Opinión

Columnistas
Enrique Viloria Vera

Caracas la horrible es roja, rojita

A Salazar Biondy, in memoriam

Jorge mató a Wilmer Pedro mató a Jorge Leandro mató a Pedro entre cinco acribillaron a Leandro y también murió con un huequito en el pecho y el plomo rebotando entre las costillas y los pulmones la niña Belkis quien jugaba íngrima saltando compartimientos de ilusión y de tiza y ahora ni siquiera el presidente de la república sabe quien va a ver la telenovela conmigo todas estas largas noches que le quedan al municipio. José Pulido.

La capital de la Bolivariana Patria es roja por los cuatro costados y a toda hora. Día tras día se colorea más y más y más de rojo, no el de las franelas y boinas que es la vestidura impuesta por la intolerancia, sino del color propio de la sangre que brota indetenible de cuerpos y más cuerpos que una morgue precaria y abarrotada difícilmente puede recibir y autopsiar. En Caracas la horrible, la sangre no se analiza ya por factores sanguíneos, el ORH positivo o negativo es asunto clínico del pasado cuartorepublicano, ahora, en la revolución bolivariana, se distingue la sangre por edades, sexo, oficio o profesión. Inveteradamente, cada mañana la urbe amanece salpicada de sangre ajena e inocente, calles, escaleras, centros comerciales y avenidas, reciben a mansalva litros de sangre proveniente de los jóvenes masacrados por ajustes de cuentas, de los chóferes de taxis o autobusete que fueron asesinados en plena ruta y a la vista de todos los pasajeros, de los niños y adolescentes que se resistieron al atraco o se interpusieron en el camino de una pérdida bala, de los resistidos a los secuestros express, de la de los escuálidos que quedan a merced de la justiciera respuesta de los armados círculos y escuadrones encargados de defender la Revolución. De seguir la matazón indiscriminada y generalizada – culpa exclusiva de la sociedad y no de un gobierno que acumula más de cien mil víctimas - Caracas, la horrible, será por siempre la querida y anhelada por nuestros gobernantes: roja de noche, rojita de día, roja, rojita a toda hora y en todo lugar Roja rojita la calle, rojo rojito el dolor, roja rojita la rabia, rojo rojito un futuro que nadie quiere porque al no poder hacerse más la vista gorda, los caraqueños se han convertido en recientes daltónicos que ya no aprecian el rojo – rojito, y andan en busca de otros colores que pacifiquen la monstruosidad en esta horrible ciudad, la horrible Caracas ¡Hecha en socialismo!

Enrique Viloria Vera

Kousey Tekenaka: maestro de maestros

Qué, finalmente. Había un camino Que debía seguir, Ya me lo habían dicho, Pero yo no pensaba. Que sería hoy o mañana. Ariwara – no -Narihira Siglo IX

vaya al foro 

Enrique Viloria Vera

Podemos: El chavismo español

No sería extraño que en Marte haya habido civilización, pero a lo mejor llegó allá el capitalismo, llegó el imperialismo y acabo con ese planeta. Hugo Chávez

vaya al foro

Enrique Viloria Vera

Mañana dejaremos zarzura

Las regiones desconocidas de la tierra; aún no pisadas; las nuevas posibilidades del ser; los nuevos prodigios de la naturaleza… a ellos se dirige desde antiguo la nostalgia de la humanidad, eternamente afanosa. Ladislaus E. Alamásy

vaya al foro 

Enrique Viloria Vera

La República Bolivariana de nadalandia

Nada es más real que nada. Samuel Beckett La República Bolivariana de Venezuela, luego de menos de dos décadas de fugaz y consternada existencia, acaba de fallecer; los organismos internacionales que certificaron su muerte prematura coinciden en que sucumbió de Socialismo del siglo XXI, y que su defunción fue un grosero y vil asesinato perpetrado por un grupo de facinerosos neo comunistas que la convirtieron en conejillo de Indias de sus fantasías utópicas y decimonónicas, mientras depredaban y destruían todo lo construido a lo largo de una larga historia institucional que iniciaron los Padres de la Patria.

vaya al foro 

Enrique Viloria Vera

El despeñadero venezolano

El orgullo engendra al tirano, cuando inútilmente ha llegado a acumular imprudencias y excesos, remontándose desde el más alto pináculo, se precipita en un abismo de males, del que no hay posibilidad de salir. Sócrates El despeñadero ha jugado un papel importante en la historia de algunas naciones como es el caso de España, donde el mismo ha sido instrumento de justicia, de venganza, verdadero ejemplo de lo que puede ocurrir cuando las pasiones se desbordan y la racionalidad se va de viaje.

vaya al foro

Enrique Viloria Vera

John c. Lennox: los nuevos ateos disparando contra Dios sin dar en el blanco

Probablemente Dios no existe, deja de preocuparte y disfruta la vida. Eslogan de una campaña publicitaria en los autobuses británicos Los jardines de verdad no se crean solos: tienen jardineros y dueños. Ocurre algo parecido con el universo: no se generó solo. Tiene un creador; y un dueño. John C. Lennox

vaya al foro

Enrique Viloria Vera

Fermín Herrero: el periodismo y la verdad

A propósito de los abismos que abre la verdad y que la hace socialmente insoportable en todo tiempo y lugar no puedo resistirme aquí, en Salamanca, a sacar a colación aquella escena tan unamuniana de ‘San Manuel Bueno, mártir’: “No me olvidaré yo jamás del día en que diciéndole yo: “pero Don Manuel, la verdad, la verdad ante todo” y él temblando me susurró al oído –y eso que estábamos solos en medio del campo- “¿La verdad? La verdad, Lázaro, es acaso algo intolerable, algo terrible, algo mortal, la gente sencilla no podría vivir con ella” Fermín Herrero

vaya al foro

Enrique Viloria Vera

Las crónicas de indias

Después del descubrimiento de América por los españoles, se conoció un conjunto de relatos llamados Crónicas de Indias que informaban sobre la geografía y el modo de vida de los pobladores americanos y de las colonias. Estas crónicas fueron sin duda reflejo de la realidad del Nuevo Mundo vista con los ojos del imaginario medieval que los conquistadores habían alimentado en la vieja Europa, fruto de las lecturas de los bestsellers de la época: las novelas de caballerías.

vaya al foro

Enrique Viloria Vera

La envidia socialista a la eficiencia capitalista

La envidia es una declaración de inferioridad. Napoleón Bonaparte Cuentan que en una ocasión Sir Winston Churchill fue al baño del Parlamento británico, al llegar al urinario su ubicó en el extremo opuesto al lugar donde se encontraba un par de diputados laboristas, éstos conminaron a Churchill a que los acompañara, a lo que Sir Winston ripostó: ¡No gracias, porque Uds. los laboristas cuando ven algo grande y eficiente lo expropian!

vaya al foro

Enrique Viloria Vera

La desvida bolivariana

Mi rancho por un kilo de Harina PAN Ricardo de Caricuao En una sociedad normal, sin aspavientos ni pretensiones de ser la tapa del frasco de la humanidad, la vida del ciudadano común es para vivirla corrientemente, para disfrutar del pequeño detalle, del café o la cerveza con los amigos, de la ida al cine con la pareja o el sábado al supermercado para adquirir la vianda familiar, el condumio necesario. En la Venezuela Bolivariana que nos toca vivir, o mejor dicho desvivir: la vida está concebida para morirse de a poquito o de un solo golpe, en un santiamén prodigado por un bienandro revolucionario y necesitado.

vaya al foro

Enrique Viloria Vera

El carácter religioso del 19 de abril de 1810

Imbuida de religiosidad en sus antecedentes y ejecutorias estuvo la Revolución caraqueña de 1810. La fidelidad a la religión católica fue una constante significativa del proceso de conquista, colonización y administración de las Indias. Diversos analistas de lo acontecido en Caracas en abril de 1810 señalan, en consecuencia, la importancia que la doctrina teológica escolástica tuvo sobre la soberanía en los procesos independentistas latinoamericanos. En efecto, se señala que junto a los postulados de la Revolución Americana o de la Revolución Francesa, la reacción contra el Regalismo que en materia religiosa sustentaba la Corona española, debe ser muy tenida en cuenta al momento de analizar las motivaciones de la gesta emancipadora americana. En este orden de ideas Rodrigo Conde sostiene: “La palabra regalismo, significa en la historia de la Iglesia la intromisión ilegitima de los gobernantes en materia religiosa. Si los Reyes Católicos, Carlos V y Felipe II, tendían a un cierto centralismo y regalismo, con la llegada de los Borbones se acrecentó la intervención real. Esta dinastía, entendió el Patronato como una parte inherente de su soberanía que como una serie de concesiones papales (…) Con los Borbones, a comienzo del siglo XVIII, el rey tenía en sus manos la regalía del Patronato con el derecho de representación, el uso del exequátur (pase) regio, el del recurso de fuerza, el vicario regio de Indias y una escuela de leguleyos que sostenían tales derechos (…) Contrastando con la complacencia de esos juristas estaban los que apoyaban el origen popular del poder, el derecho a la rebelión contra el soberano que se había precipitado en la tiranía y la necesidad de preservar los derechos de la libertad de la Iglesia (…) Esta mentalidad imperante influyó ciertamente en la mente de los hombres de la primera hora republicana (…) Por esta razón avalarán el derecho de rebelión contra España y justificarán la Independencia.” (Febres, 2010, 72 y 73).

vaya al foro 

Enrique Viloria Vera

Por estas calles

A la bella e inteligente afrodescendiente Gledys Ibarra Por estas calles no es sólo una sucesión de imágenes con unas tramas intrincadas que acaparan nuestra atención de televidente renuente y las más de las veces desilusionado. No, la telenovela Por estas calles tiene la virtud de transmitirnos unos mensajes implícitos, ocultos, subyacentes, que traducen la realidad y la circunstancia del ser venezolano.

vaya al foro

Enrique Viloria Vera

El 19 de abril: una revolución civilista

La Revolución de Caracas se inició formalmente en el Cabildo de la ciudad y no en su cuartel; fue, con toda propiedad, un Golpe de Estado civil y no una Asonada militar. Sus protagonistas fundamentales portaban levitas y chisteras, y no uniformes y charreteras. En efecto, Lucas Guillermo Castillo Lara en discurso pronunciado el 19 de abril de 1972 en la Sociedad Bolivariana de Venezuela, expresa:

vaya al foro 

Enrique Viloria Vera

Erasmo: De Rotterdam a Salamanca

Pero tan pronto como llega la terrible tempestad de la guerra ¡Dios inmortal! Qué ingente mar de males inunda y anega todo el universo. Son requisados los rebaños, arrasadas las mieses, los campesinos descuartizados, las villas quemadas, las más florecientes ciudades levantadas durante tantos siglos, son derruidas en un solo ataque. Tan proclive es el hombre a hacer el mal como a hacer el bien. Erasmo de Rotterdam La vigencia y pertinencia del pensamiento de Erasmo de Rotterdam no se pone en duda en tiempos crispados y confusos, muy parecidos a los vividos por el pensador, menos cuando se lee el señero libro que lleva por título Dulce Bellum con estudio preliminar y la versión al castellano del humanista Luis Frayle Delgado ( editado en Salamanca, 2015), quien, de entrada, señala - en concordancia con los críticos de la obra erasmiana - que se trata de uno de los escritos más revolucionarios del intelectual holandés.

vaya al foro 

Enrique Viloria Vera

El amor de Marta Sosa es un jardín difícil

Eres un trago de rosas JMS Para Joaquín Marta Sosa, como para cualquier hombre enamorado, seducido, el amor es inevitablemente una pasión encarnada, un sentimiento con nombre y apellido, una mujer “de cuerpo hermoso” que despierta en el poeta sensaciones desconocidas, estados de ánimo inéditos, emociones no experimentadas pero suficientes para producir desacomodos y desconciertos que llevan al poeta a afirmar que: “el amor es un gran vacío / un dolor cortante / una fatiga intensa, / es la vida toda / azotada / como una tarde feroz”.

vaya al foro 

Enrique Viloria Vera

Carlos Rangel

Carlos Rangel, en su celebrado libro El Tercermundismo aborda y analiza realidades ideológicas que dábamos por superadas, y que, empero, en este Siglo XXI, han tomado un nuevo aliento. El ensayista considera que este modelo “o más generalmente el “ánimo socialista” no es de ninguna manera una “etapa superior”, o “un progreso”, con relación a lo que es hoy es conocido como Capitalismo, sino una reacción, un reflejo pasadista, un rechazo visceral a las consecuencias sociales, culturales, económicas y políticas de la economía de mercado.”

vaya al foro 

Enrique Viloria Vera

Consejos revolucionarios para ahorrar agua

El Comité Mayor de esta Revolución menor, reunido en la ciudad de La Habana con la asesoría de los Hermanos Principales, acordó soberanamente estas medidas de obligatorio cumplimiento por parte de la ciudadanía, la feligresía y la alta jerarquía eclesiástica. Estamos conscientes del esfuerzo que supone para los ya más que sufridos súbditos bolivarianos, pero la Guerra Económica y la amenaza imperialista de The Kid, apodado El Niño o Er Niño por estos lares caribeños y bolivarianos lares, se resuelve:

vaya al foro

Enrique Viloria Vera

Ladrones bolivarianos

No me refiero a lo que ya todos saben – aquende y allende, aquí y acullá, en el país y en el extranjero – a la cruel e indolente depredación del Tesoro Nacional, de PDVSA, de los fondos de ahorros y de financiamiento, a la dilapidación de los recursos fiscales, a los arreglos y componendas de la cúpula revolucionaria, a las comisiones y coimas de bolichicos y allegados - , en fin a toda esa ingente suma de dólares americanos y euros que reposan en cuentas buchonas en Panamá, Andorra, Suiza o Libia. En fin, al continuo saqueo de las riquezas de un otrora país rico; ahora, por efecto de una pretendida revolución en nombre de Bolívar: mendicante, pordiosero, pedigüeño…vergonzante.

vaya al foro 

Enrique Viloria Vera

Solyent Green y el motor alimentario

Cuando el destino nos alcance (título original en inglés: Soylent Green) es una película estadounidense de 1973, basada en la novela ¡Hagan sitio!, ¡Hagan sitio! (1966), de Harry Harrison. En el año 2022, en un futuro distópico, la ciudad de Nueva York está habitada por más de 40 millones de personas, separadas en dos clases: una pequeña élite que mantiene el control político y económico, con acceso a ciertos lujos como verduras y carne, y una mayoría hacinada en calles y edificios donde malvive con agua en garrafas, y dos variedades de un producto comestible: soylent rojo y soylent amarillo, que son la única fuente de alimentación, ya que los alimentos naturales son un privilegio para los sectores dominantes. La compañía Soylent es una empresa que fabrica y provee alimentos procesados de concentrados vegetales. Soylent verde es el nuevo producto alimenticio sacado al mercado, basado en plancton, según la publicidad de la empresa.

vaya al foro

Enrique Viloria Vera

Iquitos y Mario Vargas Llosa

Iquitos debe ser la ciudad más corrompida del Perú, incluso peor que Lima. A lo mejor es verdad y el clima tiene que ver mucho, quiero decir en eso de que las mujeres sean tan terribles, ya ves como Panta pisó la selva y se volvió un volcán. Lo peor es que las bandidas son guapísimas… Un oficial sin vicios (…) Ni un solo castigo de oficial y de cadete apenas media docena de amonestaciones leves (… “Organizador nato, sentido matemático del orden, capacidad ejecutiva”(…) El asunto exige la más absoluta discreción, Me refiero a la misión que se le va a confiar, capitán… Mario Vargas Llosa

vaya al foro

Enrique Viloria Vera

Preceptos políticos y jurídicos del socialismo bolivariano

Los primeros cristianos decían : todo lo mío es tuyo. Los socialistas dicen: todo lo tuyo es mío. Winston Churchill Un grupo de estudiosos de los procesos políticos venezolanos, luego de analizar 17 años de actuación de la pretendida Revolución Bolivariana, ha identificado estos preceptos que el Socialismo del siglo XXI aplica a placer y a conveniencia.

vaya al foro

Enrique Viloria Vera

Para solventar la crisis de electricidad

Esta vez más que una reflexión sobre los orígenes de la crisis eléctrica, no dudamos de la ineficiencia de esta pretendida revolución hablachenta e inepta. Una solución muy conveniente y amorosa es la que propone el poeta antioqueño Juan Mares.

vaya al foro 

Enrique Viloria Vera

Venezuela en subasta, ¿quién da más?

En vista de la emergencia económica decretada y refrendada por el siempre leal TSJ, producto de la Guerra Económica que el Imperio y sus acólitos han cruelmente acometido contra la inmune, impune, infalible e impoluta Revolución Bolivariana y sus denostados cabecillas, es necesario establecer el motor de todos los motores socialistas: La Subasta Bolivariana.

vaya al foro