end header begin content

Opinión

Columnistas
Ismael Pérez Vigil

Desmoronada la MUD

Políticamente la MUD está herida de muerte. Su desaparición o anulación es ya un hecho, más allá de que siga apareciendo por allí, cual fantasma, realizando algunas reuniones o actividades. Todos los que durante los últimos años la han fustigado con criticas demoledoras y la han llenado de insultos, calificativos e improperios, ya pueden estar satisfechos y contentos. La dictadura lo está.

Ismael Pérez Vigil

Tres convicciones

Atravesamos, como oposición democrática, un mal momento. Hay un ambiente pesado y oscuro, un letargo incomprensible para la muy crítica realidad que estamos viviendo; caminamos un terreno sinuoso y movedizo. Todo está plagado de disputas y críticas acerbas, destructivas, sin opciones o con opciones confusas, sin mensajes ni propuestas. En estos momentos se impone la reflexión y reafirmación de las convicciones, que ─sin ánimo de sentar cátedra─ sienten bases, nos abran la mente y propicien la discusión que nos ayude a salir del marasmo.

Ismael Pérez Vigil

Peleas entre hermanos

Sin intención de ser cruel o escabroso nada entretiene más al ser humano que narrar el infortunio de otro ser humano, sobre todo si lo considera su rival o adversario. Y esta situación retrata perfectamente las pugnas internas que se suscitan en el campo de la política opositora.

Ismael Pérez Vigil

Cuarenta epítetos contra la oposición

… si he perdido la voz en la maleza, me queda la palabra”. Blas de Otero Ciertamente, no hay peor cuña que la del mismo palo. Durante varios días me dediqué a recoger las opiniones que algunos voceros de la oposición tienen de otra parte de esa oposición; por ejemplo, sobre la MUD o el denominado Frente Amplio, que son los blancos y las presas favoritas.

Ismael Pérez Vigil

Mapeando la oposición (y 2)

La semana pasada iniciamos este “mapa” con los planteamientos de la MUD y el Frente Amplio. Para nuestro análisis hemos prescindido de filosofías e ideologías y nos hemos concentrado en estrategias electorales, que parece ser la amalgama que mantiene unidos a algunos sectores, después del turbulento 20M, de cuyos resultados parece que aún no nos hemos repuesto. Veamos ahora la posición de los que participaron y la de los ─que además de la MUD─ se abstuvieron.

Ismael Pérez Vigil

Mapeando la oposición

No se ve es tarea fácil el tema de la unidad en la muy amplia, diversa y dispersa acera de la oposición. En todo caso, por lo pronto, lo primero es entender y analizar las diversas posiciones y opciones.

Ismael Pérez Vigil

Post 20M

Algo que podría pensar cualquier recién llegado al país es que el 20M ha sido el mejor proceso electoral que hemos tenido y con los mejores resultados, pues todo el mundo está satisfecho y celebra su propia victoria.

Ismael Pérez Vigil

Las cifras del 20M

La dictadura pretende celebrar como un triunfo lo ocurrido el 20M, veamos algunas cifras para determinar si tienen motivos para festejar; obviamente con las cifras del CNE, no hay otras que permitan hacer comparaciones y no implica un juicio de valor sobre su veracidad o credibilidad.

Ismael Pérez Vigil

La víspera… y después

Escribo esto un par de días antes del proceso electoral programado para el 20M, consciente de que la mayoría de quienes lo lean lo harán después de concluido el acto de votación - con los resultados ya publicados - por lo que les solicito que según convenga a la idea en desarrollo, se desplacen al tiempo pasado correspondiente.

Ismael Pérez Vigil

La renuncia de Falcón

La conseja política de los últimos días y el deseo de todos con cuantos se converse en la calle ha girado en torno a la renuncia de Henri Falcón a la candidatura presidencial. Analicemos esta posibilidad.

Ismael Pérez Vigil

Falcón y la Unidad

Como afirmé en mi artículo de hace una semana –El Callejón Ciego – los argumentos de los que plantean la “no participación” electoral y los que apoyan la candidatura de Falcón son igualmente contundentes y sólidos, no los voy a repetir, los doy por conocidos.

Ismael Pérez Vigil

El Callejón Ciego

Abro un paréntesis en mi reflexión sobre “totalitarismo y educación” para ejercer el inalienable derecho al pataleo, a la catarsis personal. Es absolutamente contundente la argumentación de parte y parte, de los que plantean la no participación y de los que llaman a votar por Henri Falcón – nótese que a los abstencionistas ni siquiera los menciono– que nos lleva a un empate técnico, que aparenta no tener solución ni salida.

Ismael Pérez Vigil

Totalitarismo y Educación (2): la atracción del mito

En la situación que vivimos –que pretende ser de “auge de masas”, para utilizar una jerga supuestamente revolucionaria, aunque ya en decadencia– las enseñanzas de J.A.C . Brown, a quien cité la semana pasada, son particularmente aleccionadoras, tanto, que me permito resumirlas libremente.

Ismael Pérez Vigil

Totalitarismo y Educación

Descartada temporalmente la vía electoral para salir de la dictadura, está no tendrá mayor dificultad en imponerse en unas elecciones amañadas el 20 de mayo y seguramente tratará de imponer después un proceso de adoctrinamiento y “educación” entre otras acciones que ya aplican a una población muy disminuida y debilitada para seguir en el poder; proceso que debemos entender cabalmente para dar las respuestas adecuadas.

Ismael Pérez Vigil

Partidos y sociedad civil (y 3)

Hemos venido hablando de ciudadanos, ciudadania y sociedad civil —que son términos inseparables— y su relación con los partidos polítihos. El trato de ciudadano ha estado siempre presente en las 26 constituciones que ha tenido el país, pero solo en la de 1999 dejó de ser solo una fórmula de cortesía o protocolo, para convertirse en una manera de relacionarse con la política y el Estado. En cuanto a la sociedad civil, como sus fronteras siempre son muy difusas, por sociedad civil también vamos a entender ese espacio “organizacional” en el que se mueve el ciudadano que no tiene partido, que aunque siga una “línea” o directriz determinada, no está comprometido, atado, con la organización que la emite; hablamos de ese “reino del ciudadano” que ya hemos llamado ONG y cuya tarea es el ejercicio de la ciudadanía. Y por ciudadanía —que sin duda es la palabra que mejor resume la tarea política del momento— vamos a entender una forma de participación política y social basada en el reconocimiento de que el vínculo que nos une a los demás es compartir los mismos derechos.

Ismael Pérez Vigil

Partidos y Sociedad Civil (2)

Para algunos los partidos políticos también son parte de la sociedad civil; pero en Venezuela son instancias bien separadas, legalmente, y hay varias decisiones del TSJ que así lo determinan y que excluyen a los partidos como parte de la sociedad civil.

Ismael Pérez Vigil

Partidos y sociedad civil (1)

Cuando la llamada sociedad civil irrumpe nuevamente en la política, a llenar el vacío dejado por la MUD y los partidos, una serie de temas surgen a la discusión; la unidad es uno de ellos.

Ismael Pérez Vigil

El “frente” es ahora el frente

El “frente” es el nuevo campo de batalla a lo interno de la oposición. Hoy se dedica más tiempo a analizar y discutir posiciones de personas u organizaciones con las que se supone que coincidimos que en oponernos a la dictadura, criticarla u ofrecer alternativas para enfrentarla.

Ismael Pérez Vigil

Nuevo repunte de la sociedad civil

El evento en el Aula Magna del 6 de marzo es una muestra de la fuerza y vigor de la “sociedad civil”, formada por organizaciones y ciudadanos, algunos dedicados a la actividad política, pero que no integran los partidos. Esto no es la primera vez que ocurre; hagamos un poco de historia.

Ismael Pérez Vigil

La vía militar

La el golpe militar como solución o salida a la crisis que vive el país, de manera solapada, es tema recurrente en los círculos políticos y del cual no se habla de manera abierta, pero que frecuentemente aflora en la discusión. Estos días lo hace, al menos así me parece, a través de un artículo del General (R) Fernando Ochoa Antich (La Salida Militar, El Nacional, 25 de febrero de 2018).

Ismael Pérez Vigil

Decisión de no participar

Se optó por no participar en las elecciones del 22 de abril −que desde hace semanas lucía ser la opción más probable− tras los pronunciamientos del Grupo de Lima y varios países más, de la Conferencia Episcopal, de sectores empresariales y académicos, de toda una pléyade de personas a través de las redes sociales y del silencio usual de miles de ciudadanos comunes.

Ismael Pérez Vigil

Costosos errores

Concluido el proceso de negociación en República Dominicana, tras la declaración del Grupo de Lima del 13 de febrero y, sobre todo, dado el ambiente negativo, desmovilizador y desalentador en el país hacia el proceso electoral, ilegalmente adelantado, no es difícil prever que éste tendrá muy poca o ninguna concurrencia opositora.

Ismael Pérez Vigil

Tiempo de definiciones

Concluye la fase de diálogo en República Dominicana; y deliberadamente digo “fase” porque sin duda, a pesar de las beatíficas rasgaduras de vestiduras de algunos, ese diálogo habrá de renovarse, no sabemos dónde ni cuándo, ni en qué condiciones, pero se repetirá el episodio. De ningún conflicto de esta magnitud se sale sin alguna “conversación” entre las partes, ni siquiera de los conflictos armados, y éste no será una excepción.

Ismael Pérez Vigil

Tarea del momento

El gobierno no ha necesitado recurrir, hasta ahora, al fraude electrónico. Con todo lo que ya hace, ese goteo incesante metódico de trampas electorales a que nos somete, ha sido más que suficiente. Y cuando no gana gracias a esas trampas, arrebata, como paso en el Estado Bolívar en la elección de gobernadores; y la oposición organizada, como un todo, la MUD, los partidos políticos y las ONG, no tuvimos la fuerza para impedir que se realizara el hecho o para restituir los derechos burlados.

Ismael Pérez Vigil

¿Participar o no participar?

La dictadura ha desplegado su estrategia y convocado a elecciones presidenciales, en marzo o abril próximos. Ya la dictadura no tiene escrúpulo en descubrir su juego, busca forzar la barra, a costa incluso del rechazo y aislamiento internacional. Aparentemente no les importa o es parte de su estrategia de “huir hacia adelante”. Saben que unas elecciones con las condiciones que solicitan la oposición y la comunidad internacional: limpias, imparciales, creíbles, transparentes, las tienen perdidas, por lo tanto, no dudan en darle un palo a la lámpara. Para los capitostes del régimen hay mucho en juego, nada menos que el poder y dejar de disfrutar de los privilegios y riquezas que ahora disfrutan y en algunos casos, la libertad.


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com