Opinión

Columnistas
Carlos E. Aguilera A.

“La solución final” del régimen

El origen del término "solución final" deviene de un plan instaurado por los nazis para exterminar al pueblo judío. El genocidio de los judíos fue la culminación de una década de políticas nazis durante el régimen de Adolfo Hitler y dicho plan se implementó durante varias etapas, después que el partido nazi llegara al poder.

Carlos E. Aguilera A.

El síndrome de Hubris y Maduro

La obsesión del poder enferma a muchos y los lleva más allá de lo que uno pueda suponer. Esta circunstancia se hace presente con el llamado Síndrome de Hubris, que es la expresión griega que se refiere al héroe que después de ganar una batalla se emborracha con el éxito y esto les hace perder el contacto con la realidad y, por lo tanto, entra en un huracán de equivocaciones. El doctor David Owen, neurólogo inglés, ministro de Relaciones Exteriores de Inglaterra y fundador del Partido Social Demócrata en su obra “En el poder y en la enfermedad”, analiza el síndrome de Hubris, y afirma que quienes lo padecen se creen invencibles y ven enemigos por todas partes.

Carlos E. Aguilera A.

Mambrú se fue a la guerra…

A los soldados de la Patria… Patria… Patria ¡que…herida!: “En nombre de la democracia utilicemos el poder de la libertad” Para comprender un poco más sobre el origen de esta famosa canción que de todos es conocida desde hace mucho tiempo, debemos empezar por referir que la mayoría desconoce su origen, pero se dice que la canción nació durante una guerra de los franceses contra los ingleses, en la que perdieron la vida cinco generales ingleses, en la que Marlborough sorteó tales peligros, pero entre los franceses llegó a circular, como verdadera, la noticia de que había muerto. En esta creencia, la misma noche de la batalla, a uno de ellos se le ocurrió componer y cantar con sus compañeros esta canción que consta de 22 coplas y que es una especie de oración fúnebre a quien tanto daño les había hecho durante muchos años, y para celebrarlo compusieron la famosa canción cambiándole el nombre (por problemática de pronunciación), por el de Mambrú, de más fácil dicción. Por un tiempo, los versos se olvidaron, pero la nodriza del hijo de María Antonieta (1755-1793) y Luis XVI (1754-1793), la popularizó en el Palacio de Versalles, y así fue que de Francia pasó a España y, por último llegó a nuestras tierras latinoamericanas.

Carlos E. Aguilera A.

Rata de dos patas

Suele comentarse coloquialmente que el venezolano es una persona dichacharera, bromista, tomador de pelo que gusta del juego de palabras, a veces de manera irónica para comentar un hecho. Gusta exhibir su histrionismo aún en medio de una incómoda situación, como ocurrió en días pasados con una señora entrada en años, quién de manera airada le increpó a la cajera de una institución bancaria, que le pagó su pensión con billetes de baja denominación, y en voz alta le espetó: “Tu y Maduro se parecen a Paquita La Del Barrio, la mejicana que canta la canción Rata de dos patas”. Expresión que la cajera y los presentes no entendimos y no tuvimos idea de que trataba, por lo que nos quedamos en el limbo, lo cual nos obligó en nuestro hogar a consultar en internet la aludida interpretación musical, cuya letra damos a conocer en líneas posteriores. La idiosincrasia es “Rasgos, temperamento, carácter, etc., distintivos y propios de un individuo o de una colectividad”, afirma el Drae. Proviene del griego idiosyncrasie que se puede traducir como “temperamento individual.” En algún momento el término comenzó a usarse para describir las sociedades. Por ejemplo, los ingleses por elegantes y fríos, los argentinos por arrogantes, los colombianos por recatados. A los venezolanos es fácil describirlos como amables, bonchones, que no necesitan excusa para sonreír. También es de conocimiento popular la facilidad para absorber nuevas modas y luego desecharlas por otras, es comprador por naturaleza, afirman en ve.globedia.com. Son amantes de la paz, de la buena vida y de la libertad. Se afirma que “no tienen idiosincrasia”; como si fuera una decisión, tener o no carácter. El venezolano es libre y libertario, pero impuntual, dice Alberto Rial en La Variable Independiente, cuando afirma que “en Venezuela, el tiempo se percibe como controlable, es decir, como una magnitud que puede estirarse o encogerse según los deseos de cada quien.” Recordar ese carácter permite al ciudadano venezolano diferenciarse, entenderse, recordarse, amarse por lo que es, aceptando lo bueno y lo malo. La Casa de Estudio de la Historia "Lorenzo A. Mendoza Quintero" adquirió hace poco tiempo dos obras acerca de la idiosincrasia y la identidad cultural del venezolano. El libro La variable independiente con la cual Alberto Rial intenta a través del estudio de la variable cultura venezolana, encontrarle sentido a la crisis que vive Venezuela en las últimas décadas. Pretende entender cómo somos, por qué somos y cuánto cuesta al venezolano el sistema de valores. Por su parte, Albúm de familia: conversaciones sobre nuestra identidad cultural de Michelle Roche reúne 15 ensayos, escritos por diferentes investigadores, que aportan su visión para explicar y comprender la situación actual de la cultura en Venezuela. En todo caso, en dichas obras se enfocan la sencillez, humildad y solidaridad, probablemente por haber sido víctimas de estrategias y estratagemas puestas en práctica por quienes desde el poder que detentan desde hace casi 19 años, alientan y alimentan con discursos agresivos, groseros y torpes, el espíritu de quienes embobados aún siguen creyendo en la panacea que ofrecen populista y demagógicamente, los socialistas venezolanos de nuevo cuño. Claro está que las cosas en los últimos tiempos han cambiado y ya no es igual a como antes, por lo que la fuerza destructiva del mensaje virtualmente ya casi no sigue haciendo estragos en la mente de quienes aún creen en las bondades (¿) de la revolución socialista del siglo XXI, marxista y mal llamada bolivariana, por cuanto ha logrado disociar a las personas que en muchas ocasiones, como la señora a que hicimos referencia en la primera parte del presente artículo, reaccionan con ira y agresividad. Y rabia es lo que siente el venezolano frente a la crisis que le arrebata cada día la capacidad de administrar sus ingresos y su futuro. Y esta situación se está agravando peligrosamente en las familias y en la sociedad. “La tasa de separaciones y conflictos de las parejas ha aumentado 25% en los últimos años”, señala la psiquiatra Rebeca Jiménez, de acuerdo con datos de sus consultas y que considera elevados, al evaluar el impacto negativo que la crisis política, social y de valores –“multifactorial” como ella la define–genera en sus pacientes, y al mismo tiempo advierte que la rabia, asociada a la frustración, puede lconducir a las personas a la violencia. “Cuando se somete a una persona a situaciones de este tipo por periodos prolongados, se acumula la rabia y puede convertirse en violencia y en cualquier enfermedad emocional”, según su opinión. No cabe duda que la desesperanza afecta a la mayoría de la población venezolana frustrada por la poca capacidad de tomar decisiones en su vida cotidiana, sumada a la dificultad de satisfacer sus necesidades, le produce estrés por la impotencia de superar sus necesidades y la de su familia. Entendemos las razones para que la gente en determinado momento de su vida asuma una reacción violenta y al mismo tiempo jocosa, como la de la señora en el Banco, cuya letra de la canción a la que hizo referencia, y tras consulta en internet, es la siguiente: Rata inmunda Animal rastrero Escoria de la vida Adefesio mal hecho Infrahumano Espectro del infierno Maldita sabandija Cuánto daño me has hecho Infrahumano Alimaña Culebra ponzoñosa Deshecho de la vida Te odio y te desprecio Rata de dos patas Te estoy hablando a ti Porque un bicho rastrero Aún siendo el más maldito Comparado contigo Se queda muy chiquito Maldita sanguijuela Maldita cucaracha Que infectas donde picas Que hieres y que matas Alimaña Culebra ponzoñosa Deshecho de la vida Te odio y te desprecio Me estás oyendo inútil Hiena del infierno Cuánto te odio y te desprecio Henry Bergson, escritor y filósofo, influyó con su obra muchos campos del saber humano, desde la filosofía hasta la psicología. Hace casi cien años escribió su percepción sobre el humor, el cual sigue vigente, pues a su entender lo que ocurre en determinados momentos puede ser enfocado para los políticos bajo la lupa del humor. Para Bergson, es necesario apartarse de lo emocional para podernos reír, incluso para burlarnos de la tragedia o de alguien a quien queremos fustigar. Entendido de esta manera, comprendemos que el destinatario del mensaje de la señora, recibió su dosis de “agradecimiento” por los favores recibidos. Periodista, historiógrafo; autor de la columna “Toque de Diana”; ex corresponsal de la agencia de noticias internacional AFP; Miembro de la Sociedad Bolivariana de Venezuela y de la Academia Nacional de Ciencias y Artes Militares y Navales; Miembro fundador del Colegio Nacional de Periodistas (CNP-122) careduagui@gmail.com @_toquedediana

Carlos E. Aguilera A.

El síndrome de Ulises y Maduro

El síndrome de Ulises, también conocido como síndrome del emigrante con estrés crónico y múltiple, es un cuadro psicológico que afecta a inmigrantes que viven situaciones extremas, que padecen más de 50 millones de personas actualmente en todo el mundo. El nombre se inspira en el héroe mítico Ulises, quien vivió innumerables adversidades y peligros, lejos de sus seres queridos.

Carlos E. Aguilera A.

Maduro de cara a la Convención de Palermo

A finales del año 2000, en la ciudad siciliana de Palermo, en Italia, 124 países de los 189 miembros de la Organización de la Naciones Unidas (ONU) firmaron la Convención contra la Delincuencia Organizada Transnacional (en adelante la Convención), tratado que tiene dos objetivos principales: El primero tiene por objeto eliminar las diferencias entre los sistemas jurídicos nacionales que en el pasado hubiesen podido bloquear la asistencia mutua. El segundo establece normas para las leyes domésticas de manera que se pueda combatir con mayor eficacia la delincuencia organizada. De esta manera, el acuerdo está básicamente orientado a promover la cooperación en la lucha contra la criminalidad organizada, y en él se contemplan medidas que los países firmantes pueden adoptar en áreas como la asistencia legal mutua, el control de la corrupción o el blanqueo de activos. También se abordan asuntos como las medidas judiciales, la cooperación informal, las pesquisas judiciales conjuntas y las técnicas especiales de investigación criminal.

Carlos E. Aguilera A.

Los fusileros de la Constituyente

El régimen chavista-madurista, socialista, marxista y comunista utiliza en su jerga política terminología exclusivamente militar, como batallones, pelotones, escuadras y patrullas, estas últimas por cierto tienen por función elaborar informes mensuales de la operatividad y fidelidad ideológica a la revolución del siglo XII, socialista, marxista y mal llamada bolivariana, en todo el territorio nacional.

Carlos E. Aguilera A.

El Salto Ángel en manos criminales

Ciertamente, el oro y la plata son objetos preciosos, pero la existencia de la república y la vida de los ciudadanos son más preciosas aúnSimón Bolívar El Salto Ángel es la cascada de agua más alta del mundo, con una altura de 979 metros (807 de ellos de caída ininterrumpida) generada desde el Auyantepuy. Se encuentra localizada en el estado Bolívar y es un espacio natural protegido que fue establecido como Parque Nacional el 12 de junio de 1962 y declarado Patrimonio de la Humidad por la Unesco en 1994. Se extiende sobre un área de más de 30.000 kilómetros cuadrados hasta la frontera con Brasil y el territorio en reclamación del Esequibo. Su nombre con el cual es conocido internacionalmente fue designado en honor al aviador estadounidense Jimmy Ángel, quien lo descubrió sobrevolando con su avioneta la cual posó años más tarde sobre su cima, cuyo hecho tuvo trascendencia mundial. Está considerado como uno de las “siete maravillas naturales del mundo”.

Carlos E. Aguilera A.

Cúcuta en la historia

“Siempre conservaré en mi memoria la gratitud que debo al gobierno de la Unión, y jamás olvidaré que los granadinos me abrieron el camino de la gloriaSimón Bolívar En Cúcuta nació el congreso unificador de Bolívar, y en él se definieron los principios para las instituciones políticas, económicas y sociales, heredadas de los 300 años de vida colonial. Un 30 de agosto de 1821, en el municipio de Villa del Rosario, hoy área metropolitana de Cúcuta, se llevó a cabo “el congreso de Cúcuta”, precedido por Simón Bolívar, Francisco de Paula Santander y Antonio Nariño, quienes en su encuentro unificaron a los tres países Venezuela, Colombia y Ecuador en una sola nación que se denominó “República de Colombia”.

Carlos E. Aguilera A.

¿Una Fanb revolucionaria y socialista?

El gobierno que se dé a la república debe estar fundado sobre nuestras costumbres, sobre nuestra religión y sobre nuestras inclinaciones, y últimamente, sobre nuestro origen y sobre nuestra historia Simón Bolívar Vladimir Padrino López, Ministro de la Defensa no oculta su desbordante simpatía con el socialismo del siglo XXI, por cierto fuera de contexto por su propio mentor Heinz Dieterich, quien fuera asesor del difunto Hugo Chávez hasta poco antes de su fallecimiento, y que posteriormente se distanció por no estar de acuerdo con los principios esbozados en el programa, que habían acordado en sus largas reuniones para tratar sobre el tema. “Chávez acuñó el Socialismo del Siglo XXI como su principal bandera política y revolucionaria, pero no la supo ejecutar, indicó el reconocido pensador alemán, y agregaría luego: “No tiene familia ni patria, solo un destino la revolución”. Tiempo después expresó que Maduro es “un inepto” y su gabinete “un fracaso” para el modelo chavista.

Carlos E. Aguilera A.

Poder fáctico = ANC

No cabe duda alguna de que el pueblo venezolano está en manos de un régimen, cuyos valores son la antítesis de todo cuanto bueno se pueda desear. Del estado de derecho se pasó al de facto, mediante el cual se instauró una situación de desinformación total. Los “estados fácticos” restauran el orden feudal, destruyen el equilibrio de poderes y la sucesión democrática, lo cual a la larga conduce a una implosión, tal como ocurrió en la antigua Unión Soviética.

Carlos E. Aguilera A.

¿Revolución bolivariana?

Nadie había osado sacarle provecho al inmortal nombre del padre de la patria y Libertador Simón Bolívar, salvo ésta seudo revolución socialista, al denominarla bolivariana, en su pretensión de hacerles creer populista y demagógicamente a incrédulos e ignaros, que este menjurje político disfrazado de socialismo, es la culminación de su obra inconclusa como suelen manifestarlo insolentemente los progenitores de la tragedia venezolana. Bien lo dijo el propio Libertador cuando afirmó: “Con mi nombre se quiere hacer en Colombia el bien y el mal, y muchos lo invocan como el texto de sus disparates”. Y uno de ellos fue, como en reiteradas ocasiones lo manifestó Chávez, que Jesucristo y Bolívar fueron socialistas. Una insolente expresión que no tiene pies ni cabeza, pero cuyo propósito fue hacer creer que su revolución era el paradigma de ambos.

Carlos E. Aguilera A.

Atrapados sin salida

En la última Asamblea de los Movimientos Sociales de las Américas, la declaración conclusiva publicada en un documento plantea como eje central la derrota definitiva del neoliberalismo, a través de una agenda que prevé la lucha contra la militarización del continente, la resistencia a las nuevas formas de apropiación de los recursos naturales, a la ofensiva neoliberal de los Tratados de Libre Comercio (TLC) tanto de Estados Unidos como de Europa, al poder expoliador de las transnacionales y a la deuda externa por inmoral e ilegítima. Igualmente refiere el citado texto que el sistema capitalista ha generado cada vez más exclusión, marginación, violencia y efectos irreversibles en la vida del planeta.

Carlos E. Aguilera A.

El Dorado, no para estudiantes sino para sus verdugos

Cuando los medios publicaron la noticia de que el régimen había acordado el traslado de 27 estudiantes de la Universidad Experimental Pedagógica Libertador (Upel) Maracay a la cárcel El Dorado, en el estado Bolívar, en su condición de presos políticos, un rictus doloroso embargo nuestro espíritu, pues por razones profesionales en ejercicio del periodismo, conocimos dicho establecimiento carcelario, en ocasión de realizar una serie de reportajes titulado: “2001 en las fronteras”, que publicamos en el diario 2001 y la revista Bohemia en los años 78.

Carlos E. Aguilera A.

Maduro decretó la impunidad

El 5 de julio Día de la Independencia, fecha magna de nuestra historia patria fue manchada por quienes detentan el poder, tras la toma por asalto de la sede del Palacio Federal Legislativo, para convertir el estrado en tribuna política en la que se desvirtuó la verdadera esencia del legado que dejo el Padre de la Patria, el Libertador Simón Bolívar, que –según palabras textuales de quienes fueron los actores de tan bochornoso hecho - “solo abrió el camino, para alcanzar la independencia, por lo que corresponderá al socialismo una vez ganado la Constituyente, lograrla de manera total”.

Carlos E. Aguilera A.

Golpes institucionales y terrorismo de Estado

La vergonzosa situación que tuvo lugar en el seno del Palacio Federal Legislativo, contra su presidente, Julio Borges por parte de un Coronel de la Guardia Nacional, de apellido Lugo Armas, no tiene precedentes en la historia del país. Escribir una más de las páginas del absurdo cotidiano, nos obliga a referirnos al tema, por cuanto no pasa de ser una evidente demostración de la ignorancia que en esta seudo revolución socialista, marxista y mal llamada bolivariana tienen algunos militares, en torno a uno de los poderes del estado en el marco del ordenamiento democrático. La situación no se reduce a las denuncias de la primera autoridad del Poder Legislativo, sino a la malcriada respuesta y comportamiento de un oficial que se supone recibió en la Academia de la Efofac, los más elementales principios de educación, que le obliga a exhibir respeto, consideración y cortesía para con su interlocutor y no a vociferar, manotear y empujar, como lo hizo grosera y vulgarmente con el presidente del único poder legítimo.

Carlos E. Aguilera A.

La imprenta es tan útil como los pertrechos

“Mándeme usted, de un modo u otro, una imprenta que es tan útil como los pertrechos” / Simón Bolívar a Fernando Peñalver Hoy 27 de junio es el “Día Nacional del Periodista”, en remembranza a la aparición del Correo del Orinoco, (27 de junio de 1818), y así lo acordó el Colegio Nacional de Periodistas, además como justo reconocimiento a Simón Bolívar, Libertador, Padre de la Patria, verdadero precursor del periodismo en nuestro país, fundador del primer periódico que circuló desde el 27 de junio de la fecha anteriormente indicada hasta el 23 de marzo de 1822, durante la Guerra de independencia, como órgano propagandístico de la Tercera República de Venezuela, y para contrarrestar la influencia de la Gaceta de Caracas, periódico al servicio de la Corona Española.

Carlos E. Aguilera A.

El periodismo, artillería de la libertad

“La pluma es un fiel instrumento para transmitir con libertad los sentimientos sinceros” Simón Bolívar La función primigenia del periodista es informar... buscar la verdad, una verdad que muchas veces cuesta encontrarla. El periodismo es una actividad sociocultural íntimamente vinculada al desarrollo de la sociedad en la que se desenvuelve. Por esta razón, el rol del comunicador social en la sociedad es esencial, por cuanto satisface la necesidad del colectivo de estar enterado de lo que ocurre en el país y en el mundo. Por ello, el periodista tiene como objetivo primordial informar y orientar en torno a los acontecimientos que ocurren en el país, por cuanto es una funció0n medular para formar y fomentar la opinión pública.

Carlos E. Aguilera A.

Venezuela no paga traidores

Hace muchos siglos, allá por el año 150 antes de Cristo, cuando los romanos se extendían por una parte importante del globo terráqueo, ocurrió que en Lusitania un cónsul llamado Escipio debió afrontar los embates de un movimiento independentista. Como la tarea de represión era muy dificultosa, decidió aniquilar al líder de los rebeldes, de nombre Viriato (180-139 AC). Para concretar tal fin, pactó con tres nativos, cercanos a Viriato, para que hiciesen el trabajo sucio a cambio de una suculenta recompensa. Perpetrado el crimen, los sujetos se presentaron ante Escipio reclamando el pago de la deuda. Sin inmutarse, el político romano les dijo: “Roma no paga traidores”. De esta forma, les hizo sentir el rigor por haber actuado en contra de la ética imperante aun cuando él mismo había sido el gestor del acto. Desde entonces, resulta útil para reprender a personas que obran de manera traicionera, aunque sea el autor intelectual del hecho.

Carlos E. Aguilera A.

La expedición de los burros

Nos vamos por los linderos de la literatura y la cultura popular, en procura de explicar la razón por la cual escribimos este artículo, sin ánimo de injuriar a personas, aunque ese gusanillo que comporta la idiosincrasia del venezolano, seguro estamos los ubicará sin duda alguna en uno de los personajes (¿) de la picaresca política del socialismo del siglo XXI. Repetimos, lo que procuramos en el presente artículo es dar a conocer importantes situaciones por la cuales el burro o asno, como se le suele denominar a este equino, ha sido a lo largo de la historia universal utilizado con distintos fines o propósitos por el género humano.

Carlos E. Aguilera A.

El mejor payaso del siglo XXI

El título del presente artículo no tiene nada que ver con la “revolución socialista del siglo XXI”. Tampoco me refiero a la persona que ustedes están pensando, porque aún de payaso no recibiría espléndidos reconocimientos por su ausencia carismática, mal carácter y prepotencia, todo lo cual desfigura la imagen del auténtico clow que a todos divierte, entretiene y hacer morir de risa en todo el mundo. El fulano, ni siquiera tiene espíritu animoso, lo que ya es mucho pedir, solo es un simple bufón, que en tan dolorosa hora que vive el país, como consecuencia de la barbarie represiva que hasta el momento arroja un trágico saldo de 58 venezolanos asesinados, exhibe su ridículo histrionismo mostrando dotes de bailarín ante sus aplaudidores de oficio, entre quienes se confunden miembros del gabinete (¿) y del partido en el cual milita y es alto dirigente.

Carlos E. Aguilera A.

El “injerencismo” de Maduro y sus huestes

El “injerencismo” es un término que recurrentemente utilizan Maduro y sus huestes, en las peroratas discursivas que a menudo realizan en procura de defender lo indefendible, que no es otra cosa que una supuesta revolución socialista, marxista, comunista y mal llamada bolivariana, que cada día tiende a devaluarse como o peor que nuestro signo monetario. Este vocablo no es usual, pues en el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) no aparece, por lo que solo lo podemos interpretar como uno de los tantos ismos, pues suena más al propósito del que lo pronuncia, como casi la ideología, es decir, con una intención meramente peyorativa.

Carlos E. Aguilera A.

El régimen recibe de su propia medicina: “puputov”

"Sepan administrar su victoria, porque ya la están llenando de ****. Es una victoria de **** y la nuestra, llámenla derrota, pero es de coraje", dijo Chávez, tras el triunfo de la oposición en el referéndum en diciembre del año 2007, cuando su reforma socialista en la Constitución fue rechazada por el 50,7% del país.

Carlos E. Aguilera A.

Maduro, el Saddam Hussein tropical

Las comparaciones son incómodas y en muchas ocasiones de mal gusto. Pero salvando algunas, mejor dicho muchas distancias, me referiré al inquilino de Miraflores cuyo título del presente artículo bien lo define. Hay ciertos rasgos similares además de físicos, entre el súbdito nacido en Irak, Saddam Hussein y Nicolás Maduro, que habíamos venido observando desde hace tiempo, y solía ser comentario obligado en reuniones de amigos cuando tocábamos el tema político, y obviamente las interioridades del drama que vivimos los venezolanos desde hace 18 años. Claro está que existe una enorme diferencia, años luz, entre la preparación intelectual de uno y otro, pero que en lo que a su comportamiento nada democrático, si guardan una similitud que entraña una coincidencia innegable, que en detalle daremos a conocer en siguientes párrafos.

Carlos E. Aguilera A.

La imbecilidad: Política de Estado del madurismo

El diccionario de la Real Academia indica que la imbecilidad es una forma de insuficiencia mental que impide vivir de un modo autónomo. Algunas definiciones más generosas pero que encierran toda una verdad dicen, que la imbecilidad es la propiedad de algunos cerebros de no dejarse “contaminar por ninguna idea”.


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com