end header begin content

opinión

José Luis Centeno

Steven y el desgarrador clamor de su madre

11 julio, 2019

Encarcelado, el joven cantante Steven supo de la impotencia, la rabia y el dolor de los inocentes ciudadanos violentados por la plaga judicial en ausencia de respeto al Estado de Derecho, realidad exclusiva de un país de delincuencia institucionalizada devorando vidas, el futuro, cuanto vestigio de civilidad existe en “el país -o lo que queda de él-“.

El mismo día que lo detuvieron, miércoles 27/01/2016, un juez implacable, Diosdado Cabello, le dictó sentencia a Steven, públicamente, en su programa “Con el Mazo Dando”, lo hizo responsable, pues no lo es, del homicidio de una ciudadana chilena ocurrido 22 meses atrás en Mérida, además de atribuirle falazmente militancia política y vinculación a supuestos grupos violentos.

“…soy la mamá de Steven Ricardo García Sanz, deseo con todo el alma la libertad de mi hijo, ya que él es inocente, todos saben que Steven es inocente y aún continúan metiendo el dedo en la llaga, lo que deseo es que se determine la inocencia de él y me lo den en libertad.”

Clamor recurrente de la señora Edith Mercedes Sanz de García, funcionaria policial jubilada, quien no cesa de insistir en contradicciones incómodas para el régimen:

“…hablan de veracidad y transparencia, sin antes hacer las averiguaciones pertinentes, sin tener pruebas contundentes para que lo califiquen de la manera como lo están haciendo, mientras que el verdadero asesino anda suelto.”

“Asesino”, calificativo que activó la jauría judicial contra Steven, exponiéndolo al escarnio público, luego, no es de extrañar que siga esperando la culminación de un juicio incierto tras las rejas, sin existir elementos de convicción para determinar responsabilidad penal que permita refrendar la condena impuesta por adelantado o, lo que es lo mismo, la“pena de banquillo” que pesa sobre él.

Cuando la señora Edith dice que su hijo, de 26 años, es “Un preso político más pero sin dinero”, en alusión a su extracción humilde, y pide tenazmente“¡Justicia y Libertad para mi hijo porque es inocente!”, crea un espacio irreductible para la verdad declarada por boca de obsecuentes operadores de justicia.

“La misma Fiscal que me lo imputa, Teresa Rivero, dice, antes de irse del país, que ella no quiere continuar en el juicio, que no estaba de acuerdo, porque Steven es inocente. ¡Ah! La misma fiscal lo dice. Y ya Steven tiene 3 años privado de su libertad”, explicó Edith.

El lunes 8 del presente mes, un funcionario judicial, en condición de anonimato, corroboró lo antes dicho:

“Estamos saliendo ahorita de una audiencia, donde nos hemos enterado que hasta la misma Fiscal anterior reconoce que Steven no tenía nada que ver con la muerte de esta ciudadana chilena, lamentablemente quien cometió ese homicidio se encuentra libre y un inocente sigue pagando. Como lo dice su mamá muy claro, él es un preso político sin real, sin dinero, pero con todo el cariño y el afecto de su familia, de sus amigos, de su comunidad.”

La No Culpabilidad de Steven, sin haber pronóstico de condena, algo propio de los casos de presos políticos, se torna en circunstancia delatora poco eludible para quienes extienden caprichosamente la sentencia dictada el 27/01/2016.

“De igual manera, la abogada acusadora me dice: Señora Edith, yo sé que Steven es inocente. No sabe la indignación que me da, que ella sabe que Steven es inocente ¿por qué continúan con esta falsa? Digan la verdad, por amor a Dios, que me están matando, digan la verdad. Digan que mi hijo es inocente. Las personas que le quitaron la vida a esa señora chilena andan sueltos”.

Con una profunda lesión a la presunción de inocencia, en el contexto del actual estado de descomposición de la administración de justicia, arrollan a un humilde joven, haciéndolo chivo expiatorio en una artera versión oficial comunicada al Gobierno chileno, causante de inercia procesal, abundando pifias que acrecientan el clamor de su madre.

“Lo que pido por clamor a Dios, que le den libertad a mi hijo, porque mi hijo es inocente. Dicho por la misma Fiscal que me lo imputa, y ahora la abogada acusadora, que en la audiencia pasada me llama y me dice a mí, en mi cara: Señora Edith yo sé que su hijo es inocente.”

Cualquier información, comentario, desahogo o sugerencia por la dirección electrónica [email protected]com o por mi cuenta en twitter @jolcesal



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com