end header begin content

Opinión

Columnistas

¡Claro que es responsable!

Nada justifica que seamos tan frágiles habiendo recibido más de $ 900.000 millones en ingresos Siendo un hecho natural, es imposible adjudicarle al Gobierno la responsabilidad por la fuerza con que las lluvias azotan al país por estos días. Los descomunales aguaceros que padecemos en nuestros inviernos tropicales sólo obedecen a fenómenos climatológicos. A eso nos hemos venido acostumbrando los venezolanos: tanto a la sequía, como a los diluvios; al Niño y a la Niña, y a los desastres que sobrevienen tras su paso. Sin embargo, estos asuntos de la naturaleza sí dejan al descubierto la vulnerabilidad de la infraestructura nacional, aquejada por el descuido y la negligencia de las autoridades. El problema no es una novedad. Ya en 1998, Venezuela presentaba un panorama penoso, producto de la desinversión a que nos condenó aquella prolongada crisis económica -ocasionada por la precariedad de los precios del petróleo-, cuyo efecto político fue precisamente el ascenso al poder del presidente Hugo Chávez.

opinan los foristas

El Plan B del chavismo

El plan contempla los esquemas que el comandante ha dejado colar en sus discursos posteriores al 26S Obvio. Ahora es la revolución la que se ha planteado el diseño de un "plan B". El terreno movedizo sobre el que se desplaza hacia 2012, no le garantiza preservar el poder. La cuesta se le ha empinado y, ahora mismo, sólo existen dudas acerca de la vitalidad con que llegará a la "hora cero" de las presidenciales. El chavismo está consciente de que no habrá milagros en materia de gestión y de que es alta la probabilidad de que la apuesta termine en fracaso. Por eso se ha activado la identificación de hipótesis vinculadas a la derrota. La fragmentación actual de las fuerzas bolivarianas tiene múltiples orígenes, pero es llamativo que uno de ellos gire en torno a un debate que, desde hace ya tiempo, tiene lugar en su seno: la postura que cada cual adoptaría ante un escenario en el cual el jefe del "proceso" -convertido en indiscutible minoría- decidiera darle un palo a la lámpara, para emprender una ruta diferente. Visto así, la existencia de corrientes diversas -admitidas hasta por el mismísimo comandante- no sólo es el relato de las intrigas entre grupos con posturas divergentes alrededor del norte ideológico que Chávez pretende seguir.

opinan los foristas

En busca de otro 13-A

Las declaraciones del general Henry Rangel Silva pretendieron hacerle un mandado al Presidente La atmósfera del país anuncia incidentes inéditos de protestas extendidas por todo el territorio nacional. Los signos del descontento traspasaron los límites de la ciudad de Caracas. La provincia, que durante años se mantuvo casi al margen de la agitación política, está abandonando la indiferencia. El hecho es un "dato de la realidad" que anuncia complejidades novedosas para el Gobierno. Venezuela parece una bomba de tiempo y a eso responde el presidente cuando intenta simular que la FAN mantiene un unánime respaldo a su proyecto político.

opinan los foristas

una oportunidad de oro

Chávez se siente vulnerable a una derrota, aunque busque lucir invencible La Fuerza Armada Nacional ha vuelto al tapete del debate público. Hasta aquí lo trajo el propio Jefe del Estado, interesado en morigerar los temores muy íntimos que le acechan, ante la posibilidad de fracasar en el intento de ampliar su base de apoyo popular, para conquistar la reelección en las presidenciales de 2012. Cuando Chávez advierte que los cuarteles jamás aceptarían el triunfo de quienes se oponen a su modelo autoritario, lo hace para reforzar su imagen de hegemón invulnerable e imperecedero. Es obvio que, también en esta ocasión, el comandante procura desestimular el ímpetu con que sus opositores han adoptado la ruta electoral, al margen de las dificultades impuestas por el régimen.

opinan los foristas

Declaración de guerra a muerte

Tal vez está "blufeando" para hacerle creer a los incautos que después de él sólo queda el diluvio El experimento cambia otra vez de nombre. Hubo un tiempo en que se le llamaba "revolución pacífica, protagónica y democrática". Mutando como ha venido haciéndolo, "el proceso" ha llegado ahora a su nivel de máxima radicalización, mencionado por su líder con un apelativo novedoso: la "democracia proletaria-obrerista"; una redefinición nada azarosa, que alude a la calamitosa transformación de la batalla política de cara a 2012.

opinan los foristas

La ceguera revolucionaria

Una revolución negada a ver y reconocer los sensibles giros ocurridos en su entorno En apenas diez semanas estaremos ya en 2011: la competencia presidencial lucirá tan cercana que el país experimentará, inevitablemente, una atmósfera de esperanza renovada. El nerviosismo comienza a dominar las entrañas del "proceso", cuyos jerarcas -ocupados en fingir que todo sigue igual- se muestran inquietos ante la posibilidad de que la radicalización -el camino escogido- termine generando el efecto perverso de una derrota estrepitosa.

opinan los foristas

Y ahora, la boliburguesía

La crucial guerra contra la boliburguesía pretende rehabilitar afectos Giordani ha dado de nuevo en el clavo. La boliburguesía será uno de los tantos blancos de la guerra que acaba de iniciarse. La "repolarización" de la que se habla en el campo del chavismo involucrará a algunos de sus más conspicuos exponentes. Los nuevos magnates -surgidos de los sótanos revolucionarios- tendrán que explicar el origen de sus inusitadas fortunas. "El proceso", que los ha utilizado por años para generar dudas sobre la naturaleza ideológica de Chávez, ahora necesita sacrificarlos. "El monje" dictó una sentencia firme y ahora sólo basta esperar el progreso de la trama anunciada.

opinan los foristas

Buen candidato, pésima opción

El "mejor candidato" se transformará en la peor opción para Venezuela No hay sorpresas. Desde hace tiempo, Chávez se nos ha vuelto predecible. A nadie asombra su respuesta ante el fracaso electoral. Las tres "R" de 2007 fueron un tibio saludo a la bandera: ¡hasta sus anuncios de rectificación resultan ineficientes! Es obvio que los problemas de la revolución ya son estructurales: su soporte es el simulacro y el propio burocratismo de la que se proclama víctima, creado deliberadamente para estimular la coacción y el miedo.

opinan los foristas

Desempoderamiento revolucionario

En adelante, el principal problema del Presidente y su nómina será "cuidar el 2012" El resultado confirmó lo que muchas voces dentro del chavismo vienen advirtiendo desde el 2007. "El proceso" ya no exhibe el potencial de otros tiempos. Los déficit gubernamentales, que han significado la postergación de los beneficios prometidos, afectaron la prédica revolucionaria. La homilía sobre "la felicidad posible" hoy está desteñida por la dramática contradicción entre sus contenidos y la persistencia de problemas, frente a los cuales sólo destaca la negligencia de las autoridades. Ni el sistema electoral -diseñado para invisibilizar la descapitalización política de la propuesta bolivariana- consiguió su propósito. Al contrario, ha ensanchado el triunfo de los sectores democráticos del país, hasta transformarlo en una verdadera épica.

opinan los foristas


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com