end header begin content

Opinión

Columnistas

Escucha lo que te dices a ti mismo

“Pero ustedes también exageran”. Estas palabras de mi hija Andrea fueron un claro recordatorio de que los padres no educamos con palabras sino con nuestro ejemplo.

vaya al foro

Corriendo con las nubes

Después de muchos años he vuelto a correr. Hace un par meses tomé la decisión de hacer el medio maratón de Miami y desde entonces me levantó antes que el sol se asome, me calzo los zapatos y salgo a trotar. Reencontrarme con el running ha sido un placer, que como imaginarás, también me ha regalado sus dosis de dolor. No en vano el tiempo ha pasado y el cuerpo no reacciona como solía hacerlo.

vaya al foro

Eres lo que comes… conscientemente

¿Le has prestado atención a todo lo que llevaste a tu boca en las últimas 24 horas? De hacerlo, te aseguro que la lista podría ser sorprendente. Pensemos solamente en los alimentos y dejemos por fuera bolígrafos, labios del ser amado, uñas u otros objetos del deseo. ¿Cuáles fueron esos alimentos, en qué cantidad, cómo los combinaste? Prestarle atención a lo que comemos y cómo lo hacemos es el mejor punto de partida para lograr un peso saludable. Esa es la maravilla de una conciencia despierta: permite darnos cuenta de lo que hacemos y descubrir las causas que impulsan nuestras acciones.

vaya al foro

Archiva tus éxitos

No hay que ser un genio para saberlo: en el camino del éxito tropezamos con varios fracasos. La vida es así, no hay otra forma; de la misma manera que en el amor nos topamos con el dolor o la salud se afecta en ocasiones por la enfermedad, todo proyecto transita por momentos de fluidez y turbulencia. De las situaciones difíciles surge la verdadera sabiduría, pero enfocarse únicamente en los fracasos es una receta para el desconsuelo. Aprender de las caídas está muy bien, pero dejarlas atrás es mucho más importante.

vaya al foro

Practica, que la noche es larga

No necesito ver el reloj para saber que aún no amanece. La casa está en silencio, o casi en completo silencio, porque solo escucho el rumor del refrigerador, el soplido del aire acondicionado, el esporádico tintineo del collar de una de las perras cuando se sacude. También escucho el latido de mi corazón. No hay claridad en las ventanas. Es otoño y el sol no tiene apuro en asomarse.

vaya al foro

El antídoto contra la polarización

El fundamentalismo puede ser un lugar muy cómodo. Para un fundamentalista el mundo es blanco o negro, sin cabida para las ambigüedades, las medias tintas o los grises. Rígido y seguro de sí mismo, el fundamentalista juzga y actúa según los dictámenes de su creencia. De su lado siempre está la verdad; del otro la mentira. Quienes le acompañan están en lo correcto. Los otros, los equivocados, son personas a las que toca convertir, tolerar (mas o menos) o expulsar.

vaya al foro

La familia, una de las últimas fronteras 

“¿Cómo está la familia?” es una de las preguntas más comunes en el primer minuto de intercambio entre conocidos. Es un gesto de educación que suele venir de forma automática, y también, es una forma de demostrar aprecio hacia la persona que tenemos enfrente. La respuesta muchas veces esta igualmente programada: “bien”, “ahí vamos”, “cada uno en lo suyo”, “creciendo”, o cualquier otra frase que mantenga la conversación encaminada pero sin entrar en mayores detalles. 

vaya al foro

La libertad que sólo tú puedes darte 

Ser libres es uno de los propósitos fundamentales de la vida. Pero ¿libres de qué? La libertad tiene muchos rostros, siendo el más evidente la facultad y el derecho a elegir nuestras acciones sin estar sometidos a una voluntad ajena. Es libre quien vive ejerciendo su derecho a actuar según los dictámenes de su razón. Y por supuesto, es libre quien no es esclavo, está preso o debe actuar bajo coerción. 

vaya al foro

Escuchar por dentro y por fuera 

Para comenzar, una pregunta: si deseas lograr conexión y buena empatía con otra persona al conversar, ¿debes poner toda tu atención en ella? La respuesta automática sería “por supuesto”, ya que al concentrarnos totalmente en nuestro interlocutor mejor entenderemos sus palabras e ideas. Pero, ¿qué pasaría si dedicas sólo un 50% de tu atención a esa persona? 

vaya al foro

Aunque parezca a contracorriente, el resultado será que entenderás el doble y ya verás por qué. Pero, ¿qué hacer con la otra mitad? Sencillo: la dedicas a sentir tu cuerpo y las reacciones o pensamientos que surgen mientras escuchas. De esta manera lograrás sintonizar mejor con tu interlocutor y contigo mismo. La comunicación es una dinámica más compleja que simplemente intercambiar palabras. Pensar que para lograr una buena comunicación basta con decir lo que pensamos y escuchar con atención lo que nos dicen es una receta para cortocircuitos. Y la razón está en que bajo esta luz desconocemos un montón de otras cosas que ocurren, porque una cosa es el proceso externo “que se ve y se escucha”, es decir, el lenguaje corporal y las palabras que van y vienen, y otra es el proceso interno de interpretaciones que ocurre en la mente. Aquí es donde intervienen las voces e ideas que brincan de un lado a otro en la cabeza mientras conversamos. Seguramente te ha sucedido algo como esto: Te encuentras en medio de una conversa complicada y la cabeza te da vueltas con las respuestas que quieres soltar, el pecho se te acelera a causa de la emoción y no puedes contener las reacciones. O pongamos un caso distinto, digamos una conversación romántica en la que sientes las mariposas, se desatan las fantasías y las hormonas entran en ebullición. Como verás, en ambos casos existen sensaciones, emociones y reacciones que acompañan la conversación pero que no necesariamente llegan a convertirse en palabras. Estar conscientes de ellas y entender su lugar en la conversación es tan importante como las palabras que decimos. A fin de cuentas, lo que decimos y escuchamos pasa por el filtro de nuestros procesos internos. Cuando digo que al conversar pongas la mitad de tu atención en tu cuerpo y mente, no lo digo para que te pierdas en un laberinto de palpitaciones o ideas. De ninguna forma. Por ese camino te distraes y a los 30 segundos perderás el hilo. “¿De qué me estabas hablando?”, podrían ser tus siguientes palabras. Llevar tu atención al cuerpo y la mente significa reconocer lo que sucede dentro de ti en el momento presente mientras hablas y escuchas. Es sintonizar con el nivel interno de la conversación. Así podrás sentir el efecto que tiene en ti, y más importante aún, podrás identificar el momento cuando tus juicios, creencias, prejuicios o ataques emocionales descarrilan el proceso. Para no ponerme muy teórico, un ejemplo: cuando tengo una discusión familiar sé que existe un fusible que me permite mantener la ecuanimidad y la calma. Si logro estar presente y atento a la mente y el cuerpo, puedo sentir cuando el fusible se recarga e intento bajar la intensidad. Son los momentos cuando respiro conscientemente, hago una pausa, re-enmarco la conversación o me fijo el propósito explícito de no perder la cabeza. A veces funciona, a veces no. Y si el fusible vuela en mil pedazos, el trabajo entonces es mantenerme consciente de lo que ocurre. “OK Eli, se quemó el fusible, así procura tener cuidado para no decir demasiadas burradas”. A veces lo logro, otras veces no. Y esos son los días cuando rebuzno a todo pulmón.

Las formas sutiles de la acción 

Es fácil pensar que actuar significa hacer algo. Pero como enseña el Tao, no actuar también es una forma de actuar. Hay un gran poder en la acción de la no acción, que lejos de ser pasividad o indulgencia, significa moverse con el fluir de las cosas y obrar de formas sutiles. Los taoístas llaman a esto wu-wei, un concepto esquivo y fascinante que puede traducirse como “acción sin acción”. 

vaya al foro

Cuando el pasado está en otro lugar 

“Hay quienes dicen que el pasado solo alimenta la nostalgia, pero una persona sin pasado es como si no hubiese vivido”, decía Ricardo Brown en su programa de radio. Periodista cubano icónico de los medios en español, Ricardo se refería al pasado con el que llegamos todos los inmigrantes, a nuestra cultura natal, la mayor riqueza que traemos en la maleta y el corazón quienes decidimos hacer una nueva vida en otro país. 

vaya al foro

La vida es eso y mucho más 

“La vida sí que es jodida” comentó mi amiga tras un breve silencio. Madre divorciada con dos hijos adolescentes, uno de ellos autista, Meme es una mujer fabulosa que brega diariamente por la felicidad de su familia. Pero su comentario no tenía que ver con ella sino con Claudia, un ser radiante, elevado, que entregaba amor en cada sonrisa. Pocos días atrás había fallecido y la noticia fue como un sablazo en el alma. 

vaya al foro

Olvídate de cambiar a los demás

Nadie cambia a otra persona. Es así. El único ser humano al que podemos cambiar es a nosotros mismos, siempre que decidamos hacerlo y trabajemos en ese sentido. Seguramente conoces el caso de algún enamorado que dice “estamos comenzando y hay cosas que no me gustan, pero ya verás como en unos meses yo cambio eso”. ¿El resultado? Una frustración, una pelea o una ruptura.

vaya al foro

Cuatro maneras de no pelearse con las personas

Caerle bien a todo el mundo es imposible, además, el simple hecho de pretenderlo es agotador. De igual forma, no todas las personas del mundo van a caerte bien. Hay gente fabulosa y gente difícil de tragar, personas amorosas y otras violentas. ¿En qué lugar crees que estás tú? Si tienes una sólida autoestima acompañada de una conciencia clara seguramente te anotarás en la lista de las personas “chévere”, ya que por regla general quienes van por la vida agrediendo a los demás se quieren muy poco a sí mismos y habitan un espacio de oscuridad mental.

vaya al foro

Sanar la depresión comienza con una elección

La depresión es una experiencia fuerte, profunda y transformadora. Esto no lo digo desde la teoría sino desde la práctica. Hace años pasé por un período depresivo y no fue precisamente agradable. Durante semanas me encontré en un lugar oscuro, sin dirección ni energías. Algunos días no me quería levantar de la cama, otros eran pesados y no les encontraba mayor sentido. Salir de allí fue un proceso que requirió ayuda y esfuerzo. Ahora entiendo lo importante que fue esa depresión. Me enseñó a escuchar las emociones, a explorar en los sentimientos y transitar por caminos de incertidumbre.

vaya al foro

Madre puede haber más de una sola

Una de nuestras familias amigas en el vecindario celebra este mes de mayo por partida doble. Gladys y Ana son dos mujeres espectaculares con una relación que supera la veintena de años y desde hace ocho son madres dedicadas a sus niñas. Ana dio a luz tres niñas encantadoras, y al verlas todas juntas compruebo que los seres humanos tenemos una capacidad enorme de dar y recibir amor.

opinan los foristas

Abriéndole espacio al dolor en nuestras relaciones

¿Cuál es el espacio del dolor en nuestras relaciones? Si nos guiamos por tantas frases cuchis que corren en las Redes Sociales pareciera que ninguno. Allí todo es bello, nada duele y lo único que cuenta es la armonía, esto quiere decir, vivir montados en una nube donde no existe la fragilidad o el llanto. Relaciones de peluche, suaves e ideales, que no existen en realidad.

opinan los foristas

El poder de las palabras en tu vida

Nunca subestimes el poder de las palabras. Ellas son mucho más que sonidos. Las palabras que usamos y escuchamos moldean la mente para convertirse luego en pensamientos y acciones. Préstales atención, porque el significado y la intención que exista detrás de ellas marcarán tu experiencia de vida. Sumérgete en palabras cargadas de rencor y en poco tiempo estarás con el resentimiento hasta el cuello. Elige palabras amorosas y verás que todo fluye de manera más armónica.

opinan los foristas

Las 3 caras de la felicidad

Cada quien tiene su idea de lo que significa ser feliz, bien sea por la experiencia de haberlo sido en algún momento, o mejor aún, de vivir el presente con una sensación base de felicidad que se mantiene inalterable ante los altibajos del día a día. Al igual que los bombones la felicidad tiene muchos envoltorios y sabores, pero según Martin Seligman, considerado el padre de la psicología positiva, existen tres niveles que marcan su evolución: el placer, el compromiso y el significado.

opinan los foristas

Abriendo las puertas de acceso

Si crees que meditar se trata de poner la mente en blanco has comprado uno de los mitos más difundidos. Meditar no es cerrar los ojos y vaciar la mente, al menos en un sentido literal, sino de entrenarla para desactivar los patrones automáticos bajo los que opera y así llevar la conciencia a otro nivel. No es un asunto mágico o esotérico, al contrario, es una forma práctica de experimentar la realidad tal cual es, más allá de juicios y preferencias.

opinan los foristas

Nunca estás de vuelta en el mismo lugar

Así como nadie se baña en el mismo río dos veces, cuando lidiamos con asuntos del pasado nunca estamos vuelta en el mismo lugar. Bien sea en asuntos del amor, el trabajo, la existencia o las finanzas, la verdad es que no hay círculo cerrado o perro que se muerda la cola. Lo que existe es una espiral (a veces ascendente, muchas otras en barrena) girando en torno esos asuntos o esa persona. Sea hacia arriba o en sentido contrario, el hecho es que algo se mueve.

opinan los foristas

Eres el capitán, cuida tu barco

Los veleros son algo maravilloso. Impulsados por el viento, y con un hábil capitán al mando, pueden llegar a cualquier lugar del mundo. ¿Has visto un velero navegando? Las velas llenas y el casco abriéndose paso en las aguas para dejar atrás una estela blanca es un espectáculo fabuloso. Todo lo que ves del barco sobre la superficie es una sofisticada mecánica de fuerzas y aparejos que impulsan al barco hacia su destino. Pero lo que no ves es lo que hace posible ese avance.

opinan los foristas

La real sabiduría

La experiencia es la mejor escuela. Nada más poderoso para crecer que vivir y sentir las enseñanzas. Podemos saber mucho sobre algo, pero hasta no experimentarlo será un conocimiento alojado en la razón y no el corazón. Valioso, sin duda, pero no necesariamente transformador. Es una sabiduría teórica que aún no decanta a los niveles más profundos.

opinan los foristas

Llenando las frases de sentido

Que la vida es corta y valiosa ¿cuántas veces no lo hemos dicho? Pero al igual que ocurre con tantas frases que usamos comúnmente, una cosa es soltarla de corrido y otra experimentar cada una de sus palabras. No siempre las frases nos dicen lo mismo aunque las repitamos, basta que cambien el momento o las circunstancias y ya adquieren otro sentido, por ejemplo, cuando la vida nos lanza una de esas curvas inesperadas que nos enfrentan a la posibilidad de perderla, o al menos, de perderla tal y como la conocíamos hasta entonces.

opinan los foristas

Las batallas que libramos cada día

Los ojos son el espejo del alma, no hay duda alguna, pero ciertas cosas resultan imposibles de reconocer con tan solo mirarlas. Una persona puede lucir muy tranquila mientras por dentro lleva una procesión de emociones densas. Quizás su cuerpo delate algo o podamos intuir una pesadumbre, pero saber lo que ocurre en su mundo interno estará más allá de nuestro alcance a menos que decidiera acercarse para contarnos su pesar, asunto que sucede en ocasiones entre extraños en bares y aviones.

opinan los foristas


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com