end header begin content

Opinión

Columnistas
Carlos E. Aguilera A.

Terrorismo de Estado

“Estados forajidos” son aquellos que tienen gobiernos fracasados, que permiten la violación de los Deerechos Humanos, la violación del imperio de la ley, al mismo tiempo que son incapaces de sostener el orden legal interno, de suministrar eficientes servicios públicos, además de que manipulan la administración de justicia, impiden la cohesión social, carecen de legitimidad democrática y para mantener la gobernabilidad, aplican el terrorismo de Estado, y en consecuencia, quedan inmersos en la corrupción y el crimen organizado.

Carlos E. Aguilera A.

Venezolanos en la independencia de Guayaquil y del Ecuador

La historia, si se quiere, ha sido un tanto mezquina con algunos próceres venezolanos que tuvieron destacado papel en la causa independentista, primero de la ciudad de Guayaquil y luego con la propia gesta emancipadora que independizó de manera total y absoluta al Ecuador. Pues a excepción de los nombres del Libertador Simón Bolívar, Antonio José de Sucre, el héroe de Pichincha y Juan José Flores, primer presidente de la naciente república del Ecuador luego de la separación de la Gran Colombia, existen otros próceres venezolanos cuyo rol histórico se desconoce, pero que tuvieron participación activa en la vida pre y post-republicana de ese hermano país.

Carlos E. Aguilera A.

Ultraje a la memoria de Bolívar

Indigna que un gobierno autoproclamado socialista del siglo XXI, creado bajo sofismas y con medias verdades en nombre del Libertador y ahora a la par del hijo de... Barinas, Hugo Chávez, Teniente Coronel fallecido a quien ponen a la altura del creador de la Patria de una manera insolente, falsa e irrespetuosa, coloque la imagen del Comandante galáctico al lado de la del Libertador Simón Bolívar para rendirles honores en los que se les invoca como fundadores de nuestra nacionalidad.

Carlos E. Aguilera A.

Un régimen bajo sospecha

El filósofo Paul Ricoeur, autor de la famosa expresión “Escuela de la sospecha”, manifestó en cierta ocasión que ésta fue dominada por tres maestros que aparentemente se excluyen entre si: Marx, Nietzsche y Freud ,y diferenció al mismo tiempo entre una hermeneútica de la sospecha y una hermeneútica de la afirmación. En su opinión los tres maestros de la sospecha , desde diferentes puntos de vista consideraron que la conciencia en su conjunto es una ciencia falsa. Según Marx, la conciencia se falsea o se enmascara por intereses económicos, mientras en Freud sostiene que es por la represión del inconsciente y en Nietzsche por el resentimiento del débil.

Carlos E. Aguilera A.

Un régimen agnotológico

Leía en días pasados los tópicos de la agnotología, palabra que no existe en ningún diccionario y que debería figurar, por cuanto se trata del estudio de la ignorancia. Es pues lo opuesto a la epistemología que tiene que ver con el estudio del conocimiento. El autor de este interesante tema el Dr. Robert Proctor, en un curso de historia en la Universidad de Stanford, Estados Unidos, cuando estudiante y frente a la apatía de sus profesores respecto a lo que piensa la gente común, estimó que era necesario estudiar “lo que la gente no sabe, y por qué no lo sabe”. Lo interesante de su enfoque es la concepción de la ignorancia, no como ausencia del conocimiento, sino como un producto “cultivado y manufacturado” por la cultura, las circunstancias y las costumbres.

Carlos E. Aguilera A.

Delincuencia estatal organizada

El régimen socialista, marxista y mal llamado bolivariano instaurado desde hace 20 años tras el abortado golpe de estado del 4 de febrero, y a mala hora en libérrimas elecciones democráticas, en las que se impuso Hugo Chávez, padre de la desgracia que vive el país, quien consiguió diseñar una trama delincuencial estatal organizada, en la que la corrupción campea descaradamente, violando la ley que benefició a unos cuantos individuos dentro y fuera del aparato gubernamental, y que a lo largo del tiempo condujo al país, a un estado total de caos y descontrol de la economía, cuyas consecuencias nefastas por lo demás, están generando una de las crisis humanitarias jamás vistas en América Latina, la cual mantiene en vilo a millones de venezolanos víctimas del desafuero, improvisación, incapacidad, negligencia y torpeza de Nicolás Maduro, sucesor del hijo de... Sabaneta.

Carlos E. Aguilera A.

El único Bolívar…. ¡soberano!

“Gobernar con la Constitución desacreditada lo rechazarán los pueblos.., dar yo mismo un código provisional, no tengo facultad para ello.., al hacerlo me llamarían con razón déspota... gobernar sin Constitución y según mi voluntad me acusarían de haber establecido un poder absoluto.., declararme dictador, no lo puedo, no lo debo ni lo quiero hacer” Simón Bolívar

Carlos E. Aguilera A.

El fantasma de la democracia

Las imagenes de videos que a diario estamos observando en las redes sociales, en las que miles de compatriotas venezolanos emigran a Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Argentina, Brasil, República Dominicana, Costa Rica y Panamá, en las más dificiles y precarias condiciones económicas, muchos de ellos a pie para recorrer enormes distancias, arruga el corazón y el alma de quienes no solo nos compadecemos de su situación, sino que además compartimos sus sufrimientos, angustias, penurias y demás visicitudes, propias de seres humanos en precarias y dificiles situaciones jamás imaginadas.

Carlos E. Aguilera A.

¿Construir o destruir?

La creciente violencia en todos los órdenes de la sociedad y del mundo, la exaltación abierta de este mal hasta en los inocentes juegos infantiles y el predominio de dudosos valores sobre los tradicionales, nos hacen pensar que vamos rumbo a nuestra propia autodestrucción. Y esta realidad nos refiere a otra igualmente preocupante: el predomino del ego, la ausencia de solidaridad entre los hombres, la multiplicación de las tensiones y conflictos, la carencia de manifestaciones nobles del ser humano y algo que es inaudito; la incitación a la violencia y al odio de Nicolás Maduro quien está llamado a predicar con el buen ejemplo de Jefe de Estado si se precia de ser tal. Mal ejemplo que sus colaboradores del gabinete siguen al pie de la letra, para agredir verbalmente a quienes lconsiera sus enemigos políticos, exponiéndolos al escarnio y burla.

Carlos E. Aguilera A.

Migrantes venezolanos en ruta de la libertad

Jamás los venezolanos pensamos que miles de compatriotas transitarían por la misa ruta que utilizó el Libertador Simón Bolívar, para la liberación de paises hermanos:Colombia, Ecuador, Perú y Bolivía, además de su natal Venezuela, esta vez agobiados por la hambruna, miseria, desempleo y muchos otros problemas de carácter económico, además del social y político, como consecuencia de la ineptitud, incapacidad, negligencia y felonía de quienes detentan el poder desde hace 20 años, primero con Hugo Chávez, y desde hace cuatro años y medio con Nicolás Maduro.

Carlos E. Aguilera A.

La estrategia de Goebbels

El temor al rechazo popular, que será más ostensible a partir del presente año y que podría dar al traste con un Gobierno en el cual ya nadie cree, pudo haber originado en Miraflores tal perturbación, que muy a la ligera se habla de que contra el oficialismo se “están utilizando las estrategias de Goebbels”, supuestamente por utilizar estas viejas prácticas hitlerianas y criticar el nepotismo, la corrupción y otros temas que exacerba el estado de ánimo de todos los venezolanos.

Carlos E. Aguilera A.

¡Patria, socialismo o muerte!

El slogan patriotero impuesto por el difunto Hugo Chávez, ahora más que nunca tiene una vigencia increíble. La razón, preguntarán algunos lectores. La respuesta es: La Patria la tienen los chavistas-maduristas que le han sacado provecho a más no poder. El socialismo ha servido de pretexto para que Maduro y su corte ministerial, bolichicos, enchufados y empresarios de maletín, llenen sus alforjas con millonarios contratos y control de empresas del estado como el arco minero, por nombrar solo una…. y Muerte, la que a lo largo de estos 20 años ha generado la revolución del siglo XXI, la cual ha cobrado la vida de cientos de personas, víctimas de la feroz represión por solo combatir a un régimen que niega los derechos ciudadanos, y con ellos la libertad de expresión y de prensa, encarcelando además mediante juicios en tribunales militares, a políticos de la oposición.

Carlos E. Aguilera A.

Los rostros de la perversidad

El demonio de la perversidad ("The Imp of the Perverse" en el original en inglés) es un relato corto del escritor estadounidense Edgar Allan Poe del año 1845. La obra trata esencialmente de los impulsos autodestructivos que mueven al narrador, impulsos que los identifica como el "demonio de la perversidad". El autor describe este principio como un agente espiritual que obliga a las personas a hacer cosas por el mero hecho de que no deberían hacerlas. La frase es hoy corriente en lengua inglesa, y se considera que este autor pudo estar en el origen de la misma.

Carlos E. Aguilera A.

Maduro se hace el turco

Según el diccionario de la Real Academia Española se le da el nombre de turca, coloquialmente hablando, al estado de borrachera o embriaguez. Y claro esta acepción le cae como anillo al dedo a Nicolás Maduro, quien sin duda alguna exhibe una borrachera de poder, que lo ha llevado a extremos inauditos en la presidencia de la República desde hace casi cinco años, y que van desde la recurrente violación de la Constitución Nacional, denominada “La bicha” ´por su padre putativo, el Comandante galáctico, Hugo Chávez, hasta ilimitadas acciones de carácter políticas, sociales y económicas, que mantienen al país en una gravísima y crítica situación que requiere de la urgente ayuda humanitaria, negada a troche y moche con su temperamental y prepotente actitud.

Carlos E. Aguilera A.

La apatridia

Un ciudadano apátrida es una persona que carece totalmente de identidad nacional, es decir, es un individuo que no goza de reconocimiento como ciudadano perteneciente a una nación en particular, lo cual genera una restricción consecutiva de distintos derechos dentro de los cuales no se incluyen los de la vida, educación y la salud. De acuerdo a esto, se cataloga como apatridia, a la acción de no identificarse legalmente la procedencia nacional de un individuo.

Carlos E. Aguilera A.

Un régimen con fachada democrática

No es lo mismo parecerlo que serloCEAA Definitivamente la capacidad de asombro para con el régimen madurista rebasa todos los límites, pues cada día son inusitadas las desfachatadas declaraciones que Nicolás Maduro y su séquito ministerial y correligionarios de su partido el PSUV, manifiestan descaradamente encubiertos con un maquillaje de demócratas, en un país que sufre y padece día a día los rigores de su malhadada política , económica y social, que mantiene a toda la nación en vilo y al borde de una total desgracia, cuyo costo social es impredecible.

Carlos E. Aguilera A.

El cinismo, política del régimen

El cinismo se ha transmutado en un lugar común en el régimen socialista marxista y mal llamado bolivariano, de tal manera que día a día desde Nicolás Maduro hasta el más incondicional subalterno dentro de su gabinete (¿) ministerial y en las filas del Psuv, mienten a más no poder en su perversa intensión de seguir engañando al pueblo con falsas promesas y desdibujando la realidad de todos los males que agobian a quienes habitamos en esta hermosa pero sufrida patria, hoy víctima de la vesania de quienes arribaron al poder hace 20 años, con mensajes que engañaron a quienes ciegamente depositaron su voto con la esperanza de un real y auténtico cambio, que hiciera posible acabar con la corrupción, que en aquel entonces comenzaba a carcomer a la democracia.

Carlos E. Aguilera A.

La diplomacia chimba del socialismo

Un hombre sin estudios es un ser incompleto. La instrucción es la felicidad de la vida; y el ignorante que siempre está próximo a revolverse en el lodo de la corrupción, se precipita luego infaliblemente en las tinieblas de la servidumbreSimón Bolívar La desafortunada intervención de Jorge Arreaza en la última reunión de la Organización de Estados Americanos cuyo punto único fue el tema de la crítica situación venezolana nos mostró a un Canciller (¿) cuyo discernimiento puso de relieve su falta de preparación o formación, lo cual abonó para que su gestión al frente del máximo organismo regional fuera deslucida y poco afortunada debido a su sesgo político ideológico cargado de intemperantes y rebuscadas posturas polémicas, que los Ministro de Relaciones Exteriores de los países allí presentes observaron con estupor y asombro, lo cual se tradujo en un total rechazo a su intervención, pues puso de manifiesto su ignorancia en cuanto al rol que desempeña el organismo en el concierto de los países latinoamericanos, al que descalificó torpemente.

Carlos E. Aguilera A.

El Nacional, víctima de la saña

El que no está con la libertad, puede conservar las cadenas del infortunio, y con la desaprobación universalSimón Bolívar Estudiosos de la psicología refieren que el ser humano es muy complejo y aunque los sentimientos pueden responder a una lógica de causa efecto entre un acontecimiento externo y una vivencia interior, no siempre encajan a la perfección. Subrayan que el ser humano también puede ser contradictorio y muestra el fenómeno de la envidia como ejemplo. También aducen, que una persona puede sentir tristeza ante el bien ajeno, y muestra la actitud de aquel que en lugar de huir de una situación que le produce dolor, permanece en su lugar.

Carlos E. Aguilera A.

Entre segundas vueltas… y revueltas

Entre segunda vueltas en Colombia y revueltas en Venezuela, el panorama de ambos países muestra una disyuntiva que mantiene en vilo a sus habitantes y en un estado de incertidumbre. En la vecina y hermana república la disputa por la silla presidencial entre Iván Duque y Gustavo Petro nos muestra una polarización pocas veces vista en su historia. El primero ganó la vuelta inicial por amplio margen, 39, 1% de los votos y su contrincante un 24.5% y todo dependerá de la segunda vuelta, mediante alianzas de ambos candidatos con otras fuerzas políticas.

Carlos E. Aguilera A.

Periodismo, dictadura y democracia

La primera de todas las fuerzas es la opinión públicaSimón Bolívar Las diferencias entre la democracia y la dictadura radican principalmente en el manejo y obtención del poder. Ambos son sistemas políticos que determinan el modo de participación de la sociedad y el papel del Estado en la vida común. Claro está que estas estructuras de gobierno suponen dos sistemas opuestos que pueden diluir, como en el primer caso, o concentrar, como en el segundo modelo, las decisiones y el control político.

Carlos E. Aguilera A.

Las FFAA se deben a la nación

Con el pretexto de que la revolución socialista del siglo XXI afianza sus principios en la voluntad y decisión del pueblo, Hugo Chávez conformó una claque militar que luego denominó gobierno cívico-militar, el cual a lo largo de 20 años ha debilitado sus bases fundamentales para convertirse en un proyecto político, divorciado de sus funciones primigenias como es la de velar por la máxima seguridad de la nación. De tal manera, que ahora es recurrente ver y escuchar a Generales y Almirantes, declarar más en función política en defensa ardorosa de la mentada revolución, y no ocuparse imperativamente de sus funciones previstas en la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas y la Constitución Nacional. Devenidos en líderes políticos con uniforme, más pronto que tarde deberán responder por su genuflexa posición, contraria a los intereses de la institución castrense, legado del libertador y Padre de la Patria, por cierto el único.

Carlos E. Aguilera A.

La Cumbre Mundial Hambre Cero

Paradójicamente en Venezuela pasó desapercibida la noticia de la celebración de la Cumbre Mundial del Hambre Cero realizada hace apenas pocos días en la ciudad de Cuenca, Ecuador, en la que se dieron cita 2.500 asistentes de 35 países, entre ellos nueve ex presidentes latinoamericanos, y en la misma fueron presentadas ponencias ante el Sistema de las Naciones Unidas. Obviamente Maduro no envió ninguna delegación para lo que representara, porque no iba a poder pasar agachado por debajo de la mesa, cuando en todo el globo terráqueo se conoce la dolorosa tragedia que vive el pueblo venezolana, que hoy por hoy padece de la más cruda e impensable hambruna, jamás imaginada en un país lleno de riquezas: oro, petróleo, coltan, y un sinnúmero de ricos minerales. No tenemos duda alguna irónicamente, de que si Venezuela hubiese estado presente en ese evento, le habrían otorgado por mayoría absoluta de votos para que ejerciera la “presidencia vitalicia”, por ser víctima más del hambre…pero de poder.

Carlos E. Aguilera A.

La agonía de un autócrata

El adjetivo autócrata es casi un lugar común en algunas ocasiones, pero si llegamos al fondo de lo que en si representa propiamente, comprenderemos que autócrata es aquel dirigente de un grupo humano, nación o comunidad que se abroga las facultades para asumir por completo la toma de decisiones, el ordenamiento y o la dirección absoluta, a través del mando único e incuestionable, a menudo sostenido en el dominio implacable de las instancias del poder. En política a estos siniestros personajes se les denomina autócratas o dictadores.

Carlos E. Aguilera A.

El foro de los “peces gordos”

Muchas personas desconocen la razón por la cual fue creado el Foro de Sao Paulo, por lo que nos permitimos explorar algunos detalles sobre el particular. Fue creado en 1990 por Fidel Castro, con el propósito de unificar el comunismo en toda la América Latina. Su intención fue dar nuevo aliento al régimen comunista de Cuba tras la caída del muro de Berlín y el descenso en picada de la Unión Soviética. La intención del fallecido dictador cubano -no hay la menor duda - fue la de tomar inicialmente el control de dos países más poderosos de Latinoamérica: Brasil y Venezuela, para financiar al resto de los países del continente y rendirlos a los pies del castrocomunismo.


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com