end header begin content

Opinión

Columnistas

Tiempos difíciles

Cuatro días que corresponden a noventa y seis horas sin electricidad en toda Venezuela. Al principio pensamos en un acto premeditado de parte de quienes sin ningún tipo de legitimidad y legalidad se han apoderado del país usurpando la soberanía popular e imponiendo la arbitrariedad como designio. Luego, asumimos que era un asunto de negligencia, ya a unos niveles, diríamos que oceánicos, que presagian el colapso total de las más elementales rutinas sociales.

Quienes se creen dioses no siempre cambian la historia

El título se lo debemos a un breve trabajo de Asdrúbal Baptista donde reflexiona sobre el grande hombre o héroe. Y viene al caso por las actuales circunstancias de la pavorosa crisis en Venezuela en que la idea del caudillo militar o civil termina por capitalizar todas las miradas en torno a una sociología cuya precariedad es el caldo de cultivo de todos nuestros extravíos.

El Capitán

Vi “El Capitán” por dos razones. Una, y es la más importante, todo el tema de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) me apasiona, y luego, por ser una película alemana, me interesa cómo estos se miran desde un trauma histórico mayor en que no hay olvido posible ni artimaña amnésica que les permita evadir su responsabilidad en esa desgracia descomunal de la cual fueron los agentes directos de la misma.

Venezuela, transición desde el autoritarismo a la democracia

En Venezuela ningún análisis teórico es suficiente para predecir los acontecimientos futuros. Sólo cunde el deseo libertario de una población humillada, hablamos de millones, desde un maltrato cotidiano por una hegemonía militar con apoyo cubano explícito. La Constitución, abolida; un pacto de país roto y una represión sin disimulos con exilios, muertes y presos políticos configuran una escenografía en que se dibuja una desolada impotencia de parte de la mayoría de los actores políticos pro-democráticos.

Ana María Campos, entre el mito y la realidad

La historia es una forma de literatura. No obstante hay narrativas excelsas como: Lanzas Coloradas (1931) de Arturo Uslar Pietri; Memorias de Adriano (1951) de Marguerite Yourcenar o La Muerte del Estratega (1985) de Álvaro Mutis, que sin proceder con el rigor del relato historiográfico que se exige, han demostrado ser más auténticas y creíbles en eso de hacer hablar al pasado. No es el caso de los relatos de una Historia Monumental (Friedrich Nietzsche) cercana a la leyenda o el mito alrededor de los héroes y sus hazañas. De hecho en Venezuela el mito precede a la historia y termina por confundirse con ella. El Mito de El Dorado es un buen ejemplo de esto que decimos.

Juan Besson (1881-1951), Historiador de Zulia

Si hay un autor que ha ejercido una gran influen­cia en la recomposición y estudio del pasado del Estado Zulia ha sido Juan Besson (1881-1951) y su “Historia del Estado Zulia” en cinco tomos, publicada en el año 1943.

La banalidad del mal en la guerra incivil de Venezuela

La historia considerará como criminales a los jefes militares que no actúen según sus conocimientos técnicos y políticos y según su concienciaLudwig Beck Si hay algo que está presente entre los jerarcas del régimen chavista es su indiferencia respecto a una violencia criminal. ¿Cargos de conciencia? Pocos, en realidad muy pocos. Incluso los más recientes arrepentidos descargan toda su furia en las iniquidades actuales sin expresar ninguna mea culpa cuando detentaban altos cargos. La Constitución, objeto fetiche, nombrada en todo momento y pisoteada en todo momento. En la práctica lo que funciona es un sistema de lealtades tribales sostenidas por negocios e intereses vinculados a un poder punitivo.

23 de enero de 2019, recuperar la democracia

La Historia de Venezuela, contada mitológicamente, es una metafísica del poder embellecida por un heroísmo nacional cuya simbología descansa en Simón Bolívar. Para los efectos del criollismo post independentista, la imposición del Mito Bolívar (1842), elaborado por una intelectualidad sumisa, fue un ardid ideológico de eficaz resultado para imaginar una nación que en la práctica nunca existió más allá de los linderos legales y declarativos.

Hierón, o acerca de la tiranía

Los griegos, los antiguos, sus pensadores y filósofos, fueron gente de mucha sabiduría, los primeros en profundizar en la crítica como posibilidad emancipadora. La primera gran revolución del conocimiento, con repercusiones hasta el día de hoy, sucedió en los siglos V y IV A.C. en tierras helénicas donde confluye el Oriente con el Occidente siendo el Mar Mediterráneo el vehículo de los intercambios.

El miedo pardo, el miedo negro en la Independencia

Los revolucionistas justifican su resistencia a la Madre Patria a título del derecho que como hombres libres tienen de elegir su gobierno. (…) les preguntaremos si insistiendo sobre tal argumento, piensan acomodar la práctica a la teoría? Si recurriendo a artificios y quisquillas piensan excluir a sus hermanos negros o pardos de una completa participación del poder político ¿juzgan que con estas lecciones de derecho natural frescas en la memoria se someterán pacíficamente las castas degradadas a estas restricciones y privilegios?”. José Blanco White (1775-1841), El Español, Londres, enero, 1812 Los pardos y negros estuvieron dispuestos a seguir a sus jefes motivados por algún tipo de promoción social y económica a través de la guerra, además del incentivo de luchar en contra de sus tradicionales opresores directos, los blancos criollos. Los dirigentes realistas en su gran mayoría fueron incapaces de comprender, en los decisivos triunfos de 1812 y 1814, la participación determinante del grupo social más numeroso en Venezuela y tradicionalmente relegado. El orden legal realista y los hombres que lo representaron, en su mayoría blancos, siempre desconfiaron de los sectores populares por considerarlos “inferiores” desde todo punto de vista. Para el regente José Francisco Heredia (1766-1820), fue irresponsable la actitud de Cortabarría y otros jefes realistas que al comienzo de la contienda, no pudiendo contar con las tropas y recursos militares adecuados, alentaron a las masas de pardos en contra de los blancos criollos.

Roma, de Alfonso Cuarón

Roma es una buena película sobre una nostalgia herida. Roma es sociología latinoamericana dentro de la geografía mexicana para entendernos desde una andadura histórica retorcida cuya incapacidad para asumir los códigos de la modernidad son palpables.

2019 Venezuela

Para el nauta el mar oscuro es la ruta clara. Tú, en la confusa soledad de la vida, a ti mismo elígete (no sabes de otro) el puerto”. Fernando Pessoa (1888-1935) Toda previsión ajustada a hechos que representen nuestros deseos personales sobre la grave crisis venezolana es ciencia ficción o brujería. Dejé de asistir a programas de radio y televisión porque la única pregunta que me hacían era la siguiente: ¿Usted como historiador nos puede decir qué va a pasar en el futuro próximo en Venezuela? La angustia conque me hacían esa pregunta era el denominador común en todos los espacios a los cuales asistía. Con mí respuesta, los interlocutores se descomponían aún más porque yo les decía sencillamente que no tenía ni la más remota idea de lo que iba a pasar. “Nada se sabe, todo se imagina” sostenía Fernando Pessoa. Inmediatamente me despachaban con una cortesía de compromiso. En una sociedad envilecida por un presente lleno de angustia y desasosiego el pasado a nadie le interesa.

Fernando Pessoa (1888 – 1935)

Los vikingos antiguos creían mucho en el destino: un azar asociado a la voluntad de los Dioses; mientras que en la Edad Media europea occidental el providencialismo divino apenas daba margen a la libertad humana. Como en realidad uno poco sabe creyendo que sabe mucho, de manera fortuita, cayó en mis manos un libro de “Poesía Antología Mínima” de un tal Fernando Pessoa, de origen portugués y nacido y fallecido en Lisboa. Inmediatamente, sin ser un experto crítico literario, me di cuenta que estaba en presencia de otro “grande”. Del mismo nivel del enciclopédico y elegante Jorge Luis Borges (1899-1986) o del inextricable e impetuoso Friedrich Nietzsche (1844-1900). Auténticos genios del pensamiento cuya obra se extralimita por encima de los cánones reduccionistas de una ciencia cautiva y adocenada.

Francisco Tomás Morales, último Capitán General de Venezuela

No hay duda que la grave crisis de autoridad que sufrió Miguel de la Torre (1786-1843) en manos de un Ayuntamiento (el de Puerto Cabello) díscolo y envalentonado por la restitución de sus antiguas prerrogativas catapultó el ascenso de Francisco Tomás Morales (1781-1845), quién ha sido considerado como el último Capitán General de Venezuela durante la presencia española en el período hispano.

Regreso en el tiempo: La Venezuela de Dalton (1912)

"No sé cuánto duró; hay hechos que no se sujetan a la común medida del tiempo" Jorge Luis Borges (1899-1986) Lo normal es pensar que la historia es un proyecto hacia el progreso. Casi nadie imagina o supone regresiones cuando en realidad la existencia es circular y el declive el anuncio del fin. Un tal James Bradley (1693-1762), Astrónomo Real de la corona inglesa, al que Borges gusta recurrir para plantear el fantástico devenir desde el pasado hacia el futuro, nos parece una excepción sin popularidad. El siglo XXI es vertiginoso bajo el impacto de las nuevas tecnologías de la información y el conocimiento que delinean la fisonomía de megalópolis futuristas como Nueva York o Abu Dabi por solo nombrar dos. En el caso de la Venezuela bolivariana: el siglo XXI aún está lejos. De hecho, muchos pensamos que hemos retrocedido en el tiempo, y que una pre-modernidad vergonzosa y claudicante nos define. La anormalidad de la situación venezolana no es un accidente, sino que forma parte de un plan sistemático sustentado en el desarreglo para alentar el éxodo de millones de venezolanos descontentos y hundir en el desconsuelo a los que persisten en quedarse o no tienen los medios para huir.

La batalla por Europa

La guerra es un homicidio en gran escala, disfrazado de una suerte de culto sagrado, como el sacrificio al dios Baal”. Igino Giordani, (1894-1980) El principal derivado de la Primera Guerra Mundial (1914-1918) fueron los 8.500.000 de víctimas de una tragedia que marcó la conciencia y memoria de unos europeos demasiado acostumbrados a la matanza desde tiempos inmemoriales, algo común por cierto, desde la Biblia para acá.

Boyacá (1819)

¿Qué hizo a Bolívar plantearse atacar inesperadamente el territorio de la Nueva Granada cuando el epicentro de la lucha hasta ese entonces había estado en Venezuela? En primer lugar hay que considerar que Bolívar es a principios del año 1819 un líder cuestionado por sus principales partidarios y colaboradores en la lucha que se estaba librando contra España; y que Morillo tampoco le ofreció ningún indicio de debilidad militar en Venezuela para volver a intentar un nuevo asalto frontal sobre Caracas.

Centenario de la Gran Guerra: No hay que humillar al enemigo

Eso de que no hay que humillar al enemigo vencido es relativo. El Tratado de Versalles (1919), luego de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), ayudó al rearme clandestino alemán y al ascenso de los nazis. Alemania creció a la sombra del rencor y buscando la revancha. Los Aliados, la coalición entre Francia, Inglaterra y Rusia, sí bien ganaron a sangre y fuego, nunca pudieron incursionar en el territorio alemán. Eso les dolió mucho. Ganando una guerra de trincheras, en dónde todas las más sangrientas batallas se libraron en sus propios territorios, los alemanes se rindieron aun estando en pie. Sólo en la Batalla del Somme (1916) hubo un millón de bajas entre ambos contendientes.

Racionamiento salarial o la desvalorización del salario

Sigue el país agitado, de protesta en protesta, luego de que el régimen decidió a lo bravo y de manera inconsulta abolir todas las contrataciones colectivas y derogar más de cuarenta años de conquistas laborales en el mes de agosto pasado luego de imponer una reconversión monetaria que la unanimidad de los economistas consideran, luego de dos meses de su aplicación, un fracaso oceánico. De acuerdo al Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) en lo que va del año hemos tenido 9.355 protestas, de esas 2.239 son debido a los malos servicios públicos y han ocurrido 14 muertes por culpa de la represión. Sólo en el mes de septiembre, luego del nefasto Paquetazo de Maduro, se produjeron 983 manifestaciones de calle, a razón de 33 por día. El Régimen bajo la hegemonía comunicacional las ignora por completo y quiere dar la impresión de una falsa normalidad. El último trimestre del año que ya está corriendo será aún peor.

El lenguaje del cuchillo, la Guerra a Muerte (1814)

En la guerra la crueldad y ensañamiento sobre el enemigo fue una forma de arma psicológica y de propaganda para hacer mella sobre la moral del adversario. En un tipo de guerra donde no se tomaban prisioneros y la vida sólo dependía del valor físico y la destreza de los soldados en el uso de las armas blancas y las de fuego, contar con una elevada moral era algo clave; moral ésta que se alimentó de los ejemplos que daban los principales jefes en su comportamiento al frente de la guerra y que debía disuadir a muchos del nefasto mal de las deserciones.

La Catedral del Mar, medioevo catalán (s. XIV)

Tengo mis reservas, que seguramente forman parte de los prejuicios debilitantes, sobre las producciones españolas, y más, sí se trata de series. Hoy, este supuesto empieza a cambiar luego de ver con mucho regocijo: “La Catedral del Mar”. Ambientada en Cataluña en pleno siglo XIV, el siglo de la peste y del miedo (Georges Duby, 1919-1996). “La Catedral del Mar” es una clase de historia dramatizada alrededor de la vida de un labriego muy pobre, y sobre todo, de su hijo justiciero. Sólo que aquí la justicia es apenas un guiño sobre una fatalidad omnipresente y devastadora. Además, la historia de los impulsos invisibles, unos legítimos y otros francamente perversos, convierten ésta atónita mirada sobre el medievo en una punzante crítica sobre una humanidad bárbara. Cristianos persiguiendo a judíos. Guerras inútiles. Matrimonios de compromiso. Mujeres invisibles. Peste y muerte. Inquisición e intolerancia. Pueden ser capítulos para seminarios enteros y que en “La Catedral del Mar” gráficamente se presentan desde un realismo sin concesiones.

Conquista militar de América, la derrota Azteca e Inca

El hombre olvida que es un muerto que conversa con muertosJorge Luis Borges (1899-1986) ¿Cómo unos pocos pudieron contra tantos? Cuando uno revisa las crónicas históricas y los relatos de ficción en torno a la relación de Hernán Cortés (1485-1547), el audaz conquistador hispánico, y el emperador de los aztecas: Moctezuma (1466-1520), es inevitable no pensar que en esa relación hubo algo del llamado Síndrome de Estocolmo. O Moctezuma fue un cobarde coronado o su ingenuidad como gobernante de un temible imperio militar hegemónico en toda Mesoamérica un chiste histórico. Seguimos asombrándonos cómo es posible que aztecas e incas, imperios militares poderosos, conquistadores de sus vecinos a quienes tenían subyugados, hayan sido tan fáciles de conquistar por los aventureros españoles, apenas, un puñado de soldados.

Reforma Universitaria de Córdoba (1918)

La juventud ya no pide. Exige que se le reconozca el derecho a exteriorizar ese pensamiento propio en los cuerpos universitarios por medio de sus representantes. Está cansada de soportar a los tiranos. Si ha sido capaz de realizar una revolución en las conciencias, no puede desconocérsele la capacidad de intervenir en el gobierno de su propia casa. Manifiesto liminar, 21 de junio de 1918. Las universidades latinoamericanas públicas han formado parte de una cultura de oposición permanente. Cohabitan con el Estado que les financia aunque su Autonomía las define y resguarda. Sin Autonomía no hay Universidad contestaría y mucho menos una ciencia libre.

Historia del Nuevo Mundo

La mayor cosa después de la creación del mundo, sacando la encarnación y muerte del que lo crió, es el descubrimiento de las Indias; y así, las llaman Mundo Nuevo”. Francisco López de Gómora (1511-1566) Los cronistas de Indias deformaron la realidad americana y se inventaron un “Nuevo Mundo”. Es evidente el predominio de los símbolos, mitos y representaciones mentales para domesticar la realidad y hacerla conveniente a nuestros designios e intereses. El principal operador de ésta deconstrucción que invita a resignificar es el lenguaje.

Los Motines Anti-Judíos de Coro (1831 y 1855)

Coro es la Libia, donde no hay ni aun agua que alimente a los seres vivientesBolívar a Santander en 1821 De niño siempre me llamó la atención, al escuchar los sermones de los sacerdotes católicos cuando mis padres me llevaban a la iglesia, la mención a los judíos como el pueblo que asesinó a Jesucristo: nada más y nada menos que a Dios mismo. Ya intuía que esta reiterada mención llevaba en sus entrañas una estela de odio y que explica en buena medida el por qué del Holocausto y tantas persecuciones sobre los israelitas.


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com