end header begin content

Opinión

Columnistas
Juan Páez Ávila

Totalitarismo y democracia

La tendencia totalitaria del sector del gobierno que preside y encabeza Nicolás Maduro, tendrá que enfrentar en las próximas elecciones a más del 80% de los venezolanos que rechazan su fracasada gestión y han manifestado en diferentes encuestas, que prefiere el sistema democrático, por lo cual no le será fácil perpetuarse en el poder, e imponer de una dictadura aún con fachada legal. De allí el rechazo a la utilización de los grupos paramilitares para tratar de impedir una pre campaña pacífica que ha iniciado en candidato a la Presidencia de la República, Henri Falcón.

Juan Páez Ávila

El gobierno colapsa

La detención de numerosos oficiales de la FANB, vinculados al chavismo y desvinculados del madurismo, constituye un grave síntoma de descomposición de lo que el alto gobierno denomina unidad monolítica de la Institución Armada. La denuncia de un posible golpe de estado contra Nicolás Maduro, que ha sido siempre una patraña para tratar de esconder la profunda crisis económica, social y política que ha colado a su gobierno al borde de un colapso general, puede representar hoy un serio peligro para la estabilidad del régimen, si se materializa un enfrentamiento entre militares chavistas y maduristas.

Juan Páez Ávila

La crisis del madurismo

A la crisis política del madurismo generada por las políticas equivocadas que han arruinado la economía del país, se le suman las contradicciones de los herederos del Comandante extinto, que han provocado, no sólo protestas de amplios sectores de sociedad civil y de la oposición en general, sino también la crítica de centenares o miles de militantes del chavismo contra Nicolás Maduro que ya no lo oyen con la fe de los incondicionales de otros tiempos, cuando los arengaba Hugo Chávez y creían en la infalibilidad de su palabra y en el cumplimiento de sus promesas.

Juan Páez Ávila

El rechazo a las dictaduras

La conciencia democrática de los venezolanos expresada en el rechazo de más del 80% de los encuestados en los últimos meses, a la administración de Nicolás Maduro, y el giro que han tomado los organismos internacionales multilaterales contra la violación de los Derechos Humanos y de las constituciones democráticas en el mundo, reflejan una nueva realidad contra el atropello a las libertades públicas, a periodistas y editores de diferentes medios de comunicación social, ejecutadas el aparato represivo del gobierno, aún apoyado por el Poder Judicial bajo su control, no permitirá detener la firme decisión de la mayoría de la oposición en la búsqueda de un sistema de libertad y democracia.

Juan Páez Ávila

Gran Frente Nacional

El llamado a los venezolanos a un Gran Frente Nacional para el cambio, propuesto por la Mesa de la Unidad (MUD), además de estar dirigido a todos los ciudadanos, sin distingo de ideologías o de su militancia política, interesados en procurar un cambio del régimen de tendencia totalitaria que trata de consumar Nicolás Maduro y los cada día menos seguidores que les acompañan, por un gobierno democrático, puede interpretarse por su contenido general, como una convocatoria a restablecer la vigencia plena de la Constitución Nacional Bolivariana de Venezuela. De allí que deben sentirse aludidos tanto quienes forman parte de la oposición al actual gobierno, como los independientes que observan hacia dónde marcha el país impulsado por una política oficial que ha generado la mayor crisis económica y social conocida hasta hoy, y los chavistas militares y civiles que de distintas maneras han expresado en público o en privado, su desacuerdo con un liderazgo gubernamental incapaz para superar la crisis actual, corrupto o cómplice de la corrupción que ha despilfarrado y defalcado los mayores presupuestos que ha tenido el país en toda su historia. Un Gran Frente Nacional en el que se oigan las voces de los trabajadores, los empresarios, los jóvenes, los gremios profesionales, los políticos, los académicos, las iglesias y la Fuerza Armada para promover la constitución de un gobierno democrático. Para lograr un régimen democrático proponen 5 agendas que deben ser ejecutadas por venezolanos democráticos y honestos en la conducción de la Administración Pública. En lo político se deben poner en vigencias todas las instituciones que caracterizan la democracia plena. Poner en libertad a los presos políticos, regreso de los exiliados. Funcionamiento del Estado de Derecho que les dé autonomía a los Poderes Públicos, que los Jueces juzguen y condenen a los culpables de delitos, por razones de verdadera justicia y no por venganza política. En síntesis, que se cumpla la Constitución Nacional, la Carta Interamericana Democrática y todos los acuerdos internacionales en la materia aprobados y refrendados por Venezuela. En lo social se deben garantizar los derechos de la población de recibir servicios públicos eficientes como la electricidad, el agua y en particular una educación y una salud de calidad. Es urgente resolver el problema de la escasez y del alto costo de la vida que acosa a toda la ciudadanía y en mayor grado a los sectores de menores recursos. También se señala como prioritario desmantelar las bandas criminales que actúan con impunidad contra el pueblo trabajador.

Juan Páez Ávila

Ignorancia y represión

En una época en que el conocimiento se duplica casi todos los años, el grupo de dogmáticos formados en los manuales estalinistas, que asesora a Nicolás Maduro, lo empuja cada día más hacia un abismo, aprobando políticas económicas y sociales que profundizan la recesión económica, la hiperinflación, el desempleo y la inseguridad de las personas y los bienes, liquidando paulatinamente la propiedad privada. Y como la Universidad Autónoma, donde su produce el conocimiento, sigue siendo el centro crítico de la política y de la cultura en general, contrariando la verdad única que creen poseer quienes le acompañan en el gobierno, no encuentra otra forma de enfrentar la inteligencia que dirige la Universidad, que estrangulándola con presupuestos deficitarios y la represión contra estudiantes y profesores.

Juan Páez Ávila

El desgaste del gobierno

La capacidad de maniobra del gobierno de Nicolás Maduro sufre un desgaste casi total, porque no sólo ha perdido la credibilidad al llamar al regreso a la Mesa del Diálogo, después de violar la Constitución Nacional y los acuerdos previos, convocando a elecciones presidenciales el 22 de abril, sino también, contrario a todo entendimiento, su accionar político se reduce al uso de la represión, a la amenaza a sus adversarios y al delirante y fantasioso recurso del supuesto peligro de una invasión por parte de una potencia extranjera.

Juan Páez Ávila

El desacuerdo

Aunque la negociación entre partes con concepciones diferentes acerca de la gobernabilidad del país, siempre estará latente en el mundo de la política o de la guerra, lo sucedido en República Dominicana al no lograse un acuerdo para comenzar a ponerle fin a la crisis que atraviesa la sociedad venezolana, por ahora es responsabilidad fundamental del gobierno de Nicolás Maduro, quien de acuerdo a lo expresado en sus múltiples cadenas, cree que puede imponer impunemente el fracasado socialismo del siglo XXI sin tomar en cuenta la conciencia democrática que se ha generado, no sólo en Venezuela, sino también en la mayoría de las naciones del hemisferio occidental.

Juan Páez Ávila

Participar y derrotar el autoritasimo

La sociedad democrática venezolana tiene en presente año la extraordinaria oportunidad de propinarle un derrota al autoritarismo y al militarismo de Nicolás Maduro, ante el rotundo fracaso del llamado socialismo del siglo XXI, con lo cual se puede y se debe cambiar no sólo el sistema político, sino fundamentalmente el económico, que permita salir de la crisis que atraviesa el país en la actualidad y garantizar un mejor futuro en la conducción y el destino de la nación.

Juan Páez Ávila

Barbarie y negociación

Los delitos de lesa humanidad cometidos por funcionarios militares, policiales y paramilitares afectos al gobierno, condenados por la opinión pública democrática nacional e internacional, no sólo hace más difícil la negociación entre representantes oficiales y la oposición, con el objetivo de tratar de encontrar una solución a la grave crisis que sufre el país, sino también que aumenta la incredulidad en la palabra del gobierno, que cada día confirma una política de la mentira.

Juan Páez Ávila

Futuro incierto

Aunque muchos venezolanos piensan que de las conversaciones convocadas en la República Dominicana, entre representantes del gobierno y de la oposición, no saldrá algún acuerdo beneficioso para la mayoría de los venezolanos, la experiencia mundial indica que el progreso y bienestar de la población, en las naciones que han vivido y sufrido las consecuencias de los regímenes fascistas, sólo han sido posibles en un contexto de libertades, en un Estado de Derecho.

Juan Páez Ávila

Amnistía y negociación

Aunque nos solidarizamos con los 44 presos políticos liberados y con sus familiares, la permanencia de más de 240 venezolanos tras la rejas es un signo de poca o ninguna tendencia del gobierno a ceder en la negociación. A la espera de la continuación del diálogo o la negociación entre el gobierno y la oposición, para buscarle una solución a la grave crisis que atraviesa el país, pautada para el 11 y 12 de enero del 2018, si existiera voluntad de acordarse con relación a la agenda presentada para su consideración, el gobierno de Nicolás Maduro debió liberar a todos los presos políticos, en momentos en que las familias de quienes sufren el brutal castigo de estar prácticamente secuestrados, sin pruebas de haber cometido delito alguno, a los que se les cobra por pensar distinto al Presidente y sus acólitos, los esperaban para celebrar juntos la Navidad y recibir un año nuevo.

Juan Páez Ávila

El difícil acuerdo constitucional

Un gobierno que viene actuando desde hace varios años al margen de la Constitución Nacional, porque ésta se le ha convertido en un grave obstáculo para aplicar una política o varias políticas públicas, que han fracasado en todos aquellos países que lo intentaron o lo lograron transitoriamente, aunque que las asumieron como verdades y dogmas, sólo la asfixia económica que comienza a sentir como consecuencia de las sanciones que le han impuesto Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea, se puede explicar su aceptación de un diálogo internacional con la oposición, que pueda conducir a algún acuerdo nacional.

Juan Páez Ávila

Rumbo a la hiperinflación

El grave problema que afronta el gobierno en la actualidad es que las medidas económicas que ha tomado, a corto plazo, por sugerencia o imposición de los asesores cubanos o españoles, inevitablemente conducen a mayor inflación y por lo tanto a mayor descontento, de lo ya no se exceptúan ni de las importaciones subsidiadas por el Poder Ejecutivo, que no han podido contener el alto costo de la vida, porque el mayor aumento en los precios lo han experimentado los alimentos, que anualizados superan el 100%. Y lo más grave aún es que esas importaciones subsidiadas con dólares petroleros han tenido como consecuencia una mayor ruina del aparato productivo del país, seriamente afectado por las ocupaciones de fincas en producción, por campesinos, y sobre todo por desempleados llevados de las ciudades, sin preparación técnica ni administrativa, y que hoy son testimonio de abandono e improductividad.

Juan Páez Ávila

El candidato unitario

Tal vez previendo que Nicolás Maduro y sus más altos colaboradores, resuelvan ordenarle a la mayoría del Consejo Nacional Electoral (CNE) que convoque por adelantado las elecciones presidenciales, algunos dirigentes de la oposición, e incluso algunos sub grupos que han surgido entre los miembros de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) han expresado públicamente sus opiniones, favorables a escoger en lo inmediato el candidato de la oposición en elecciones primarias, haciendo uso del derecho inalienable de expresar libremente sus puntos de vista, sobre el momento político que atraviesa el país, y en particular los adversarios del gobierno.

Juan Páez Ávila

Abuso del poder constituyente

Lo que está pasando en el país con la imposición por parte del Presidente Nicolás Maduro, de una Asamblea Constituyente, violando flagrantemente lo establecido en la Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, al no consultar al pueblo soberano acerca de si estaba de acuerdo con la convocatoria a dicha Asamblea Constituyente, es abiertamente un abuso de poder, por quien se ve perdido en cualquier proceso electoral transparente, y teme al juicio de la historia en torno a sus desmanes policiales y a la corrupción de muchos de sus altos colaboradores.

Juan Páez Ávila

El fraude como política

En casi todos los procesos electorales en los países en los que existen regímenes democráticos, la oposición o algún sector de ésta, denuncia el ventajismo de los gobiernos, que generalmente se traduce en fraude, aunque en la mayoría de los casos no afecta los resultados de las elecciones, pero lo que ha sucedido sistemáticamente en nuestro país, indica que se ha convertido en una política de Estado, que si cambia la correlación de las fuerzas políticas participantes.

Juan Páez Ávila

Unidad imprescindible

La Unidad Opositora, con mayúscula, acaba de recibir el Premio Sajarov del Parlamento Europeo, por la actividad desplegada a lo largo de los últimos años de resistencia al gobierno autoritario de Nicolás Maduro, y llama a preservar la Unidad en la diversidad.

Juan Páez Ávila

Rumbo al militarismo

La Alocución del Ministro de la Defensa, General Padrino López, en la que inusitadamente apoya los resultados del proceso electoral del 15 de octubre pasado, cuestionados por la oposición democrática, revela el papel preponderante del máximo Jefe Militar del momento, y también jefe de la Misión de Abastecimiento Seguro y Soberano, a quien deben rendirle cuenta la mayoría de los ministros del Gabinete de Nicolás Maduro, que anula las mayoría de las funciones del Vicepresidente Ejecutivo, marca el rumbo militarista que el Presidente de la República se propone imponer a los venezolanos a corto o mediano plazo, según las circunstancias políticas que surjan del desafío gubernamental al país y al mundo democrático, que busca una salida constitucional y cívica a la presente crisis que afecta a la nación.

Juan Páez Ávila

El monólogo del gobierno

Cualquiera sea el resultado de las elecciones regionales del 15 del presente mes de octubre, aunque las encuestas indican que la oposición obtendrá la mayoría, los representantes del gobierno de Nicolás Maduro repiten un monólogo orquestado, acerca de un avance de más del 90% de un supuesto diálogo, que la Mesa de la Unidad Democrática desconoce y rechaza por mentiroso.

Juan Páez Ávila

Negociación después del 15-O

El incumplimiento por parte del gobierno de los acuerdos en los primeros contactos exploratorios, realizados en la República Dominicana, han sido evaluados por los representantes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) como un indicador de que el régimen de Nicolás Maduro pretende seguir maniobrando para ganar tiempo, y se constituye en el responsable de la inutilidad de sentarse a negociar, si de antemano ha vuelto a desconocer los compromisos de liberar a los presos políticos, la apertura de un canal humanitario y de aprobar un calendario electoral, con fechas concretas para la consulta a los venezolanos acerca de quiénes deben dirigir la administración pública en el futuro inmediato.

Juan Páez Ávila

Constituyente inconstitucional bloquea diálogo o negociación

La pretendida manipulación del gobierno para que le sea reconocida la Constituyente convocada por Nicolás Maduro, al margen de la Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, y rechazada por la mayoría de los venezolanos y de los países democráticos del mundo, torna imposible cualquier intento de diálogo o negociación, como el promovido por el Presidente Medina de la Republicana dominicana y apoyado por varios países de la Comunidad Europea y del Continente Americano.

Juan Páez Ávila

Las primarias de la MUD

Las elecciones primarias de los partidos integrantes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) cuyos resultados ya han sido publicados, a pesar de algunas denuncias por supuestas o reales irregularidades, constituyen una actividad de alto nivel de cultura política democrática, porque aprobaron por consenso 4 candidatos a gobernadores y fueron separados o en alianzas limitadas en el resto, 19, con candidaturas de diferentes signos o pensamiento ideológico. Y hablamos de un encomiable nivel de cultura democrática, porque hasta las impugnaciones forman parte de una forma de hacer política en el marco de la legalidad, a pesar de algunos excesos verbales de los denunciantes.

Juan Páez Ávila

El Papa en Colombia

En momentos en que el gobierno del Presidente Juan Manuel Santos y la propia sociedad colombiana celebran el comienzo de una nueva etapa, en la historia de ese país, como consecuencia de la firma de una tratado de paz con las ya desaparecidas Fuerzas Armadas de Colombia (FARC) convertidas en partido político, y el cese bilateral del fuego o de las acciones militares con el Frente de Liberación Nacional (FLN) llega a su territorio el Papa Francisco, con clara misión evangelizadora y política de contribuir a consolidar el proceso de paz en la nación vecina.

Juan Páez Ávila

Juicio a los diputados

La decisión de algunos dirigentes del PSUV y miembros de la Asamblea Constituyente de Nicolás Maduro, de enjuiciar a varios parlamentarios electos por una considerable mayoría de venezolanos, constituye no sólo una violación flagrante a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, sino también un delito de persecución política, por el hecho de pensar distinto y luchar por el restablecimiento del orden constitucional roto por la acción abusiva del poder por parte de una minoría atornillada en el gobierno, mediante la fuerza militar, judicial y policial bajo su control absoluto.


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com