end header begin content

Opinión

Columnistas

Fraccionalismo, campaña electoral y democracia

A mediados de 1963, Venezuela estaba en plena campaña electoral. Respecto a Acción Democrática, cabe recordar que tanto en política internacional, que fue llevada a cabo en favor de los intereses específicos de la naciente democracia venezolana, como en su proyecto nacional de cambios importantes, tanto sociales como económicos, el Presidente Rómulo Betancourt no contó con un partido unido. El fraccionalismo hizo su inquietante aparición, a veces contra la preservación del sistema democrático. En el cisma del MIR se fue la energía de extracción juvenil y universitaria y el Grupo ARS entabló el enfrentamiento con la llamada Vieja Guardia por la candidatura presidencial.

opinan los foristas

Extradición y cárcel para el dictador

1963 puede considerarse la recta final del Gobierno de Coalición presidido por Rómulo Betancourt, donde los intentos terroristas y extremistas, con sus actos de violencia y agitación, iban resultando nulos y fallidos frente al indetenible y pujante proceso de recuperación económica y de gestión administrativa fecunda. El capital criollo y foráneo siguió invirtiendo en nuevas industrias y en el desarrollo agropecuario, y el gobierno siguió adelante en su acción de saneamiento fiscal, de impulso al crecimiento económico y de defensa y valorización de nuestros recursos humanos.

opinan los foristas

Cuando la idea no es robar

En el quinto mensaje presidencial (12 de marzo, 1963), a cuatro años del gobierno, se hizo un balance muy completo de la obra cumplida por el Gobierno de Coalición en diversas áreas del acontecer administrativo. Aquí nos detendremos para realizar un recuento bastante resumido, pero lo suficientemente concreto como para delatar la constante que seguiría la Revolución Democrática en una gesta de desarrollo jamás vista en Venezuela.

opinan los foristas

El petróleo en manos expertas

La producción de petróleo en 1962 se elevó a más de 3 millones 200 mil barriles diarios para hacer un total de 1.168 millones de barriles al año; un incremento de 9,6$ sobre la producción de 1961. La participación del Estado en los resultados económicos de la industria petrolera llegó a 3.225 millones de bolívares, o sea un incremento del 12,5% sobre 1961. Esto fue un inmenso paso adelante, para un país que sólo en 1959 había creado su primera empresa petrolera (Corporación Venezolana de Petróleo, CVP; luego PDVSA) y que recién comenzaba a cubrir su carencia de profesionales especializados.

opinan los foristas

Planificación, la prioridad democrática

En marzo de 1963 se presentó el Plan de la Nación 1963-1966, ahora sobre bases más ciertas y seguras al primero que fue presentado a la consideración del Congreso y del país. Para el Gobierno de Coalición, planificar era la palabra inevadible en el orden de la gestión estatal. Y esto era lo que se hacía por vía de la Oficina de Coordinación y Planificación conjuntamente con los ministerios y los institutos autónomos. No se concebía una labor administrativa responsable sin articulación y coordinación, proyectada en el tiempo.

opinan los foristas

El barroco preciosista y el yo

Durante los siglos 16 y 17 hay una gran vitalidad en Europa, no obstante la supervivencia múltiple de legados medievales. La tendencia, irrealizable en una sociedad de clases mutuamente hostiles, es realizar en cada hombre el ideal de la humanidad, desenvolviendo su individualismo. Se trata de estudiar la naturaleza para adueñarse de ella dominando la ciencia y la técnica. Se quiere gozar de la tierra y de todo lo que hay en ella, sin Dios y sin la metafísica medieval. Se quiere libertad burguesa frente a señoríos, derechos feudales, concepciones morales y religiosas. Es a partir del siglo 16 cuando aparece en la literatura el hombre solitario (Shakespeare en La tempestad); el hombre solo enfrenta al mundo, como lo presentó Tomás Hobbes con su frase de “el hombres es el lobo del hombre”.

opinan los foristas

Un plan funcional de recuperación económica 

Otro hecho de especial significación nacional para el acontecer político nacional era la reciente resolución del Consejo Supremo Electoral que abrió el proceso de comicios que habría de elegir al próximo Presidente de la República y a los cuerpos deliberantes de la nación. Bajo el imperio pleno de las garantías institucionales, concurrirían 3 millones de venezolanos a la consulta electoral. Betancourt, guiado siempre por la pedagogía cívica, afirmó la intención demostrada de que el Poder Ejecutivo no iba a interferir ni a presionar en ningún sentido al organismo electo por el Congreso para dirigir todo el proceso de comicios, ni al electorado. El Consejo Supremo Electoral ni siquiera recibió insinuaciones del Ejecutivo y determinó la fecha y la forma en que habían de realizarse las elecciones. El gobierno “se limitará a garantizar el orden público y a velar celosamente porque ningún miembro de la rama ejecutiva tenga participación activa en las elecciones que se avecinan”. 

opinan los foristas

Contra la intolerancia comunista 

El 20 de febrero de 1963, Rómulo Betancourt habló por segunda vez en el recinto de la Organización de Estados Americanos (OEA). La primera fue en 1948, en días inmediatamente posteriores a la entrega que hizo del poder presidencial en Venezuela a don Rómulo Gallegos, cuando estaban muy recientes los días en que se realizó en Bogotá la IX Conferencia Interamericana, la cual dotó a la OEA lo que puede calificarse como su Carta Constitucional. Después de ello sobrevino la etapa sombría de la década de los 50, cuando uno detrás de otro fueron siendo sustituidos los gobiernos nacidos de comicios por regímenes de fuerza autoelectos. 

opinan los foristas

¿Por qué se apoya al autoritarismo?

Cuando uno se pregunta sobre el significado de la libertad para quienes desean – a veces inconscientemente- ir hacia una seguridad limitada, aislada, dependiente y sumisa, estilo medieval, se puede llegar a la conclusión de que buscan alzar el vuelo entre nubarrones totalitarios. A esta gente, integrada a menudo también por supuestos intelectuales, los motiva la rendición de la libertad ante un dictador, como si encontraran atractivo en ser un pequeño diente girando en una máquina, temerosos de una libertad que les causa ansiedad y los lleva voluntariamente a ser autómatas. La libertad dentro del capitalismo, así como también la revolución cibernética en la que se les dificulta montarse, pareciera dejarlos tan sólo con la emoción de la energía física, apartando el cerebro y las reacciones nerviosas, como ajenos a las grandes iniciativas y al incremento de la producción material que se generan en las democracias; y entonces se escudan con la imposición autócrata.

opinan los foristas

Pedagogía cívica del enriquecimiento ilícito

Al cumplirse cuatro años del Gobierno de Coalición, el 13 de febrero de 1963, los nostálgicos de la dictadura con su camarilla de áulicos, prevaricadores y los aspirantes a un régimen totalitario, ansiosos por seguir la expedita vía tiránica del comunismo cubano, unidos y coincidiendo en sus fines absolutistas, concurriendo en el empeño de destruir el régimen representativo, fueron derrotados por el pueblo y las Fuerzas Armadas. Y convencidos de que no tenían apoyo, se lanzaron por la vía desorbitada del terrorismo. Conjuntamente con prófugos y hampones realizaron una serie de actos criminales, asaltando empresas y asesinando a funcionarios, evidenciando más debilidad que fortaleza.

opinan los foristas

Elecciones, ejercicio limpio, cívico y culto 

Para el 31 de diciembre de 1962, año en que hubo de enfrentarse a dos serios intentos sediciosos para derrocar el gobierno constitucional, en ambas oportunidades coludidos unos pocos elementos desorbitados de las Fuerzas Armadas con sectores de la extrema izquierda antivenezolana, los cuales el país repudió masivamente con claras y enérgicas formas, el Gobierno de Coalición procedió a tomar las medidas en el orden interno y en el internacional, que se requerían cuando fue evidente que Cuba se había convertido en base de proyectiles atómicos soviéticos, armas nucleares que fueron retiradas y que hicieron más consciente a Venezuela de que era uno de los objetivos políticos y militares de la Unión Soviética y de los partidos que sirven a su ambiciosa política de dominación ecuménica, mundial. 

opinan los foristas

De cuando la universidad no es partidista 

Así como a finales de 1962, desde la Presidencia de la República, el Gobierno de Coalición le exigía al Poder Judicial y al Poder Legislativo que siguieran la jerarquía asignada por la Constitución nacional, donde los jueces aplicaran las leyes de acuerdo con su consciencia y con la interpretación que de ellas hicieran, sin que para nada sintiesen pesar sobre sus consciencias la presión del Poder Ejecutivo, y que el Poder Legislativo, igualmente siguiendo el radio de sus atribuciones constitucionales, acentuaran su soberanía y autonomía, de la misma manera la ejecución de obras a escala nacional seguía un paso indetenible. 

opinan los foristas

Contra la escuela de sumisión cubana

En octubre de 1962 se constató que Cuba, con la complicidad y sumisión de su gobierno comunista, se había convertido en una base soviética de proyectiles medios e intermedios, y de otras armas ofensivas de similar peligrosidad, creándose una situación internacional de alta tensión. El Gobierno de Coalición reunió en Miraflores el Consejo Supremo de la Defensa Nacional para hacer uso de la disposición constitucional (atribución 7a del artículo 190): “Adoptar las medidas necesarias para la defensa de la República, la integridad de su territorio y de su soberanía, en caso de emergencia internacional”. Cuando se tuvo evidencia incontrastable de esa situación, en que Cuba se hacía alcahuete y cortesana del totalitarismo soviético, el Gobierno de Venezuela comenzó a cumplir sus obligaciones internacionales, sin esguince y con claro sentido de responsabilidad.

opinan los foristas

La impunidad y el hampoducto 

El 15 de octubre de 1962, el Gobierno de Coalición solicitó ante la Corte Suprema de Justicia la ilegalización de los partidos Comunista y Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR). 

opinan los foristas

La justicia no vendida al rojo vivo (balance de la justicia social) 

En estas Raíces nos hemos venido reteniendo de forma particular en los sucesos correspondientes al Gobierno de Coalición presidido por Rómulo Betancourt, ya que durante este período (1959-1964) se fue instaurando y consolidando en Venezuela el sistema democrático, conjuntamente con un desarrollo social jamás visto en nuestro país, cuya siembra de logros y avances llegaría a superar con creces –con la sucesión de gobiernos democráticos- todo lo anteriormente realizado en nuestra historia. 

opinan los foristas

En la tierra por la democracia amada

A tres años y medio del Gobierno de Coalición (agosto de 1962), también en el Zulia era bastante positivo el balance de la obra descomunal que iniciaba la Revolución Democrática. Los zulianos distinguían entre la vocería y la realidad innegable de los hechos. Y es interesante recordar que en la inauguración del Puente Urdaneta, cuyas bajas tarifas de peaje permitirían que la obra se pagase en 100 años, el Presidente Betancourt hizo un discurso bastante largo: 35 minutos.

opinan los foristas

El símbolo de la unidad e integración de Venezuela 

Rómulo, la integración de Maracaibo, y del Zulia, a Venezuela toda pasa por la construcción del puente sobre el Lago. Valmore Rodríguez (Mi padre) 

opinan los foristas

Lo que el castrocomunismo es incapaz de hacer (Guayana, escudo de desarrollo extraordinario) 

El 9 de julio de 1962 se inicia en Venezuela la producción de acero dentro del programa de la Siderúrgica del Orinoco, cuya primera etapa se concluirá a finales de ese mismo año con una capacidad instalada de 760.000 toneladas de acero, a lo cual se agregaba la construcción de la central de Macagua que produciría la fuerza eléctrica (370.000 kilovatios) requerida por la Siderúrgica y para el desarrollo de las industrias conexas (correspondiéndole al Gobierno de Coalición el 70% de la inversión total). 

opinan los foristas

hija legítima del PDN 

La vida del Partido Democrático Nacional entre el 14 de febrero de 1937 y el 21 de julio de 1941 implica avanzar en el conocimiento sistemático del proceso político venezolano del siglo 20. Sabemos que la vida real, personal y social normalmente desborda los esquemas teóricos y sistemáticos. Ese es el caso del PDN y de las personas que lo encarnan. Su vida tiene raíces y tradición, historia personal y grupal, antes de 1937 y, a su vez, es semilla que germina en otros árboles y frutos después de 1941. 

opinan los foristas

De cuando no se regalaba el dinero de los venezolanos (la estabilidad sostenible) 

En mayo de 1962, la patria se defendía construyendo, pero también rechazando la ola antidemocrática de militares reaccionarios y facciones seudoizquierdistas efectivamente golpistas y que seguían funcionando en el Congreso Nacional, donde en plena libertad decían, jaquetona y desafiantemente: “Y desde esta tribuna, a nombre del Comité Central del Partido Comunista quiero manifestar que nuestro partido recoge el programa del 4 de mayo (el Porteñazo) y que nuestro partido continuará ahora luchando por hacer realidad el programa democrático de las Fuerzas Armadas del 4 de mayo en Carúpano”. 

opinan los foristas

Contra la pérdida de independencia y soberanía 

Si bien el “porteñazo” del 2 de junio de 1962 dejó la trágica muerte de 100 venezolanos, seguía la tarea de construir una Venezuela enmarcada dentro de una Constitución y de unas leyes que ofrecieran asideros y fórmulas que permitieran erradicar del país el peligro de una conspiración que atentara contra las bases mismas de la nacionalidad. El extremismo pretendía sustituir nuestras libres instituciones por un régimen totalitario que aboliera la propiedad privada, que hiciera de las Fuerzas Armadas algo diferente a una organización regular y convirtiera nuestra independencia como nación en un satélite comunista que buscaba impedir que pensáramos como hombres libres y nos transformara en autómatas, de forma antivenezolana y extranjerizante. 

opinan los foristas

Fracasar por la fuerza, triunfar por la razón

El 2 de junio de 1962 se sucedió “El Porteñazo”, la sublevación de la Base Naval de Puerto Cabello, bajo el comando de los capitanes Manuel Ponte Rodríguez, Víctor Hugo Morales, Pedro Molina Silva y Luis Francisco Avilán. Como líderes civiles o asesores políticos fueron señalados Manuel Quijada, Germán Lairet y Gastón Carvallo. Los insurrectos apresaron al comandante de la Base, Jesús Carbonell Izquierdo, y a Guillermo Ginnari, jefe de la base naval. Esta insurrección fue la más seria que tuvo el Presidente Betancourt, y la más grave que enfrentó la naciente democracia. Hubo sitios sangrientos durante tres días de pelea; hubo numerosos muertos y heridos. (Con el aplastamiento de esta sublevación cesarían los golpes militares durante 30 años, manteniéndose la estabilidad hasta la intentona de Hugo Chávez en 1992, también dominada por las fuerzas institucionales.)

opinan los foristas

De cuando el nacionalismo es venezolanista 

Como en la secuencia de militares que gobernaron durante más de un siglo a Venezuela y como en muchos políticos que cerraron con déficit social el siglo 20, la costumbre de tomar el poder como un botín para realizar una que otra obra suntuaria y de mantener a Venezuela en las precarias condiciones de un campamento minero, mantenía a nuestro país en increíbles condiciones de atraso aún para 1962.

opinan los foristas

Gobernar no es cotorra castrocomunista (Barinas lo confirmó)

El 12 de mayo de 1962, ocho días después de “el Carupanazo”, el Presidente Betancourt estaba en gira administrativa por el Estado Barinas, acompañado por el Maestro Rómulo Gallegos y los embajadores de Gran Bretaña, Canadá, Japón, Países Bajos, Líbano, México y Ecuador, a quienes se invitaba periódicamente para que evaluaran las fallas y aciertos de las obras encaminadas por el Gobierno de Coalición. En Barinas, la Corporación Venezolana de Petróleo (creada por este gobierno, primera petrolera del país, y futura PDVSA) extraía petróleo con capital estatal, con técnicos y obreros venezolanos, perforando pozos y realizando otras actividades (como jamás se había hecho en Venezuela y como ahora se comenzaba a hacer).

opinan los foristas

Un fracaso castro-comunista

La ciudad oriental de Carúpano fue la primera experiencia de conjunción castrense-comunista, bajo la dirección del capitán de corbeta Jesús Teodoro Molina Villegas y el marxista Guillermo García Ponce (designado jefe de operaciones militares del Partido Comunista). Fue a la medianoche de 4 de mayo de 1962 cuando se levantó el Batallón de Infantería de Marina “Mariscal Sucre, anclado en Carúpano, y el Destacamento Nº33 de la Guardia Nacional del mismo puerto. La insurrección estuvo comandada por el capitán Villegas, el mayor Pedro Vargas Castejón, el teniente Fleming Mendoza, Douglas Bravo y Germán Lairet. Participaron en ese movimiento el comunista Eloy Torres y el mirista Pedro Duno. Villegas declararía posteriormente que el ideólogo de la torpe sublevación había sido Simón Sáez Mérida.

opinan los foristas


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com