end header begin content

Opinión

Columnistas

En mi cuerpo mando yo

Proliferan en el planeta las manifestaciones multitudinarias haciendo reclamos y propuestas para cambiar aspectos puntuales de la dinámica social, con participación más numerosa en los países que conforman el llamado primer mundo -por sus avances en materia económica, social, científica, cultural en general, y el reflejo de esos avances en las legislaciones correspondientes, superando conceptos primitivos que todavía mantienen cierta vigencia en sociedades atrasadas, subdesarrolladas, en las cuales las tradiciones milenarias y los dogmas religiosos influyen poderosa y negativamente, dificultando que esos pueblos logren avanzar hacia los niveles de civilización más conectados con los parámetros de una sociedad contemporánea. En teoría, es difícil hallar hoy una sociedad que ignore las diferencias entre un niño y un adulto, la obligación de tratarlos distinto, proteger al menor de daños, exonerarlo de trabajar mientras se forma, se educa, se capacita. Que ocurra explotación laboral, sexual, de menores, trasciende el nivel alcanzado por la humanidad, y responde a la perversidad de los grupos que practican esas aberraciones, y los gobernantes que lo permiten. Que subsistan las actitudes y conductas machistas no deriva de un estancamiento de la Humanidad como un todo, sino del terco rechazo de las minorías a cargo de diseñar e implementar las medidas que produzcan los necesarios cambios de mentalidad para erradicar el machismo en todas sus variantes, y lo esencial se inculca en el hogar y en la escuela. Sin una educación que se proponga superar todo lo viciado que una sociedad herede del pasado, no hay avances ni justicia posibles. Con una cosmovisión antigua no se puede actuar de manera moderna.

Observaciones y preguntas

Hasta hace poco, circulando por Lara, especialmente por Barquisimeto y Cabudare, a diario veíamos uno o dos choques. Eran frecuentes las odiosas alcabalas “revisando la documentación del conductor”, congestionando el tránsito, anulando el canal derecho y obligando a circular muy despacio en los otros dos, mientras los funcionarios -a pepa de ojo- decidían cuáles conductores era conveniente detener (favoritos: los más jóvenes y vulnerables a la extorsión). Pero del paisaje urbano desaparecieron los fiscales de tránsito. Ahora son raros los choques, el tránsito tiene casi constante fluidez, y lo mejor de todo, ya no nos afecta la prepotente matraca de los fiscales. ¿Ocurre lo mismo en la entidad del lector?

Injerencia y ceguera selectiva

El multicínico y multiusos del Psuv, Jorge Rodríguez, declaró que “Venezuela no ha interferido en asuntos de otros países”. Su hermana y todos los voceros del oficialismo compulsivamente declaran rechazando denuncias o sanciones provenientes del exterior, alegando que “atentan contra la soberanía de Venezuela”. A todo ello debemos señalar:

Las complicidades obvias y las solapadas

Cuando recibimos información sobre la comisión de un delito, a través de las redes, los diarios impresos, la radio, la TV, de inmediato imaginamos al autor o autores materiales y, si es pertinente, nos interesamos por saber de la autoría intelectual (no necesariamente, las culpas se extinguen en quienes realizan la acción de robar, secuestrar, estafar, matar, agredir, reprimir, pues con frecuencia -tras quienes realizan la acción delictiva que genera la noticia-, hay financiamiento y diseño previos, y esos criminales permanecen en las sombras, aunque se sospechan, intuyen o sobreentienden en muchos casos.

¿Tiene utilidad el rector opositor del CNE?

No puedo evitar asociarlo con un cenicero en una motocicleta, con un grueso abrigo en una playa tropical a mediodía, con los diez mil bolívares que son la máxima cantidad obtenida en un telecajero o en una taquilla bancaria venezolana por estos terribles días en que nos toca sufrir las consecuencias de los excesos y arbitrariedades del bipolar de Sabaneta, de 1999 al 2012, traducidos a escasez de lo elemental en comida y medicinas, dotación de hospitales y escuelas, presupuestos universitarios, mantenimiento de equipos para generar electricidad, bombear agua potable, transmitir señales telefónicas e informáticas, frenar la constante inseguridad, enfrentar la semanal devaluación del bolívar y su correspondiente hiperinflación, y evitar los descarados fraudes del CNE, siempre obsecuente hacia el agente castrista impuesto por Raúl Pamela Castro, nuestro Ceaucescu paisa, nuestro Hönecker con doble nacionalidad, nuestro Noriega sin machete pero con narcosobrinos.

La peor dictadura en 187 años ¿puede reelegirse sin fraude?

19 años copiando en Venezuela el tóxico modelo castrista; Destruyó la economía, la independencia de los poderes y la convivencia social. Multiplicó la corrupción, es criminalmente represiva (comete delitos de lesa humanidad, que no prescriben), gerencialmente incapaz, entregó nuestra soberanía: cumple órdenes de la parasitaria Cuba, a la que envía petróleo y dólares por vergonzoso vasallaje. Vínculos con narcotráfico y blanqueo de capitales, complicidad con terroristas islámicos, FARC y ELN. El despotismo castrochavomadurista potenció a récords mundiales nuestras cifras de inseguridad, escasez de alimentos y medicinas, hiperinflación (con insuficiencia de billetes), lentitud en las comunicaciones, fallan mantenimiento y funcionamiento de los servicios (agua potable, transporte público, electricidad, telefonía fija y celular, atención hospitalaria, educacional, bancarios, mal estado de calles, carreteras, autopistas). Cierre de medios, permanente censura, adulteración de la realidad mediante constante propaganda goebbeliana. Arbitrariamente expropiaron y arruinaron 4 millones de hectáreas y cientos de empresas que abastecían al 60% de la demanda nacional, hoy dependemos de importaciones para las cuales no hay suficientes divisas, que también escasean para pagar los intereses pendientes en la alta deuda externa, adquirida cuando por exportación petrolera Venezuela obtuvo los más altos ingresos de su economía, hoy al borde de incurrir en default. Miles de venezolanos rebuscan en las bolsas de basura restos de comida, y cientos de miles se ven forzados al éxodo (sangría de profesionales, institutos educativos de primaria a Universidad sin alumnos ni docentes, hospitales sin médicos) en ambos casos tratando de simplemente sobrevivir.

Un pequeño ataúd, blanco y significativo

La difícil situación actual, genera agoreros vaticinios -esta plaga en el poder “hastaeldosmilsiempre”-, y su antípoda, anunciando para mañana, cascos azules de la ONU extrayendo al combo Maduro, en operativo similar al que capturó al machetero Noriega en Panamá. Algunos análisis deprimen, otros adulteran la realidad y desorientan. Yo hago lectura optimista. No debemos considerar exclusivamente la minusvalía en que nos tiene la terrible destrucción que 19 años de colectivismo populista causaron al país. Incluyamos las adversas circunstancias en que la dictadura intenta mantenerse en el poder.

La Doctrina Betancourt aplicada a Venezuela

En 1963 no tenía edad para votar, y no voté en el 68 porque no estaba en Venezuela (y entonces no votaban los venezolanos en el exterior). En todos los siguientes procesos electorales he participado, incluyendo las Parlamentarias del 2005, cuando los illuminati (con el tóxico Ramos Allup) convocaron a la oposición a la abstención. Yo no obedecí, aunque fuimos pocos, no dimos el brazo a torcer, porque un demócrata debe aprender a caminar y mascar chicle a la vez. La abstención no se justifica aunque haya docenas de trampas (del CNE, del TSJ, del Ejecutivo, del PSUV). Se demostró en 2007 y 2015 que -siendo mayoría-, si participamos y cuidamos nuestros votos, el fraude no les funciona.

Aquiles Nazoa

No recuerdo cuando supe por primera vez de Aquiles Nazoa (caraqueño y sanjuanero como yo), supongo que debió ser por alguna mención de su obra literaria en mi travesía por el Bachillerato -desde finales de los 50 hasta comienzos de los 60-, él en esa época ya formaba parte de la élite de poetas famosos de Venezuela, y junto a Andrés Eloy Blanco, tenía la particularidad de ser fácilmente entendido por cualquier lector, independientemente de su preparación académica o condición socio-económica, pues ambos tuvieron el extraordinario talento de poder expresar con absoluta sencillez los conceptos más hermosos y complicados. Con toda seguridad como liceísta me habré iniciado en la lectura de sus poemas, que aparecían publicados en diarios y revistas, además de la utilización de sus escritos en programas de radio y TV, siendo el suyo “Las cosas más sencillas”, por Televisora Nacional canal 5, el que más popularizó su imagen como ícono del quehacer humorístico en Venezuela. Lamentablemente, por una de esas sinrazones tan frecuentes en nuestra dinámica burocrática, las pocas cintas con registro de esos programas fueron borradas para re-grabar sobre ellas, algo insólito, rayano en la estupidez.

Masacres buenas o malas, según la doble moral

En cualquier punto del planeta al inicio del período con iluminación solar lo llaman amanecer, como al final le dicen atardecer. Un gorrión es un pájaro en cualquier espacio donde esta pequeña ave encuentre apropiado hábitat, aunque en inglés se diga sparrow, en francés moineau, passereau o mésange, en italiano passero, sperling o spatz en alemán, pardal en portugués, vrabie en rumano. En ninguna lengua llaman al gorrión reptil o mamífero, en todas es un ave, un pájaro. Las definiciones no dependen de que la persona esté triste o alegre, ni de su posición política o social. Definir alba u ocaso siempre derivará del específico contexto en que ocurre el fenómeno natural; Si la presencia del Sol va en aumento, estará amaneciendo, si disminuye atardece (y esa porción del espacio superficial de la Tierra ingresa a la mitad obscura, el hemisferio al que corresponde la noche). Las comidas que habitualmente ingerimos cada día, son el desayuno, el almuerzo y la cena, en ese orden, y ni siquiera la licencia poética puede decidir que la ingesta de la noche se llame almuerzo, o que sean la cena esos primeros bocados luego del reparador descanso, nocturno para la absoluta mayoría de los seres humanos. Las palabras con las que identificamos cada cosa, animal, situación, suceso, sentimiento, fenómeno natural, obra cultural, conducta o actitud individual o grupal, aunque suenen y se escriban distinto en cada idioma, coinciden en su significado, porque son resultado de convencionalismos que todas las sociedades, todos los países, todas las organizaciones humanas acordaron asumir y respetar.

Muerte y resurrección

Alan Eugene Magee, 24 años, era uno de los tripulantes estadounidenses del avión B17 que bombardeaba posiciones del ejército nazi en Francia, el 3 de enero de 1943, durante la 2a Guerra Mundial. El avión fue destruido en el aire, y Magee cayó desde 6700 metros, sin paracaídas. Por la altitud -poco oxígeno- perdió el conocimiento varias veces. Atravesó los cristales de la estación ferroviaria en San Nazario, y se estrelló contra el suelo del vestíbulo. Con casi todos los huesos rotos, daños graves en un pulmón y los riñones, brazo derecho semi desprendido: Sobrevivió. Al parecer, los paneles del techo de vidrio de la estación, amortiguaron el impacto. Alan Magee murió en San Ángelo, Texas, el 20 de diciembre de 2003, a la edad de 84 años.

La intolerancia consensuada por la mayoría

Todos los elementos que conforman este planeta, nuestro hogar, nuestro hábitat, son parte de tres grandes reinos: el mineral (el primigenio, con 4.500 millones de años de edad y evolución), el vegetal y el animal, ambos con la condición vital que no tiene el reino primero e inerte, y mayor diversidad en las especies que los han constituido a lo largo de los 4.000 millones de años que llevan evolucionando, desde las formas primigenias, microscópicas, unicelulares, hasta las macroscópicas, complejas, pluricelulares, distribuidas en todos los espacios de la corteza terrestre, tanto los ocupados por las aguas de mares y lagos, como los emergidos, en los cuales los seres vivos sobreviven enfrentando los retos de glaciares y desiertos, bosques y planicies, selvas y estepas, en islas y en continentes.

Cumpleaños infeliz

Este 15 de diciembre se cumplieron 18 años del deslave que produjo una de las mayores tragedias que han ocurrido en Venezuela, con terrible saldo en partes de Caracas y sobre todo de Vargas.

Razones para votar y la razón Landmesser

Primero debemos definir la abstención, luego resumir las “razones” de quienes nos convocan a no acudir a las citas electorales, y por último señalaré sus fortalezas y debilidades en la coyuntura actual.

Descaro, contradicción e indigencia cultural en declaraciones del oficialismo

De los múltiples frases referidas a conflictos y situaciones bélicas, quizás la más conocida y precisa sea la que sostiene que “En la guerra la primera víctima es la verdad”. Extrapolable al paisaje de guerra no declarada que prevalece en todo esquema autoritario, militarizado, en el cual no sólo dan de baja a la verdad, sino al respeto a las leyes, eliminando la autonomía de los poderes y substituyendo las genuinas leyes por parrafadas que refuercen las arbitrariedades y burlas, que son la esencia de toda dictadura. En correspondencia con el neolenguaje de su narrativa distorsionadora de la realidad pasada, presente y futura; Niegan los logros anteriores -complejo de Adán-, maquillan lo actual -creciente desastre-, y mantienen las fantasiosas ofertas para el porvenir, a pesar de que ya transcurrió buena parte de ese futuro. Como en la estafa castrista, tendrá 59 años el 1º de enero del 2018, y siguen sin cumplir lo prometido desde la falsedad redentora y democrática de las guerrillas en Sierra Maestra 57-58, repetida ya en el poder desde inicios de 1959, y el castrochavismo, debutó el 4 de febrero del 92 con un violento golpe militar, reeditado el 27 de noviembre, justificándose como indignados por la corrupción, la incapacidad y la represión de AD-COPEI, niños de pecho comparados con la marabunta sucialistadelsiglo21, que tendrá 19 años el próximo 2 de febrero y sigue culpando a la cuarta república y al imperialismo yanky por el absoluto desastre creado por la megalomanía del bipolar de Sabaneta, su obtusa terquedad de copiar el fracaso del colectivismo “marxista-estalinista”, y la condición de agentes del castrismo de ambos, fanfarrón y sucesor. Sin embargo, pese a la obvia y creciente gravedad de la destrucción del país, derivada exclusivamente de las ejecutorias castrochavistas, mantienen impertérritos la estrategia goebbeliana de negar la realidad, sostener una fantasía contraria a todas las imágenes y cifras que muestran los genuinos resultados de su pésima gestión de casi dos décadas, dedicadas al proselitismo sectario, a eliminar las iniciativas particulares, y a delinquir, incorporando modalidades que no sufríamos o sucedían muy esporádicamente, como las extorsiones (secuestros, cobro de vacunas), el sicariato, el narcotráfico, el contrabando de extracción, la complicidad con el terrorismo islámico internacional y el Blanqueo de capitales, estableciendo una permisividad con la delincuencia que gradualmente ha elevado todas las cifras de Inseguridad: los asesinatos -que en 1998 fueron 4.500- han aumentado hasta bordear los 30.000 anuales, igual incremento hallamos en el resto de los crímenes que se han cometido en Venezuela (secuestros, extorsión, atracos), con el serio agravante de que también aumentó la cantidad de funcionarios -civiles y militares- involucrados en la comisión de todo tipo de delitos (algunos de Lesa Humanidad, de los que no prescriben, y se acumulan en expedientes de tribunales en el extranjero). Y sin embargo, declaran con el mayor desparpajo e inaudito cinismo, negando la realidad;

La ex Canciller hija busca dañar a la Canciller nieta: ¿Libre de pecado?

Delcy Rodríguez declaró: "Canadá tiene como Canciller a la nieta de un colaboracionista nazi". No conozco ninguna legislación que establezca responsabilidad extensible a los descendientes, a menos que hayan participado en la comisión de los presuntos delitos, o se hayan deliberada y conscientemente beneficiado de dinero de procedencia ilícita. Tengo entendido que el abuelo - por parte materna - de la Canciller canadiense, Chrystia Freeland, trabajó en un periódico que colaboró con los nazis en la Polonia ocupada, pero él jamás escribió a favor del nazismo ni en contra de los judíos. Ella nació el 2 de agosto de 1968, más de 23 años después de derrotado el tercer Reich (y del supuesto suicidio de Hitler), y ha escrito 2 libros, “La venta del siglo” referido a la transición de Rusia del perjudicial colectivismo al capitalismo actual, y “Los plutócratas”, sobre los neo-multimillonarios, que desplazan a los tradicionales.

Megafraude y megacrisis: ¿Juego trancado?

Comencé a escribir este artículo para referirme exclusivamente a los megafraudes que -ante el planeta entero- cometió la minoritaria y desvergonzada dictadura castrochavista, el 30 de julio y el 15 de octubre (el CNE con Smartmatic siempre ha hecho fraude, estas dos veces la dimensión ascendió a Mega) , pero a la situación se fueron sumando elementos que -al inicio- reflejaban cierta incoherencia por parte de los principales voceros de la MUD, representantes del sector de la Oposición que había convocado a participar en las elecciones regionales, sazonada con las consignas pesimistas y los “reclamos” del sector opositor opuesto a la participación electoral, coronada por la insólita juramentación de 4 opositores, adecos recién electos gobernadores en Táchira, Mérida, Anzoátegui y Nueva Esparta, que -contra todo pronóstico y principio- fueron a “juramentarse” ante el engendro ilegítimo y fraudulento de la prostituyente, complaciendo al indocumentado y sorprendiendo a la absoluta mayoría de los opositores, abstencionistas incluidos, dadas las dimensiones humillantes y contraproducentes de la grotesca maroma, que luego incluyó la ilegal “destitución” de Guanipa en el Zulia. De entrada debo reconocer que analizar esta complicada situación actual es muy difícil, y lo peor es que apenas observamos la punta de ese iceberg, falta conocer y descifrar el resto, sumergido en la politiquería general y las ambiciones grupales e individuales.

Las minorías podridas; separatismo en Cataluña, castrochavismo en Venezuela

A pesar de la distancia que las separa y de las trayectorias de esas dos expresiones políticas, son varias sus semejanzas y coincidencias. Ambas tienen raíces en el pasado. Una en tiempos del espacio que hoy conforma a Europa, ocupado por centenas de reinos, feudos, provincias, un continente atomizado. Conexión histórica con el origen primigenio de España, en el caso catalán, al comenzar el proceso de amalgama territorial derivado de la unión de dos grandes y poderosos reinos, a partir del matrimonio (semi-morganático, semi-consensuado) entre Fernando II de Aragón e Isabel I de Castilla, en 1469. Buena parte de la península ibérica había sido invadida y estaba controlada por los árabes, de manera que el primordial problema que la monarquía conjunta debía resolver, era librarse de la ocupación mora. Superando la disgregación se incrementaba y fortalecía el frente común contra los invasores musulmanes.

Las falacias electorales del castrochavismo

El chavismo -como fenómeno político que logra desde su primera aparición formal, el 4F92, una creciente popularidad (a diferencia de tantos intentos grupales y/o partidistas que sólo alcanzaron limitado apoyo -temporal y/o espacial-, como los desprendimientos derivados de AD y COPEI, o los experimentos electorales en torno a figuras con bastante fama y presunto arrastre: Pérez Jiménez, Wolfgang Larrazábal, Burelli Rivas, Renny Ottolina, etc)-, debe su relativo “éxito” a factores que simultáneamente explican su apoteosis y su degeneración;

Prostituyente: Summa Cum Fraude. Represión: Summa Cum Criminal

Las cifras oficiales le asignan al país una población de 30,8 millones de habitantes, y al REP (Registro Electoral Permanente, elaborado por el CNE, Consejo Nacional Electoral) un total de 19,8 millones de electores -mayores de 18 años, debidamente inscritos-. Pero no ha ocurrido un Censo confiable durante los 18 años y medio que lleva controlando el poder esta destructiva plaga, subalterna del fracasado y parasitario castrismo, de manera que yo dudo de ambas cifras. La población total debe rondar los 28 millones, y en esos 19,8M del REP seguro sobra una importante cantidad, tras la cual se sostienen cientos de miles de fallecidos y virtuales, que se corporizan mediante convenientes multicedulados, o una orgía productora de votos al por mayor, como la que realizaron el 30 de julio, cuando menos de 3 millones de electores, arreados a los “centros de votación” -gracias al abracadabra de las 4 brujas reptoras- se convirtieron en 8 millones, convenientes e imprescindibles. Fue un vulgar y excluyente aquelarre del PSUV, en el que no participó ni la Oposición (que abarca al 80% del universo de votantes) ni la porción genuinamente identificada con el chavismo original (alrededor de un 6%), lo que deja un remanente de 14% del contaminado REP a merced de las deshonestas manipulaciones del CNE, que no multiplica peces y panes, pero sí los escasos y renuentes votantes reales que le quedan a esta caricatura de revolución.

Razones para apoyar la Prostituyente

Insólito que todo un país tuviera que soportar, durante más de 17 años, los perjuicios de una Constitución que contenía, como la caja de Pandora, todos los males imaginables, generando precisamente la desastrosa situación que ha azotado a Venezuela desde que las terribles maldades escondidas en cada uno de sus 350 artículos se ensamblaron para hacer inevitables la escasez de alimentos, medicinas, repuestos, la esterilidad de cuatro millones de hectáreas expropiadas para triplicar la producción anterior, el funcionamiento a pérdida de las empresas a cargo de los cerebros más capacitados del régimen que, a pesar de sus denodados esfuerzos y la correcta utilización de sus innegables capacidades profesionales, redujeron drásticamente sus respectivas producciones y muchas están quebradas. Inaudito que específicos artículos, en apariencia similares a los de otras Constituciones del mundo, hayan podido pervertir la moneda y los salarios, hasta pulverizarlos, haciendo inalcanzables los precios de la mayoría de las mercancías. Esa malvada Constitución del 99 traía el germen del acelerado crecimiento del hampa, hoy desbordada y cometiendo crímenes con más crueldad y sadismo.

¿Casa por cárcel a inocente exonera golpes TSJ, crímenes de Maduro y asalto al Legislativo?

Las reacciones de ciertos voceros de la Oposición frente a la descarada arbitrariedad de imponer una asamblea nacional constituyente, por parte de quien usurpa la presidencia del país, y es -además de indocumentado y agente castrista- contumaz violador de la Constitución vigente, le asignan a esa vulgar maniobra una mínima legalidad que nunca ha tenido. Cuando esos voceros le imprimen a la fecha del 30 de julio una condición de inexorable victoria para la dictadura “si logra que se produzca la elección de los constituyentistas”, contribuyen a que la dictadura -militar, corrupta, incapaz, incursa en graves delitos- avance en su doble estrategia de sembrar el terror, y maquillar su obvia condición de minoría, por el patético e inestable apoyo popular en que se sostiene (la oposición abarca al 80% y buena parte del chavismo no respalda la pretensión prostituyente del castromadurismo, obviamente fascista, por la forma sectaria -corporativa, comunal, al estilo Mussolini- en la que sólo participan los de su bando).

El atentado contra Betancourt y sus ramificaciones

Hace hoy exactamente 57 años, el 24 de junio de 1960, ocurrió un intento de magnicidio a través de la explosión de una poderosa carga de dinamita y termita colocada dentro de un vehículo Oldsmobile 54, estacionado en el canal derecho de la avenida de acceso al Paseo Los Próceres, en Caracas, donde se celebraría un desfile militar para conmemorar la batalla de Carabobo y el día del Ejército.

Una carta del 2014 sobre la evolución

Hace dos años y medio escribí esta carta -enviada por e-mail- con la intención de aclarar los puntos que no fueron bien definidos en una conversación interrumpida por el factor tiempo, lo que me llevó a completarla por la vía epistolar. A pesar de haberla enviado dos veces, nunca obtuve respuesta. Como su contenido es valioso, hoy lo comparto como artículo genérico.

Imposible analizar todas las atrocidades del sucialismosiglo21

Escribo desde muy temprana edad, pero esto de organizar mis puntos de vista, informaciones y opiniones para ser publicadas, comenzó a fines de 1971, y desde entonces -junto con leer lo que otros publican, libros, artículos, ensayos, revistas, folletos-, leer y escribir son actividades a las que dedico la mitad de mi tiempo libre, la otra mitad la invierto en mis seres queridos, la familia y los amigos, con especial énfasis en la labor de nietecear, ya que los hijos crecieron y su espacio lo ocupan sus retoños, a quienes afortunadamente podemos dedicar más tiempo del que pudimos dedicar a nuestros hijos, por las obligaciones del trabajo. Nuestra condición actual de jubilados nos permite trasladar ese tiempo de población activa, al abuelazgo activo y consentidor. Pero los temas sobre los que se escriben artículos, que en otros países a menudo escasean, por el respeto al marco legal, la eficiencia en las funciones de los empleados públicos y la calidad de los servicios, en este vórtice de improvisaciones y arbitrariedades, a diario ocurren atrocidades, aberraciones, escándalos, y declaraciones de personeros del oficialismo, que hacen imposible analizar debidamente todos los factores que cada tema involucra, porque habría que publicar -al menos- un artículo diario. Es tan alta la cantidad de barbaridades que ocurren cada día en Venezuela, que tengo guardados artículos dedicados a temas genéricos, porque he debido posponer su publicación apremiado por la novedad del reciente insulto, la amenaza, el atropello, la burla, que emanan de los funcionarios y voceros de la -ya declarada- dictadura militar, con frecuencia varias al día. Por ello he decidido ocuparme de un conjunto de esos excesos verbales -que pretenden maquillar la fea realidad resultante de estos 18 años de colectivismo anacrónico y destructivo-, de una manera resumida, para por lo menos no sentir la insatisfacción de no haberlos cuestionado.


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com