Opinión

Columnistas
José Guerra

Los presos políticos

Las cárceles de Venezuela están llenas de presos políticos. Predomina en ellos estudiantes y menores de veinticinco años. Este es el tiempo donde tal vez se registra la mayor cantidad de detenidos por razones políticas al estimarse más de quinientas persona en esa situación. Hay varios elementos distintivos de los presos políticos actuales respecto a episodios previos. En primer lugar, el hecho que buena parte de ellos fue imputada por tribunales militares siendo los detenidos civiles. Tal vez el caso más emblemático es el del diputado Gilber Caro y su novia, a quienes le sembraron un lote de armas de fuego y estuvieron detenidos durante más de noventa días sin ser presentado ante los tribunales y luego les armaron un juicio militar y los mantienen detenidos. La cárcel de San Juan de los Morros está abarrotada de estudiantes y ciudadanos a quienes se les abrió juicio militar. En segundo lugar, los pesos se mantienen literalmente aislados. En las décadas de los sesenta y setenta los detenidos políticos eran visitados por sus familiares y amigos con regularidad.

José Guerra

Presidente, retire la constituyente

El lanzamiento de la Constituyente ha provocado una fuerte reacción en contra de este proyecto. Las fuerzas del oficialismo se han dividido y las de la oposición se han unificado. No solamente las de la oposición sino ha sido literalmente todo el país que rechaza esa política. El presidente Maduro está a tiempo de rectificar el error cometido, para bien del país. Según las encuestas más recientes, el rechazo a la Constituyente oscila entre un 70% a 80% y entre los declarados chavistas asciende a casi la mitad. Lo más significativo es el hecho que el 85% de los consultados no está de acuerdo que se cambie la Constitución de 1999. Y tienen razón, porque esta Constitución aparte de joven tiene muchas virtudes.

José Guerra

Un pan por persona

Durante mi adolescencia, a comienzo de los años setenta, en mi natal Río Caribe, estado Sucre, había tres panaderías y se podía comprar pan todo día. Dos estaban situadas en la avenida Bermúdez, la primera propiedad del señor Luis González (Luis Reyes, le decían), la segunda era del señor Valentín Hernández (Valentincito) y la tercera estaba ubicada en la salida este del pueblo, en la calle Zea, y su dueño fue el señor Mauricio Rojas, un antiguo militante del PCV. No faltaba el pan nunca. La harina de trigo era provista por un mecanismo sencillo pero eficiente donde apenas intervenía el Estado, proveyendo los dólares que proporcionaban las empresas petroleras extranjeras. Había libertad cambiaria en el país y las empresas importaban el trigo, lo molían, lo empacaban y lo distribuían a miles comerciantes que a su vez lo vendían a las muchas panaderías que existían a lo largo del país.

José Guerra

Pdvsa y Goldman Sachs

Recientemente se destapó un escándalo relacionado con la venta de bonos de Pdvsa emitidos en 2014 y con vencimiento en 2022. Esos bonos fueron colocados por Pdvsa al BCV como pago por su financiamiento en bolívares, por cuanto el instituto emisor es quien está financiando masivamente a la estatal petrolera, debido a los enormes déficits que esta compañía presenta en sus balances.

José Guerra

La constituyente y la Fiscal

El Gobierno se lanzó a la aventura de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente que viola todos los preceptos legales. Comenzando por una convocatoria que no apela al pueblo sino a la voluntad del presidente Maduro. La ley es muy clara al establecer que un proceso constituyente debe ser convocado por el pueblo mediante un referendo. Igualmente, y tal vez lo más grave es el hecho que la nueva Constitución que emanaría de ese proceso tampoco va ser sometido a la consulta popular. Es decir, unos burócratas asumen todo el poder dejando al pueblo como su súbdito. Ese llamado a una Constituyente apresurada ha motivado una serie de contradicciones en el seno del partido de Gobierno y sus aliados quienes con toda razón han cuestionado ese adefesio. La Constituyente en lugar de unir ha dividido. Inclusive unos profesores españoles de la Universidad de Valencia, quienes participaron con Chávez en la Constituyente de 1999, hoy cuestionan lo que se pretende hacer en 2017. Literalmente todos los sectores sociales del país se oponen a esta Constituyente porque ven en ella no un instrumento de cambio sino un mecanismo para perpetuarse en el poder.

José Guerra

Salvar al chavismo

Cuando el presidente Chávez falleció en marzo de 2013, su popularidad estaba en 65% y el respaldo al PSUSV pasaba del 50%. Hoy, en mayo de 2017, la realidad es otra totalmente diferente: 79,3% evalúa negativamente la gestión de Maduro y solamente un 19,3% la considera positiva, mientras que la valoración favorable del PSUV apenas llega al 20,0%. Por esta razón es que no se convocan las lecciones de gobernadores y alcaldes, porque el gobierno sabe que las perdería. Ello lo llevó a una jugada sumamente arriesgada, consistente en llamar a una Asamblea Constituyente radicalmente diferente a la hecha por Chávez en 1999. Se trata de una argucia donde la población se dividiría en corporaciones para diluir la soberanía popular y evitar aplicar el principio un ciudadano, un voto. Ya el Psuv no es aquella fuerza con significativa implantación popular. Las movilizaciones espontáneas se acabaron y ahora tienen que recurrir a los empleados públicos, obligados a asistir a sus concentraciones y marchas. Según dos estudios de opinión conocidos recientemente, la Constituyente tiene un rechazo entre el 65,0% y el 75,0% según sea la medición. Adicionalmente ha servido también para abrir una grieta en el chavismo.

José Guerra

El Tribunal Militar Tercero

El día 11 de mayo de 2017 apareció una información en el diario Últimas Noticias, firmada por el periodista Eligio Rojas, según la cual al ciudadano Aldo Roso fue imputado por el Tribunal Militar Tercero de Control de Caracas por los delitos de supuesta sustracción y posesión de prendas militares con el pretendido objeto de causar daño a instalaciones castrenses. El juez de esa causa, según el diario en referencia, es el capitán Mickel Amézquita Pion y la fiscal la doctora Yusnagry Pérez. Según la misma nota periodística, el señor Roso sería mi enlace en los sucesos acaecidos en El Valle el día 20 de abril, cuestión ésta que resulta un sinsentido.

José Guerra

Aldo y Eleazar

Aldo Rosso es un albañil y plomero y Eleazar Guerra es un tapicero. Ambos son dos hombres del pueblo que tienen su residencia en El Valle, Caracas. Aldo es dirigente de Voluntad Popular y Eleazar lo es de Un Nuevo Tiempo. Tras los sucesos en El Valle, el 20 de abril donde una protesta popular fue aprovechada por saqueadores para acabar con comercios, situación que causó la muerte de aproximadamente doce personas, tanto Aldo como Eleazar fueron apresados por hombres vestidos de negro sin ninguna identificación ni orden de aprensión.

José Guerra

Yo acuso a Tibisay Lucena

Venezuela vive una crisis política de dimensiones colosales. Se trata de una crisis económica por el agotamiento del modelo del socialismo del siglo XXI, pero fundamentalmente es una crisis política. En Venezuela están, por ahora, canceladas las elecciones como instrumento de expresión de la soberanía popular. El nuestro es el único país del mundo donde los procesos electorales no tienen un calendario establecido. Los comicios se han trasformado en una especie de misterio cuya resolución depende de la voluntad de una persona: Tibisay Lucena. Ella se ha transformado en una persona que ha creado una especie de enigma en torno a sus actuaciones. Primero, para anunciar las fechas de las elecciones cuando éstas se realizaban y segundo cuando toca dar los resultados de esas elecciones. Una atmósfera de misterio y suspenso rodea lo que ella diría. Con la cara congelada inicia el proceso de subir por la rampa del edificio del CNE hasta la sala de prensa donde, luego del suspenso, habla esta señora.

José Guerra

Los sucesos de El Valle

Los días miércoles 19 y jueves 20 de abril del presente año 2017 en la Parroquia El Valle a lo largo de la Avenida Intercomunal se suscitaron protestas populares de un pueblo cansado y agobiado por el hambre, que decidió hacer valer su derecho constitucional a manifestar su descontento contra el Gobierno de Nicolás Maduro. Estas protestas populares, en la medida que fueron ganando intensidad, fueron infiltradas por grupos paramilitares quienes procedieron a saquear pequeños comercios incluyendo carnicerías, licorerías, abastos y bodegas cuyos propietarios son el mismo pueblo, todo ello con el objeto de desvirtuar el sentido de la protesta de los sectores populares.

José Guerra

Maduro paga la deuda

Venezuela es un país endeudado. La deuda externa total, incluyendo la financiera externa e interna, la comercial, la contratada con proveedores, entre otras modalidades, alcanzó a aproximadamente a US$ 150.00 millones al cierre de 2016. En 1998 esa deuda totalizó US$ 25.000 millones. Es decir, la deuda subió exponencialmente, a pesar del mayor aumento de los precios petroleros que haya disfrutado Venezuela en su historia. Ese endeudamiento se utilizó principalmente para importaciones públicas y el financiamiento a las salidas de capitales, propiciadas por el gobierno. Otra parte fue sencillamente a parar a bolsillos de los corruptos. Toda la deuda que actualmente existe en Venezuela fue contratada entre 2005 y 2010, principalmente, estando a la cabeza de los asuntos económicos Rafael Ramírez, el artífice de ese endeudamiento, Jorge Giordani y Nelson Merentes.

José Guerra

Los apellidos de la FANB

Los intentos de golpes de Estados de 1992 tuvieron una influencia trágica en la institución armada de Venezuela que todavía no podemos ponderar en toda su magnitud. Los procesos históricos tardan tiempo en ser comprendidos. Pero hacer apologías de asonadas militares para deponer a un gobierno, que con todas sus imperfecciones y taras fue electo por el pueblo, es una invitación para que otros sigan el ejemplo y traten de hacer lo que aquellos intentaron. Según el razonamiento de los apologistas del 4 de febrero, en ese año el país vivía una crisis terrible, prevalecía la delincuencia, la corrupción era rampante y se vivía una situación de descomposición social que requería un alzamiento militar para darle un nuevo rumbo al país. Ese cuadro de calamidad social es nada comparado con lo que hoy vive Venezuela, una nación que parece que está en disolución. Pero ello, no puede justificar una insurrección de ningún tipo, porque de ella jamás nacerá un gobierno estable.

José Guerra

Gilber Caro

Gilber Caro es un diputado electo en los comicios del 6 de diciembre de 2016 por el circuito que comprende a Guarenas y Guatire, donde en fórmula con el también diputado Rafael Guzmán derrotaron a los candidatos del PSUV. Gilber Caro y su novia fueron detenidos en el estado Carabobo hace más de una semana por una comisión del Sebin y hasta el momento de escribir este artículo, sus familiares y compañeros de su partido Voluntad Popular, no lo han podido ver. En Igual situación se encuentra su pareja, Staicy Escalona, quien para el instante de su detención lo acompañaba. Es un hecho muy grave que un cuerpo policial detenga a un diputado en funciones y más grave todavía que lo dejen ver porque a Gilber formalmente ni siquiera cargos le han formulado tampoco lo han presentado ante el tribunal correspondiente. La inmunidad parlamentaria fue concebida para proteger al parlamentario de los abusos del poder para que así pueda desplegar todas sus actividades sin restricciones. Lo que se sabe es que Gilber Caro se encuentra detenido en la Brigada 41 del Ejército, ubicada en Valencia. Gilber es principalmente un luchador social, nacido en Catia a quien la vida se la puso difícil en su juventud. Estuvo preso y salió redimido de la prisión, convirtiéndose en evangélico para luego incursionar en la política. La Constitución es muy clara, en su artículo 200 al establecer que los diputados gozan de inmunidad en el ejercicio de sus funciones y vale recordar que cuando se es diputado esta es una actividad a tiempo completo. Para detener a un diputado primero debe allanarse su inmunidad y esto no ha sucedido. Además, cuando fue detenido, él estaba incorporado a la Asamblea Nacional. Aquella práctica odiosa de los desaparecidos, torturados e incomunicados no debe volver nunca más a Venezuela y lamentablemente parece que está sucediendo nuevamente porque resulta insólito que una persona tenga más de ocho días que fue apresada y no se permita que su familiares lo vean y constaten su estado de salud. En este sentido debe destacarse que las violaciones de los derechos humanos no prescriben y aquellos funcionarios que cometan el delito de violarlos serán castigados cuando impere la justicia. Uno de los problemas de quienes detentan y abusan del poder es que piensan que toda la vida van a estar en el gobierno y se olvidan de aquellos casos de personajes que fueron muy poderosos a quienes les tocó enfrentar el desprecio público por torturadores y luego la cárcel por violar los derechos humanos. A Gilber le sembraron armas y otros materiales bélicos para inculparlo como se acostumbra en estos tiempos. Exigimos la libertad plena del diputado Gilber Caro.

José Guerra

Nuestro TSJ

En una democracia, el Poder Judicial juega un rol fundamental para lograr el equilibrio entre el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo, representando éste la soberanía popular. Así, cualquier conflicto entre el Ejecutivo y el Legislativo, lo resuelve el Judicial, mediante una interpretación estricta de la ley. En Venezuela, el Poder Judicial funciona de forma diferente al convertirse en un apéndice del Poder Ejecutivo. Lo más grotesco es que la cabeza del Gobierno gira instrucciones a los integrantes del Poder Judicial para que condenen e inclusive arresten a personas, sin cumplir el debido proceso. Así funciona una dictadura, nunca una democracia. El caso más notable tiene que ver con las actuaciones de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, la cual se ha erigido como el verdadero poder en Venezuela. Por definición constitucional, los magistrado del TSJ son electos por la Asamblea Nacional, sin embargo, ese poder derivado del parlamento, que es donde reside la soberanía del pueblo, se ha encargado de desconocer la voluntad popular mediante sentencias rápidas, violando la misma Constitución. Buena parte de los hoy integrantes del TSJ, en particular de su Sala Constitucional, carecen de los requisitos mínimos para detentar el título de magistrado.

José Guerra

El canje de billetes

El Presidente Maduro y el BCV han cometido un error al pretender sustituir todos los billetes de Bs 100 en apenas tres días. Los billetes de Bs 100 en circulación alcanzan hasta el mes de noviembre a la astronómica cifra de seis mil millones de piezas (6.000.000.000) los cuales son imposible de reemplazar en tan corto tiempo. Lo más grave de toda esta situación es que el domingo 11 de diciembre cuando el presidente Maduro hizo el anuncio, advertimos que ello no sería posible y propusimos extender el plazo para el canje hasta el 31 de diciembre. Tan grave como ello fue la mención del presidente del BCV, Nelson Merentes quien prometió que el día 15 de diciembre estarían en circulación los billetes de Bs 500. Pasan los días y los billetes no llegan, tampoco las monedas.

José Guerra

Faría y Maduro

El domingo 4 de diciembre de 2016 en el programa de televisión que conduce José Vicente Rangel, el ministro de Comercio Exterior e Inversiones Extrajeras, Jesús Faría dijo que el martes 6 de diciembre el presidente Maduro anunciaría un conjunto de medidas en el orden económico y en especial en materia de política cambiaria con el objeto de enfrentar la agudización de la actual crisis económica, intensificada ésta por la significativa depreciación del bolívar en el mercado paralelo de cambio, donde el nuestra moneda bolívar se ha convertido en una pieza inservible en relación con otras monedas, particularmente el dólar. Pasaron los días y Maduro no ha dicho nada sobre el tema que Faría anunció.

José Guerra

La crisis del dólar

Durante las últimas tres semanas se ha vivido el colapso del bolívar. Éste se ha depreciado significativamente respecto del dólar en el mercado paralelo. En quince días el bolívar ha perdido más de 30,0% de su valor respecto al dólar. Es importante mencionar que aproximadamente, entre 15% y 20% de las importaciones totales de Venezuela se realizan a la tasa de cambio del mercado paralelo. Estamos hablando de textiles y calzados, electrodomésticos, repuestos automotrices, cauchos, tinta, papel, cartón, licores, teléfonos celulares y sus repuestos, entre otros muchos bienes. También es bueno recordar que el gobierno autorizó la importación de harina de maíz, azúcar, leche, arroz y aceite con ese tipo de cambio. Por tanto, es evidente que con un dólar mucho más caro, lo precios de los bienes anteriormente señalados van a experimentar un alza importante en diciembre y durante 2017, con lo cual Venezuela se coloca a las puertas de una hiperinflación.

José Guerra

Auge y caída del PSUV

El PSUV, el partido de gobierno, es una organización formada a la sombra del Estado. Nació en abril de 2010 apuntalado en los fondos públicos usados como sui fuesen sus propios fondos. Sus oficinas y casas son las de las entidades públicas, sus medios de comunicación son los del Sistema Nacional de Medios Públicos, en particular tiene un canal propio de TV sin haberlo adquirido, VTV y sus activistas son la inmensa red de empleados del gobierno. Hasta un brazo armado tienen. Es un partido nacido al calor del auge petróleo que vivió Venezuela.

José Guerra

Faltan los billetes

Las cosas que ocurren en Venezuela son insólitas y solamente suceden en nuestro país. A la falta de alimentos y medicinas ahora se suma la de billetes para realizar las transacciones básicas de la economía. Es sencillamente increíble que un Banco Central deje a la economía sin el efectivo para que ésta pueda funcionar adecuadamente. Jamás se ha visto tanta ineptitud en el manejo operativo de un Banco Central en el mundo. Si el instituto emisor es el que tiene monopolio de la emisión de billetes, es sencillamente absurdo que no haya billetes suficientes en la economía. Si tienen una Casa de la Moneda en Maracay donde pueden emitir todo el dinero que quieran, no se entiende por qué no hay dinero, en la forma de efectivo.

José Guerra

Trump, el petróleo y nosotros

Venezuela es un país petrolero en decadencia. En 2016 Venezuela produce 20,0% menos petróleo que el producido en 1998. Su actividad productora sigue mermando y en lo que ha transcurrido de este año la cantidad de barriles extraídos ha declinado en un monto aproximado a las 300.000 unidades. La realidad del mercado internacional del petróleo es que hay una abundancia de crudos debido a que los países con reservas petrolíferas han incrementado su producción, defendiendo su cuota de mercado, menos Venezuela, cuyo papel en el escenario petrolero global, es insignificante. El más reciente informe de la OPEP refleja que en octubre la producción de petróleo aumentó en 230.000 barriles diarios mientras que en Venezuela la producción declinó. Toda esta calamidad obedece a un manejo ineficiente y corrupto de la industria petrolera tras la gestión de Rafael Ramírez y quienes lo acompañaron en la dirección de PDVSA. El colmo de la crisis es que ahora hasta la gasolina está escaseando, en un país que se decía sería una potencia petrolera.

José Guerra

La coyuntura económica

La actual coyuntura económica de Venezuela, cuando ya el país se adentra en los meses finales de 2016, se caracteriza por los siguientes elementos. En primer lugar, durante las últimas tres semanas los precios del petróleo se han desplomado más de cuatro dólares por barril debido a la persistencia del exceso de petróleo crudos en el mercado y también porque el acuerdo entre la OPEP y otros productores como Rusia, no se ha materializado. De esta manera, la cesta venezolana de crudos y derivados ha disminuido hasta ubicarse actualmente en el entorno de los 40 dólares barril, un  nivel al cual es inviable tanto Pdvsa como el país. A ello se agrega la disminución de la producción de petróleo en más de 300.000 barriles diarios en lo que ha transcurrido de 2016. Esto se ha traducido en una declinación de las exportaciones, prácticamente la única fuentes de divisas que tiene el país. Esa combinación de caída del precio y del volumen de exportación es letal para la economía, debido a que la priva de moneda extranjera indispensable para financiar las importaciones y pagar la deuda externa.

José Guerra

El comunicado de la FANB

El martes 25 de octubre de 2016, el General y ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, conjuntamente con el Alto Mando Militar se dirigió al país para leer un comunicado sobre la situación nacional. Se refirió el General Padrino López a un acuerdo de la Asamblea Nacional en días previos relativo a la grave crisis por la cual atraviesa Venezuela. Fue en la voz del diputado Tomás Guanipa donde se planteó el tema y jamás se hizo en ese discurso un mención contraía a lo establecido en la Constitución, relativo a rol de la institución armada. Lo que sí sucedió fue un quiebre del hilo constitucional al suspenderse la recolección del 20,0% de las firmas para activar el revocatorio del mandato del presidente Maduro, luego de haberse transitado, con paciencia de Gandhi, por todos los pasos y obstáculos establecidos por el CNE. Ese es el tema de fondo. Se violó la Constitución usando para ellos a tribunales manejados por el PSUV.

José Guerra

Violada la Constitución

El gobierno de Maduro se desplaza aceleradamente hacia el camino de la ilegalidad. Son cada vez más evidentes las acciones claramente violatorias a la Constitución. La aprobación de un presupuesto por vía judicial sin que el mismo haya sido sancionado por la Asamblea Nacional es una muestra muy evidente, pero hay muchas otras. Los cuerpos policiales, especialmente el Sebin se ha dado a la tarea de citar a alcaldes para rendir declaraciones cuando eso no es competencia de ese organismo. Igualmente, han sembrado armas y explosivos a dirigentes políticos para luego levantar un expediente y encarcelarlos. Todo ello ha llevado a la Fiscal General, Luisa Ortega Díaz a cuestionar tales procedimientos violatorios de la ley.

José Guerra

El presupuesto 2017

El país ha contemplado con estupor cómo el gobierno de Nicolás Maduro viola abiertamente la Constitución con el aval del TSJ. En todos los países del mundo el presupuesto de ingresos y gasto de la nación lo elabora el gobierno y lo aprueba el parlamento. La razón de esa lógica estriba en el hecho que un ente distinto del gobierno tiene que realizar el control del gasto y la recaudación de los impuestos que pagan los ciudadanos que contribuyen con los tributos y eligen a sus presentantes ante el parlamento para que ejerzan ese control.

José Guerra

Reconducción presupuestaria

¿Qué implicaría que un Presidente que va de salida no presente a la Asamblea Nacional el presupuesto del próximo año? El artículo 313 de la Constitución es bien claro: “Si el Poder Ejecutivo, por cualquier causa, no hubiese presentado a la Asamblea Nacional el proyecto de Ley de Presupuesto dentro del plazo establecido legalmente, o el mismo fuere rechazado por ésta, seguirá vigente el presupuesto del ejercicio fiscal en curso”, y hay que recalcar que donde dice “por cualquier causa” se incluye la “guerra económica” o cualquier otro dislate que se le ocurra a este TSJ.

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com