opinión

Alexander Cambero

Un régimen enloquecido…

Mayo 31, 2016

Un régimen trastornado se erige en gendarme de nuestro destino, es quien ata a la cordura nacional para postrarla a los pies de la irracionalidad. Hemos vivido dieciocho años envueltos en una estela de un desequilibrio emocional profundo. El gobierno revolucionario disfrazó su manifiesta incapacidad con las dosis de manipulación selectiva propia de los sistemas totalitarios. Todo se basa en los mecanismos propagandísticos que venden grandes mentiras como señuelo de la ilusión, de pronto grandes conglomerados aplastados por el peso de la injusticia social piensan que la revolución es su filosa espada para cobrar venganza. La incalculable fortuna de la República la dilapidaron en tiempo récord, pocos se explican en el mundo cómo Venezuela pasó de tener una proyección de progreso increíble a vivir prácticamente arruinada; con su destino sujetado al imperio chino en una situación de dependencia absoluta. Pero no es solamente el gigante asiático que juega con su dócil ratoncillo millonario, son también los rusos quienes anhelan volver a los tiempos en donde la URSS disputaba el mundo al imperio norteamericano. Esa simbiosis de intereses encuentra terreno fértil en nuestra patria; para sembrar sus proyectos en desmedro del pueblo venezolano convertido en una colonia del totalitarismo internacional. La locura es un asunto serio. Más aún cuando el trastorno trasciende las fronteras y se convierte en una pesadilla para la nación, lo que hemos vivido en Venezuela en los últimos tiempos es un drama del cual no hemos podido librarnos. Cuando los escuchamos hablar de un país que se asemeja al paraíso en la Tierra, entendemos que la locura se profundiza de manera dramática. Vamos cayendo en profundas contradicciones y las mismas van creando este clima de inestabilidad que hoy nos caracteriza.

vaya al foro  ver artículo completo »

opinión

Alexander Cambero

En caída libre…

Mayo 23, 2016

En el país existe la sensación de la proximidad de un catástrofe de ribetes espectaculares. Que nos deslizamos peligrosamente por quebrachos que nos conducen al peor de los abismos. Que nuestras desdichas son nimiedades, para lo que nos espera, de continuar este régimen. Es como si Venezuela pagará la culpa de haberse equivocado al llevar a esta jauría al gobierno. Una tragedia que nos obliga a cargar sobre nuestros hombros, los pedazos de nación que han desperdigado con ardor militante y revolucionario; sus acciones son la pesadilla en medio de la desazón que genera tanta orfandad de buenos propósitos. Una inhumana y pródiga cadena de errores; alienta el monumental fracaso de una visión absolutamente primitiva de asomarse a las realidades sociales, que convergen en el mundo moderno. Hemos retrocedido doscientos años para auspiciar proyectos totalitarios que fueron rechazados por pueblos aventajados, este régimen recogió de las mazmorras del miedo al socialismo real para mostrarlo como novedad, su interés por transformarnos en una nación con una sola idea les trastocó el alma. Como ensalmando al dinosaurio cavernario trajeron en bóvedas de cristal la doctrina muerta, la feligresía de ultratumba se encargó de promoverla entre los salmos que hablaban de la redención de los débiles, aprovecharon a estos para manipular a Venezuela hasta hacerla caer. Disfrutaron de una renta petrolera incomparable para alimentar su proceso con la mentiras del oprobio. Su fortaleza la daban sus colosales recursos para comprar la conciencia de muchos incautos.

vaya al foro ver artículo completo »

opinión

Alexander Cambero

Nicolás Maduro come completo…

Mayo 16, 2016

Su voluminosa figura lo delata. La grave crisis alimentaria que arremete contra los estómagos ardientes de la población; no afecta a la cocina presidencial. Los platos exquisitos siguen haciendo mella en una cintura adosada de grosura; con seguros desencadenantes en problemas metabólicos. Un conflicto de salud que se muestra cuando la ingesta calórica es superior al desgaste que puede lograrse con una combinación de ejercicios permanentes y una buena dieta balanceada, entre los grupos que componen los alimentos. Esa condición hace que el entendimiento vaya perdiendo el fuelle que roba la obesidad; esta pandemia social es la causante de los graves problemas coronarios que se disparan en las estadísticas. También de las enormes tasa de crecimiento de diabetes y accidentes cerebro vasculares que hoy abarrotan nuestros desasistidos centros asistenciales.

vaya al foro ver artículo completo »

opinión

Alexander Cambero

Con las firmas no se metan

Mayo 9, 2016

La impresionante cantidad de firmas recabadas para activar el proceso revocatorio, dejó en claro el nivel de rechazo que tiene este gobierno. En pocas horas se nonuplicó la cifra requerida; siendo además un récord mundial en este tipo de jornadas. Se logró sin fatigosas cadenas de televisión, el chantaje a los empleados públicos; así como la política clientelar de repartir electrodomésticos y bolsas de comida. Los ciudadanos llegaron venciendo todos los obstáculos posibles, dejaron el miedo a las represalias de un régimen cada día más insignificante. Quedaron en los suplicios de las pardas chillonas; todos esos funcionarios que trataron de frenar el aluvión de personas que acudió a los centros de recolección. El régimen debe saber que semejante manifestación de voluntad democrática demuestra los que todos los muestreos de opinión sostienen: La espeluznante impopularidad de la gestión Maduro se aproxima al noventa por ciento, cifra estratosférica tomando en consideración el poder que manejan como ideología inescrupulosa. Al verse acorralado por la suprema voluntad de la gente la administración revolucionaria activó su CNE. Las marionetas que son mayoría complaciente en el órgano inmediatamente siguieron la estrategia emanada del PSUV, torpedear todo lo que sea posible para ponerle palos a la carreta en el proceso constitucional que apenas se inicia, ya estaba cantado que las funcionarias se agarrarían de cualquier recurso para impedir que su presidente salga de Miraflores. Saben que cuando todo esto fenezca tendrán que responder por sus actuaciones no muy cónsonas con la moral. Que podamos contar con una justicia proba que investigue las muchas inversiones de las que gozan en el mundo.

vaya al foro ver artículo completo »

opinión

Alexander Cambero

El Hambre nos está hablando…

Mayo 2, 2016

Es la peor pandemia social que pueden sufrir los pobres. Su aparición en cualquier escenario de la vida es la derrota del sustento ante la ruindad. Cuando es la falta de políticas efectivas las que generan el problema; hablamos de un eslabón de la crisis que tiene disparadores telúricos en todas direcciones. Sin alimentos suficientes y de calidad en la mesa de la familia venezolana. Las dificultares abrirán una brecha asombrosa: Entre el sueño de la cúspide y la base ruinosa que terminará exangüe; resistiendo una pesada carga que le endosaron los culpables de la ilusión. Su ideología primitiva fue capaz de mandar a los pobres al inframundo de las penurias. No es solo el grave problema orgánico que genera la falta de alimentos de manera regular, son las dificultades que conlleva. El hambre es un multiplicador de todas las enfermedades, las que son crónicas reducen la condición de vida a la mínima expresión; igualmente contribuye decisivamente a la aparición temprana de otras. Con este parámetro diabólico crecen los problemas de rendimiento escolar y de ausentismo en la misma área educativa. El alumno no tiene los elementos nutricionales adecuados para rendir de manera óptima, se presentan fallas estructurales en el proceso cognoscitivo de quien carece de una nutrición de calidad. El ausentismo escolar se exhibe como la última disciplina estelar del pensum de estudio. El educando abandona el barco donde ponía todos sus anhelos, derritiéndose la esperanza de mejorar sustancialmente. Aumenta la marginalidad y la delincuencia como un nuevo eslabón en la cadena de la propagación de la miseria. También el desempleo tiene su carga genética social arraigada en la falta de un salario acorde y la huelga general de las ollas familiares de brazos caídos. Es realmente todo un cuadro amorfo que actúa en las formalidades propias de una crisis estructural de un modelo. Existe hambre porque las políticas económicas del gobierno han sido mal ejecutadas, nunca pusieron el énfasis en producir sino en destruir el aparato productivo hasta volverlo trizas. El fenómeno trae consigo las infernales colas que son el producto monumental del fracaso de un modelo absolutamente irracional, que pensó que despedazando a la inversión privada podría sacar alimentos de las empresas quebradas, un sibilino canto al desaguisado revolucionario que nos indujeron en la noche de las banderas rojas. Con el hambre crecieron esos gigantescos bachacos que se erigen en la nueva era de los asaltantes, que terminan atracando al mismo pueblo necesitado. Ese germen nacido en las entrañas del régimen describe en pequeña escala el atraco que han sido sus impulsores desde las esferas del gobierno miraflorino. Que hayan dilapidado una incalculable fortuna para guardársela en sus cuentas, significó una de nuestras vías a la catástrofe segura.

vaya al foro  ver artículo completo »

opinión

Alexander Cambero

La marchista ilusión de creerse eternos…

Abril 27, 2016

Grandes opresores de la historia terminaron en la orfandad de su poder arbitrario; es el mismo camino que transita el régimen venezolano. Su esplendorosa performance se va llenando del fuego eterno de su infierno. El mismo sulfuroso palacete en donde yacen los huesos olvidados de quien se creyó inmortalizado por los brebajes del reino. Su inmensa dosis de poder los embriagó hasta de creerse eternos. En la medida que perdía su influencia en el pueblo han ido radicalizando sus posturas para archivar la decencia en el perchero de los intereses. Los proyectos políticos tienen como riesgo primario el de olvidarse de las raíces que alimentan su árbol, cualquier desviación terminará demoliendo los propósitos originarios; vendrá la desilusión que traerá consigo la tala que romperá sus cortezas hasta hacerlas leñas del árbol caído. Sobre esos restos se construirá una nueva ilusión o quizás una mentira maquillada que terminará corroída como su antecesor. Son los procesos que las sociedades han vivido desde que comenzó a organizarse como un elemento gregario, después la historia va revelando cómo se fue torciendo en el camino seducido por el poder que corrompe. Ese perfecto mecanismo hizo que entráramos en etapas sombrías. Faltarían dedos para escribir de tantos personajes que quisieron desafiar al tiempo. La realidad los fue colocando en sus sarcófagos, muchos fenecieron durmiendo hasta el último suspiro en el trono que se construyeron. Paulatinamente aquellos que estrujaron sus ojos para llorarlos se convirtieron en los primeros que los olvidaron, no tenían tiempo para soñar con muertos; ahora la propia supervivencia es la marca sus intereses. La historia que siempre se levanta para relatarnos los hechos, hará que este ciclo del chavismo cierre sus capítulos con la rendición de los culpables. Un periodo que sacó a un grupo de resentidos de la miseria absoluta a tener fabulosas cuentas y vida de leyenda. Amparados en la seducción del fraude cautivante nos vendieron una ilusión de país que nos trajo hasta esta verdadera tragedia griega. Muerto el socialismo bolivariano se expandirán las cenizas mentirosas entre los románticos, que anhelan diseñarnos un mundo en donde el paraíso tenga el rostro de la maldición.

vaya al foro  ver artículo completo »

opinión

Alexander Cambero

Venezuela no laborable…

Abril 20, 2016

El músculo descansa en el sarcófago que guarda las cenizas de la flojera gubernamental. El régimen clausura el trabajo fecundo para escudarse en el reposo embrionario, que caracterizó la rutina laboral del actual presidente de Venezuela Nicolás Maduro Moros. La nación envuelta en una pavorosa crisis de dimensiones incalculables; lo cual la obligaría a esforzarse para poder lograr el camino al éxito, sigue orientada a perder el tiempo en medidas absurdas que lo que hacen es complicarla más. La administración primitiva del socialismo mandó a la casa a millones de laborantes, que ahora se dan la mano con los nueve millones de desocupados que tenemos producto de la desquiciada política económica que desoló al campo hasta hacerlo un desierto donde solo existe ruina. Con sus descabelladas ideas hicieron posible el quiebre de las empresas básicas de Guayana, la destrucción del sistema eléctrico nacional que también contribuyó a que dieciocho mil empresarios terminaran colocando un candado en sus portones.

vaya al foro  ver artículo completo »

opinión

Alexander Cambero

Extrañamos al país que Éramos

Abril 13, 2016

Hemos dejado que el odio arruine nuestra cosecha de pueblo valeroso y democrático. Venezuela es hoy una República al borde del colapso total. Un dejo de nostalgia se apodera de nuestros pensamientos. Las travesuras de la mente nos hicieron viajar a los instantes cuando nuestra realidad era distinta. La patria no era un lecho de rosas, teníamos problemas y desigualdades sociales sin ninguna duda. Pero no padecíamos de esta sensación de incertidumbre que hoy nos caracteriza. Es como una pesada carga que causa escozor y vulnera nuestras fuerzas. Todo pende de un hilo que nos mueve como marionetas en un teatro callejero. El país es un río de conflictos que se multiplican, no tenemos la necesaria paz que nos haga vivir sin el sobresalto permanente. ¿Cuando surgió nuestra desdicha? No hace mucho tiempo nuestra nación era la envidia del continente. Desde muchas regiones del planeta venían hombres emprendedores en la búsqueda de un mejor futuro en la llamada tierra de gracia. Hoy huyen despavoridos ante la cruel realidad de una crisis que arruina el bolsillo y dispara las alarmas de nuestro futuro. Los números son demoledores: El país con mayor inflación, criminalidad y desempleo del hemisferio. Paradójicamente en donde obtuvo el mayor ingreso de su historia. ¿Cómo explicar semejante contrasentido? Creemos que imponer una ideología paleontológica fue degradándonos hasta llevarnos al foso. Fuimos moliendo nuestro futuro detrás de una ilusión redentora condenada al fracaso estrepitoso. Un régimen que se amparó en una doctrina catastrófica que sólo pueda producir resultados nefastos para la vida del hombre, ya que basa su actuación en querer liquidar a quien se resiste a pensar como ellos. Es la venganza que rebana garganta con el filoso cuchillo de la impudicia. Durante dieciocho años se ha dado a la tarea de perseguir a millones de venezolanos que no quieren reeditar la experiencia cubana. Ante tantas dificultades extrañamos al país que éramos. Podíamos salir a la calle teniendo la posibilidad de llegar con vida. Nada que ver con la cruel matanza semanal que nos hace una de las naciones más violentas del planeta. Los órganos del estado eran dirigidos por lustres venezolanos. No eran un circo de anodinos incondicionales que se arrastraban como sanguijuelas, nada que ver con el pensamiento único. Disfrutábamos de medios de comunicación en donde se respetaba la libertad de expresión, todo el mundo podía fijar posición sin que nadie criminalizara sus opiniones; poseíamos una calidad informativa que nos convirtió en referencia para la región. Espacios en donde el pueblo acudía sin el temor de terminar tras las rejas. En la actualidad son espacios para ensalzar al gobierno, unos magos para transformar en invisible la realidad; haciéndonos herederos de la isla de la fantasía. Un mundo idílico donde los problemas son el incienso de la paz perpetúa. Contábamos con fuentes de trabajo para los nuevos profesionales, los mercados estaban atiborrados de productos de calidad. Los pobladores podían escoger la marca de sus preferencias, no existían las horrendas colas de hoy que nos asemejan a las revueltas de los hambrientos en Bangladesh. Una nación millonaria que no puede garantizar la alimentación idónea para su gente. Esqueletos en fila de anaqueles vacíos en donde brilla por su ausencia hasta un rollito de papel toilette. Una muestra lapidaria de la incapacidad del socialismo como generador de bienestar. En el pasado teníamos una industria sólida con empleo para millones, hoy somos un cementerio de candados clausurando santamarias. Sin embargo, no perdemos la esperanza. En algún escondrijo de escalera rota debe estar aguardando la esperanza de volver a brillar, debemos encontrarnos para construir al nuevo país. Al fin y al cabo: Somos hechura del mismo barro…

vaya al foro  ver artículo completo »

opinión

Alexander Cambero

La Amnistía que solicitó Hugo Chávez

Abril 6, 2016

El 4 de febrero del año 1992 nació el odio que viajó desde las venas del anonimato. Era el protagonismo de una época deslucida en la historia de la Republica. La grotesca noche cuando el fermento de los espíritus insurrectos se alzó contra la nación. Un grupúsculo de especímenes deshonró su uniforme. Levantaron las armas en contra de inocentes que sintieron como el fuego de la misma antorcha incineraba sus vidas. Asesinaron a compatriotas que defendían con honor la constitucionalidad democrática, que algunos de sus compañeros degradaban en la noche de la traición. Ráfagas que abrieron una herida difícil de restañar. Se llenaron las manos de sangre y hasta tuvieron el tupé de querer asesinar a la familia presidencial en La Casona. El líder de la intentona Hugo Chávez, se escondió de manera cobarde en los baños del Museo Militar para poner su vida en resguardo. Después de ser el cabecilla de aquella horda de horror, se rindió casi suplicando perdón. Fueron juzgados con garantía plena llegando a vivir un reclusorio de confort en donde lo poseían absolutamente todo. Recibían numerosas visitas, concedían entrevistas a medios nacionales y extranjeros. Se le suministraban libros y revistas que poco leían, pero que llegaban diariamente hasta sus celdas. En el día podían estar en el patio durante siete horas sin ser molestados. Su alimentación era frugal y abundante, exigiendo postres de diferentes tipos. Fueron juzgados sin mancillar su condición humana. Jamás nadie se atrevió a grabar sus encuentros íntimos, menos el requisar de manera indecorosa a la fémina de ocasión. Los alzados en contra de nuestra democracia mantuvieron un periodo carcelario sin apuros, a pesar de la tragedia que crearon. No conforme con la buena disposición del sistema de justicia dirigieron una carta el día 31 de julio de 1993 al entonces presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) Monseñor Ovidio Pérez Morales, pidiendo una ley de amnistía para ellos. Entre los párrafos de la histórica misiva extraemos lo siguiente: “Con la libertad de quienes nos encontramos en cada una de las ‘cárceles de la dignidad’, como se ha hecho conocer ante el pueblo venezolano; es una fórmula para buscar la reconciliación, tranquilidad y paz social, y así poder frenar la grave crisis política que hoy atraviesa el país, con el deseo de encaminar hacia la confianza colectiva y la normalidad de Venezuela´´ entre las ocho firmas que acompañan el escrito está la rúbrica de Hugo Chávez como comandante del MVR 200. Las organizaciones acolitas a los alzados en contra de la constitución exigieron la ley de amnistía realizando marchas y diferentes eventos para lograr este objetivo político. Luego de estar dos años en prisión junto a diez oficiales por liderar la rebelión cívico-militar del 4 de febrero de 1992, el 26 de marzo de 1994 Hugo Chávez fue liberado de la cárcel de San Francisco de Yare, gracias a un indulto otorgado por el entonces presidente Rafael Caldera.

vaya al foro  ver artículo completo »

opinión

Alexander Cambero

¿Qué tendrá el chavismo en el cerebro?

Marzo 30, 2016

Tratar de encontrar respuestas adecuadas en las pasmosas fauces del monstruo debe ser apasionante. Es un viaje trepidante por las profundidades de los infortunios, que se multiplican como la hierba silvestre en tiempos de lluvia. El cerebro humano carcomido por las caliginosas ficciones de un régimen autoritario. Es increíble que millones de personas defiendan con ardor este experimento de gobierno. Son esos incautos los que acompañan al saqueo brutal de nuestras arcas; a pesar de ser precisamente su gobierno revolucionario, el culpable de servirles hambre todos los días en sus estómagos vacios. Sus carencias multiplicadas tienen la compañía de una fidelidad monástica al proyecto de Hugo Chávez. Una atroz manipulación propagandística nos arrastró hasta estos humedales convertidos en estiércol Político. Buscaron destruir a la democracia para sobre el cadáver humeante de ella, vender su doctrina de revanchismo; hasta hacernos: La patética realidad de una condición que no le deseamos ni al peor enemigo. Venezuela es hoy en día una nación colapsada en lo profundo. En nuestro suelo solo prospera lo corrompido. No hemos convertido en un pésimo ejemplo para otras naciones que en otrora se miraban en nuestro espejo. Es tan grave la situación que vivimos que hasta los amigos del régimen se le han alejado. Nadie defiende este proceso irracional que conduce hasta el abismo. Por supuesto que siempre existen las excepciones que confirman la regla. Aquellos que se han convertido en grandes potentados hasta llevar como rótulo el título de boliburgueses, seguramente no expresaran ninguna queja. Los románticos izquierdistas del paraninfo de las memorias de fuego seguramente mantendrán su adhesión al proceso chavista. Con los años resguardando sus dolores del espinazo, siguen creyendo que destrozaran el corazón del imperio hasta hacerlo añicos. Seguramente la llegada de Barack Obama a Cuba debe tenerlos en cuarentena. Lo triste es que una significativa minoría siga creyéndoles después de todo. Es con respecto a ellos que hilvanamos estas ideas.

vaya al foro ver artículo completo »