Opinión

Columnistas
Enrique Viloria Vera

¡No votes! … y no votamos

Nemo auditur propriam turpitudinem allegans (No se escucha a nadie que alega su propia torpeza) Si quieres que el despilfarro bolivariano siga.

Enrique Viloria Vera

¡Paredón! ¡Paredón!

Gritemos con brío ¡Muera la opresión imperialista! Compatriotas fieles, la fuerza es la unión con Cuba; y desde el Empíreo el Supremo Fidel, un sublime aliento al pueblo chavista infundió. Unida con lazos que el cielo formó Venezuela con Cuba existe en una sola nación. Nueva letra del Himno de Venezuela a ser aprobada por la ANC / Castro Comunista La sociedad actual registra estas modalidades para hacer cumplir la pena de muerte:

Enrique Viloria Vera

Uslar Pietri y el realismo mágico

Sumido en las añoranzas de una juventud privilegiada, vivida en Paris en compañía de entrañables amigos como lo fueron Miguel Ángel Asturias y Alejo Carpentier, Uslar Pietri rememora el origen del término realismo mágico aplicado a la narrativa latinoamericana, esa otra manifestación de nuestro mestizaje cultural.

Enrique Viloria Vera

Carne de res en el socialismo castro – comunista cubano

En artículos anteriores he afirmado que en Salamanca estoy aprendiendo a conocer más a la Cuba real y verdadera: la de las precariedades, carencias y prohibiciones, y no la Isla de la Felicidad que a troche y moche nos quiso vender el Comandante Eterno como ejemplo de sociedad e ideal hacia el cual tender.

Enrique Viloria Vera

Parto humanizado socialista del siglo XXI

Con el dolor la persona pierde la dignidad. Salman Rushdie Las políticas públicas del depredador y hablachento socialismo del siglo XXI se traducen en que a mayor sufrimiento y dolor mayor es la dignidad del súbdito bolivariano, sojuzgado y sometido al miedo y las carencias de todo tipo.

Enrique Viloria Vera

La revolución de los peores

Que sufras el doble de lo que me has hecho sufrir a mí. Maldición gitana La Revolución Bolivariana, creadora del abominable socialismo del siglo XXI - burda copia del fracasado comunismo castrista -, ocupará un sitial destacado en los anales de la Historia Universal de la Infamia, por su inagotable capacidad para depredar y arruinar, en 20 dramáticos años, un país otrora boyante y feliz.

Enrique Viloria Vera

Catalán Maduro vs Maduro Catalán

"Que Viva España" La vida tiene otro Sabor. Y España es lo Mejor. ¡Que España es la Mejor!” Manolo Escobar En ocasiones los que procedemos de otros lares vemos las realidades de España con otros ojos. En efecto, nos cuesta entender las razones que mueven a sus ciudadanos a denostar contra la institucionalidad, a cuestionar lo difícilmente obtenido, a intentar echar por la borda los esfuerzos que un conjunto de hombres y mujeres realizaron para construir un país moderno, democrático, seguro, y, a veces, envidiable. Ciertamente se olvida que después de un muy largo proceso fratricida y de años de oscuridad y retroceso, España viene siendo otra. Sus dirigentes de uno otro signo y color dejaron de lado las rivalidades sempiternas para sentarse a dialogar y obtener un consenso acerca del país que todos querían. No fue fácil el proceso de ajuste político y, en especial, afinar la administración territorial para conciliar las inevitables y bienvenidas diferencias entre regiones con características propias, pero con una identidad común.

Enrique Viloria Vera

Evalúe al socialismo del siglo XXI

"El torturador es un funcionario. El dictador es un funcionario. Burócratas armados, que pierden su empleo si no cumplen con eficiencia su tarea. Eso, y nada más que eso. No son monstruos extraordinarios. No vamos a regalarles esa grandeza". Eduardo Galeano Creo que ya basta de echarle la culpa de todos los infortunios y desaguisados de la Revolución Bolivariana al Imperio, al anciano Allup, al apátrida Borges, a los burguesitos locos y loquitas de VP, VV y PJ, a los alcaldes y gobernadores opositores.

Enrique Viloria Vera

Guillermo Morón: Los animales socialistas del siglo XXI

Fabula con sus bestias el narrador Guillermo Morón, las hace cercanas y afectivas, no les altera su esencia física, pero les inventa otra alma, otro sustrato, una forma de ser, una idiosincrasia, una índole, una personalidad, para, con sus animales, muy suyos y particulares, formar un ejército sin armas que sólo empuña la palabra - la más destructora de todas las máquinas concebidas para la guerra - en forma de ironía, de sátira, de puya, de sarcasmo, de socarronería, a objeto de ridiculizar personas que apuestan a ser personajes y de criticar, por mampuesto, conductas y actitudes impropias de lo humano.

Enrique Viloria Vera

Conejitas socialistas del siglo XXI

"De cuando en cuando me ocurre vomitar un conejito" Julio Cortázar Siempre dentro del mejor espíritu solidario y revolucionario que nos infundió El Sembrado Mayor, quien aún vive en su conuco vertical de la montaña, me permito un pequeño aporte que complemente la genial y excelsa iniciativa tomada en largas sesiones de trabajo por El Robusto Guasón y sus acólitos guasoncitos, en relación con el revolucionario motor denominado Plan Conejo.

Enrique Viloria Vera

Mapurites socialista del siglo XXI

Mapurite Embajador: “Muy antigua es la fama de la tribu mapurítica como para tener necesidad de recordarla. Entre todos los habitantes de esta podrida tierra y provincia de los animales, el pueblo de los mapurites sobresale por la precisa condición de su hábito. Seguramente la estofa mapurítica se habría mantenido al margen de la historia, si no hubiera ocurrido el insólito acontecimiento que, no sólo permite, sino obliga al historiador, en su condición de historiador, a registrar el hecho (…) Y todo porque el Rey de los Mapurites, es decir, el más peorro, fue Embajador. Allá estuvo, en la Corte del Rey, donde se cree a pie juntillas que toda la vieja y noble provincia de los animales criollos es ágrafa, empecinadamente ágrafa; que toda la rica gama de culturas formadas por los animales criollos, República, Gobierno, Pueblo, Congreso, Universidad y cotarro de letrados, es estofa mapurítica” Guillermo Morón El término científico con el que se designa esta especie del reino animal es el de mefítidos, son una familia de mamíferos carnívoros conocidos vulgarmente como mofetas, zorrinos, zorrillos, mapurites, epates o chingues, que habitan principalmente en América, y ahora abundan en los cargos de mayor relevancia de la Revolución Bolivariana.

Enrique Viloria Vera

¡A un hediondo nadie lo quiere!

"Y acontecerá que en lugar de los perfumes aromáticos habrá hediondez, y soga en lugar de cinturón, y calvicie en lugar de cabellos peinados, y en lugar de faja, ceñimiento de cilicio y quemadura en vez de hermosura". Isaías. 3, 24 Por obra y gracia de la Revolución Bolivariana, los venezolanos Hechos en Socialismo, se han prontamente convertido en verdaderos parias, en nueva lacra social, que genera ronchas y salpullidos en los países que antaño disfrutaron de la solidaridad y generosidad de Venezuela y de sus gentes.

Enrique Viloria Vera

Carlos Rangel, escritor visionario y universal

A Sofía Imber Carlos Rangel, en su celebrado libro El Tercermundismo, aborda y analiza realidades ideológicas que dábamos por superadas y que, empero, en este siglo XXI, han tomado un nuevo aliento. El ensayista considera que este modelo «o más generalmente el “ánimo socialista” no es de ninguna manera una “etapa superior”, o “un progreso”, con relación a lo que es hoy es conocido como capitalismo, sino una reacción, un reflejo pasadista, un rechazo visceral a las consecuencias sociales, culturales, económicas y políticas de la economía de mercado».

Enrique Viloria Vera

Plegaria de un venezolano en la indigencia

Pero lo que más me apena es que los pueblos sufren de una doble enfermedad: la ausencia de memoria y la ceguera. Lo que les confiere la extraña virtud de glorificar a quienes odiaban la víspera, y de odiar mañana a quienes veneran todavía hoy. Gilbert Sinoué Jesucristo, Nuestro Señor, María Inmaculada, - la virgen por antonomasia -, y todas las Vírgenes de acá y de allá: La Coromoto, Vallita, la del Carmen y la de Las Mercedes, La Guadalupe y la de La Caridad del Cobre, la del Pilar y la de Los Remedios.

Enrique Viloria Vera

Dialógo de dos hermanos rojo – rojitos en México City

Ya estuvo de todos esos pinches estereotipos de México-como-país-de-la-muerte-paraíso-infernal, ¿Está bien? José Agustín - ¡Orales mana! Y que tata viene el fin de semana. - Pos sí manito, ojalá traiga los dólares y las vitualles que le pedimos. - ¿Viene en el Falcón o en el Presi?

Enrique Viloria Vera

Nuevo nombre de la República Bolivariana

Dos cosas me admiran: la inteligencia de las bestias y la bestialidad de los hombres. Tristán Bernard Un constituyente castro – madurista, hijo de un anarquista de Funchal que trabajó muchos años en la capitalista Central Madeirense de Propatria, admirador de la independencia de Brasil, advirtió que su primer emperador tenía por nombres: Pedro de Alcântara Francisco António João Carlos Xavier de Paula Miguel Rafael Joaquim José Gonzaga Pascoal Cipriano Serafim de Bourbon e Bragança, pensó que era necesario cambiarle el nombre a la República por otro más largo que contuviese la esencia del proceso revolucionario.

Enrique Viloria Vera

El pequeño Nicolás

Desconfía del tigre más que del león, y de un burro tonto más que del tigre. Proverbio chino Recuerdo que en mi juventud leía una comiquita, un tebeo muy breve titulado ¡Nunca falta alguien así!; invariablemente aparecía un personaje incordiante, inoportuno, fuera de tono, impertinente, que, por su conducta absurda, desatinada, irracional y extravagante, era el protagonista de la serie. En el Reino de España existe un personajillo así que – por sus acciones atrevidas y desacertada, -, ocupa titulares en la prensa nacional y concita el cachondeo, la burla y la estupefacción de sus conciudadanos: no es torero, cantante, futbolista, ni novio de ninguna socialité.

Enrique Viloria Vera

Alcaldes quincemesinos hechos en socialismo

En una sociedad esclavizada, el más grande esclavo es el tirano. Julián Marías Nuestro socialismo de comiquita del siglo XXI es pródigo en invenciones, ya el Cobandante Supremo y Eterno parodiaba al gran maestro del Libertador, Simón Rodríguez, en aquello de inventamos o erramos, para errar siempre; – por cierto, el pobrecito prócer no tiene nada que ver con los hermanitos más maduristas que el Robusto Guasón -, conocido como Robinson, y tampoco con la fenecida misión bolivariana que emulaba a las cubiches Jornadas de Alfabetización Conrado Benítez que pretendian eliminar el analfabetismo en la Isla de la Felicidad, esa que ahora es conocida como la Atenas del Caribe, cuna del más fino pensamiento comunista contemporáneo, producto de exportación, verdadera bomba caza – bobos.

Enrique Viloria Vera

¡Socorro!, ¡Socorro!

Ciudadana Presidenta de la ANCA que tiene su trono la izquierda – a la derecha nunca- de Raúl, el Dios de todos los socialistas habidos por haber, vista la desaparición del Dios Caballo.

Enrique Viloria Vera

El lava jato venezolano

Tanto a nivel internacional como en el ámbito nacional, se ha prendido el Hidro – Jet, la manguera de agua a presión, el Lava Jato, que hace temblar a los corruptos latinoamericanos, en especial a los del Alba, y que, en la sufrida patria bolivariana, tiene a más de uno ojeroso, somnoliento, pálido, traspuesto, de mal humor y dando continuas carreritas al W.C.

Enrique Viloria Vera

¡Tramposería sale! ¡La mentira también!

A las Rectoras del CNE, protagonistas del mejor, más confiable y más transparente sistema electoral que el mundo haya conocido. En estos tiempos de ¡shito!, en los que hablar u opinar es altamente peligroso, por aquello de que la libertad de expresión es imperialista, capitalista y neo- liberal, se corre el riesgo de acompañar a las dos Eles libertarias en el verde ramo del justiciero árbol socialista, chavista, anti –imperialista y revolucionario, sólo me limito a citar a algunos pensadores para que los encarcelen, los deporten, le prohíban la entrada al país y los declaren personas non gratas al mejor criterio justiciero del Robusto Guasón y de sus guasonsitos:

Enrique Viloria Vera

¡Ante la masacre socialista del siglo XXI!

"Pareciera que se ha instalado todo un sistema para recortarnos el espíritu, para convertirnos en tierra fértil de autoritarismos. Y hay una especie de acostumbramiento, que es lo peor que le puede pasar al ser humano: al terrorismo, al genocidio por hambre, a la falta de educación para todo el mundo". Juan Gelman El Robusto Genocida Bolivariano ya acumula 120 muertos en su quehacer revolucionario, 14 en los últimos dos días. Las palabras son insuficientes, las lágrimas no se agotan, la arrechera crece, y el sentimiento de impotencia ante tanta crueldad, peligrosamente se torna en afán de venganza, en justa revancha ante tanta indolencia e impunidad. Además, como bofetada, como manotazo, como bofetón a los derechos humanos, es motivo de burla, chacota y risa para El Robusto Guasón, la Primaria Combatienta y su corte de adulantas y adulantes guasoncitos.

Enrique Viloria Vera

¡Hasta luego Zapatero!

"Ingrato es quien niega el beneficio recibido; ingrato, quien no lo restituye; pero de todos el más ingrato es quien lo olvida". Séneca Alicia dio un silencioso portazo y declaró que bota tierrita y no juega más. Alicia descubrió que El País de las Maravillas, el suyo, era el que había construido en el Reino de España, luchando a brazo partido contra las huestes fascistas del P.P. En el Reino del Robusto Guasón no pudo, en la Bolivariana y chavista República replicar el reino de amor, conciliación y unidad que dejó atrás cuando en vehículo blindado dejó sus oficinas en la Calle Ferraz.

Enrique Viloria Vera

¡A sablazo limpio!

Recurro una vez más al DRAE a fin de tener certeza del significado de términos y vocablos de nuestro rico idioma español, leo que una de las acepciones de sablazo es el acto de sacar dinero a alguien, pidiéndolo, por lo general, con habilidad e insistencia, y sin intención de devolverlo.

Enrique Viloria Vera

Cambio apellido perrájerico por uno bolivariano del siglo XXI

El gran poeta camagüeyano Nicolás Guillen dedicó un poema a su apellido, un fragmento del mismo rezaba así: “Desde la escuela / y aún antes (…) Desde el alba, cuando apenas / era una brizna, yo de sueño y llanto, / desde entonces, / me dijeron mi nombre. Un santo y seña / para poder hablar con las estrellas. / Tu té llamas, te llamarás…/ Y luego me entregaron / esto que veis escrito en mi tarjeta, / esto que pongo al pie de mis poemas: / las trece letras / que llevo a cuestas por la calle, / que siempre van conmigo a todas partes. / ¿Es mi nombre, estáis ciertos? / ¿Tenéis todas mis señas? / (…) / ¿Toda mi piel (debí decir), / toda mi piel viene de aquella estatua / de mármol español? (…) / ¿Estáis seguros? / ¿No hay nada más que eso que habéis escrito? / eso que habéis sellado / con un sello de cólera? / (¡OH, debí haber preguntado!) / y bien, ahora os pregunto: / ¿No veis tambores en mis ojos? / ¿No veis estos tambores densos y golpeados / con dos lágrimas secas? / ¿No tengo acaso / un abuelo nocturno / con una gran marca negra / (más negra todavía que la piel), / una gran marca hecha de un latigazo? / ¿No tengo pues / un abuelo mandinga, congo, dahomeyano? /…”


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com