Opinión

Columnistas
José Guerra

El Banco Central

El Banco Central de Venezuela es una institución fundamental para el progreso del país. Esta institución monetaria bien manejada es la garantía de la estabilidad de la moneda, de inflaciones bajas y salarios altos. Sin embargo, hoy el Banco Central de Venezuela es todo lo contrario: es un ente encargado de destruir el bolívar al tiempo que conspira contra los salarios y el ahorro de los venezolanos. Su presidente, Nelson Merentes, ya pasó a la historia como el presidente más inepto que ha tenido el instituto y a la vez el más irresponsable. Es el culpable de haber dilapidado las reservas internacionales de la nación mediante un manejo de la política monetaria absolutamente desquiciada, que consiste en financiar mediante la impresión de dinero los déficit fiscales, para generar así un cuadro potencial de hiperinflación.

José Guerra

Sugerencias al General Padrino

La situación alimentaria de Venezuela es crítica. Un déficit en la producción de aproximadamente diez mil toneladas diarias, conjuntamente con un sistema de controles de cambio y de precios están provocando hambre entre los venezolanos. Ese déficit en la producción tiene mucho que ver con la destrucción de las capacidades productivas que ocurrió en el país tras la ola de expropiaciones y confiscaciones de empresas, fincas hatos y haciendas que sucedió en 2003 y especialmente en 2007. Hoy estamos pagando las consecuencias de aquel frenesí demagógico.

José Guerra

Los Clap

Después de haber fracasado con distintos ensayos para resolver la crisis alimentaria, el gobierno está aplicando un remedio peor que la enfermedad: los denominados Comités Locales de Abastecimiento y Producción, Clap.

José Guerra

La solución a la crisis

Hoy Venezuela luce como un país en ruinas. Su gente deambula por las calles buscando comida y medicinas para sobrevivir. Los niños pierden talla y peso debido al hambre que los azota. Varios enfermos han muerto a la espera del fármaco salvador que no llega a tiempo. Entretanto, se generalizan las protestas callejeras asociadas al hambre y el gobierno recurre a la represión, utilizando a la Guardia Nacional Bolivariana, institución esta que luce desgastada y desprestigiada por agredir a su propio pueblo que exige el derecho a comer. Todos estos elementos se expresan en los más recientes estudios de opinión realizados por encuestadoras calificadas donde la aprobación y confianza en el presidente Maduro amenaza con bajar de 20,0%. En su caída, Maduro está arrastrando al PSUV a niveles de impopularidad no vistos anteriormente y también al TSJ, CNE y a la misma FAN. El PUSV pasó de tener el respaldo del 53,0% al fallecimiento de Hugo Chávez en marzo de 2013, a contar hoy con apenas 22,0% y con tendencia a seguir bajando.

José Guerra

Cae Maduro

Juan Barreto, quien ha sido chavista incondicional, dio unas declaraciones explosivas esta semana donde argumentó que se estaba preparando una salida negociada del presidente Maduro, antes de la realización del referendo revocatorio, por cuanto de efectuarse este evento electoral, el chavismo corría el peligro de desaparecer. El argumento de Barreto va en la línea de preservar la fuerza política del chavismo hoy menguada bajo la conducción de Maduro. En esa misma tónica se expresó otra figura prominente del chavismo militar, el General Alcalá Cordones al enfatizar que la única forma que no haya revocatorio en 2016, es si renuncia Maduro. Para nadie es un secreto que el gobierno está cercado por todos loados y que se parece a aquel enfermo desahuciado que vive porque está conectado a un respirador artificial.

José Guerra

Cuatro generales

Siempre he creído que la Fuerza Armada Nacional juega un papel fundamental en el desarrollo del país. Tanto cualitativa como cuantitativamente en los integrantes de la institución armada hay reservas para contribuir a sacar a la nación de la actual crisis. También considero que la FAN no puede ser el brazo armado de un partido político, cualquiera sea la ideología de ese partido y aquellos oficiales que opten por ser miembros de una agrupación partidista debe dejar a la institución y dedicarse entonces al activismo político en la calle. Para nadie es un secreto que desde el punto de vista de la opinión pública la FAN no vive un buen momento: de acuerdo con el más reciente estudio de la firma Datanálisis finalizada el 26 de mayo de 2016, el 60,0% de los entrevistados tiene una valoración negativa de la FAN mientras que el 34,0% tiene una opinión positiva acerca de la FAN. Ello debería ser motivo de preocupación.

José Guerra

José Guerra: ¿A dónde va el Dicom?

Hace tres meses lanzaron la última reencarnación del “nuevo” esquema cambiario que (ahora sí) lograría “romperle el lomo” al dólar paralelo y con ello frenar la inflación “inducida”. Tres meses después, el dólar oficial (Dicom) ha subido 165%, el dólar paralelo ha bajado apenas 16% y, según se pudo colar a la prensa, la tasa anualizada de inflación ya va por 450%. La cosa es tan absurda que, de mantenerse ese ritmo, a mediados de julio el Dicom debería unificarse con el paralelo alrededor de los 900 bolívares por dólar.

vaya al foro

José Guerra

El desgaste de la FANB

La temperatura en la calle sube cada día debido a la intensificación de las protestas motivadas tanto en la falta de alimentos como en el colapso de los servicios públicos, especialmente en lo relativo al agua, la electricidad y la salud. Al incrementarse las protestas y el tono desesperado de las mismas, el gobierno le exige a los cuerpos policiales que acentúen la represión. Ello ha llevado a que la Guardia Nacional, el componente de la Fuerza Armada Nacional entrenado para garantizar el orden público, ahora se encuentre trabajando sobretiempo procurando ahogar las protestas que surgen a diario en todos los rincones del país. No se trata en este caso de las típicas protestas estudiantiles en las cuales la Guardia Nacional tiene una experticia ganada en años de represión y control de situaciones de alteración del orden. En este caso las protestas son del pueblo más humilde, que hoy hambriento, sale desesperadamente a buscar sus alimentos y no los consigue o de los habitantes de barrios y urbanizaciones que pasan días sin agua ni electricidad.

vaya al foro

José Guerra

La marcha de la sal

Esta semana un grupo de médicos del hospital universitario de Mérida se declaró en huelga de hambre para exigir al gobierno respuesta ante la crisis sanitaria, al tiempo que nos enteramos de la lamentable muerte de Oliver Sánchez, aquel angelito de ocho años, paciente oncológico que hace un par meses participó en una protesta pacífica por el derecho a la salud. Solo uno de tantos dramas que nos obligan a reflexionar sobre la ruta pacífica, no violenta que transitamos para enfrentar un régimen cruel e insensible como pocos.

vaya al foro

José Guerra

Cómo se desconoce el decreto

Cuando uno afirma que el decreto de emergencia es nulo y que por tanto debe ser desconocido, son válidas las dudas prácticas que le surgen a la gente: ¿cómo hago si me abren un procedimiento?, ¿cómo paro yo al gobierno?, ¿qué hago si me llega un Clap con una Glock a sacarme la mercancía?  La respuesta corta es que, frente al decreto, hay que denunciar y documentar.

vaya al foro

José Guerra

El semestre del hambre

Lamentablemente, la segunda mitad del 2016 pasará a la historia patria como el semestre del hambre. Esta semana nos anuncian unos ajustes en los precios de unos cincuenta productos regulados que los ubicarían entre 30 y 50% más baratos que los “precio especulativos” (bachaquero). Dado que actualmente estos últimos pueden fácilmente quintuplicar los precios regulados, en realidad nos están anunciando aumentos de precios del 100%, o más. Se nos trata de consolar esgrimiendo que “son productos que estarán muy por debajo de los precios internacionales” y que esperan que “en seis meses se estabilice el sistema de producción y distribución”, como quien dice: no revoquen a Maduro que en seis meses todo será leche y miel.

vaya al foro

José Guerra

Adelantando el reloj

Poco a poco el país adelanta los tiempos. Este fin de semana ajustamos nuestros relojes para retomar la hora que nos corresponde naturalmente, la hora venezolana, y con ello despachamos sin más otra de tantas ideas peregrinas y arbitrarias que engrosan el legado.

vaya al foro

José Guerra

Saqueo y delito

Aparte de la inflación galopante, uno de los sellos distintivos de estos tres años de gobierno madurista es el incremento sostenido de la frecuencia y violencia de los saqueos, manejados hasta ahora con una mezcla de permisividad y represión dosificada. Los saqueos se han generalizado a tal punto que no solo ameritan la intervención urgente de las autoridades, sino que podrían ser materia de un estudio sociológico, al estilo del libro “Y salimos a matar gente” del reconocido investigador Alejandro Moreno.

vaya al foro

José Guerra

El desprestigiado TSJ

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) es una institución desprestigiada. Los ciudadanos no le tienen confianza. Esto es una verdadera lástima porque el TSJ es la máxima autoridad judicial de Venezuela y el factor de equilibrio entre los poderes Legislativo y Ejecutivo.

vaya al foro

José Guerra

Mi lectura de la inflación

¿Cómo va la inflación en 2016? Según el dato extraoficial que se filtró a la prensa esta semana, citando fuentes cercanas al BCV, la inflación del mes de marzo fue de 16%, la acumulada en el primer trimestre fue 57% y la tasa anualizada (marzo a marzo) está en 355%. Por otra parte, el dato oficial del BCV indica que para el mismo periodo… Disculpen, no hay dato oficial.

vaya al foro

José Guerra

El TSJ y la inflación

El causante de que Venezuela tenga la mayor inflación del mundo es el Banco Central, quien emite dinero de la nada para financiar el déficit fiscal. La irresponsabilidad de las autoridades del BCV no tiene límites. Ello ha provocado la destrucción de la moneda nacional y la depauperación de los salarios. Sin embargo, el BCV tiene un cómplice en esa labor destructora de la moneda: el Tribunal Supremo de Justicia, especialmente en su Sala Constitucional.

vaya al foro

José Guerra

Se agota la guerra económica

La “guerra económica” fue lanzada con todos los hierros por el Gobierno en agosto de 2013 para justificar la agudización de la escasez y la inflación. En sus inicios, se le pintaba como resultado de una supuesta conspiración interna de los productores nacionales para desestabilizar al país. Con el tiempo, dicha tesis se fue cayendo por su propio peso, y ya para finales del 2015 tanto las encuestas como los resultados electorales del 6D reflejaban que solo una pequeña fracción del electorado seguía tragándose el cuento de la fulana guerra.

vaya al foro

José Guerra

La mandarria constituyente

“Si gana Maduro, este país en poco tiempo va a llorar lágrimas de sangre”. Ese fue mi vaticinio hace justo tres años, cuando se nos planteaba una nueva elección presidencial, y muy a mi pesar el tiempo me ha dado la razón.

vaya al foro

José Guerra

El regreso de los ceros

Si no ponemos orden en la política monetaria, pagar mil bolívares por un cafecito en barra está a la vuelta de la esquina. Como si se tratara de la saga de algún héroe intergaláctico, apenas ocho años después del estreno de “La reconversión monetaria”, ahora le sigue “El regreso de los ceros”, donde los inescrupulosos villanos intentar expropiar la riqueza de todo un país a punta de imprimir dinero inorgánico. Una película harto conocida, que debemos parar antes de que llegue a su trágico desenlace.

vaya al foro

José Guerra

Un programa económico consensuado

El pasado jueves, la Asamblea Nacional acordó delegar a la Comisión Permanente de Finanzas y Desarrollo Económico la elaboración de una propuesta de programa económico consensuado con el Gobierno Nacional, los sectores productivos, las organizaciones de trabajadores y la propia Asamblea, que contenga las medidas necesarias a corto, mediano y largo plazo para superar la crisis económica y social que atraviesa el país. Se trata de presentar alternativas viables de política, en respuesta a la manifiesta resistencia del Ejecutivo a rectificar.

vaya al foro

José Guerra

El objetivo de Maduro

El pasado jueves la Asamblea Nacional aprobó por unanimidad la Ley de del Bono de Alimentación para Jubilados y Pensionados y esa misma noche Maduro anunció que para eso no hay recursos.

vaya al foro

José Guerra

La amnistía también es economía

¡Concéntrense en lo económico! pareciera ser el reclamo de muchos, agobiados por una crisis económica verdaderamente insufrible y un gobierno tóxico y errático, empecinado en que el panorama luzca cada vez peor. En esta dinámica, por lo demás comprensible, se plantea un falso dilema entre atender lo estrictamente económico y dar respuesta a lo político y social, como si una cosa no tuviera que ver con la otra.

vaya al foro

José Guerra

El Decreto es el modelo

El Decreto de Emergencia Económica es clavo pasado, y al mismo tiempo no lo es. Es clavo pasado no solo porque sus efectos legales se extinguieron una vez que fuera desaprobado por la Asamblea Nacional, sino porque como pieza de propaganda política nunca cumplió su verdadero cometido y cualquier efecto residual ya prácticamente se desvaneció. Sencillamente no hay manera que el público se trague el cuento de que las colas o la inflación son culpa de la Asamblea porque no aprobó el fulano Decreto. Les toca inventar otra. Pero al mismo tiempo, el Decreto no es clavo pasado en la medida que nos adelanta el plan de acción del Gobierno para el futuro previsible (dos o tres meses) y eso no debiera agarrar por sorpresa a los agentes económicos.

vaya al foro

José Guerra

Lo que nos deja el Decreto

Comienza otra semana, el Decreto de Emergencia Económica es clavo pasado y la crisis sigue allí, intacta. No obstante, son varias las conclusiones que nos deja el Decreto y que conviene tener presentes en las próximas semanas.

vaya al foro

José Guerra

Sin datos no hay emergencia

Decretar la emergencia económica es cosa seria. No puede ser otro parapeto, tipo “el sacudón” económico, puesto a rodar tiempo atrás por el Ejecutivo para aparentar que está atendiendo la grave crisis nacional o, peor aún, para intentar achacar a la Asamblea Nacional la responsabilidad del deterioro progresivo en las condiciones de vida.

vaya al foro