end header begin content

Opinión

Columnistas
Freddy Marcano

Aviso Clasificado

José Luis Rodríguez Zapatero pisó de nuevo tierras venezolanas y, por supuesto, todo el mundo se preocupa por diferentes razones. Los que lo traen, por lo caro que salen sus gracias, y los que lo soportan o soportamos porque siempre tiene una morisqueta escondida entre las manos que su aparente parcialidad no los da a entender. Nada a favor de los venezolanos o alguna propuesta coherente de solución a los problemas políticos y sociales que vivimos.

Freddy Marcano

De La Rotunda a la Casa Amarilla

Hay que estar en los zapatos de un preso político para saber lo que sufren tanto ellos como sus seres queridos. En las peores codiciones de reclusión, también ha de pensar en sus responsabilidades políticas. Todos o algunos pudieron encontrarse cómodos y frescos en el exterior, pontificando sobre lo que se debe o no hacer acá, pero - queriendo y sin querer - han debido pasar y pasan por este trago amargo.

Freddy Marcano

El poder de la clase media

Podrá decirse de todo de la clase media y de los 40 años en los cuales se desarrolló, pero lo cierto es que su progreso fue el progreso mismo del país. Por unas tres generaciones, los venezolanos tuvieron oportunidades de estudiar y de progresar, como nunca antes: tuvieron viviendas aptas y cómodas, vehículo propio, ocasiones de celebrar cumpleaños, bautizos, matrimonios y demás festejos, sin añadir los viajes de recreación.

Freddy Marcano

Informar para reconstruir

Se habla con mucha grandilocuencia del precario presupuesto de las universidades públicas y de las ya impagables universidades privadas, pero muy poco se dice de la situación real y concreta de cada aspirante a una profesión universitaria que no tiene con qué comer para pensar mejor y, mucho menos, entrenarse en alguna ciencia. Ya el conocimiento y el talento personal son insuficientes para iniciar una carrera universitaria. Por mucho que se tenga y se compruebe al pasar cualesquiera pruebas de admisión, el resultado no garantizará la culminación de los estudios superiores. Las universidades públicas están en quiebra y la deserción es el signo predominante entre el estudiantado y la docencia. A tal punto, me atrevo a afirmar, que en algunos años encontraremos un país con ciudadanos de muy bajo nivel académico.

Freddy Marcano

¿Sin coherencia o sin conducción?

Seguimos en una oposición sin timón. Cada grupo interpreta los eventos y decide cómo enfrentar al gobierno. En lo único que, aparentemente, estamos de acuerdo es en no convalidar el 20M; sin embargo, seguimos sin camino definido posterior al proceso electoral. A inicios de mayo, montamos una alharaca con lo que fue el pronunciamiento del TSJ en el exilio, y después con la autorización de la Asamblea Nacional del antejuicio de mérito. ¡Y allí quedó eso! El parlamento debió ser consecuente con esa autorización y seguir el proceso contra Nicolás Maduro, y evadió el problema, no decidió, aunque - dicen – que llegará el momento de hacerlo.

Freddy Marcano

Malos y … buenos augurios

Recientemente, el centro del país se vio conmovido por un fuerte movimiento sísmico sin daños que lamentar. Naturalmente, se dice, sería el colmo una catástrofe natural en las condiciones que se encuentra el país, añadida a las catástrofes social y económica que atravesamos. Aunque no hay fondo alguno para las crisis o el deterioro al tratarse de un país y de un Estado.

Freddy Marcano

Cortocircuito

El barril de petróleo se está cotizando cerca de $60, que no es poco, y no comparado con la gran cantidad de recurso que se manejaron en la primera década de este siglo, aunque tampoco mucho. Sería suficiente para un país de las dimensiones del nuestro, si acá en algo llevásemos una vida normal y tuviéramos un gobierno que se preocupara por el ciudadano. Pero para la galopante corrupción oficial y el gran gasto público es insuficente el monto, incluyendo la posibilidad de proseguir en el poder remendando una que otra cosa.

Freddy Marcano

Hay que cerrar el círculo

Los magistrados del TSJ en el exilio notificaron oficialmente a la AN la cual autorizó el enjuiciamiento de Nicolás Maduro. Días atrás, por muy pública, notoria y comunicacional que fuese, los diputados evadieron el asunto algunos crédulos y otros no, con las excepciones del caso, hasta que no soportaron más la presión nacional e internacional. Simplemente, la mayoría opositora debía responder y así lo hizo. Una respuesta emitida con un entusiasmo sin par que causó igual reacción en la población venezolana.

Freddy Marcano

El transporte socialista aniquila la producción

¿Hasta dónde llegaremos con la crisis del transporte? Esta pregunta que pareciera retórica se desprende de la espinosa situación que confronta el venezolano de a pie en su diario vivir, sin hablar que esta realidad influye en el estancamiento del aparato productivo, como tantas otras situaciones críticas que conocemos y podemos sumar. Debido a la hiperinflación, los costos se han volatizado y resulta imposible trasladarlos a los usuarios. No hay subsidio de transporte que alcance y, todos los involucrados saben que si hubieserecursos, la corrupción los devoraría, como lo ha hecho en el pasado. Lo peor:la crisis del transporte, público o privado, se suma al de la absoluta inseguridad personal.

Freddy Marcano

Conducción moral

El régimen violenta nuestra propia vida cotidiana con su constante asedio. Mitad malévolo, mitad incompetente, el suministro de los servicios que provee el estado es caótico. No sabemos sobre la provisión del flujo eléctrico, el agua, la basura, la vialidad, los huecos de la calle. Somos cazadores de oportunidades. Es de oportunidad que podemos obtener la cédula de identidad, renovar la licencia de conducir, lograr cita para el pasaporte, o la expedición de una partida de nacimiento.

Freddy Marcano

En Venezuela, si no te agarra el chingo…

La hiperinflación, el rápido aumento de bienes y servicio y la pérdida de valor de la moneda, es, por lo general, consecuencia de las guerras, las depresiones económicas, los trastornos políticos, la emisión de dinero inorgánico y, por supuesto, la pérdida de confianza en el gobierno de turno. En la Argentina de la hiperinflación inaudita de 1989 y 1990, cuyas consecuencias aún persisten, de un modo u otro, era traumático salir de un mercado y tener que regresar una o dos horas después para vivenciar que todo había subido de precio. Al paso de las agujas del reloj, los víveres aumentaban demencialmente, al igual que el resto de bienes y servicios. Esta hiperinflación también sucedió en la Alemania de la posguerra; todavía está en la memoria de quién la vio, aquella fotografía que mostraba a una persona llevando una carretilla de billetes para comprar un bollo de pan.

Freddy Marcano

La diáspora agudiza la crisis

Hoy en día la mayoría de los venezolanos andan en la búsqueda de nuevos horizontes, ya que estamos viviendo en el país uno de los momentos más críticos de estos casi veinte años. El deterioro de nuestra calidad de vida, la falta de insumos básicos y, por supuesto, la inseguridad ha llevado al ciudadano a pensar que su oportunidad de una mejor vida no está en este suelo patrio. No cabe duda que esa posición proviene del modelo político, autocrático, populista y,además, impuesto por la fuerza. Casi dos décadas han sido necesarias para destruir el aparato productivo en su totalidad por medio de banderas populistas, con viles promesas y vulgares triquiñuelas.

Freddy Marcano

La nueva iniciativa unitaria

De nuevo la oposición Venezolana hace otro intento para unificarse, ya no es solo la unidad democrática, que se había convertido en un cúmulo de 4 organizaciones que construían las estrategias y tomaban las decisiones, ahora que se integran algunas organizaciones de la sociedad civil, partidos, gremios, sindicatos y estudiantes de distintas universidades del país, para formar el denominado Frente Amplio.

Freddy Marcano

Falso nacionalismo

Hemos llegado al tercer mes de un año lleno de promesas y procesos electorales, con características tan particulares que distorsionan la propia realidad, una que, aparentemente, lleva a afianzar y terminar de perpetuar un régimen que ha demostrado no tener una pizca de demócrata. Todo lo han enmarcado en un supuesto nacionalismo que no ha sido otra cosa que valerse de nuestros símbolos y sentido patrio para hacer creer que su propósito en la tierra no es más que la defensa del pueblo y del territorio. Juran parecerse a nuestros libertadores que sí se sacrificaron para dejar como herencia una República que estamos perdiendo. Esta supuesta defensa de un pueblo que día a día ve como se aleja la posibilidad de su independencia, haciéndolo - como en cualquier régimen totalitario - dependiente de un Estado que solo intenta manipular a la población a través del control de las necesidades básicas. Han creado dependencia para la obtención de alimentación, vivienda y manutención; tratan de convertirse en el único proveedor de estos rubros, con la excusa de establecer mejoras al pueblo y así obtener su aceptación, compromiso y fidelidad. Sin embargo, su propósito es mantenerse en el poder. Este falso nacionalismo se ha encargado de destruir el aparato productivo de la nación convirtiéndonos en compradores de lo que en algunas décadas pasadas producíamos; ha entregado nuestras principales empresas a consorcios extranjeros cuyo objetivo principal es el beneficio de sus países y no del nuestro que es donde se encuentra y se produce la riqueza. Todo esto significa que la soberanía alimentaria -eso que este gobierno llama seguridad alimentaria que nunca garantizaron, como vemos a diario- queda en el texto muerto de una Constitución que los ciudadanos luchamos por reivindicar. Hemos permitido que grupos insurgentes de otros países convivan en nuestra tierra como si fuera la suya. Hemos llegado al punto trágico de olvidarnos de la defensa del territorio, y, siendo negativo, ello ha ocasionado una posible pérdida de nuestro territorio. Me refiero a la pérdida de un territorio que desde la colonia hemos luchado para que nos sea devuelto: el Esequibo. Este gobierno durante los últimos años ha evitado hablar y hacer diligencia alguna para la recuperación de esa zona. El sol venezolano nace en el Esequibo pasó a ser una simple y vacía consigna. El 16/12/16, el Secretario General de la ONU dio un plazo de un año para que Venezuela y Guyana arreglaran sus diferencias y, en caso contrario,remitir el expediente a la Corte Internacional de Justicia, nombrando en 2017 a un representante con poderes de mediación que vino sólo a Venezuela a reunirse con Maduro y su canciller, Delcy Rodríguez y, luego, con Jorge Arreaza. El 30/01/18, en efecto, se remite el caso de acuerdo a lo prometido. Esto indica que pasó todo un año; un larguísimo año en que Miraflores y la Casa Amarilla desoyeron las voces de alerta que muchísimas veces advirtieron lo que sucedería. Y lo que venía, al fin llegó.

Freddy Marcano

Unidad para salir de la depresión

Hoy nos encontramos en una encrucijada, donde los caminos que nos ofrece son cada vez más difíciles. Por un largo tiempo, nos ha preocupado el problema de la conducción política de la oposición, en el cual debo incluir la necesidad de atenuar las vulnerabilidades emocionales. Luchar contra este régimen es hacerle frente a sus campañas de terrorismo psicológico. Sin contar con la descomunal cantidad de violaciones al precepto constitucional, o a cualquier norma o regla acordada que vaya en contra de sus intereses.

Freddy Marcano

Política vacacional

En Venezuela hay un calendario constitucionalmente establecido que permitió que en el siglo XX las elecciones, por muy imperfectas que pudieran ser, fuesen siempre puntuales. Sin embargo, en este siglo XXI, la convocatoria y efectiva realización de los comicios y referenda están bajo la absoluta conveniencia y capricho del régimen, el cual llama a elecciones o tomar decisiones trascendentales en los momentos de más apatía o de menos importancia política para la población. Este dato general señala un lugar común, mientras oculta otro más particular que pasa frecuentemente inadvertido. En efecto, no por casualidad cada decisión importante y crucial se plantea cuando el régimen tiene el agua al cuello, por el mal manejo y el caos que han sembrado en el país. Se adaptan las elecciones para los meses o los días más inoportunos, incluyendo inicios del período escolar y vacaciones colectivas, sin olvidar los momentos más depresivos del ciudadano, ya sea en la búsqueda de alimentos y medicamentos o la inapetencia de participación en eventos relacionados con la política.

Freddy Marcano

Negociación, éxito o fracaso

Venezuela es, en estos momentos, un país que no ha salido del conflicto político que surge como consecuencia de las tantas decisiones erradas y de la intención de implantar un modelo hegemónico que se ha encargado de la destrucción de todo aquello que, con sacrificio, se construyó en el pasado. Esta conflictividad ha polarizado radicalmente a la población evitando que las reglas básicas de la política -el diálogo y la negociación- sean efectivas.

Freddy Marcano

Política de bolsillo

La política en Venezuela ha tomado caminos tan fuera de la realidad que si describiéramos todos los detalles pensaríamos que hablamos de situaciones bizarras propias de un mundo alterno. Muchas veces los expertos, o los que se dedican al oficio, hacen caso omiso tanto de la teoría como de lo que su propia experiencia les determina, para dedicarse a agradar a los que con razón, pero sin el menor conocimiento, intentan imponer su opinión por encima de la racionalidad. Esta actitud los convierte en opinadores de tribuna o manejadores de la política de bolsillo.

Freddy Marcano

Necesidad de conducción política

Lo obvio suele pasar por debajo de la mesa, ignorado y olvidado. Por ello quiero recordarles que la herramienta más importante de la política es su propia conducción. Como en cualquier ámbito de la vida humana, si no hay conducción no hay punto de llegada o meta. Los hechos, eventos o acontecimientos no ocurren por generación espontánea, al azar. Por el contrario, cuentan con la intención y la voluntad humana para cobrar sentido, provocar consecuencias y alcanzar un puesto en la historia.

Freddy Marcano

Venezuela en búsqueda de un salvador

Hoy, Venezuela vive unos de los momentos más difíciles de su historia, nuestra historia. Día a día se agudizan los problemas, y no se avizora una pronta solución. Es muy nuestra la idea de buscar un salvador, ese superhéroe que sabe y hace de todo,para que resuelva de manera inmediata todos aquellos males que nos acogen. Desde hace muchos años estamos en esa búsqueda, casi siempre fallida, como ocurrió con Hugo Chávez en el 98.

Freddy Marcano

El 23 de enero, lección para aprender

Acercándonos al 23 de enero, día en que se conmemora el despertar de un pueblo, quiero hacer un breve recuento de lo que se vivió con la intención de compararlo con el momento actual. Es bueno recordar la incompatibilidad entre los partidos que se crearon para la búsqueda de la democracia, incluyendo el partido de los comunistas; sin embargo, fue necesario coincidir para luchar juntos contra la dictadura de Pérez Jiménez. Quiero acotar que aunque un tiempo después el PCV pretendió darle una puñalada a la democracia recobrada, yendo a una insurrección armada azusada y dirigida por Cuba, es otra cosa, aunque no poca cosa.

Freddy Marcano

Democracia, política y diálogo: una triada indispensable

Este nuevo año 2018 nos trae muchos retos. Uno de ellos es reivindicar el diálogo en su exacto significado y dimensión, puesto que tiene una carga semántica e histórica que no podemos obviar, y no cualquier conversación conduce al diálogo, a la negociación y al acuerdo. Desde que se inició el encuentro en República Dominicana, las partes han desatendido -quizás hasta obviado- este aspecto central, lo cual ha generado confusión en los sectores de la oposición frente a un gobierno que no se molesta siquiera en explicar la materia a sus seguidores.

Freddy Marcano

Diálogo en todos los sectores

Finalizamos un año de mucho conflicto y sinsabores, donde nuestra clase política perdió la conexión con la sociedad al no saber escuchar, interpretar y dirigir a ese pueblo que clama por libertad y un mejor vivir. Por eso, el nuevo año es de muchos retos, de virar el timón, crear objetivos y estrategias más tangibles, haciendo un balance de los errores cometidos, reestructurando lo que ya sabemos que no funcionó, buscando dialogar primero hacia dentro. Este, debe comprometer a todos los que no estamos de acuerdo con este modelo hambreador que está destruyendo nuestra sociedad, para - luego con ideas más claras y adecuadas a las circunstancias - retomar el diálogo hacia afuera, con el gobierno que por demasiado tiempo nos ha tocado.

Freddy Marcano

Navidad en caos

La Navidad es uno de los períodos festivos más importantes para los venezolanos. Exalta el reencuentro con la familia e incrementa la emotividad, puesto que nuestras creencias renacen y nuestra fe se fortalece en la medida que se acerca el nacimiento del Niño Dios. Por ello es lamentable que se haya distorsionado esta fecha en los últimos años. Pero el colmo es – aunque nos empeñemos en evadirlo – haber llegado al caos actual. Como ocurre con todo régimen autoritario, poco le ha importado este período, ha atropellado la intimidad de los hogares, así pregonen una profunda convicción cristiana. Y, como el regalito no puede jamás faltar, este régimen se empeña en un supuesto orden de consecuencias impredecibles, pero totalmente descriptibles. Ahora bien, ¿qué es una Navidad en Caos?

Freddy Marcano

Desconfianza para Venezuela

Venezuela era un país con tantas características positivas que nos diferenciaban del resto de nuestros vecinos latinoamericanos; por una parte, teníamos una gran cantidad de recursos naturales, y por otra, contábamos con una población de un carácter emprendedor impresionante, con grandes niveles de emprendimiento y superación. Este venezolano que se caracterizaba por ser confiable y solidario, una persona de palabra -tanto que darla era tan importante hasta para cerrar un negocio sin hablar de cualquier otro compromiso. Con el tiempo, ha cambiado cómo nos vemos y el cómo nos ven, en otras palabras, internamente habíamos perdido la confianza hasta dentro de nuestras personas más cercanas, sin hablar de la desconfianza que hemos generado en los países vecinos y hasta en los lejanos.


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com