opinión

Mr. Obama, The White House

Marzo 23, 2015

Mr. Obama, ayam raiting tu yo to tell yu dat yu ar muy malo. ¿Qué cosa es esa de invadir nuestro biutiful contri, de la espuma, de las garzas, de las rosas y del sun?

opinan los foristas

ver artículo completo »

opinión

¡Heil, Roy!

Marzo 16, 2015

Hace cinco años fui invitada por el Comité Venezolano del Yad Vashem a realizar un curso en la Universidad del Yad Vashem en Jerusalén sobre “Cómo comunicar el Holocausto” al que asistieron periodistas, abogados y defensores de Derechos Humanos de toda América Latina. Lo que más me impresionó del curso fueron las similitudes que encontré –salvando el tiempo y las distancias, por supuesto- entre la situación de Alemania entre 1933 y 1939 con la situación venezolana desde 1998 -y cada vez in crescendo- hasta hoy, antisemitismo incluido.

opinan los foristas

ver artículo completo »

opinión

El galáctico legado

Marzo 9, 2015

El galáctico legado es un país dividido de muchas maneras. Entre los de allá y los de acá (escoja usted cuál le gusta más o le disgusta menos), y los que van y vienen de allá para acá y viceversa. Dividido entre los ricos y los pobres de siempre, entre los nuevos ricos y los nuevos pobres, entre los boli-(burgueses y chicos) y los pendejos de toda la vida que no pegan una porque se empeñan en ganarse la vida con el sudor de sus frentes. Dividido entre racistas y clasistas, de ambos lados también, con tantas pasiones desatadas que pareciera que jamás se reconciliarán.

opinan los foristas

ver artículo completo »

opinión

Parole, parole, parole

Marzo 2, 2015

Aunque no es el caso, si al pueblo de Venezuela en esta nueva hora de nueva independencia, le tocara luchar por nuestra dignidad, por nuestra independencia, solos, sin el apoyo del mundo, el pueblo de Venezuela luchará, el pueblo de Venezuela vencerá, si nos tocara luchar en las peores circunstancias“. Nicolás Maduro en Monagas (26/2/2015). “Parole, parole, parole” (palabras, palabras, palabras).

Aunque fue una canción originalmente en italiano, este éxito de 1972 aún se escucha en todo el mundo. La canción es un diálogo entre el canto de Mina y la declamación de Alberto Lupo (luego fue reproducida con igual éxito por Dalida y Alian Delon). El tema de la canción son palabras huecas. Se entrelaza la lamentación de la cantante femenina por el final del amor y las mentiras que siempre tiene que escuchar, mientras que el actor masculino simplemente habla, habla y habla. Ella reacciona y se burla de los elogios que él le proporciona, llamándolos simplemente palabras vacías “parole, parole, parole”.

opinan los foristas

ver artículo completo »

opinión

La derecha, los pelucones…

Febrero 23, 2015

Tengo rato sentada frente a mi computadora, pensando sobre qué escribir. Desde hace al menos un par de horas me pregunto cuándo será –si es que algún día sucede- que el gobierno comenzará a tomarse las cosas en serio… ¿Cuándo empezarán a ocuparse de los verdaderos problemas del país? ¡Ya llevamos dieciséis años en esta guarandinga! Tres gobiernos y un año de los gobiernos de la República Civil. No es tontería.

opinan los foristas

ver artículo completo »

opinión

“Desarticulación de ataque golpista”

Febrero 16, 2015

¿Por qué ya no nos alarmamos cuando oímos hablar de golpes, golpismo y golpistas? ¿Será porque llevamos dieciséis años oyendo hablar a los golpistas de los golpistas y la cantaleta ya nos fastidia? ¿Será porque ya no creemos que un golpe de estado sea posible? ¿Será porque no creemos en nada y en nadie? ¿O será porque nos resulta tan despreciable un golpe que no queremos saber de eso? Porque si de algo estamos seguros la mayoría de los venezolanos es que no existe cosa tal como “golpes buenos” y “golpes malos”. Todos los golpes de estado son malos… cuando son reales.

opinan los foristas

ver artículo completo »

opinión

¡Póngase las alpargatas!

Febrero 9, 2015

Otro exabrupto más para la ya larga cadena que el gobierno ensambla desde hace dieciséis años. Pedro Luis Angarita y Agustín Álvarez, altos directivos de Farmatodo, fueron imputados por la presunta comisión de los delitos de “boicot y desestabilización de la economía”, sancionados en la Ley Orgánica de Precios Justos.

No pretendo entender por qué están presos, cuando ambos se presentaron cuando ocurrió la supuesta irregularidad, dispuestos a colaborar. Es más, si ha habido una empresa dispuesta a colaborar en todo, ésa ha sido Farmatodo. Podrían juzgarlos en libertad, pero no, están presos. Aquí estamos todos presos. Si ocurre un terremoto durante la noche, mejor quedarse acostado en la cama y encomendarse a Dios, a los santos, a Buda o a Sai Baba, porque salir de las viviendas con tantas trancas de seguridad es poco menos que imposible. Quienes deambulan a sus anchas por las calles del país son los delincuentes. Y el gobierno, bien, gracias. No tiene el más mínimo interés en ponerle coto a la inseguridad. Si defenestró a Rodríguez Torres, el único que dio algún indicio de querer hacer algo para disminuirla.

Desde que se encargó de la presidencia la primera vez, Hugo Chávez le declaró la guerra a los industriales, comerciantes y hacendados y a todos quienes de alguna manera forman parte del sistema de producción de bienes. Estoy a favor de sancionar a quienes incurren en malversaciones o desfalcos, pero ir contra todo un gremio para vengar quién sabe qué ofensa al amor propio, no tiene perdón, porque lo que logró fue destrozar el aparato productivo.

Pero el gobierno necesita un chivo expiatorio para apalancar su falacia de la “guerra económica” y Farmatodo estaba ahí, como ha podido estar cualquiera de las empresas que quedan. ¿Por qué –me pregunto- no están presos el presidente, vicepresidente y otros altos funcionarios de Mercal, Pdval y Bicentenarios? Porque las colas en esos establecimientos son tan grandes, que dan pena propia. Pero eso no sucederá, ni hay respuesta para la pregunta. Parafraseando a Orwell, “todas las colas son iguales, pero algunas colas son más iguales que otras”.

“Infiltración de la derecha”, “conspiración de Joe Biden”, “guerra alimentaria” y otros epítetos resuenan a diario en nuestros oídos. El gobierno que insistió en implementar un sistema fracasado en todos los lugares donde se puso en marcha, busca desesperadamente a quién echarle la culpa de su ineptitud, de su desconocimiento de la economía –si hasta resucitó Giordani a advertir que “ya casi somos el hazmerreír de América Latina”, cuando él es uno de los principales culpables, por su irreductible dogmatismo- y sobre todo, de su absoluta incapacidad de ponerle fin a la corrupción de los rojos (y de algunos de otros colores), que han desangrado al país.

“Vamos con todo a desmembrar las mafias económicas y a potenciar la Economía Productiva y Sana (sic), vamos Junt@s (sic) en éste (sic) buen reto de la Vida (sic)…”, escribió Nicolás Maduro en Twitter. Ya como promesa de candidato presidencial sonaría exagerada, pero en boca de quienes llevan más de tres lustros gobernando, es una burla.

Señor Maduro: la “guerra económica” se la declararon ustedes a ustedes mismos cuando se fueron por el camino del socialismo. ¿Pudiera tomar un libro de la historia económica de los países de Europa Oriental? Ahí verá de manera meridianamente clara cómo esas políticas son inviables. Y si a eso le suma la voracidad y la desvergüenza de los saqueadores del tesoro nacional, tiene una ecuación que no tiene solución. Si realmente quiere hacer lo que dice, desmonte el control de cambio y respete las garantías constitucionales. Pero más fácil es echarle la culpa a Farmatodo. La “guerra económica”, si no se ha dado cuenta, es el control de cambio. De allí vienen todas las distorsiones de nuestra economía. Una medida que debía haber sido transitoria, sigue enfermando nuestra hacienda pública. Si no lo hace, póngase las alpargatas y prepárese para el joropo que le viene y que tendrá que bailar.

@cjaimesb

opinión

Teoría de colas a la venezolana

Febrero 2, 2015

En 1909, el matemático danés Agner Krarup Erlang publicó el primer trabajo sobre teoría de colas para la Copenhagen Telephone Exchange, empresa para la que trabajaba. El estudio era para mejorar el sistema de llamadas y evitar los congestionamientos de las líneas. En ingeniería, en particular en la investigación de operaciones, la teoría de colas se usa para modelar sistemas y optimizar su funcionamiento. En otras palabras, para que la gente espere en cola el menor tiempo posible.

opinan los foristas

ver artículo completo »

opinión

Consejitos para Dios 

Enero 26, 2015

Querido Dios,

Me entró un fresquito cuando supe que de ahora en adelante serás Tú quien proveerá, porque este gobierno revolucionario es una pifia proveyendo. Ya pocos creen el cuento de la “guerra económica”. La mayoría está tan convencida de que aquí en Venezuela lo que hay es una “torta económica”, que recibió con beneplácito la noticia de que de ahora en adelante, Tú te encargarás.

opinan los foristas ver artículo completo »

opinión

¿A qué sabrá el petróleo?

Enero 19, 2015

El Jeque Ahmed Zaki Yamani fue ministro de Petróleo y Recursos Minerales de Arabia Saudita entre 1962 y1986, y un ministro de la OPEP durante 25 años.

opinan los foristas

ver artículo completo »