end header begin content

Opinión

Columnistas

Comer y estar presente

Hace unos días me di un banquete con una docena de ostras. Sé que para algunas personas la simple idea de comerse una les revuelve el estómago, y si ese es tu caso, espero que puedas seguirme hasta el fondo, sin importar las formas. Aquella selección incluía diversas especies; desde las pequeñas Kumamotos con su toque dulce y afrutado, hasta las generosas Pemaquid, muy carnosas y algo cítricas. El simple hecho de tener aquella bandeja de conchas y hielo frente a mis ojos me llenó de placer. Por unos instantes pensé en la bendición de estar allí, y recordando que en ese mismo instante millones de personas estaban sin alimento, agradecí mi fortuna al poder darme ese gustazo. Luego respiré el aroma oceánico que se alzaba y puse manos a la obra.

El éxito con significado

¿Qué es más importante para ser felices, conocer el significado del éxito o el éxito con significado? No te voy a torturar con juegos de palabras, pero si lees con atención, verás que no son lo mismo ni se escriben igual. A veces, el orden de los factores sí altera el producto, y cuando nos adentramos en algo tan escurridizo como el éxito, entender la diferencia puede traerte toneladas de satisfacciones.

Éxitos hay muchos

Antes de sentarme a escribir estas líneas me ocurrió una escena que afortunadamente no es nueva. Volando entre Miami y San Francisco, mientras esperaba mi turno para entrar al baño, un hombre se acercó para agradecerme la compañía radial matutina que le brindé durante sus años universitarios en Caracas. ¿Quién era el caballero? No tuve tiempo de averiguarlo, ya que la puertecilla del baño se abrió y la aeromoza nos pidió que circuláramos. Al salir no pude reconocerlo en la cabina atestada de pasajeros somnolientos.

Sigue tu camino

Esta historia tiene varias lecciones de vida, algunas de las cuales aún no destilan completamente. Hace varios años, digamos que a finales de los 90, recibí la invitación para trabajar en una película venezolana como actor secundario. El papel era tan chiflado como el guion. Se trataba de un grupo de amigos modernos y transgresores que entre fiestas y drogas planeaban el asalto a un banco. La inspiración venía deReservoir Dogs y mi personaje se llamaba Arlequín. Su rol dentro del grupo era ser el loquito descontrolado que siempre se metía en problemas.

5 formas de incrementar tu felicidad

La felicidad es más sencilla de lo que parece, aunque a veces nos resulte difícil aceptarlo. Quizás porque la confundimos con júbilo constante o risas a toda hora, apreciar y saborear la felicidad es algo que requiere práctica, constancia y especial atención. Todos, cada quien a su manera, deseamos ser felices, lo que sucede es que no siempre sabemos cómo serlo. Incluso, puede ser que no sepamos dónde buscarla.

Contágiate de lo bueno

¿Qué te sucede cuando alguien a quien aprecias siente un momento de felicidad y gozo? ¿Acaso no te contagias de esa misma emoción? Sin dudas resulta delicioso ver reír a una persona querida, es un auténtico placer que se experimenta en cuerpo y alma. Los seres humanos tenemos una capacidad innata de conectarnos con las emociones de otra persona y de sentir su mundo interno; este el principio de la empatía, que cuando se mueve con la energía del gozo, se transforma en un bálsamo de felicidad compartida. Algo divino de verdad.

La delicia de un buen abrazo

Si hay algo que me encanta es ver a la gente abrazándose. No importa la razón, sea como un acto de amor, de compasión o protección, un abrazo acerca a las personas para que dos se conviertan en uno. Por naturaleza, los humanos tenemos una disposición a tocarnos como una forma de conexión y comunicación, y de seguro el abrazo es una de las expresiones más emotivas que existe.

vaya al foro

Pensando en ti y los demás

¿Qué haces cuando haces nada? Si eres como la mayoría de las personas tu cuerpo puede estar en reposo mientras que tu mente piensa activamente. ¿En qué? Lo más probable es que sea en en ti y los demás: lo que hiciste o lo que te hicieron, lo que planeas y lo que temes, lo que te molesta de otros y como te comparas con ellos, etc., etc., etc. La lista es infinita, pero el común denominador suele ser esa narrativa sobre tu vida y la de los demás.

vaya al foro

Mindfulness es una buena estrategia

Ahora, cuando son cada vez más comunes las empresas que han abierto sus puertas al mindfulness para ayudar a sus empleados a reducir los niveles de estrés o potenciar su creatividad, nuevos e interesantes hallazgos están demostrando que los beneficios de esta práctica no se limitan al bienestar personal sino que se trasladan a la salud de la corporación. Por ejemplo: desarrollar mejores estrategias y optimizar la comunicación.

vaya al foro

Todo comienza por darte cuenta

¿Qué sucede cuando ves algo que te gusta? Lo más probable es que tu atención se enfoque allí mientras te llena una sensación agradable. Quizás también surjan recuerdos felices, o un impulso de acercarte; incluso, podrías fantasear con la idea de poseer eso que te gusta. Todo esto es natural: cada vez que tus sentidos perciben un objeto, se activa un proceso mental que va más allá de simplemente registrar eso que está allí. Haz la prueba, fíjate en algo que te gusta y presta atención a las sensaciones que recorren tu cuerpo y los pensamientos que pasan por tu mente.

vaya al foro

Tómate un tiempo para esos regalos

Basta con tener los sentidos y el corazón abiertos para alimentar la capacidad de asombro. Si prestamos atención, por todas partes saltan cosas sorprendentes, experiencias interesantes y detalles maravillosos, incluso en los momentos más inesperados. Y no es que tengas que correr buscarlos, en realidad muchas veces están allí para hacernos recordar que la vida es mucho más vibrante cuando nos tomamos el tiempo de apreciarla.

vaya al foro

Las cuentas del alma

Hace unas noches bebía unas botellas de vino con unos buenos amigos y la conversación derivó hacia la familia y los dolorosos asuntos pendientes, esas espinas clavadas en el alma que el perdón aún no cura. Poco a poco las historias fueron destilando los desencuentros acumulados por años, los resentimientos de lado y lado, las brechas abiertas en los terrenos del amor que de alguna forma buscaban salvar pero no sabían cómo hacerlo. Alguien comentó que su terapista le había recomendado que cerrara esas cuentas pendientes antes de que sus padres murieran. Siguió un breve silencio que sonó como un acuerdo. El perdón y la aceptación pueden llegar en cualquier momento, es verdad, pero mejor si llegan en vida.

vaya al foro

¿Vas a seguir en ese trabajo?

La crisis de la edad madura no es cuento. Es tan real como la luna. Cuando llega, la midlife crisis sacude la casa y revuelve el alma; te lo digo por experiencia. Algunos estudios señalan que esta crisis es el resultado de expectativas de vida que no se cristalizan y generan frustración. Según esto, cuando somos jóvenes sobreestimamos nuestra felicidad futura y a medida que pasa el tiempo nos decepcionamos. Pero cuando nos acercamos a los sesenta comenzamos a subestimar la felicidad futura y de pronto nos sorprendemos por las pequeñas alegrías cotidianas, lo cual nos hacer sentir más contentos.

vaya al foro

Ser, estar y hacer

Antes de comenzar a escribir esta columna leí la entrega anterior. En algunas ocasiones lo hago como una manera de seguirle el hilo a mis ideas, y en otras, es una previsión para no repetirme, al menos no demasiado. Tras finalizar de leer Habla y actúa me quedó la sensación de que era necesaria una aclaratoria a lo escrito, o quizás, una sutil precisión.

vaya al foro

Habla y actúa

Como bien dice el refrán, del dicho al hecho hay un trecho. O puesto de otra forma, no basta con hablar, hay que producir. Si todo lo que pidiéramos se convirtiese en realidad por arte de magia la vida sería a pedir de boca, ¿cierto?. O quizás sería un infierno, porque mira que hay gente cuyos deseos son endiablados. En todo caso, las cosas no suceden simplemente porque las hablemos. Después de la conversación hay que poner manos a la obra.

vaya al foro

Habla tu verdad, sin remordimientos

En días recientes escuché en la radio una frase que me impactó: “Pide disculpas por lo que has hecho, pero nunca te disculpes por quien eres”. La decía Ash Beckham en un perfil de NPR, el sistema Nacional de Radio Pública de EEUU. Beckham es una activista por la equidad que ofrece charlas sobre la importancia de comunicar con apertura, compasión y empatía. Su tema central es el derecho de todo ser humano a expresar su sexualidad, algo que conoce muy bien. Por más de veinte años Ash le ocultó a su familia que era lesbiana, y cuando finalmente salió del clóset, se encontró con que el secreto que guardó y la verdad que reveló generaron reacciones muy diversas e inesperadas.

vaya al foro

Entre sus familiares y amigos algunas personas se molestaron, otras se decepcionaron y muchas le agradecieron su honestidad. Pero mostrarse tal y como era fue liberador para ella, sin pretender satisfacer las expectativas de otras personas sino viviendo desde su verdad. “Muéstrale al mundo que somos más grandes que nuestros clósets y que el clóset no es lugar donde una persona puede realmente vivir” es la frase con la que cierra una muy buena presentación para TED llamada “Todos estamos ocultando algo, encontremos el valor para abrirnos”. Ash Beckham tiene razón al decir que todos tenemos un clóset, entendido que hay cosas que buscamos ocultar. Decirle a alguien que ya no le amamos, revelar un diagnóstico médico amenazante o un embarazo, confesar un desliz o cualquier otra conversación difícil es de cierta manera salir de ese clóset. Esto puede generar mucho temor por el qué dirán combinado con el cómo me veo a mí mismo. Es una tensión desde afuera y desde adentro. Si ese temor es tan grande que nos mantiene atrapados en la oscuridad poco a poco la espontaneidad y la libertad pierden su color. Dejamos de ser nosotros mismos para convertirnos en las expectativas que otros tienen sobre nosotros. Hablar de lo que somos de manera abierta y efectiva no es siempre fácil. Primero porque debemos conocernos y aceptarnos, incluso perdonarnos si es el caso. Luego toca abrirse a los demás para enfrentar las consecuencias. Porque las habrá. Y aunque puedan ser distintas a las que esperábamos (ah, las expectativas de nuevo) sin duda será liberador. ¿No crees que mejor que vivir en sombras es salir a la luz? En su charla para TED, Ash Beckham recomienda tres principios para llevar estas conversaciones difíciles. Y si bien parten de su experiencia al salir del clóset de la identidad sexual, la verdad es que se aplican a cualquier otra situación. Primero, ser auténticos y quitarse la armadura. Si queremos que una persona sea real con nosotros, debemos serlo con ella, así que debe conocer nuestras vulnerabilidades, dolores y heridas. Segundo, ser directos. Estas conversaciones son como quitarse una vendaje de la piel: lo mejor es hacerlo de un solo tirón. Darle vueltas al tema o lanzar señales confusas puede generar malentendidos. Y tercero, hazlo sin remordimientos. Comunica tu verdad, cualquiera que sea, con la fortaleza interna que nace de una conciencia clara, compasiva y que procura el bien para sí mismo y los demás. Así podrán verte como realmente eres, y lo más importante, podrás verte tú mismo con mayor honestidad.

Todo lo que crees, a veces sin saberlo

Siempre están allí. A veces son muy notorias, como un escudo estampado el pecho, y otras, las más frecuentes, escondidas en nuestras palabras y acciones. Nadie escapa a su influencia, y no porque nacemos con ellas sino porque las adquirimos desde muy pequeños. Definen nuestra vida de raíz y según su energía pueden convertirse en alas o en una jaula. Nos resulta fácil aceptarlas si parecieran darnos la razón pero rechazamos aquellas que nos llevan la contraria. Son un dolor de cabeza cuando ignoramos su existencia, pero si nos damos cuenta, si tomamos conciencia, las traemos a la luz para ganar poder sobre ellas.

vaya al foro

¿Qué es esto de “mindfulness”?

En los últimos años el mindfulness se ha convertido en un comodín que hace juego con prácticamente cualquier cosa. Basta revisar Amazon para encontrar libros que aplican el mindfulness al golf, el entrenamiento canino, la sexualidad o la jardinería. Incluso hay un Mindfulness for dummies, que por cierto, se ha vendido bastante bien. Pero ¿de qué hablamos cuando hablamos de mindfulness?

vaya al foro

Yo no sigo siendo aquel

Hay un halago que recibo con cierta frecuencia y agradezco de corazón: “Te escuchaba todas las mañanas cuando iba a la universidad”. Este regalo me lo entregan algunos venezolanos al conocernos y seguidamente me hablan de los años como oyentes de mis programas radiales.

vaya al foro

En la salud y en la enfermedad

Basta un quebranto para recordar lo bien que se siente estar saludables. Es como descubrir cuanto amamos a alguien luego de su ausencia. Estando sanos nos parece que la salud es lo más natural, o incluso, algo permanente. Pero no siempre es así, en algún momento nuestro organismo se requiebra y entonces comprobamos que vivir encierra una dosis de fragilidad que debemos honrar y proteger.

vaya al foro

Miradas sanadoras

Hay miradas que se agradecen porque dicen más que mil palabras, transmitiendo aquello que la razón no alcanza a comprender. Vienen del alma y el corazón, sinceras, plenas, íntegras. Son miradas que ponen a girar la rueda de la gratitud porque están llenas de un agradecimiento que uno a su vez agradece de vuelta.

vaya al foro

El poder transformador de la respiración

Como un ancla que nos ayuda a mantenernos en el momento presente, o un puente que conecta la conciencia con los estratos más profundos de la mente, la respiración es una poderosa y sencilla herramienta para experimentar la totalidad del ser. Respirar es vivir. Al dejar el vientre materno lo que hacemos es tomar aire, soltar el último aliento es lo que hacemos al morir, y entre uno y otro momento acontece la vida. Una respiración a la vez.

vaya al foro

No eres dueño de tu cerebro

Si crees que tu cerebro es realmente tuyo, Paul Gilbert te tiene una noticia: estás equivocado; ese cerebro es de la naturaleza y tú no lo escogiste.

vaya al foro

¿Seguirías a un corazón ciego?

El corazón es el asiento de las emociones. Como metáfora, alberga todo el complejo universo de nuestro mundo interior, ese magma vital que puede elevarse como una montaña o hacer erupción cual volcán.

vaya al foro

El día del orden perfecto

Hay momentos cuando me asaltan ciertas fantasías. O siendo más preciso, debería llamarlas quimeras, porque son ideas que mi imaginación pinta como posibles pero en realidad no lo son.

vaya al foro


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com