end header begin content

Opinión

Columnistas
Jorge Antonio Galindo

La República tiene sus días contados

Inicia el mes de junio, comienzan a correr los dos meses estipulados por el Consejo Nacional Electoral para ejecutar la ilegal convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente hecha por el jefe de gobierno Nicolás Maduro, en desconocimiento a lo establecido en los artículos 5, 342, 343, 344, 347 y la manipulación interpretativa del 348 de la Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela. El texto constitucional en ninguna parte le confiere al Presidente el poder de convocar a una constituyente, se limita a otorgarle la iniciativa para activar el proceso, pero el empoderamiento de la convocatoria es exclusivo de los ciudadanos como reza justamente el mencionado artículo 347, lo que hace obligatorio el referéndum consultivo bajo la única modalidad de sufragio que estipula la Carta Magna: el voto directo, universal y secreto.

Jorge Antonio Galindo

Es el momento de interpelar a la Fiscal General

Una República sólida y con saludables instituciones no debe permitir bajo ninguna circunstancia que todo el que haya sido cómplice por acción u omisión en materia de violación de derechos humanos quede absuelto ante la historia. La justicia debe prevalecer siempre, independientemente de la dinámica política de una nación.

Jorge Antonio Galindo

¿Quién puede medir la ética?

En los últimos días se ha generado un debate sobre las acciones espontáneas y creativas que desde el sector opositor no militante de partidos se han venido realizando para manifestar rebeldía en contra del régimen de Nicolás Maduro. Tales actuaciones van desde el accionar de especies de cocteles insalubres contra las fuerzas del orden público hasta la exposición y hostigamiento de funcionarios del oficialismo y sus familiares que estando en el exterior han hecho gala de sus estilos de vida sin discreción alguna, despertando razonables y justas interrogantes sobre el origen financiero que sustentan sus vidas de nuevos ricos, pero, este último punto es preferible atenderlo con mucho tacto por lo que le dejaremos para una próxima reflexión.

Jorge Antonio Galindo

La ingenuidad nos sentencia

Los venezolanos hacemos gala de una cultura política muy característica de Latinoamérica que consiste en desarrollar una especie de relación de amor y odio con nuestros proclamados líderes donde podemos transitar de un extremo al otro con cierta conveniencia según el nivel de encantamiento social. En ese sentido, pretendemos exonerarnos de responsabilidades cuando algo marcha mal alegando traiciones y engaños por parte de nuestros gobernantes.


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com