end header begin content

Opinión

Columnistas

Asesinatos políticos en ergástulas

Todo asesinato, sea político o no, es repudiable e injustificable. Si ocurre en la cárcel es aún más grave, ya que el Estado tiene la obligación de garantizar la seguridad de los presos. Caso contrario, sus funcionarios son enjuiciables así no hayan participado en el hecho. Los presos comunes están expuestos todos los días a ser asesinados por otros detenidos y también por intervención de funcionarios con armas de fuego, para controlar motines. Estos asesinatos se han incrementado exponencialmente desde que Iris Varela está al frente del ministerio al cual están adscritas las cárceles.

Ciudadanos frente a la dictadura

En tiempos de dictadura los ciudadanos se dividen en cinco grupos cuya dimensión es variable: 1- Los comprometidos con la democracia. 2- Los egoístas. 3- Los aprovechadores. 4- Los sumisos y 5- Los arrepentidos. En este artículo nos referiremos principalmente a estos dos últimos grupos.

Una pizca más de sensatez

Ser sensato debe ser muy aburrido. De vez en cuando hay que cometer alguna desmesura para disfrutar la vida con intensidad. Pretender que nuestra dirigencia y los ciudadanos en general nos comportemos siempre con responsabilidad, con mesura y aplomo es una utopía. Dirigentes y dirigidos nos equivocamos y tenemos la tendencia humana a no reconocer errores y por ello se nos dificulta rectificar.

Guardia Nacional y Derechos Humanos

¿Cómo se puede aspirar que efectivos militares se comporten bien, si gran parte de la sociedad civil de la cual son miembros anda por caminos extraviados? Esto es particularmente grave en el caso de la Guardia Nacional, cuyos integrantes disfrutan de relativa independencia y son fácil presa de sobornos, contrabando y narcotráfico, además de su proximidad política por el contacto con el ministerio de Relaciones Interiores, gobernadores y alcaldes.

Perversos y virtuosos

Cuando en un país se presentan situaciones difíciles surgen ciudadanos perversos y ciudadanos virtuosos. Así, en inundaciones y terremotos algunos individuos se dedican a saquear a las víctimas, pero también hay quienes arriesgan su vida para salvar a desconocidos. Esto también sucede en regímenes dictatoriales. Recordemos el caso de holandeses y franceses que denunciaron a judíos ante la Gestapo, pero también a los valientes virtuosos que los ocultaron y ayudaron a escapar.

Política petrolera y colapso de Venezuela

En las primeras seis décadas de producción petrolera, ( 1914- 1975), Venezuela logró un gran crecimiento económico y, con sus fallas, un mejoramiento de la calidad de vida de parte de sus habitantes, así como ser polo de atracción de una inmigración positiva. Esta evolución sufrió un desaceleramiento en el período siguiente (1976- 1999) y colapsó de allí en adelante. Hoy ríos humanos huyen del país ¿Cuál es la responsabilidad de la política petrolera en ese auge y caída de esta otrora tierra de Gracia?

Erradicar la corrupción

¿Ha aumentado la corrupción en el mundo o es que ahora hay más herramientas para detectar ese flagelo y divulgar los delitos? Hay corruptos entre los políticos, jueces y fiscales, empresarios, militares, policías, dirigentes deportivos, profesores universitarios, sacerdotes y ministros de diferentes credos, escritores y ciudadanos comunes en general.

Maduro, agonía por autolisis

La Parca acosa a Maduro y a sus esbirros. No será un dron el que los sacará del poder, sino el colapso del país por la caída estrepitosa de la economía, la corrupción generalizada y la ineptitud de muchos. No es exceso de optimismo sino la realidad de un país que tenía todo para ser exitoso que se hundió por el fanatismo y por la carencia de principios y valores de unos pocos, pero cuyos ciudadanos en su mayoría no se doblegan, aunque a veces parecen dormidos.

Maduro, desenlace fatal

Maduro no tiene salvación. Su salida del poder es inevitable. Intentó algo que ha demostrado ser inviable. Pensó, al igual que su predecesor, que el el Estado podía sustituir al sector privado; que unos ignorantes podían producir petróleo; que el precio del mismo aumentaría día a día; que imprimir dinero sin respaldo no tenía ninguna consecuencia adversa; que los venezolanos inclinaríamos la cabeza ante sus violaciones a la Constitución; y que los países democráticos se mantendrían indiferentes ante las violaciones a los derechos humanos. Todo ello, aderezado con el narcotráfico, la corrupción y cierta complicidad con el terrorismo islámico, están desencadenando la “tormenta perfecta”.

¿Otro dron, más destrucción o cambio?

Es tanto el daño ocasionado por Maduro y su grupo a millones de venezolanos y a la infraestructura e instituciones del país que probablemente muchos lamentaron que el dron que voló en el aniversario de la desprestigiada Guardia Nacional no alcanzara su objetivo. Se puede entender, aunque no aprobar, que ante los atropellos cometidos por el dictador y su negativa a salir “por las buenas o por las malas”, como predica tanto él, como el Pithecanthropus que preside la ilegal constituyente, algunos hayan pensado que la única solución es el tiranicidio.

Borges: el punching-ball de la dictadura y de otros

Para quienes no están familiarizados con el boxeo, un punching-ball es una pelota de cierto tamaño sujeta a un mecanismo flexible, instalada en los gimnasios para que sea golpeada como entrenamiento principalmente por los boxeadores. Julio Borges, diputado y miembro principal del partido Primero Justicia es golpeado todos los días por Maduro y sus esbirros, quienes lo consideran un punching-ball. También por algunos opositores.

Exilio de ayer y de hoy

Durante nuestra historia republicana muchos venezolanos han sufrido el exilio. Generalmente el destierro ha sido por acción directa de los gobiernos, aunque algunos se han exiliado por decisión propia para evitar el encarcelamiento; también ha existido el “exilio dorado. Hoy, el Totalitarismo del Siglo XXI produjo un nuevo tipo de exiliado: aquel que se va del país por causa de inseguridad personal o jurídica, por falta de oportunidades de trabajo o por la necesidad de conseguir medicinas y alimentos, todo ello promovido por el régimen.

Esbirros del totalitarismo del siglo XXI

Los dictadores se valen de esbirros, o sea de “personas que siguen servilmente a otra por dinero o por interés”, para intentar amedrentar a los demócratas. Tradicionalmente han existido esbirros en todas los regímenes dictatoriales que hemos padecido. Nereo Pacheco, el cabo de presos de La Rotunda que torturaba a los presos, fue tristemente célebre durante la dictadura de Juan Vicente Gómez. En tiempos de Pérez Jiménez, los esbirros Miguel Silvio Sanz y “Suelaespuma” torturaban en la Seguridad Nacional y Braulio Barreto se prestó para asesinar al teniente Droz Blanco en Barranquilla. Lógicamente, los esbirros que operan en tiempos de dictadura solo son sometidos a la justicia cuando los dictadores mueren o son defenestrados.

Dictadores y salida democrática

No es cierto que los dictadores entreguen motu propio el poder. Solo salen por la fuerza. El caso chileno ha sido manipulado. Pinochet convocó un referendo porque estaba convencido de que lo ganaría. Cuando intentó desconocer el resultado adverso los militares no lo apoyaron. “Chapita”Trujillo, “Tacho”Somoza y Castillo Armas contaban con respaldo militar y fueron ajusticiados. Stroessner, Perón, Pérez Jiménez, Rojas Pinilla, Velasco Alvarado y otros dictadores fueron depuestos por los militares con mayor o menor participación de protestas cívicas. “Tachito”Somoza tuvo que huir ante los sandinistas. Fidel derrocó al dictador Batista, para establecer un totalitarismo. La dictadura brasileña llegó a su fin por decisión de sus generales.

Y la culpa es de…

Buscar al culpable es un ejercicio que practican aficionados a jugar a Sherlock Holmes, sin profundizar en los hechos, ni en las circunstancias que los rodean. Por ejemplo, pontifican que el 18 de octubre de 1945 Acción Democrática le abrió el camino al dictador Pérez Jiménez, que la destitución de Carlos Andrés dio paso al dictador Chávez y que solo los errores de la oposición mantienen el totalitarismo de Maduro. Probablemente la realidad es otra. Corresponde a los historiadores profundizar en los hechos mencionados. Sin embargo, para quienes hemos vivido con mayor o menor cercanía algunos sucesos es tentador imitar al personaje de Conan Doyle.

¡Sí hay tormenta!

Desde hace tiempo la nave del Estado venezolano se encuentra en medio de una fuerte tormenta, la cual los ciudadanos tratan de capear sin contar con un capitán que coordine para evitar el naufragio. Violaciones a los derechos humanos, hiperinflación, escasez de medicinas, de alimentos y de repuestos. Miles de ciudadanos que se mueren de hambre huyen por nuestras fronteras. Profesionales y técnicos abandonan sus empleos en búsqueda de sueldos dignos y mejor calidad de vida. Sí hay una gran tormenta. Sin embargo, nuestra dirigencia de oposición actúa como si no hubiesen desgracias, ni infelicidad.

Memoria de un ciudadano petrolero

Venezuela tenía muchos factores favorables para llegar a ser ser un país desarrollado, con la consecuente buena calidad de vida de sus ciudadanos. A partir de 1945 se visualizaba un futuro prometedor. No ha sido así. Se formaron excelentes profesionales y técnicos, pero no buenos ciudadanos. Es decir, que no solo respeten las leyes y cumplan con su trabajo, sino que exijan y protesten cuando detecten algo incorrecto, para no convertirse en cómplices.

Auge y caída de un petroestado

Arnold Toynbee, en su monumental obra “Estudio de la Historia”, escribió que “una civilización crece y prospera cuando su respuesta a un desafío tiene éxito y desaparece cuando no encuentra respuesta”. Con los países, instituciones y empresas debe suceder algo similar, aunque en el caso de estas dos últimas su ciclo vital es más corto. A veces la decadencia y muerte está escrita desde su propia gestación, por ser imposible su viabilidad a mediano plazo.

¿Producción propia de alimento y de petróleo?

¿Podemos producir nuestro propio alimento y el petróleo que requerimos? Los rojos piensan que sí. Nos recuerdan la prédica de Schumacher “Lo pequeño es hermoso ”y que debemos contribuir a evitar que unos capitalistas salvajes se lucren a costa nuestra. También que tengamos presente que hace unos 10.000 años cada quien se valía por sí mismo. Nadie tenía necesidad de comprarle a su vecino. Nos instan a poner ¡Manos a la obra!, como decía aquél que entregó el poder aceptando sin rechistar la división de Poderes del Estado.

Cómplices del totalitarismo

Los regímenes totalitarios como el de la desaparecida Unión Soviética, de la Alemania nazi, de la Italia fascista, de Corea del Norte, de la Cuba castrista y de la Venezuela actual, siempre han contado con cómplices que permiten sostener esos sistemas aberrantes. El escritor francés Thierry Wolton escribió un monumental ensayo sobre el comunismo. Aquí recogemos algunos hechos narrados en su tercer volúmen “Une histoire mondiale du communisme: les complices”. En nuestro caso es importante identificarlos y que experimenten al menos la sanción moral que deben aplicar los demócratas. Algunos de estos cómplices tienen talento y otros no, pero todos carecen de principios y valores.

Inconsistencias de algunos dirigentes

En el mundo político y en cualquier otro ambiente, las decisiones están siempre sujetas a críticas positivas o negativas. Lo que hoy pareciera acertado, mañana puede ser un fracaso, y viceversa. El tiempo es el que evalúa los resultados. Muchos pensaron que Petain tenía razones para capitular y que Churchill desvariaba con su llamado a resistir. Al final, Petain fue condenado y Churchill ensalzado.

Canallas, villanos y malandros

El palaciego Roy Chaderton no se molestó en rebatir el Informe presentado por los expertos independientes nombrados por Luis Almagro, Secretario General de la OEA, para determinar si había méritos en solicitar a la Corte Penal Internacional con sede en La Haya, que juzgue a varios funcionarios del régimen venezolano por crímenes de lesa humanidad. Solo pudo apelar a la descalificación llamando canallas, villanos y malandros a los honorables miembros que presentaron el informe, Irwin Cutler, de Canadá, Manuel Ventura, de Costa Rica, y Santiago Cantón, de Chile.

Crónica de la destrucción de Pdvsa

Casi setecientas páginas de discusión desde el punto de vista legal y constitucional, escritas por el distinguido jurista Allan Brewer-Carías, recogen la historia de nuestra industria petrolera, desde las concesionarias transnacionales hasta su destrucción, iniciada en el 2002 con “el despido masivo e insensato de gran parte de la fuerza laboral”. Este importante aporte, que incluye una notas de presentación escrita por varios autores, recuerda hechos relevantes, destruye mitos y sustenta denuncias sobre el colapso de nuestra principal industria.

La derrota del régimen y la tarea de la oposición

Los demócratas debemos estar de júbilo. El régimen recibió tres estocadas, cada una de ellas mortal: 1- La elevada abstención. 2- El bajo número de votos que tuvo que asignarle el CNE a Maduro y 3- El pronunciamiento de Henri Falcón desconociendo el proceso electoral.

¿Quién resolverá los problemas?

Venezuela colapsó.¿ Quién podrá reconstruir lo que destruyeron los descendientes de Atila, el huno, y de Genserico, el vándalo ? No se trata de hiperbolizar la catástrofe. Casi todas las dictaduras han exhibido algunos logros. La de Maduro solo arrasó con lo existente. Un nuevo gobierno tendrá una labor ciclópea. No podrá poner parches, sino iniciar de cero. Su equipo tendrá que ser conocedor del tema específico que corresponda, además de novedoso, apartado de viejos paradigmas y dispuesto a enfrentar críticas severas y resistencia por parte de las viudas del presente e incluso de algunas del pasado.


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com