Opinión

Columnistas

Lo que hay que rescatar

No puedo decir que me tomó por sorpresa la decisión del CNE. Pero sí puedo afirmar que además de la indignación que sentí por cómo nuevamente se viola la Constitución de una manera tan fullera, el hecho me llevó a pensar sobre qué tiene que cambiar para que cambie Venezuela. ¿Qué tienen en la cabeza y en el corazón las personas que actúan de esa manera y se acuestan a dormir tranquilas? (Porque estoy segura de que duermen como peñas).

Resteadísima con la MUD

Hay un libro del filósofo español José Antonio Marina que debería ser de obligada lectura y discusión para todos los alumnos de bachillerato del mundo, básicamente porque mientras más temprano se combata la estupidez, mejor. Se llama “La Inteligencia Fracasada: Teoría y Práctica de la Estupidez”. Yo lo leí hace años, después de que Alberto Soria lo citó en uno de sus lúcidos artículos de opinión. Marina afirma que así como hay una teoría científica sobre la inteligencia, debería haberla sobre la estupidez. Y es que hay casos en los que resulta más pertinente estudiar, en vez de la inteligencia, la estupidez. Como el caso venezolano.

Pura coincidencia…

El pasado jueves en el Espacio Anna Frank, el Profesor Jon Aizpúrua dictó una charla magistral. Habló del movimiento político que surge enfrentando a las democracias liberales en crisis, en el que un pueblo va desdibujándose para terminar perdiendo las individualidades y termina formando parte de un colectivo que dependerá exclusivamente de lo que diga un líder ultra terrenal, universal, galáctico.

Contradicciones

Cualquiera que haya oído la alocución de Maduro el pasado 1 de septiembre –y que no sepa lo que está pasando aquí- se preguntaría por qué si el presidente está tan seguro de tener tan arrolladora mayoría, cuál es el inconveniente que tiene en contarse.

¿Con hambre y desempleo?

“Con hambre y desempleo con Chávez me resteo”. Recuerdo haber escuchado a un gentío corear esta consigna en varias oportunidades. Cuando no había ni hambre, ni desempleo, porque las circunstancias eran totalmente distintas: Chávez estaba mandando y el precio del petróleo estaba por encima de cien dólares el barril. Ahora manda Maduro, el petróleo está a $39,40 dólares y hay hambre y desempleo y muchos otros males.

Torontos y billetes

En junio del año pasado usé un Toronto para ilustrar la inflación y la devaluación. Hoy lo vuelvo a hacer, porque es aún más patético: hace 52 años, un Toronto costaba una locha. Con un bolívar –que era una fortuna para un niño- yo podía comprar ocho Torontos.

Ni pan, ni tortas

La Reina María Antonieta de Francia ha sido severamente juzgada por la historia. Cuentan que cuando le dijeron que el pueblo no tenía pan, ella respondió “entonces que coman tortas”.

Choque de poderes

Los legisladores que redactaron la Constitución de 1999 –entre quienes se encontraba Nicolás Maduro, por cierto- nunca imaginaron que en Venezuela iba a haber un choque de poderes como el que hoy vivimos.

Carolina Jaimes Branger: Vivencia de una rebeldía

La Historia hay que conocerla. No sólo para tratar de no repetir los errores, sino para aprender de quienes han dejado su impronta de honor, decencia y valentía. Sobre todo en estos tiempos cuando la palabra no vale nada, el dinero compra todo, lava todo, corrompe todo y la mayoría critica, pero no hace nada.

¡Enamorada de Portugal!

Acabo de estar en Portugal, atendiendo la invitación que me hicieron unos queridos amigos. Llegamos el mismo día que los campeones de la Eurocopa, de manera que estuvimos entre los privilegiados que vieron en primera fila a los miembros del equipo lusitano mostrando su trofeo. La alegría que se vivía en las calles era desbordante y a pesar del impresionante despliegue policial –hubiera sido el momento perfecto para un atentado terrorista- no se sintió represión ni abuso de autoridad.

Ésos no fumean…

Leo que a Francisco de Miranda le otorgaron el grado de Almirante en Jefe post mortem. A alguien que tiene doscientos años de muerto y que ha sido el Generalísimo durante toda nuestra historia republicana, ¿qué diantres le aporta el tener un nuevo rango? Alguien que ha sido reconocido como «El Generalísimo», «El Primer Venezolano Universal», «El Americano más Universal», alguien que fue Mariscal de Francia y Héroe de la Revolución Francesa (de hecho, es el único americano cuyo nombre aparece en el Arco de Triunfo de París), Coronel de los ejércitos españoles y rusos, que se codeó con George Washington y Samuel Adams en los Estados Unidos, creo que más bien le quita esto de ser Almirante en Jefe de Venezuela, sobre todo viendo con quienes comparte esa nueva jerarquía…

Lo que hemos olvidado

Los venezolanos somos otros. Cuando nos dijeron que Venezuela cambió para siempre, muchos creímos que era una fanfarronada. Pero no, fue verdad.

Francisco y Gabriel en ¿Camboya?

El lema de Saloth Sar, mejor conocido como Pol Pot, líder del Khmer Krahom (mejor conocido como el Khmer Rouge) en Camboya, era: "el que protesta es un enemigo, el que se opone, un cadáver".

Mejorando nuestros records

El jueves pasado, el periodista Jaime Garvett compartió en un grupo de Whatsapp al que pertenecemos, un pensamiento del líder budista y promotor de la paz Daisaku Ikeda sobre Jesse Owens: “Jesse Owens, quien ganó cuatro medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936, destacó posteriormente que la propia vida interior constituía en realidad la auténtica olimpíada. La vida misma es una olimpíada en la que nos esforzamos cada día para mejorar nuestro propio record personal”.

Esos gays que mataron

Yo no sé cómo se va a resolver en el mundo el tema de los extremistas musulmanes, porque cada vez que lo pienso me parece más complicada su solución. Agradezco no estar en el lugar de quienes tienen que tomar decisiones, porque me declaro en absoluto incompetente.

¿CLAP?… ¡Clapa!

Si no fuera porque es verdad y es una tragedia, lo que daría es risa. Un gobierno que les ha achacado a los bachaqueros toda suerte de culpas y responsabilidades, ahora legaliza el bachaquerismo. Porque sí, señores, los CLAPs son el bachaquerismo legalizado.

vaya al foro

Nuestra patria, la suya

Para Francisco y Caterina Zaccaro, con inmenso cariño El pasado 2 de junio se celebraron los setenta años de la fundación de la República Italiana. Una república que se consolidó por rechazo y miedo al comunismo y que a pesar de los difíciles años de la postguerra, la crisis de los años setenta y las Brigadas Rojas, es hoy uno de los países mejor consolidados y más prósperos del mundo.

vaya al foro

Pequeño Oliver, no te tocaba

El 26 de febrero de este año una imagen le dio la vuelta al mundo: la del niño Oliver Sánchez, quien con su coquito pelado y un tapabocas sostenía una pancarta que decía “quiero curarme”. Una cantidad de policías lo rodeaban. Esos policías, en vez de estar persiguiendo y apresando malandros, que tanta falta hace, rodeaban a un niño enfermo. Muchos se preguntarían para qué tantos –un niño pequeño y frágil no representaba amenaza- pero ésa es una de las miles de interrogantes sin respuestas de la Venezuela de hoy. Tal vez la Historia las responderá. El por qué lo sabemos: estaban allí porque el alcalde del Municipio Libertador, Jorge Rodríguez, había prohibido la marcha de quienes exigían medicamentos. La pancarta de Oliver con el “quiero curarme” acompañado de “paz” y “salud” era más contundente y más demoledora que nada, por el contraste con el despliegue de la fuerza pública. Si lo que quería Rodríguez era evitar que se supiera que en Venezuela los enfermos marchaban porque no hay medicinas, logró exactamente lo contrario.

vaya al foro

Sentido pésame, Venezuela

La noche del miércoles al jueves 19 de mayo fue asesinado en su casa el doctor Pedro Azpúrua Marturet, padre, abuelo, hermano y tío de personas de mis caros afectos. Ese anciano de 86 años fue asfixiado. ¿Cuánto puede luchar alguien de esa edad? Para el momento en que escribo estas líneas se sabe que su chofer, Marcos Pérez, de 34 años, también fue asesinado y lanzado en la Cota Mil.

vaya al foro

Demasiada humillación

Me gusta conversar con la gente. Siempre me ha gustado. Cuando vivía en Maracay iba todas las semanas al centro. Aunque no fuera a comprar nada, disfrutaba de esa interacción con las personas. A algunas de ellas las entrevisté en mi programa “Gente como tú” que transmitía TVS. Todos tenemos una historia que contar. Pero las historias que me contaban antes tenían sus tristezas, pero también sus alegrías. Tenían sus bajos, pero también había altos. Había derrotas, pero igualmente había triunfos. Las de hoy, están todas llenas de desesperanza.

vaya al foro 

¡Bájense de ese ring!

El jueves pasado escuché una interesante entrevista que le hizo Gladys Rodríguez a Jesús Seguías, Presidente de Datincorp. Según la encuesta, 69% de los venezolanos votaría a favor de remover a Nicolás Maduro del poder si el referendo revocatorio fuese realizado hoy y 68% cree que hay que cambiar de gobierno este mismo año para poder solucionar los problemas del país. Sólo un 21% votaría porque Maduro se quedara. 21% me parece mucho para el grado de desastre que estamos viviendo, pero las encuestas reflejan la realidad y la nuestra es por demás rocambolesca.

vaya al foro

¡Deme acá esa planilla!

El mismo día del firmazo por el revocatorio comenzaron a circular tuits de representantes de la cúpula gobiernera que decían cosas como: “Lloraste a Chávez, Tienes Una Misión Vivienda, Taxi Del Gobierno, Tú Familia Está Pensionada, y Tus Hijos Tienen Canaima y Vas a Firmar?” (sic). La verdad es que es perverso sacar en cara esas cosas, sobre todo cuando la revolución supuestamente venía a “corregir” las fallas del populismo de la IV. A “dar” lo que la IV negaba. Pero la lengua es castigo del cuerpo. La gente firmó, a pesar de todo. Y es que la realidad es tan agobiante que no importa cuánto hayan llorado a Chávez. No importa la Misión Vivienda (a fin de cuentas -y mientras no se ponga en marcha la Ley de Propiedad aprobada por la AN- sólo son adjudicaciones). No importa el taxi porque es propiedad del gobierno. Tampoco importan las pensiones, porque si las pagan, ya no alcanzan para nada. Lo único que queda es la Canaimita, y por una Canaimita, nadie va a dejar de firmar.

vaya al foro

Los opositores de la oposición

“Siguen por sus desafueros los opositores de la oposición” Jesús Peñalver No es nuevo. Tampoco es original. Inaudito sí es. Que a estas alturas y después de todo lo que ha pasado en los últimos diecisiete años, los opositores estén echándose leña, como si éste fuera un país normal, donde el gobierno respeta a sus adversarios y éstos pueden darse el lujo de lavar sus trapos sucios en público, es increíble, pero cierto.

vaya al foro

Para “ese” juez

Fue “ese” juez, pero ha podido ser cualquier juez de los que hoy ejercen en Venezuela. De esos jueces que responden al partido de gobierno, no importa a quien dañen. De esos jueces que uno se pregunta dónde se van a meter cuando esto termine, porque esto va a terminar. De esos jueces que tienen precio, porque no tienen conciencia. Sí, esos jueces, aunque nos cueste creerlo, duermen como unos bebés…

vaya al foro

Lo que no perdono

No perdono la división del pueblo venezolano y el odio y los resentimientos sembrados a lo largo y ancho del país. No perdono los programas de ideologización. No perdono que enseñen a los niños a manipular armas. No perdono la apología del malandro, auspiciada desde el alto gobierno.

vaya al foro