end header begin content

opinión

Antonio Barreto Sira

Virgen del Valle

9 septiembre, 2019

El pasado domingo celebramos el día de nuestra amada y sagrada Virgen del Valle, y como siempre elevamos nuestras oraciones a la Madre de Dios por Venezuela y por todos y cada uno de los venezolanos.

Rogamos a Dios, por intercepción de la Virgen en su avocación del Valle, para que nos siga dando fuerza, firmeza y fe para seguir adelante en la lucha por la libertad de Venezuela. Pedimos que nos ilumine el camino hacia una salida pacífica, democrática y cívica de la actual coyuntura que atravesamos.

Acudimos al Altar para pedir que Dios nos bendiga y que no nos desampare; que vea con ojos de piedad a los venezolanos y sobre todo a aquellos que padecen enfermedades y aquellos que hoy sufren porque no pueden mantener sus hogares, debido a la crisis económica que nos agobia a todos sin discriminación.

Como gobernador de Anzoátegui le supliqué a Dios Santísimo y a la Virgen del Valle, patrona de todos los orientales, para que nos permita avanzar y salir de este drama que ya llega 20 años azotando al pueblo venezolano, que nos permita llegar a una etapa de transición que sea el inicio para el renacer de Venezuela.

Y, le pedí que me iluminara como gobernante y que iluminara a todos los integrantes del equipo de la Gobernación de Anzoátegui; que nos dé la capacidad de sortear las dificultades, de capear las adversidades y de concretar hechos en favor de miles de anzoatiguenses.

Que nos acompañe en la materialización de las acciones necesarias para el cumplimiento de nuestro objetivo de gestión como es el salvar vidas. Qué nos enseñe el camino para lograr más hechos en favor de los pacientes de nuestro estado.

Y, ustedes se preguntarán porque realicé todas estas peticiones a la Virgen Santa. Primero, lo hice porque soy un fiel creyente en la Virgen, y como buen católico sé que lo que pidamos con devoción verdadera será escuchado por la Madre de Jesucristo; segundo, porque creo debemos rezar y hacer en la misma medida.

Sé que en medio de las tormentas económicas, políticas y sociales que vivimos en Venezuela, sé que en medio de este ciclón de problemas que nos asfixian cotidianamente, aparecerá la luz de la Virgen para guiarnos, ayudarnos y apoyarnos; sé que, así como la Virgen del Valle se le apareció a los pescadores en su bote, aparecerá metafóricamente delante de nosotros para tomarnos de las manos y llevarnos a buen puerto.

Cada día estoy más convencido que el trabajo y la fe son los más altos estandartes, y por tal motivo desde la Gobernación de Anzoátegui seguimos creyendo en Dios y trabajando por un mañana mejor para todos los anzoatiguenses y venezolanos.

Creo fielmente que allá arriba existe un Dios que nos ve con ojos amorosos y que atiende nuestras suplicas, nuestras peticiones y nuestros clamores, que nunca nos abandonará y que siempre estará allí para nosotros. ¡Amén!



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com