end header begin content

Opinión

Columnistas
Carlos E. Aguilera A.

Migrantes venezolanos en ruta de la libertad

Jamás los venezolanos pensamos que miles de compatriotas transitarían por la misa ruta que utilizó el Libertador Simón Bolívar, para la liberación de paises hermanos:Colombia, Ecuador, Perú y Bolivía, además de su natal Venezuela, esta vez agobiados por la hambruna, miseria, desempleo y muchos otros problemas de carácter económico, además del social y político, como consecuencia de la ineptitud, incapacidad, negligencia y felonía de quienes detentan el poder desde hace 20 años, primero con Hugo Chávez, y desde hace cuatro años y medio con Nicolás Maduro.

Carlos E. Aguilera A.

La estrategia de Goebbels

El temor al rechazo popular, que será más ostensible a partir del presente año y que podría dar al traste con un Gobierno en el cual ya nadie cree, pudo haber originado en Miraflores tal perturbación, que muy a la ligera se habla de que contra el oficialismo se “están utilizando las estrategias de Goebbels”, supuestamente por utilizar estas viejas prácticas hitlerianas y criticar el nepotismo, la corrupción y otros temas que exacerba el estado de ánimo de todos los venezolanos.

Carlos E. Aguilera A.

¡Patria, socialismo o muerte!

El slogan patriotero impuesto por el difunto Hugo Chávez, ahora más que nunca tiene una vigencia increíble. La razón, preguntarán algunos lectores. La respuesta es: La Patria la tienen los chavistas-maduristas que le han sacado provecho a más no poder. El socialismo ha servido de pretexto para que Maduro y su corte ministerial, bolichicos, enchufados y empresarios de maletín, llenen sus alforjas con millonarios contratos y control de empresas del estado como el arco minero, por nombrar solo una…. y Muerte, la que a lo largo de estos 20 años ha generado la revolución del siglo XXI, la cual ha cobrado la vida de cientos de personas, víctimas de la feroz represión por solo combatir a un régimen que niega los derechos ciudadanos, y con ellos la libertad de expresión y de prensa, encarcelando además mediante juicios en tribunales militares, a políticos de la oposición.

Carlos E. Aguilera A.

Los rostros de la perversidad

El demonio de la perversidad ("The Imp of the Perverse" en el original en inglés) es un relato corto del escritor estadounidense Edgar Allan Poe del año 1845. La obra trata esencialmente de los impulsos autodestructivos que mueven al narrador, impulsos que los identifica como el "demonio de la perversidad". El autor describe este principio como un agente espiritual que obliga a las personas a hacer cosas por el mero hecho de que no deberían hacerlas. La frase es hoy corriente en lengua inglesa, y se considera que este autor pudo estar en el origen de la misma.

Carlos E. Aguilera A.

Maduro se hace el turco

Según el diccionario de la Real Academia Española se le da el nombre de turca, coloquialmente hablando, al estado de borrachera o embriaguez. Y claro esta acepción le cae como anillo al dedo a Nicolás Maduro, quien sin duda alguna exhibe una borrachera de poder, que lo ha llevado a extremos inauditos en la presidencia de la República desde hace casi cinco años, y que van desde la recurrente violación de la Constitución Nacional, denominada “La bicha” ´por su padre putativo, el Comandante galáctico, Hugo Chávez, hasta ilimitadas acciones de carácter políticas, sociales y económicas, que mantienen al país en una gravísima y crítica situación que requiere de la urgente ayuda humanitaria, negada a troche y moche con su temperamental y prepotente actitud.

Carlos E. Aguilera A.

La apatridia

Un ciudadano apátrida es una persona que carece totalmente de identidad nacional, es decir, es un individuo que no goza de reconocimiento como ciudadano perteneciente a una nación en particular, lo cual genera una restricción consecutiva de distintos derechos dentro de los cuales no se incluyen los de la vida, educación y la salud. De acuerdo a esto, se cataloga como apatridia, a la acción de no identificarse legalmente la procedencia nacional de un individuo.

Carlos E. Aguilera A.

Un régimen con fachada democrática

No es lo mismo parecerlo que serloCEAA Definitivamente la capacidad de asombro para con el régimen madurista rebasa todos los límites, pues cada día son inusitadas las desfachatadas declaraciones que Nicolás Maduro y su séquito ministerial y correligionarios de su partido el PSUV, manifiestan descaradamente encubiertos con un maquillaje de demócratas, en un país que sufre y padece día a día los rigores de su malhadada política , económica y social, que mantiene a toda la nación en vilo y al borde de una total desgracia, cuyo costo social es impredecible.

Carlos E. Aguilera A.

El cinismo, política del régimen

El cinismo se ha transmutado en un lugar común en el régimen socialista marxista y mal llamado bolivariano, de tal manera que día a día desde Nicolás Maduro hasta el más incondicional subalterno dentro de su gabinete (¿) ministerial y en las filas del Psuv, mienten a más no poder en su perversa intensión de seguir engañando al pueblo con falsas promesas y desdibujando la realidad de todos los males que agobian a quienes habitamos en esta hermosa pero sufrida patria, hoy víctima de la vesania de quienes arribaron al poder hace 20 años, con mensajes que engañaron a quienes ciegamente depositaron su voto con la esperanza de un real y auténtico cambio, que hiciera posible acabar con la corrupción, que en aquel entonces comenzaba a carcomer a la democracia.

Carlos E. Aguilera A.

La diplomacia chimba del socialismo

Un hombre sin estudios es un ser incompleto. La instrucción es la felicidad de la vida; y el ignorante que siempre está próximo a revolverse en el lodo de la corrupción, se precipita luego infaliblemente en las tinieblas de la servidumbreSimón Bolívar La desafortunada intervención de Jorge Arreaza en la última reunión de la Organización de Estados Americanos cuyo punto único fue el tema de la crítica situación venezolana nos mostró a un Canciller (¿) cuyo discernimiento puso de relieve su falta de preparación o formación, lo cual abonó para que su gestión al frente del máximo organismo regional fuera deslucida y poco afortunada debido a su sesgo político ideológico cargado de intemperantes y rebuscadas posturas polémicas, que los Ministro de Relaciones Exteriores de los países allí presentes observaron con estupor y asombro, lo cual se tradujo en un total rechazo a su intervención, pues puso de manifiesto su ignorancia en cuanto al rol que desempeña el organismo en el concierto de los países latinoamericanos, al que descalificó torpemente.

Carlos E. Aguilera A.

El Nacional, víctima de la saña

El que no está con la libertad, puede conservar las cadenas del infortunio, y con la desaprobación universalSimón Bolívar Estudiosos de la psicología refieren que el ser humano es muy complejo y aunque los sentimientos pueden responder a una lógica de causa efecto entre un acontecimiento externo y una vivencia interior, no siempre encajan a la perfección. Subrayan que el ser humano también puede ser contradictorio y muestra el fenómeno de la envidia como ejemplo. También aducen, que una persona puede sentir tristeza ante el bien ajeno, y muestra la actitud de aquel que en lugar de huir de una situación que le produce dolor, permanece en su lugar.

Carlos E. Aguilera A.

Entre segundas vueltas… y revueltas

Entre segunda vueltas en Colombia y revueltas en Venezuela, el panorama de ambos países muestra una disyuntiva que mantiene en vilo a sus habitantes y en un estado de incertidumbre. En la vecina y hermana república la disputa por la silla presidencial entre Iván Duque y Gustavo Petro nos muestra una polarización pocas veces vista en su historia. El primero ganó la vuelta inicial por amplio margen, 39, 1% de los votos y su contrincante un 24.5% y todo dependerá de la segunda vuelta, mediante alianzas de ambos candidatos con otras fuerzas políticas.

Carlos E. Aguilera A.

Periodismo, dictadura y democracia

La primera de todas las fuerzas es la opinión públicaSimón Bolívar Las diferencias entre la democracia y la dictadura radican principalmente en el manejo y obtención del poder. Ambos son sistemas políticos que determinan el modo de participación de la sociedad y el papel del Estado en la vida común. Claro está que estas estructuras de gobierno suponen dos sistemas opuestos que pueden diluir, como en el primer caso, o concentrar, como en el segundo modelo, las decisiones y el control político.

Carlos E. Aguilera A.

Las FFAA se deben a la nación

Con el pretexto de que la revolución socialista del siglo XXI afianza sus principios en la voluntad y decisión del pueblo, Hugo Chávez conformó una claque militar que luego denominó gobierno cívico-militar, el cual a lo largo de 20 años ha debilitado sus bases fundamentales para convertirse en un proyecto político, divorciado de sus funciones primigenias como es la de velar por la máxima seguridad de la nación. De tal manera, que ahora es recurrente ver y escuchar a Generales y Almirantes, declarar más en función política en defensa ardorosa de la mentada revolución, y no ocuparse imperativamente de sus funciones previstas en la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas y la Constitución Nacional. Devenidos en líderes políticos con uniforme, más pronto que tarde deberán responder por su genuflexa posición, contraria a los intereses de la institución castrense, legado del libertador y Padre de la Patria, por cierto el único.

Carlos E. Aguilera A.

La Cumbre Mundial Hambre Cero

Paradójicamente en Venezuela pasó desapercibida la noticia de la celebración de la Cumbre Mundial del Hambre Cero realizada hace apenas pocos días en la ciudad de Cuenca, Ecuador, en la que se dieron cita 2.500 asistentes de 35 países, entre ellos nueve ex presidentes latinoamericanos, y en la misma fueron presentadas ponencias ante el Sistema de las Naciones Unidas. Obviamente Maduro no envió ninguna delegación para lo que representara, porque no iba a poder pasar agachado por debajo de la mesa, cuando en todo el globo terráqueo se conoce la dolorosa tragedia que vive el pueblo venezolana, que hoy por hoy padece de la más cruda e impensable hambruna, jamás imaginada en un país lleno de riquezas: oro, petróleo, coltan, y un sinnúmero de ricos minerales. No tenemos duda alguna irónicamente, de que si Venezuela hubiese estado presente en ese evento, le habrían otorgado por mayoría absoluta de votos para que ejerciera la “presidencia vitalicia”, por ser víctima más del hambre…pero de poder.

Carlos E. Aguilera A.

La agonía de un autócrata

El adjetivo autócrata es casi un lugar común en algunas ocasiones, pero si llegamos al fondo de lo que en si representa propiamente, comprenderemos que autócrata es aquel dirigente de un grupo humano, nación o comunidad que se abroga las facultades para asumir por completo la toma de decisiones, el ordenamiento y o la dirección absoluta, a través del mando único e incuestionable, a menudo sostenido en el dominio implacable de las instancias del poder. En política a estos siniestros personajes se les denomina autócratas o dictadores.

Carlos E. Aguilera A.

El foro de los “peces gordos”

Muchas personas desconocen la razón por la cual fue creado el Foro de Sao Paulo, por lo que nos permitimos explorar algunos detalles sobre el particular. Fue creado en 1990 por Fidel Castro, con el propósito de unificar el comunismo en toda la América Latina. Su intención fue dar nuevo aliento al régimen comunista de Cuba tras la caída del muro de Berlín y el descenso en picada de la Unión Soviética. La intención del fallecido dictador cubano -no hay la menor duda - fue la de tomar inicialmente el control de dos países más poderosos de Latinoamérica: Brasil y Venezuela, para financiar al resto de los países del continente y rendirlos a los pies del castrocomunismo.

Carlos E. Aguilera A.

Antejuicio de mérito… ¿y la nacionalidad?

Si quieres elevarte a la categoría de hombre digno, procura ser, además de honrado y virtuoso, humilde y respetuoso”. Simón Bolívar La Asamblea Nacional aprobó el enjuiciamiento de Nicolás Maduro Moros, por hechos de corrupción asociados con la empresa brasileña Odebrecht, tras declarar que existen méritos suficientes para continuar el proceso judicial por corrupción que le sigue el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en el exilio. Todo lo cual indica que continuarán las investigaciones de acuerdo al artículo 187 de la Constitución, que en su aparte 3 señala que es competencia de la Asamblea Nacional ejercer funciones de control sobre el gobierno y la Administración Pública Nacional, en los términos consagrados en la Constitución y las leyes, y que los elementos comprobatorios obtenidos en el ejercicio de esta función, tendrán valor probatorio, en las condiciones que la ley establezca.

Carlos E. Aguilera A.

El régimen chavista-madurista, ¿bolivariano?

Con mi nombre que quiere hacer en Colombia el bien y el mal, y muchos lo invocan como el texto de sus disparatesSimón Bolívar Hugo Chávez acuñó el concepto de socialismo bolivariano, el cual tiene contradicciones históricas evidentes, pues la mezcla de socialismo y bolivarianismo resulta difícil comprender. El difunto golpista del año 1992, se aprovechó con un grupo de oficiales que conformaron el Movimiento Bolivariano 200 (MBR-200), en momentos que se cumplía el bicentenario del nacimiento de Simón Bolívar, al cual le impregnó su ideológica revolución el nombre del Padre de la Patria.

Carlos E. Aguilera A.

¿El Esequibo es nuestro?

“Venezuela no se opondrá a que empresas extranjeras exploren yacimientos petroleros y gasíferos en el disputado territorio de Guyana…”. Hugo Chávez F. Con el preámbulo del párrafo anterior escribimos un artículo el 14 de junio del 2015 en el cual referíamos que el extinto Hugo Chávez manifestó en Georgetown durante la visita oficial que realizó a esa nación que” “... Venezuela no se opondrá a que empresas extranjeras exploren yacimientos petroleros y gasíferos en el disputado territorio de Guyana…”. Venezuela antes del año 2004 se oponía tajantemente a las concesiones para la exploración petrolera en su frente Atlántico por parte de Guyana, específicamente en el Delta del Orinoco y la Zona en Reclamación. Pero las cosas cambiaron pese a los antecedentes de las reservas que se hicieron en 1999, 2002 y 2003.

Carlos E. Aguilera A.

Odebrecht, guillotina de presidentes

El 21 de diciembre de 2016 el Departamento de Justicia de EE.UU. reveló el informe del mayor caso de sobornos en la historia que generó la empresa brasileña Odebrecht, y el anuncio puso a temblar el futuro de cientos de políticos y funcionarios de 12 países, en los que la firma sobornó con casi 800 millones de dólares. Quince meses después, las confesiones del directivo de la firma, Marcelo Odebrecht condenado a casi 20 años de prisión en su país, ya arrojan resultados que suman decenas de detenidos y una larga lista de investigados.

Carlos E. Aguilera A.

Mafias en el desalojo habitacional

“¿Cómo puede resolverse el dilema angustioso entre el cómodo conformismo adicto a lo que siempre se ha decidido (stare decisis) y la conciencia intranquila, que cada vez quiere rehacer sus cálculos, todo depende del Juez. El riesgo de las causas radica a menudo en este contraste entre el Juez consecuente y el Juez precursor, entre el Juez que, para no cometer una injusticia, está dispuesto a revelarse contra la tiranía de la jurisprudencia, y el Juez que, para salvar la jurisprudencia, está dispuesto a que los inexorables engranajes de su lógica destrocen a un hombre vivo" Piero Calamandrei, “Elogio de los Jueces”

Carlos E. Aguilera A.

El consenso popular en las políticas de desarrollo

Flota en el ambiente una pregunta de rigor: ¿ Por qué fuerzas sociales y políticas no pueden crear consensos generando paz y estabilidad democrática para que los problemas del país se resuelvan? Muchos experimentan una sensación de fastidio porque observan cómo el régimen hace caso omiso de la voluntad popular y convierte el diálogo en una abierta confrontación y lucha “a muerte”. Parece que lo racional en el régimen es desplazado, predominando lo instintivo. De esta manera, discrepancias ideológicas, políticas y culturales derivan en confrontación. Por otra parte se percibe que líderes y dirigentes de la oposición no actúan con madurez y tolerancia frente a sus diferencias. Dolorosa conclusión visto los recientes acontecimientos que configuran intereses más personales que de otra naturaleza, como la aspiración a la presidencia de la república de quienes se prestan a la componenda del oficialismo, empeñado en realizar las elecciones en mayo próximo, en manifiesta violación de la disposiciones legales previstas en la Constitución Nacional.

Carlos E. Aguilera A.

Odebrecht y el silencio de Maduro (II)

El 17 de enero del año pasado 2017, en nuestro artículo semanal que se publica en este diario, denunciábamos el silencio que el régimen de Nicolás Maduro mantiene en torno a los sobornos que la empresa brasileña Odebrecht había efectuado con personeros del ejecutivo venezolano, entre otros el propio Maduro cuando ejercía el cargo de canciller de la República. El escándalo a nivel internacional en el que se vieron involucrados varios gobiernos latinoamericanos surgió en junio de 2015 tras la detención de Marcelo Odebrecht, presidente ejecutivo de la constructora Odebrecht. Su padre Emilio, ex alto ejecutivo de la firma y uno de sus propietarios, declaró que si su hijo era condenado, entonces el gobierno brasileño tendría que construir tres celdas más: una para él, “otra para Lula y otra para Dilma”. Semejante afirmación demuestra que los vasos comunicantes de la red de corrupción entre la citada constructora y el expresidente Ignacio Lula, y la depuesta presidenta, Dilma Rousseff, habrían sido bastante graves. Pero, el millonario empresario brasileño, cuya empresa lleva su nombre, omitió quizás deliberadamente que Odebrecht, había sobornado con millonarias cifras en dólares a otros países latinoamericanos, entre los que figura Venezuela, además del propio Brasil.

Carlos E. Aguilera A.

El consenso popular en las políticas de desarrollo

Flota en el ambiente una pregunta de rigor: ¿ por qué fuerzas sociales y políticas no pueden crear consensos generando paz y estabilidad democrática, para que los problemas del país se resuelvan?. Muchos experimentan una sensación de fastidio porque observan como el régimen hace caso omiso de la voluntad popular y convierte el diálogo en una abierta confrontación y lucha “a muerte”. Parece que lo racional en el régimen es desplazado, predominando lo instintivo. De esta manera, discrepancias ideológicas, políticas y culturales derivan en confrontación. Por otra parte se percibe que líderes y dirigentes de la oposición no actúan con madurez y tolerancia frente a sus diferencias. Dolorosa conclusión visto los recientes acontecimientos que configuran intereses más personales que de otra naturaleza, como la aspiración a la presidencia de la república de quienes se prestan a la componenda del oficialismo, empeñado en realizar las elecciones en mayo próximo, en manifiesta violación de la disposiciones legales previstas en la Constitución Nacional.

Carlos E. Aguilera A.

Venezolanos en la independencia de Ecuador

Son innumerables los lazos históricos que unen a Venezuela y Ecuador desde la época independentista. Disuelta la Gran Colombia, el primer presidente que tuvo la hermana nación ecuatoriana, fue el General Juan José Flores, natural de Puerto Cabello, reelecto en dos ocasiones. Otros tres venezolanos, León de Febres Cordero, Miguel Letamendi y Luis Urdaneta, se sumaron a la causa independentista de Guayaquil, hace 199 años, efemérides que se celebra en esta ciudad con un regio programa de actividades culturales. Después del 9 de Octubre de 1.820, desde el puerto guayaquileño partieron las tropas libertarias de Colombia, entre ellas venezolanas, hacía las demás ciudades del Ecuador y, en especial a Quito, posteriormente emancipada el 24 de Mayo de 1.822, con la Batalla de Pichincha. La historia, si se quiere ha sido un tanto mezquina con algunos próceres venezolanos que tuvieron destacado papel en la causa independentista, primero de la ciudad de Guayaquil y luego con la propia gesta emancipadora que independizó de manera total y absoluta al Ecuador. Pues a excepción de los nombres del Libertador Simón Bolívar, Antonio José de Sucre, el héroe de Pichincha y Juan José Flores, primer Presidente de la naciente república del Ecuador, luego de la separación de la Gran Colombia, existen otros próceres venezolanos cuyo rol histórico se desconoce, pero que tuvieron participación activa en la vida pre y post-republicana de ese hermano país. Algunos historiadores coinciden en señalar que con la llamada Revolución Octubrina, se pretendió concebir en Ecuador un proyecto que buscara su identidad nacional y cultural, así como la independencia económica y política, pese a que en esta gesta se perdió más en lo militar y geopolítico, que en lo económico. Cabe significar, que la aleccionadora actitud de los guayaquileños decididos a conseguir su añorada autonomía desafió las medidas represivas de la corona española, que había logrado detectar el movimiento insurgente. Hombres como José Joaquín Olmedo, José de Antepara, Lorenzo de Garaycoa, Vicente Ramón Roca, entre otros contaron con el apoyo de los venezolanos: Capitanes, León de Febres Cordero, Luis Urdaneta y Mayor, Miguel Letamendi, quienes se identificaron a plenitud con el movimiento y trabajaron decididamente para convertirlo en realidad. Conscientes estaban de qué se trataba de un proyecto distinto con el que anhelaban construir un régimen y una sociedad republicana, totalmente al margen de la monarquía hispana. Por eso en la semana del 1 al 8 de octubre de 1820, hubo momentos trascendentales que fueron analizados en detalle para posteriormente ponerlos en marcha inmediatamente. Este estratégico encuentro fue llamado con el nombre de “La Fragua de Vulcano”, aunque en los siguientes días hubo supuestamente razonables excusas de Jacinto Bejarano, José Joaquín de Olmedo y Rafael Ximena para encabezar el movimiento y pese a ello los proyectos no se interrumpieron. Incluso el comprometido apoyo de los oficiales Gregorio Escobedo, Hilario Álvarez, Damián Nájera e Isidro Pavón, que eran miembros de las filas realistas, fortaleció el ánimo de los conjurados guayaquileños. La providencial llegada a la ciudad de Guayaquil de los militares venezolanos León de Febres Cordero, Miguel Letamendi y Luis Urdaneta revistió gran valor, pues se sumaron a las tareas revolucionarias apenas las conocieron y gracias a la inteligente disposición de tácticas, líderes y seguidores de la causa octubrina, no contaron con mayores obstáculos para alcanzar exitosamente los propósitos trazados desde el punto de vista bélico. En otro lado de la ciudad, el mismo día 9 a la 1.30 de la tarde el venezolano León de Febres Cordero y varios hombres del Granaderos de Reserva se constituyeron en integrantes del Cuerpo de Artillería para afianzar el triunfo. Otro venezolano, Luis Urdaneta con valientes jóvenes y varios miembros de tropa del Granaderos llegaron al escuadrón Daule, en donde consiguieron más gente que los apoyaba y estaba dispuesta a seguirlos. Mientras todo esto ocurría, en otros puntos de la ciudad fueron apresados el Gobernador Pascual Vivero, el Vice-gobernador José Elizalde, y el Coronel Benito García del Barrio. La aurora del 9 del histórico lunes 9 de octubre de 1820 encontró a Guayaquil libre del yugo español. Sin pérdida de tiempo los próceres organizaron una Junta de Gobierno de la cual Joaquín de Olmedo fue nombrado jefe político en la que lo acompañaron Gregorio Escobedo, José Espantoso y Rafael Ximena. León de Febres Cordero rehusó formar parte integrante de la referida Junta, aun cuando aconsejó que la misma formara con prontitud la División Protectora de Quito. La propuesta del compatriota venezolano fue acogida con real beneplácito y al siguiente día quedó constituida la División Protectora de Quito, otro determinante hito para las futuras campañas que alcanzaron victorias y derrotas y que culminó con la épica Batalla de Pichincha el 24 de Mayo de 1822, dos años después, sellando con ella la liberación total del Ecuador, la cual conducida magistral y militarmente por el cumanés Antonio José de Sucre. El 11 de octubre a bordo de la goleta “Alcance”, el venezolano Miguel Letamendi en compañía de José de Villamil y otros patriotas marcharon hacia el sur para llevar la grata noticia de la emancipación de Guayaquil al General José de San Martín, quien seguía con simpatía la causa revolucionaria guayaquileña. Este hecho histórico sería refrendado el 26 y 27 de julio de 1822 por los Libertadores Simón Bolívar y José de San Martín, en la célebre entrevista que tuvo por escenario el malecón de la ciudad de Guayaquil, en donde actualmente se encuentra erigida una estatua conmemorativa de este trascendental encuentro entre los dos próceres sudamericanos. De esta manera se hizo realidad un proyecto independentista, con una empresa de libertad articulada con visión de recursos, hombres, pertrechos, liderazgo, proyecto autonómico, y en el que tomaron decisiva participación y aportaron lo mejor de su intelecto y capacidades los compatriotas venezolanos León de Febres Cordero, Miguel Letamendi y Luis Urdaneta. Son pues indisolubles los lazos históricos que hermanan a Venezuela y Ecuador desde la época de la independencia, más aún si se toma en cuenta que dos de los próceres venezolanos estuvieron sentimentalmente ligados a valiosas mujeres: Manuela Sáez, la Libertadora del Libertador, como la calificó el propio Bolívar y Mariana Carcelén de Guevara, esposa del gran Mariscal de Ayacucho, Antonio José de Sucre, cuyos restos mortales desde el año 1900 reposan en la Catedral Metropolitana de la ciudad de Quito. Habría que agregar el nombre de Pedro Gual, Abogado, periodista, político, estadista y diplomático, uno de los creadores de la política exterior de Venezuela y la Gran Colombia, quien llamado por Bolívar para formar parte del Consejo de Estado arriba a Guayaquil, ciudad en la que fue uno de los negociadores y firmantes del Tratado de Paz entre Colombia y Perú, que puso fin a la guerra que había estallado a fines de 1828 entre los 2 países. El 9 de octubre de 1820 revistió una gran importancia por cuanto abría las puertas a la liberación del resto de los territorios de la Presidencia de Quito, por lo que Bolívar y San Martín comprendieron y valoraron este acontecimiento histórico, debido a la ubicación estratégica privilegiada de Guayaquil que desde ese momento permitiría el ingreso de pertrechos, armamento, tropas y además se constituiría en un centro de operaciones de gran relevancia, es decir, la Independencia del Ecuador se cimentó sobre la Revolución del 9 de Octubre de 1.820, porque desde el puerto guayaquileño partieron posteriormente las tropas libertarias de Colombia hacía las demás ciudades de la Sierra y, en especial a Quito, casi dos años más tarde emancipada el 24 de Mayo de 1.822, con la Batalla de Pichincha.


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com