end header begin content

opinión

Williams Caballero López

Chispa que encendió la sabana

11 julio, 2019

Sí, con tan solo una chispa se puede incendiar toda la sabana. Así ocurrió con la victoria de Hugo Chávez en 1998. Este hecho encendió a América Latina, constituyendo el inicio de un período oscuro para todo el continente.

Ahora, acaba de prenderse otra chista. No sé bien si decir que fue la muerte del Capitán de Corbeta Rafael Acosta Arévalo, o el Informe Bachelet, o si decir que ambos son parte de un mismo todo. Lo cierto, es que las llamas avanzan y ya empezaron a chamuscar a Nicolás Maduro y su combo.

A pesar de lo que diga el usurpador, las conversaciones en Barbados están dirigidas a que él salga de Miraflores y que se llevan adelante elecciones, como bien lo dijo el presidente Juan Guaidó, con las condiciones mínimas para que no sean una farsa.

Y los indicios de un desenlace a la crisis parecen que van dando frutos, mientras que en los Estados Unidos no bajan la guardia.

El almirante Craig Faller, quien es el jefe del Comando Sur de EEUU, habló ante el Comité de Servicios de las Fuerzas Armadas del Senado de su país, y expresó lo que él considera como los riesgos de la permanencia de Nicolás Maduro en el Palacio de Miraflores y la peligrosa influencia de Rusia, China e Irán en el Hemisferio Occidental.

Entre sus palabras resaltaron que: “Las organizaciones criminales, el narcotráfico, la inmigración ilegal, los extremistas violentos, la corrupción, todo ello habilitado por un gobierno débil, son los principales entre desafíos de seguridad en Latinoamérica”.

Ya con esto observamos que en los Estados Unidos no pierden el norte; todo esto se va compaginando con la edificación de un escenario poco agradable para Nicolás Maduro y su séquito de cómplices que lo acompañan en la usurpación.

Además, el Informe Bachelet puso la piel de gallina a todo el mundo, ni los más frenéticos defensores de los socialismos radicales pueden salir públicamente a defender a un sistema acusado de las mayores atrocidades del mundo.

Rusia mantienen sus amagos dentro de la geopolítica, porque están obligados a ser el contrapeso de los EEUU, mientras que los chinos siguen expresando un cada vez más timorato respaldo a Maduro; es decir, salvo los cubanos el respaldo a la usurpación es cada vez más flaco.

Y, como dice el refrán “cuando veas las bardas de tu vecino arder, pon las tuyas en remojo”, desde La Habana ya prediciendo el final de la “teta venezolana”, ya están enfilado a amamantar una nueva vaca, representado ahora por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador en México.

La chispa de la transición está consumiendo a la usurpación que cada vez está más débil, más solitaria y con menos posibilidad de sostenerse de pie. Maduro, sin lugar a dudas, debería negociar su salida, en la medida que le resten márgenes de maniobra.

@wcaballerolopez



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com