end header begin content

Opinión

Columnistas
Juan Guerrero

Empobrecidos

En la Venezuela del siglo XXI nadie está a salvo del empobrecimiento. Es que si puedes acceder a las tres comidas al día, no puedes seleccionar lo que quieres comer. O si tienes el poder adquisitivo para hacerlo, te topas con la complejidad para adquirirlos. Y si puedes hacerlo, caes en el riesgo de la inseguridad, donde te están vigilando para secuestrarte.

Juan Guerrero

Adopta un profesor

Desde que publiqué mi artículo, Humillar la academia la cantidad de mensajes de solidaridad, desde todos los rincones del mundo, ha sido impresionante.

Juan Guerrero

Padecer de pobreza

En mi niñez conocí al señor Flores. Era un típico maracucho de inicios de los años sesenta. Padre de familia, electricista y buen taxista. También criaba pollos y era bebedor.

Juan Guerrero

Humillar la academia

Mi esposa llega a la casa visiblemente consternada y entristecida. Me cuenta que en su universidad, en el Departamento de Matemática, a uno de los profesores lo encontraron en su sitio de trabajo medio desmayado.

Juan Guerrero

La verdad duele

Estemos claros. El chavismo no es una ideología. A lo sumo es un tipo de pensamiento de la marginalidad, impuesto como política de Estado. Y esa imposición fue planificada y sistemáticamente aplicada, convirtiéndola en una perversa obscenidad política.

Juan Guerrero

La casa de todos

Las noticias que mi amigo Ángel me envía sobre Puerto Ordaz parecen un parte de guerra o al menos, notas tristes de una región que era la meca de la urbanidad en Venezuela.

Juan Guerrero

Genocidio en Venezuela

Salí de la casa muy temprano por la mañana. Cuando llegué a la universidad Politécnica ya había una cantidad significativa de profesores. En sus caras se les veía el semblante de quienes madrugan, se levantan y se van a la calle sin desayunar.

Juan Guerrero

La identidad perdida

Desde hace tiempo he querido abordar este tema. La fortaleza de un Estado está basada en su población. Para ello existen diversas maneras de conocer la cifra exacta de habitantes. Una es saber el número de ciudadanos que constituyen su sociedad, a través de los censos nacionales. En Venezuela esto ocurre cada 10 años.

Juan Guerrero

Llenarse de riquezas

Memo, el electricista, me responde que sí cuando le pregunto si irá a votar. ¿Y por qué te vas a sacrificar tan de bandera, chico?

Juan Guerrero

Votar, ¿para qué?

Siendo absolutamente racionales debemos reconocer que de los candidatos venezolanos lanzados a la aventura de unas elecciones particularmente sui géneris es Henri Falcón quien lleva las de ganar, aunque pierda.

Juan Guerrero

La alegría de vivir

Como la espontaneidad en la sonrisa y la natural alegría, la felicidad es un estado del ser que forma parte de la naturaleza humana. Donde más la podemos sentir es en la intimidad, en la cotidianidad de la vida.

Juan Guerrero

Sobre el lenguaje positivo

Desde siempre los maestros místicos han hablado del lenguaje como parte esencial de la naturaleza del humana. El lenguaje define al hombre y lo determina como existencia humana. Solo existimos en el lenguaje. Porque el lenguaje y las palabras, no son solo instrumentos de comunicación. Son esencia que crean mundos y construyen realidades.

Juan Guerrero

Atrapados con salida

Que sepamos, la primera gran emigración en Venezuela ocurrió en el siglo XIX, con el desplazamiento de cerca de 20 mil almas, desde Valencia hasta Cundinamarca. Por esa época (1812-13) también hubo un desplazamiento interno, desde Caracas y pueblos centrales hasta el oriente del país.

Juan Guerrero

Alegría de tísico

Salir de Nicolás Maduro, aunque se será difícil, es posible si los partidos políticos de la oposición se unen, como es el inmenso deseo de la mayoría de los venezolanos.

Juan Guerrero

90 – 60 – 90

Lo veía, observaba sus movimientos a través del ojo mágico de la puerta de entrada a nuestro apartamento. Vivíamos en el segundo piso, en el emblemático edificio Casa Bera, de la avenida Urdaneta, frente a la tradicional plaza Candelaria.

Juan Guerrero

El lavaplatos

Era casi el final de la mañana. La premura por completar para comprar los alimentos más indispensables del día, lo habíamos logrado. Pero hacía días, casi una semana, que no dábamos para poder completar el dinero y comprar un lavaplatos decente. De esos que aparecen por los anuncios de televisión.

Juan Guerrero

Venezuela: hambre y solidaridad

Mi esposa me comenta que tiene días despertándose con la imagen de una niña, a quien vio por los lados de un centro comercial, hurgando junto con sus hermanitos, en los basureros. De entre 7 y 9 años, los niños buscaban cualquier cosa para mitigar el hambre. Me lo refiere mientras sus ojos enrojecidos buscan una explicación a semejante violencia y degradación contra la población más vulnerable: los niños.

Juan Guerrero

La verdadera revolución

Pocas, reales y verdaderas revoluciones se han dado en la humanidad. Una de ellas, que tiene sus inicios hace ya varios siglos y continúa su ahora no tan silencioso avance, está referido a la que carga sobre su humanidad la mujer.

Juan Guerrero

La jerga de la tiranía

Por estos días he recibido varios mensajes donde se habla sobre la necesidad de adecentar el lenguaje. De no seguir respondiendo a la propaganda continua y perversa del régimen totalitario venezolano, con términos que maldigan la vida y desnaturalicen nuestra condición humana.

Juan Guerrero

Fin de la novela

Por estos días conversaba con un amigo y le indicaba que cuando un régimen totalitario, una dictadura o gobierno autoritario están en sus días finales, arrecian la represión y sus canalladas contra la población civil.

Juan Guerrero

Cultura y maldad

Alguna vez, mientras veía una película de la era nazi, escuché a uno de los personajes, creo era judío, quien se quejaba ante su verdugo alemán, e increpándole con dolor, le decía: -¿Cómo es posible que siendo ustedes alemanes y teniendo grandes pensadores, como Göethe, hayan desencadenado esta matanza en los campos de concentración? A lo que el soldado alemán, responde: -Ciertamente, para eso y más sirve nuestra cultura. Por eso somos superiores.

Juan Guerrero

A naranjazo limpio

La caminata de La Divina Pastora, en Barquisimeto, fue especialmente interesante este año. La efervescencia de la multitudinaria feligresía, aunque menor que el pasado año, llenó de sorpresas la tradicional travesía.

Juan Guerrero

El lenguaje del totalitarismo

La llamada revolución bolivariana. chavista y socialista es una farsa. Una vulgar y descarada mentira. Porque es un imposible realizar un auténtico cambio social con una mentalidad marginal. Y eso es lo que sobra en las filas de los revolucionarios socialistas del chavismo. Una brutal mentalidad delincuencial.

Juan Guerrero

Poesía y esplendor

Fue en Puerto Ordaz donde conocí a Ana Enriqueta Terán. Era noviembre de 1995. Venía ella junto con los poetas Luz Machado y Benito Raúl Lossada. También estaban los críticos literarios y docentes universitarios, Vilma Vargas y Rafael Di Prisco, mis queridos maestros. Mi amigo y poeta, Néstor Rojas, fue quien nos presentó.

Juan Guerrero

Lectura y barbarie

La barbarie y el salvajismo que cubren la realidad sociopolítica venezolana no nacieron de la nada. Ellos son consecuencia de males quizá ancestrales y muy posiblemente, de una forma escandalosa de analfabetismo funcional en la dirigencia política nacional.


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com