PUBLICIDAD

opinión

Contra la pérdida de independencia y soberanía 

Agosto 30, 2014

Si bien el “porteñazo” del 2 de junio de 1962 dejó la trágica muerte de 100 venezolanos, seguía la tarea de construir una Venezuela enmarcada dentro de una Constitución y de unas leyes que ofrecieran asideros y fórmulas que permitieran erradicar del país el peligro de una conspiración que atentara contra las bases mismas de la nacionalidad. El extremismo pretendía sustituir nuestras libres instituciones por un régimen totalitario que aboliera la propiedad privada, que hiciera de las Fuerzas Armadas algo diferente a una organización regular y convirtiera nuestra independencia como nación en un satélite comunista que buscaba impedir que pensáramos como hombres libres y nos transformara en autómatas, de forma antivenezolana y extranjerizante. 

opinan los foristas ver artículo completo »

opinión

Fracasar por la fuerza, triunfar por la razón

Agosto 23, 2014

El 2 de junio de 1962 se sucedió “El Porteñazo”, la sublevación de la Base Naval de Puerto Cabello, bajo el comando de los capitanes Manuel Ponte Rodríguez, Víctor Hugo Morales, Pedro Molina Silva y Luis Francisco Avilán. Como líderes civiles o asesores políticos fueron señalados Manuel Quijada, Germán Lairet y Gastón Carvallo. Los insurrectos apresaron al comandante de la Base, Jesús Carbonell Izquierdo, y a Guillermo Ginnari, jefe de la base naval. Esta insurrección fue la más seria que tuvo el Presidente Betancourt, y la más grave que enfrentó la naciente democracia. Hubo sitios sangrientos durante tres días de pelea; hubo numerosos muertos y heridos. (Con el aplastamiento de esta sublevación cesarían los golpes militares durante 30 años, manteniéndose la estabilidad hasta la intentona de Hugo Chávez en 1992, también dominada por las fuerzas institucionales.)

opinan los foristas

ver artículo completo »

PUBLICIDAD

opinión

De cuando el nacionalismo es venezolanista 

Agosto 16, 2014

Como en la secuencia de militares que gobernaron durante más de un siglo a Venezuela y como en muchos políticos que cerraron con déficit social el siglo 20, la costumbre de tomar el poder como un botín para realizar una que otra obra suntuaria y de mantener a Venezuela en las precarias condiciones de un campamento minero, mantenía a nuestro país en increíbles condiciones de atraso aún para 1962.

opinan los foristas

ver artículo completo »

opinión

Gobernar no es cotorra castrocomunista (Barinas lo confirmó)

Agosto 9, 2014

El 12 de mayo de 1962, ocho días después de “el Carupanazo”, el Presidente Betancourt estaba en gira administrativa por el Estado Barinas, acompañado por el Maestro Rómulo Gallegos y los embajadores de Gran Bretaña, Canadá, Japón, Países Bajos, Líbano, México y Ecuador, a quienes se invitaba periódicamente para que evaluaran las fallas y aciertos de las obras encaminadas por el Gobierno de Coalición. En Barinas, la Corporación Venezolana de Petróleo (creada por este gobierno, primera petrolera del país, y futura PDVSA) extraía petróleo con capital estatal, con técnicos y obreros venezolanos, perforando pozos y realizando otras actividades (como jamás se había hecho en Venezuela y como ahora se comenzaba a hacer).

opinan los foristas

ver artículo completo »

opinión

Un fracaso castro-comunista

Agosto 3, 2014

La ciudad oriental de Carúpano fue la primera experiencia de conjunción castrense-comunista, bajo la dirección del capitán de corbeta Jesús Teodoro Molina Villegas y el marxista Guillermo García Ponce (designado jefe de operaciones militares del Partido Comunista). Fue a la medianoche de 4 de mayo de 1962 cuando se levantó el Batallón de Infantería de Marina “Mariscal Sucre, anclado en Carúpano, y el Destacamento Nº33 de la Guardia Nacional del mismo puerto. La insurrección estuvo comandada por el capitán Villegas, el mayor Pedro Vargas Castejón, el teniente Fleming Mendoza, Douglas Bravo y Germán Lairet. Participaron en ese movimiento el comunista Eloy Torres y el mirista Pedro Duno. Villegas declararía posteriormente que el ideólogo de la torpe sublevación había sido Simón Sáez Mérida.

opinan los foristas

ver artículo completo »

opinión

Desarrollo, lejos de la inutilidad comunista

Julio 28, 2014

Rómulo Betancourt prometió y cumplió la idea de no gobernar desde un oficina de Miraflores, “donde no se dispone de radares para detectar las inquietudes de las colectividades”, y en sus constantes giras administrativas recorría las entidades federales poniéndose en contacto directo con los problemas, necesidades y aspiraciones de cada lugar, costumbre en la cual introdujo la innovación de hacerse acompañar por Ministros que ejecutaban obras e integrantes del cuerpo diplomático internacional. Y así sucedía a finales de abril de 1962 en el Estado Guárico, hogar de la laboriosa y esforzada colectividad llanera. En las giras administrativas, que no se confundían con la bullaranga característica de las campañas electorales, viajaba por tierra, para supervisar, iniciar e inaugurar obras.

opinan los foristas

ver artículo completo »

opinión

El desarrollo real es cero totalitario

Julio 19, 2014

La Venezuela que amanecía a principios de 1962 nos puede dar una idea sobre la complejidad implícita en la gestión del Gobierno de Coalición, que además de ejecutar una labor pedagógica para la consolidación de la democracia, acompañada por la ejecución de obras sociales como jamás se había logrado en nuestro país, confrontaba al unísono la pretensión insurreccional del Partido Comunista y el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), comprometidos con el abuso de legalidad de sus parlamentarios en una línea aventurera, subversiva, ante lo cual el Gobierno elaboraba un expediente para preguntarle a los jueces si eran métodos democráticos promover motines callejeros, asesinar policías y pacíficos ciudadanos por la espalda, ejercer la piratería aérea y tratar de producir insubordinados dentro de los cuarteles.

opinan los foristas

ver artículo completo »

opinión

Planificación, sin contrabandos históricos

Julio 12, 2014

Planteamos la necesidad de un gobierno de concentración nacional. Solo un gobierno con esa fuerza puede ser capaz de enfrentar los problemas que tiene Venezuela y que están allí, mientras el país político se dedica al tiroteo verbalista gobierno y oposición, atiborrando la pantalla chica de la televisión y las páginas de los periódicos con un contrapunteo vacío y, hasta me atrevo a decir, antipatriótico, ante la realidad que vive Venezuela”. Rómulo Betancourt, Febrero, 1981, XXI Convención de Acción Democrática.

“La prueba de un Plan está en su ejecución”, había dicho Rómulo Betancourt en 1960 al presentar el Plan Cuatrienal del Gobierno de Coalición. Y ahora, para 1962, había experiencia acumulada, como hemos podido ver con las grandes y sólidas obras puestas en marcha y que siguen siendo fundamentales para la democracia en los albores del siglo 21. Pero para esos comienzos de la década de los 60, todo estaba en construcción. Por encima de las fallas y los problemas (como el empeño comunistoide por impedir el desarrollo, funcionando conjuntamente con los restos dictatoriales superados), había un equipo serio buscando las soluciones que requería Venezuela de manera integral. En términos generales, el énfasis estaba puesto en remediar el desequilibrio existente entre el sector rural y el sector urbano.

opinan los foristas

ver artículo completo »

opinión

Así se derrocó a Medina

Julio 7, 2014

Un día de junio de 1945 se presentó en casa de Rómulo Betancourt el médico endocrinólogo Edmundo Fernández, compañero de un equipo de fútbol universitario en que ambos habían jugado de delanteros, tras lo cual cada quien siguió su camino. Fernández lanzó la sopresiva noticia: un grupo de oficiales del Ejército, hostil a la situación imperante, deseaba entrevistarse con Betancourt.

opinan los foristas

ver artículo completo »

opinión

Industrializar para la liberación económica

Junio 27, 2014

A estas alturas, las raíces que vamos extrayendo se encuentran reflejando la obra cumplida por el Gobierno de Coalición, presidido por Rómulo Betancourt, en sus primeros tres años (1959-1961), esfuerzo integral jamás visto en Venezuela y que tenía plena convicción de que la industrialización constituía uno de los objetivos fundamentales para lograr el desarrollo económico y social que requería Venezuela y la democracia, que finalmente se comenzaban a acoplar con el siglo en que vivía.

opinan los foristas

ver artículo completo »