end header begin content

Opinión

Columnistas

Resistiendo conquistamos (III)

En nuestro segundo escrito sobre la resistencia nos centramos en el necesario cultivo de la conciencia moral del que resiste, y que por ello no podía hablar la neolengüa de la dictadura. Ahora considero que debemos valorar otra condición de toda resistencia civil: el uso de todos los medios de lucha salvo los violentos, aunque el tema de la violencia es toda una discusión por aquello de la defensa del inocente e incluso la propia vida. Pero en adelante quiero centrarme en algunos aspectos de este tipo de protesta y nuestra idiosincrasia, en especial lo relativo al peligro de la indiferencia.

Resistiendo conquistamos (II)

En nuestro primer escrito sobre la resistencia dejamos claro que en nuestro momento fundacional se establecieron los principios que sustentan dicha actitud contraria a los autoritarismos, y que no son más que la creencia en que cada venezolano por su condición humana posee una dignidad (derechos) ¡y estamos obligados a oponernos a cualquier régimen que pretenda violarlos! Nos faltó explicar cómo esta semilla germinó y dio frutos en muchas generaciones de verdaderos ciudadanos, pero esa tarea la hizo de manera magistral el amigo y colega Daniel Terán Solano en un artículo titulado “Los venezolanos que no se rindieron” y que fue publicado el 3 de julio pasado en el portal “Runrunes” y que no dudamos en recomendar. En el mismo nos recuerda la frase de Manuel Caballero: “La Democracia no comienza cuando debuta la serie de gobiernos democráticos, sino desde el momento en que se pierde el miedo a expresar la voluntad popular”. Y lo he citado para usarlo como la primera condición y recomendación para que nuestra resistencia logre conquistar la libertad.

“Resistiendo conquistamos” (I)

En mis entregas anteriores denuncié la gravedad del fraude constituyente que irracionalmente la dictadura chavomadurista pretende aplicar a la fuerza en Venezuela. Para ello expliqué las consecuencias que generaría en nuestra sociedad, siendo la principal: la destrucción de nuestras formas y prácticas republicanas, acompañadas de un mayor deterioro de nuestras condiciones de vida (hambre y muerte). Ahora dedicaré dos o tres artículos a las formas de resistencia contra estas amenazas, inspirándome en varios ejemplos históricos y tomando en cuenta la experiencia venezolana. El título del primer escrito está entrecomillada, debido a que la frase pertenece al explorador británico de principios del siglo XX: Ernst Schakleton (1874-1922), el cual es uno de los pioneros de las expediciones al Polo Sur. La misma era el lema de su familia: “Fortitudine vincimus”, y de allí derivó el nombre del barco en el cual hizo parte del viaje que lo hizo más famoso: “Endurance”. Sirva esta primera historia de una empresa civil y científica, como inspiración del reto que tenemos los demócratas en nuestro país.

La constituyente es la muerte (II)

En nuestra anterior entrega iniciamos la explicación de las diversas razones por las cuales los venezolanos NO debemos permitir el fraude constituyente de la dictadura madurista. Advertimos sobre la gravedad de su amenaza con 4 argumentos: la continuidad del desastre que se ha intensificado en los últimos años, la eliminación de la soberanía popular pero también de los poderes constituidos contrarios a la dictadura, y la legalización del Estado policía que se ha venido construyendo violando la actual Constitución. Si esto ya es el horror, ni hablar de lo que seguidamente pasaremos a explicar, lo cual se genmarca en lo que las mayorías temen: que el fraude es la puerta al proyecto totalitario.

La constituyente es la muerte (I)

Es una frase dura, lo sé, pero debemos llamar las cosas por su nombre. No podemos hacer silencio ante el mal, ante las amenazas de destrucción de lo bueno que nos queda en Venezuela. Es deber de toda persona honesta defender la vida y la dignidad de toda persona humana; y animar a los demás a luchar por ello. El fraude constituyente es de una gravedad tal que debemos usar todas nuestras fuerzas para luchar contra él, siendo este breve artículo una pequeña colaboración en este sentido. Colaboración enmarcada en el ámbito que trabajo, el de la Academia. Es verdad que las palabras no bastan y que debemos actuar, pero el demócrata se caracteriza por una acción pensada: es el discurso por encima del voluntarismo irracionalista e irresponsable a lo Eudomar Santos: “como vaya viniendo vamos viendo”.

¿Qué le dirías a los represores?

El viernes 19 de mayo en la puerta Tamanaco de la UCV, un grupo de profesores de esta casa de estudios le dictó clases a los miembros de la GNB (que les impedían el paso) y a un conjunto de alumnos. La imagen tiene cierta belleza: un profesor solitario en medio de la calle entre los soldados (con sus armaduras, cascos y escudos en perfecta alineación) de un lado y del otro: los estudiantes sentados en el piso. La palabra como protagonista frente a la violencia potencial, pero también el acto de las mentes posiblemente abiertas o por abrir debido al diálogo de las ideas.

Tu lugar en la historia

¿Por qué tendemos a ser indiferentes ante los pequeños o grandes problemas de la humanidad (de cada persona cercana o no)? Es la pregunta que me hago ante la grave crisis que padece mi país, en especial desde que se inició este nuevo ciclo de protestas pacíficas en contra de la “ruptura del orden constitucional” (Fiscal de la República dixit) que generó el Tribunal Supremo de Justicia en alianza con Maduro y todo el Estado-partido PSUV. Me abruma que ante tanto mal (inseguridad, destrucción de la economía y las libertades en especial la electoral, hambre de la mayor parte de la población, represión desmedida generando: muertos, heridos y presos) muchos sigan como si nada, y ante la necesaria participación política te digan: “si no trabajo no como”. No entienden que este régimen ha hecho que el trabajo no te baste para comer ni siquiera teniendo varios empleos, ¿y dónde quedan las palabras de Jesús: “no solo de pan vive el hombre”? La ciudad en cuestión de pocas cuadras puede mostrar dos mundos diametralmente opuestos: en un lado bombas lacrimógenas y perdigones contra manifestantes y en la otra gente caminando como si nada ¡¿Es que no les importa que en el país se termine de imponer por medio de una falsa constituyente un “sistema totalitario, militarista, policial, violento y represor, que ha originado los males que hoy padece nuestro país” (Comunicado de la Presidencia de la Conferencia Episcopal de Venezuela: “No reformar la Constitución sino cumplirla”, 05-05-2017)?! Es una pregunta que nuestra conciencia no puede demorar en responder.

El 60 aniversario de la Pastoral de Monseñor Arias

El primero de mayo de 1957 fue leída en todos los templos del país la Carta Pastoral de Monseñor Rafael Arias Blanco (1906-1959), la cual es considerada por la tradición historiográfica y la memoria colectiva venezolana, como el hecho que da inicio al renacer de la lucha cívica por la democracia que finalizaría con el derrocamiento de la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez. La misma no se dedica a los aspectos políticos aunque sí resulta una crítica al régimen pero en lo social, al referirse al hecho que la prosperidad de los últimos años no se reflejaba en el mejoramiento del nivel de vida de la clase obrera. Muchas son las interpretaciones de cómo tuvo dicho efecto pero lo cierto es que desde ese momento se inicia claramente un distanciamiento de la Iglesia con respecto al gobierno, e incluso algunos curas dan un claro apoyo a la oposición.

Los diarios de Victoria de Stefano

La editorial El Estilete publicó el año pasado los diarios de 1988 y 1989 de la escritora Victoria de Stefano, los cuales son 100 páginas que se leen con gran placer. Son páginas elegantemente escritas, que me permitieron formar parte de la autora y me identificó con sus anhelos escriturales en medio de diversas responsabilidades docentes y familiares. Victoria es una gran lectora y se puede decir que es un diario literario e íntimo. Me trasladó al Sebucán en el cual pasé años importantes de mi niñez, a una Venezuela y Caracas más amable (a pesar del Caracazo) e incluso ordenada. El diario, en comparación con las memorias, te permite conocer mejor a una persona. Vives con ella día a día; te hace parte de sus angustias, anhelos y alegrías; y con sus rutinas en el constante deseo – para de Stefano – de dedicar el mayor tiempo posible a la lectura y escritura.

Diez consejos para todo articulista de opinión

El 2 de diciembre de 2016 conocí en persona a Tulio Hernández. Uno de los articulistas de opinión de la sección “Siete días” del periódico El Nacional, quien siempre leo con interés y cuya visión de Venezuela comparto. Don Tulio presentaba su libro recopilatorio de dichos artículos: “Un país a la deriva” y nos brindó una charla en el marco de la Primera Feria del Oeste de la UCAB centrada en el deterioro nacional causado por el régimen chavista. Yo le pregunté sobre sus recomendaciones a los que se inician en la escritura de artículos de opinión, y que en general sirven para todos los que desean ser escritores. Me advirtió que no posee un decálogo pero yo pude identificar diez consejos que ilustraré con mi propia experiencia como lector de manuales en lo que respecta al arte de escribir. Pondré entre comillas lo primero que me dijo, la síntesis de sus ideas.

Razones para la esperanza

El año 2016 me dejó varias certezas, una de ellas surgió de una discusión con mi gran amigo y colega Daniel Terán Solano. Yo siempre he pensado que los profesores y docentes debemos decir la verdad a nuestros alumnos, porque la verdad es el centro de la enseñanza. Pero ¿si esa verdad lleva al desánimo debemos decirla? Daniel me dijo que nuestro principio fundamental como docentes y cristianos, es transmitir esperanza a los jóvenes cuando pareciera que no hay razones para tenerlas. En ese momento percibí que esta era una verdad indiscutible y que por encima de la evidente catástrofe que padecemos los venezolanos y que amenaza con hacerse peor, está nuestra condición humana que busca ver las posibilidades donde no las hay.

Yo sí marcho este 1 de septiembre

El régimen chavista que los seguidores de Maduro (10% de la población, según las últimas encuestas) llaman “revolución” y otros llamamos dictadura, como era natural a su condición autoritaria no ha reconocido los resultados de las últimas elecciones (las parlamentarias del 6 de diciembre). A diferencia de lo que piensan algunos, las dictaduras del siglo XX sí realizan consultas populares, sólo que no respetan sus resultados sí estos le son adversos. Pero los ciudadanos deben defender por medios pacíficos, su voluntad expresada en el sufragio. Se ha dicho hasta la saciedad, pero debemos repetirlo una vez más: las personas solo logran que los poderosos respeten sus derechos, cuando ellas se organizan, se unen y salen a protestar.

Crónicas del hambre

“Pude desayunar algo en casa pero a las 9 de la mañana ya tenía hambre y a las 11 comencé a pensar que no tendría nada para almorzar. La quincena que cobré ayer me dio para un pequeño mercado y nada más, en ella no estaba incluido el almuerzo de hoy, solo desayunos y cenas. Lo que adquiero haciendo colas no da para 20 almuerzos al mes, no llega ni a 5. Comeré una empanada a las 12, aunque el hambre de la tarde llegará temprano. Son pinchazos en el estómago que me recuerdan que esto no tiene solución.” Esas fueron las palabras de un colega docente, que como muchos trata de ocultar por vergüenza el hambre que está pasando. Desde hace meses me he dedicado a observar a las personas a la hora de comer, y cuando se dan cuenta de mis intenciones como cronista: se sinceran, y me cuentan sus tristes historias. Millones de historias de la Venezuela chavomadurista donde la hambruna se hizo parte del día a día. Todo por culpa de una oligarquía que se dedicó por 17 años a saquear el país, estableciendo un modelo fracasado que trajo la improductividad y el fortalecimiento del rentismo-populismo.

vaya al foro

Luis Alberto Machado (1932-2016) nos dijo la verdad

Toda vida prospera y larga es motivo para celebrar. Esa debe ser la actitud a pesar de la natural tristeza por la partida de nuestros seres queridos ya mayores. En el caso de don Luis sus logros son evidentes, aunque seguramente no lo sean para sus coterráneos. Acá en su tierra fue motivo de burla, como todos los sensatos que nos han tratado de mostrar el camino del desarrollo y la vida plena. Pero algunos tuvimos la suerte de conocerlo, y aunque tarde creemos aprender sus lecciones, siempre le estaremos inmensamente agradecidos. Sirva este breve y modesto escrito como un pequeño homenaje, acompañado de mis sinceras condolencias a sus familiares y amigos.

vaya al foro

Conrad y su viaje al corazón de las tinieblas

El primer libro de mi reciente lista-meta de literatura es El corazón de las tinieblas (1899) de Joseph Conrad. Este autor lo conozco por otra lista que he hecho: la de literatura náutica, aunque la verdad es que nunca lo había leído. A pesar de tenerlo en dicha lista, ahora que lo leo me doy cuenta que el viaje por un río (el del Congo) es solo un pretexto y no es propiamente lo que llamaríamos un relato de navegación. La razón es que casi no repara en descripciones o problemáticas relativas al barco en medio de las aguas. Es una novela de psicología social, y me recordaba constantemente el dilema barbarie versus civilización del positivismo de la época, corriente que valora la geografía como uno de los factores determinantes de la conducta de los individuos y masas. El río lleva a nuestros personaje (en especial al narrador testigo y protagonista: Charlie Marlow) en un descenso a lo interno de África, que la verdad es el viaje al infierno terrenal. Antes de iniciar el viaje va al médico – obligado por la Compañía que lo contrato para el viaje - y este le dice: “Evite la irritación más que la exposición al sol. (…) En el trópico se debe guardar la calma antes que nada”.

vaya al foro

La fuerza a medio despertar

Advertencia: si no ha visto la última película de La guerra de las galaxias y no quiere que le cuenten nada, no lea esta crítica. Hace pocos días vi la séptima entrega de Star wars. Me dijeron que pasé las dos horas totalmente ensimismado, y no es para menos, La guerra de las Galaxias fue una de las películas que más me emocionó cuando era niño. Nunca olvidaré ese día que asistí al teatro Altamira con mis hermanos, solo tenía 6 años. Cada momento y cada personaje se me grabaron con “fuerza” en mi memoria, y desde ese entonces esperé con gran expectativa cada estreno. La segunda trilogía fue una total decepción, salvo la tercera entrega, por lo que tenía ciertas esperanzas con esta séptima película. En un primer balance puedo decir que ciertamente hay un despertar de la fuerza, aunque como todo despertar la vista todavía está algo nublada y se dan ciertos tropiezos.

vaya al foro

Votar por el cambio es cuestión de supervivencia

No hay venezolano de clase media o baja (a menos que sea enchufado) que no padezca algún nivel de hambre, debido a la gran brecha que existe entre sus ingresos y la inflación galopante. Pero no es solo el hambre sino también el sufrir ante la imposibilidad de lograr los mínimos para vivir con cierta paz, con la dignidad que nos merecemos como seres humanos. Es por ello que esta triste realidad llena de carencias y dolor nos hace recordar el pasado. El pasado cuándo podíamos soñar que por medio de nuestro trabajo y esfuerzo comeríamos diariamente, pagábamos los estrenos de Navidad, y el derecho a tener una familia con vehículo y vivienda no era un milagro. Todo eso tan simple, como comprar la comida diariamente en el automercado, todo ello no los quitaron Maduro, Cabello y la oligarquía chavista. Es absurdo padecer esta realidad y votar para que no cambie, porque votar por los candidatos del gobierno es profundizar esta tragedia que es el presente de Venezuela.

vaya al foro

¡Vivimos aterrados! ¿Qué hacer?

El miedo es el sentimiento dominante en la Venezuela destruida por el chavismo. Algunos señalan que el resentimiento, y es posible porque una vida dominada por el miedo tiende a generar rabia ante el cúmulo de injusticias. En ambiente de terror la angustia por la supervivencia domina cada segundo, porque las “burbujas” que muchos creamos para sobrevivir a estos 16 años de oclocracia se han hecho tan permeables que no nos queda otra que cambiar nuestra realidad. Estamos en el dilema de rendirnos ante el miedo o enfrentarlo, y lo peor es que ya son muchos los que han caído víctimas del mismo. Esas víctimas se han paralizado y van acumulando el resentimiento. Otros siguen luchando, aferrándose a cualquier espacio o recurso, en especial a la esperanza y la fe.

vaya al foro

El más avaro de los venezolanos

En la Caracas de los tiempos de la guerra de Independencia un hombre envuelto en una capa recorre la noche. Arriesga su vida llevando todo tipo de ayuda a los rebeldes que se mantienen en la clandestinidad. Cual superhéroe de los “comics” de Marvel su capa es reversible, de modo que puede confundir a sus perseguidores y escapar en medio de “veinte balas que pasan silbando sobre su cabeza” (p. 60). Su seudónimo es “Conciencia”, y dedica toda su riqueza a los pobres, pero siempre se oculta tras una personalidad totalmente diferente: todos creen que es el ser más avaro sobre la tierra.

opinan los foristas

La propuesta oligárgica de Fermín Toro

Los historiadores y críticos de nuestra literatura afirman que la primera novela venezolana es “Los mártires” (1842) de Fermín Toro (1809-1961). Autor que no necesita presentación en el ámbito nacional, por ser uno de los próceres civiles que edificaron la república después de la separación de la Gran Colombia. Él es un personaje fascinante por ser un autodidacta que brilla en medio de militares y caudillos. En su novela hay una clara advertencia a Iberoamérica ante la Revolución Industrial, pero al mismo tiempo creemos ver una propuesta política alternativa a los cambios que se avecinaban.

opinan los foristas

Ser docente en tiempos de protesta estudiantil

Ante la reducción del número de estudiantes en las aulas por las protestas (y todo lo que ha estado relacionada con ellas en estos dos últimos meses: barricadas y miedo); muchos podrían pensar que los docentes (a dedicación casi exclusiva a la enseñanza) tienes más horas libres, pues se equivocan totalmente. La realidad es que estamos dándole clases a unos pocos lo cual significa casi el mismo esfuerzo que si el salón estuviera lleno, pero ahora tenemos más trabajo en casa por todas las asignaciones que mandamos por internet. Seguimos preparando el contenido, pero también se debe responder a los correos electrónicos de los alumnos angustiados por las clases y corregir los trabajos escritos que sustituyen las evaluaciones en el aula. A todo ello hay que sumar una gran ecuanimidad al aclarar las dudas y preguntas sobre los hechos políticos que se suceden día tras día.

opinan los foristas

¿La “guarimba” es el mejor método de lucha civil?

Antes de dar respuesta, quiero aclarar que no me gusta la palabra “guarimba”, preferiría usar “barricada”. Esto debido al hecho que este término fue usado inicialmente o popularizado por Chávez, y soy del principio que no se debe utilizar la “neolengua” (G. Orwell dixit) de las ideologías (si es que el “chavismo” llega a ello, cosa que dudo) con pretensiones totalitarias. Pero por ahora no se puede hacer nada debido a su arraigado uso en los tiempos que corren, aunque solo lo he dejado en el título y pasaré a usar la más exacta “barricada”. Otra aclaratoria es que creo firmemente en el derecho humano (que también está en nuestra Constitución en su artículo 68 ) a la protesta pacífica, la cual tiene en la actualidad razones de sobra para ejercerse. Es por ello que condeno la política represiva (hasta llegar al asesinato) del gobierno para crear en nosotros el profundo miedo de ejercer dicho derecho. Pero todo el que protesta debe preguntarse cuáles son los mejores formas de hacerlo para lograr sus objetivos, y especialmente si dichas formas están de acuerdo con sus principios morales y políticos.

opinan los foristas

Protestar no es suficiente

Antes de analizar la situación en que nos encontramos los demócratas en Venezuela - siempre sin ánimos de “pontificar” y admirados ante los que hacen los mayores sacrificios en las luchas políticas -, hay que denunciar los crímenes que ha cometido el actual gobierno en la marcha del pasado 12 de febrero (12-F) y en todas las protestas de estos últimos días. Indigna todo homicidio (todo tipo de violencia) y más si lo realiza el Estado al reprimir a unos jóvenes que ejercían su legítimo derecho humano a protestar pacíficamente (violando los artículos 1-3, 5, 7, 9-12, y especialmente el 18, 19 y 20 sobre la vida y las libertades de manifestación, expresión, asociación e información de la Declaración Universal de los Derechos Humanos suscrita por nuestro Estado y; los artículos 43-47, 49-53, 55, 57, 58 y 68 de nuestra Constitución Nacional los cuales desarrollan los derechos antes mencionados). Desde acá les envío mi solidaridad a todos los familiares y seres queridos de los asesinados, y especialmente a los torturados y encarcelados por esta dictadura en los últimos días. En lo inmediato nos toca proteger a las víctimas que están encarceladas y desmentir las patrañas de los que mandan.

opinan los foristas

¿Cómo construir una república en América?

Simón Rodríguez (1769-1854) (también conocido como “Samuel Robinson”) posee una gran fama en nuestro país debido al culto a Bolívar, pero el que se acerca a su obra descubre que su vida no se reduce a ser el maestro del Libertador.

opinan los foristas

Para que triunfe la libertad sobre el despotismo

Juan Germán Roscio (1763-1821), a pesar de no ser antibolivariano, no ha tenido los reconocimientos que se merece como constructor de la República (partícipe fundamental de la Suprema Junta de Caracas y del Congreso Constituyente, siendo uno de los redactores de los documentos emanados de dichos órganos: Acta de Independencia, Reglamento Electoral, Constitución de 1811, etc.).

opinan los foristas


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com