end header begin content

Opinión

Columnistas
Douglas Urbina

Miedo al cambio

Mucho se ha interpretado, mucho se ha dicho de la parábola del rico que interpeló al maestro Jesús diciéndole:

opinan los foristas

Douglas Urbina

Una herencia intangible

Mi papá decía, cuando yo era niño y aun a mi edad de adolecente, que “mi herencia es lo que yo le pueda dejar de estudios a ustedes”. Te honro por eso papá pero qué equivocado estabas. Ya traemos impreso en nuestro ser, una herencia de familia muy grande, una que no se ve, que no se aprecia, pero que ha determinado el humano que ahora soy.

opinan los foristas

Douglas Urbina

dos visiones, un Dios

Mirando el sol de una mañana que tiende hacerse intenso , después de una madrugada de decepciones o de alegrías. Pedro se dispone a irse a trabajar, no antes sin prender la televisión, ver cómo están los acontecimientos en la calle, como se están desarrollando después del anuncio que hizo el ente electoral de un ganador y la negación de los mismos por uno de los actores en los comicios.

opinan los foristas

Douglas Urbina

Hoy, el tiempo perfecto

Si esa noche tan solo un cúmulo de nubes grises hubieran tapado la luna creciente y J no la hubiese podido ver. Si la mañana siguiente a esa noche clara, el sol estuviera oculto por otra gran cantidad de nubes de lluvia, J no hubiera salido a labrar y sembrar el campo. Si la semilla regada no le llegara el agua esa mañana, no estuviera en su momento de germinar y dar así su simiente. Si el reloj estuviera atrasado J y M no recogen esa tarde la gran cantidad de flores para vender su cargamento. Pero si ese día no sale P con su camión al campo porqué la gasolinera de T no abrió por desabastecimiento del preciado combustible, entonces nadie hubiera recogido el cargamento, pero también si esa mañana se va la electricidad en la ciudad y a S no le suena el reloj eléctrico para indicarle que ya es hora de levantarse e ir al mercado; si el señor busetero se hubiera detenido en la esquina más tiempo a recoger a unos cuantos pasajeros. Si a H esa mañana al salir de la casa no se le olvida su tarjeta de debito y poder sacar dinero del cajero del banco. Pero ninguno de estos eventos sucedió y J pudo esa noche observar la luna creciente, decidir que era tiempo de colocar la semilla ya en la tierra sin correr el riesgo de perderla, al otro día lo hizo, el agua del riego funcionó a la maravilla y la tierra húmeda dio su cobijo a la semilla que a su vez tuvo el nutriente necesario para dar su germinación y luego al pasar de los días su simiente siendo una gran y bella flor al igual que muchas compañeras de sembradío.

opinan los foristas

Douglas Urbina

ciclo repetido

Recorriendo el transcurrir de los días, éste que no es muy diferente de otros, Pedro se levanta al oír el despertador... en su habitación, un sonido del rin rin rin de aquellos relojes de la vieja usanza. Da media vuelta en su cama y mira hacia la ventana, observando todavía la oscuridad de la noche metida en lo que para él es la hora de enfrentar un nuevo día. Recorre en silencio los pasillos de la casa para llegar a la cocina donde María también ya se ha levantado para preparar el café. Todo va a la perfección en ese amanecer que se ha vuelto cotidiano, es la rutina ya diaria para salir a luchar el sustento de la familia.

opinan los foristas


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com