se comenta en los pasillos. Se ha hecho de una existencia distante y presuntuosa. Nos mira desde su lejanía de sarcófago profanado y en su misterio mudo se comunica con nosotros a través de mensajes de telepatía encriptada que cada quien traduce a su manera.

Leandro Area Pereira

Los politólogos venezolanos y la democracia

Hace 40 años egresaba de la centenaria Facultad de Derecho, actualmente Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas, la Primera Promoción de Politólogos de Venezuela.


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com