Opinión

Columnistas

Lilian y Trump: ¿espejismo o realidad?

El chicharrón semanal No soy una figura pública conocida en el psiquiátrico político venezolano. Nunca lo he sido ni lo seré. Aunque lo único que hago en mi exilio es pensar en mi país, estoy fuera de su centro –soy un excéntrico–, vivo frente al mar, lejos, muy lejos, del horror que se vive en mi auténtica orilla: Venezuela.

Unidad o el electrocardiograma de un corazón roto

Angina de pecho No sé si cada vez que me leen pueden intuir qué pasa por mi espíritu cada vez que me siento a escribir mis entregas semanales. No lo sé, pero sí puedo confirmarles que ocurre algo extrañísimo entre nosotros. Cuando me envían sus comentarios es evidente que no reflexionan sobre mis palabras, reflexionan sobre los latidos de mi corazón a veces agitados, a veces sofocados, siempre anhelantes.

Leopoldo López, el sacrificio y el despertar…

Si mi encarcelamiento contribuye al despertar de pueblo habrá valido la penaLeopoldo López Su fuerza y su fe No dejo de pensar en un solo momento en las feroces y crueles condiciones carcelarias que la dictadura chavista le ha impuesto a Leopoldo López. Es una reflexión recurrente en mi día a día. Confieso que a pesar de que me indigna hondamente, también me inspira y admira por la fortaleza espiritual y la asombrosa capacidad con que ha sobrellevado tanta vejación y tortura.

Maduro y la jalada del siglo XXI

¿Por qué no te callas? Siempre desprecié a Hugo Chávez, jamás me sedujeron sus promesas bañadas de sangre ni su oráculo reivindicador. Siempre me pareció un despreciable criminal.

2016, el “año terrible”

La arqueológica tristeza del derrotado Ni la etimología latina de “derrota”: rota (fuga de un ejército) y rupta (quebrado), ni la francesa: dérouter (dispersar, disolver), explican el desgarramiento emocional y moral, el desconsolador abatimiento o la arqueológica tristeza de quien ha sido derrotado. No hay gramática ni semántica que pueda explicar lo que siente un derrotado.

El Aissami, alias El Zorrillo, apesta de nuevo

Chávez sin desodorante Cuando Hugo Chávez Frías señaló en el podio de la Asamblea General de Organización de las Naciones Unidas (ONU) que en ese lugar olía a azufre –ya lo sabemos– fue porque no había usado desodorante esa mañana. No soportó su hedor personal…, así sería.

¿ilusión o espejismo?

Siglos y siglos de idealismo no han dejado de influir en la realidadJorge Luis Borges Una nostalgia compartida Sé..., sabemos, que luchar contra una tiranía no es faena fácil, nunca lo ha sido. Los venezolanos estamos colmados de moretones, heridas abiertas y cicatrices que lo confirman. También muertes, muchas muertes. Si algún pueblo puede mostrar las huellas del despotismo marcadas en su piel es el venezolano. Cada quien, a su modo, ha recibido un carajazo de injusticia chavista.

La rebelión es la última esperanza

2017 La rebelión en Venezuela ha dejado de ser un hecho político o histórico, es una exigencia moral. Rebelarnos es nuestra responsabilidad, nuestra obligación más incontrovertible. Es un tema de supervivencia.

Venezuela eres tú…

Esta entrega no será escrita, será musicalizada, cantada a coro. Es un regalo de navidad cuya motivación única es invitarte a seguir luchando, a persistir, a revirar con ese indómito manojo de ideales que atesoras en tu espíritu.

Los saqueos, el jorobado y el nuevo tiempo

Gargajo de horror Tiemblo mientras intento escribir. Otra vez. En circunstancias como las actuales los dedos no aciertan pulsar las teclas correctas, se extravían entre el sobresalto y la furia, son garabatos que salpican chispas, que sacan lumbre. Las noticias que llegan de Venezuela arden. Robos, hambre, enfermedad, crimen, inundaciones, carestía, desorden y anarquía. Saqueos, falta de dinero, cercos de púas políticos, emboscadas económicas. El apocalipsis nos ha lanzado su gargajo de horror.

Caín y Abel, venezolanos…

La palabra despedazada La primera bala que disparó Hugo Chávez contra un venezolano en el golpe de estado del 4 de febrero de 1992, hasta asesinarlo, marcó una era de saña y aborrecimiento cuya brutalidad nos rompió como nación. La sangre derramada manchó el vientre de nuestra Eva primordial: Venezuela.

¿El diálogo o el vómito?

El diálogo Antes que comenzará el diálogo, es decir, en el “pre diálogo” como babosamente lo llamó Chuo Torrealba, lo último que supimos de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) fue que en Venezuela se había roto el hilo constitucional (por enésima vez), el régimen chavista –esa peste– habría cometido un “golpe de estado” (otro) y que “ahora sí” enfrentábamos una dictadura.

MUD o los medanos de la desesperanza

El cruel espectáculo de la oposición Desde que inició el diálogo entre el régimen narcotraficante que tiene secuestrada a Venezuela y los agobiados rehenes de la oposición hemos sido testigos de una penosa seguidilla de incoherencias que nos ha dejado aturdidos, boquiabiertos, sin palabra que pronunciar.

¡Vivan los narcosobrinos!

Clavando nuestras uñas Pensemos juntos, escribamos juntos, abramos los ojos juntos. Volvamos el rostro sobre la realidad. No nos descuidemos, no claudiquemos, no le hinquemos la rodilla al chavismo, no le agachemos la cabeza a su podredumbre. Luchemos, reviremos, mentémosle la madre con dignidad, ¡carajo!, al menos clavémosle las uñas de nuestro coraje a su perfidia, hagamos algo, tenemos que marcarle la frente ante la historia.

Trump, de aprendiz a presidente

Preámbulo de una angustia Será un artículo muy largo, como larga es mi angustia por la victoria de Trump. Lo escribo con estupefacción, pero también con sensibilidad y conciencia crítica. Es necesario.

Amarillo, azul y rojo, destrozado…

Otro espíritu marcado con las heridas de su tiempo Pese a la mordacidad de mis críticas, he intentado ser lo más constructivo que he podido con mis pronunciamientos. No he sido ni soy un opinador de poltrona ni grada, no ando en pantuflas, de tanto marchar me he quedado descalzo. Los ataques permanentes del chavismo contra mí, la confiscación de mis bienes, la persecución, el encarcelamiento y tortura de mis compañeros, el cruel asesinato de algunos de ellos, son puñaladas conocidas que marcan mi espíritu con las heridas de nuestro tiempo. Las heridas son visibles porque he luchado por Venezuela, lo seguiré haciendo mientras mi aliento empañe una lámina de vidrio. No hay descanso ni lo habrá hasta la libertad. Soy crítico porque me lo gané en el camposanto, no chismeando histéricamente en esa bazofia que es El Universal. No sonrío imbecilidades. No tengo ánimo.

Cabello, ¿cuántos venezolanos asesinará ahora?

Personalidades iracundas y déspotas En la historia de la humanidad el peor enemigo del hombre ha sido el hombre. Cada cierto tiempo afloran personalidades delirantes y déspotas, como Hugo Chávez o Adolfo Hitler, que dan un salto atrás en la evolución de los pueblos llevándolos a la ruina. Salto que es mortal y sangriento, como en Venezuela.

¡Rebelión contra el chavismo!

Hugo Chávez y la manada de narcotraficantes La pocilga de crimen, corrupción y totalitarismo en la que nos sumergió Hugo Chávez y su chavismo, es decir, Maduro, Flores, Diosdi, los Rodríguez y la manada de narcotraficantes que lo acompañan, llega a su fin. Todo el ruinoso daño causado, esta desolación, esta deshonra histórica, toda su parafernalia y la farsa, se desbaratan. El cinismo criminal se agotó.

¿El vil egoísmo otra vez triunfará?

La niña prodigio que ya es madre Prefiero guerrear con Nicolás Maduro o Diosdi Cabello que con Gabriela Montero. Mientras los primeros se comportan como piltrafas inhumanas, que actúan como pellejos de carne viciada que uno patea y patea hasta arrinconarlos en el basurero de la historia, a la célebre “niña prodigio” venezolana (quien ya es madre) uno no puede alcanzarla ni siquiera con la mirada de lo alto que vuela en el firmamento artístico venezolano.

Capriles, ¿volverá a claudicar?

El bravo pueblo No sé si sea prudente mandarme este artículo en un momento tan sensible como el que está viviendo la nación, pero me siento en la necesidad de escribirlo. Pidieron abrir el debate sobre la conducción opositora y yo lo hago con desinterés, como parte de una reflexión que en voz alta nos hacemos la mayoría de los venezolanos: ¿qué nos pasa?, ¿por qué no reaccionamos con más contundencia ante tanto atropello chavista?

¿20% de próceres?

Las imperfecciones de la Unidad Comienzo por señalar sin dejar rastro alguno de duda que apoyo la Unidad. Pienso –lo expreso con conocimiento de causa– que sin ella nos será imposible liberarnos de la dictadura chavista.

El desafío o la ruina

Chávez y Hitler Como Hugo Chávez, Adolfo Hitler dio un golpe de estado antes de llegar al poder, fue en 1923. También igual que Chávez, Hitler fue encarcelado por su traición y posteriormente liberado por unos irresponsables. Ambas liberaciones significaron la muerte de cientos de millares de personas (en el caso de Hitler millones), la ruina de sus naciones, el horror y el luto.

Un malabarista en la cuerda floja de la política

¿Quién mantiene el equilibrio? Seré crítico mas no mordaz; aunque provoque, los tiempos no lo permiten. Como opinador he decidido someterme con responsabilidad a esos tiempos, he decidido ser -y te invito a acompañarme- un malabarista en la cuerda floja que es la política venezolana. Urge mantener el equilibrio.

El estrepitoso choque con la realidad

La prueba irrefutable Salí de un almuerzo en la ciudad de Miami. Estaba ansioso. Recuerdo que las noticias del tortuoso maltrato que está recibiendo Leopoldo López en Ramo Verde agobiaban mi conciencia. Son crímenes de lesa humanidad, me dije, no estamos tan sólo frente a una dictadura más, la chavista es una dictadura de la peor estirpe criminal, la decadencia total de la nación es la prueba irrefutable de ello. Lilian me comenta que Leopoldo permanece incólume moralmente, su espíritu está intacto. ¡Qué ejemplo el que nos está dando!

¿Marcha interruptus?

Otra vez os digo: Si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquier cosa que pidieren, les será concedido por mi Padre que está en el cieloMateo 18:19 El único defraudado Después de la decepcionante actuación del liderazgo político opositor en las últimas elecciones presidenciales de 2013 mantuvimos una crítica de tono alto contra la Mesa de la Unidad (MUD) y algunos de sus representantes hasta que tuvo un cambio de directiva (y dirección).