end header begin content

entrevistas, nacionales, titulares

Luis Ramírez: «El agua potable que llega a Valencia es una porquería»

25 marzo, 2019

especial Enrique Meléndez / 25 mar 2019.- El ingeniero Luis Ramírez considera que el agua potable que recibe Caracas, proveniente del Embalse de Camatagua, deja mucho que desear, pero cuando se refiere al agua potable que llega a Valencia y San Diego su evaluación es precisa.

“A esa gente lo que le llega es una porquería. Porque el agua del embalse Pao-Cachinche, que le suministra a estas ciudades, está supercontaminado” indica Ramírez, quien participó como ingeniero proyectista del Acueducto Regional del Centro así como en otros proyectos hidráulicos durante su trayectoria como funcionario del antiguo ministerio de Obras Públicas y, luego, del ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales.

La entrevista comienza preguntando sobre el agua recogida durante el apagón en el talud del río Guaire y que los canales del Estados dijeron que provenía de un manantial.

¿Esa agua es potable?

-No lo sabemos; porque en este caso nosotros estamos viendo la salida, pero no la entrada de esa agua. ¿De dónde proviene? No lo sabemos. Pero te aseguro que esos no son manantiales. Puede ser que proviene de una tubería que se ha roto, y llega por filtración a la orilla del río. Tú le puedes dar la interpretación que tú quieras.

¿Pero es potable esa agua?

-No lo sabemos. Tendríamos que hacerle un análisis. La gente que la está tomando la ve cristalina; pero tú no sabes qué contaminación tiene; si viene con organismos microbiológicos, minerales, metales. No se sabe. Ahora, si haces un ensayo, tomas una muestra, puedes determinarlo. La potabilidad del agua se comprueba, de acuerdo a las características que tiene el líquido en particular. O sea, de acuerdo al contenido de minerales: presencia o no de organismos patógenos, presencia o no de metales que son dañinos; por ejemplo, que tenga plomo, que tenga mercurio. Eso forma parte de la contaminación que proviene de las industrias, y no alteran la característica del color del agua.

-La calidad del agua viene caracterizada por muchas cosas. Fíjate que en las plantas de tratamientos hay tres procesos distintos para cada una de esas cosas que te estoy diciendo. Cuando el agua viene cargada con sedimentos, sales, minerales, limo o arcilla, eso tiene un color determinado, y eso se trata con sulfato de aluminio que provoca la sedimentación de ese contenido. Cuando tú ves que en los filtros de tu casa hay un residuo de color marrón, eso indica que hay un mal tratamiento del agua, Puede ser que el sulfato de aluminio no pudo sedimentar bien el contenido de arcilla, y de modo que te llega una mezcla de sulfato de aluminio con arcilla.

-Lo otro es el sabor; que viene caracterizado por una serie de contenidos; que pudieran ser esos mismos que te he mencionado: arcilla, limo, etcétera, y que le da un sabor a tierra al agua. Para eso se usa carbón activado; que tienen los filtros, y que mejora el sabor del agua.

-El tercer proceso lo constituye el control de los sedimentos patógenos: bacterias, que son las que provocan las enfermedades; diarrea, males estomacales, etcétera. ¿Con qué se trata eso? Con cloro.

-De modo que tienes tres tratamientos que deben contemplar las plantas, como la de la Mariposa en Caracas para lograr el agua que tú llamas potable; es decir, apta para el consumo humano: color, sabor y salubridad.

¿El agua que mana de las faldas del Avila o en algunas de las montañas de los Altos Mirandinos sí se puede considerar potable?

-Esos sí son manantiales. Esa agua viene de una zona subterránea que, supuestamente, no tiene contaminación ni por desechos industriales, de casas, etcétera. Es decir, no es agua servida, y pasa por un filtro natural, que es el subsuelo, y mana en esos sitios que tú ves en la Cota Mil. Ahora, esos manantiales pueden ser buenos, muy buenos o regulares. ¿Por qué? Porque no tienen tratamiento específico. Tú la estás tomando en su condición natural.

-Pero esa agua puede contener muchas sales; si pasa, por ejemplo, por suelos ricos en bicarbonato de calcio, de sodio, de magnesio. Puede tener buen color, si se filtra eficientemente en el suelo. Pero se trata de un agua que no tiene tratamiento, y por eso te digo que la que mana de esos manantiales puede ser buena, muy buena o regular.

-Me imagino que el agua que es embasada de esos manantiales sí tiene algún tipo de tratamiento. Aunque, a ese respecto, yo veo con mucha reserva esa agua; porque no hay mucho control sobre la forma en que se embasa.

Usted ha hablado del tratamiento de cloro, y, según ha trascendido, no hay mucha producción de cloro en el país. ¿Qué sabe usted sobre eso?

-Aparentemente, el suministro de cloro, en especial, de cloro de gas, que es el que se usa en las plantas de tratamiento para inyectarlo en las tuberías, como que ha tenido problemas. Porque, parece ser que la planta que lo estaba produciendo, en la Petroquímica de El Tablazo, no ha podido garantizar el suministro. Pero no te puedo dar información porque yo no manejo ese tema.

Dicen, por otra parte, que el embalse de Camatagua, que suministra agua a la Región Capital además de otros estados centrales, no está funcionando del modo más eficiente, y de allí la duda con respecto al agua que nos llega. ¿Qué nos podría decir sobre esta materia?

-Aquí hay dos problemas importantes. Uno es la calidad del agua del embalse; si tomamos en cuenta que Camatagua está asentado sobre el río Guárico, cuyas aguas llegan muy contaminadas; puesto que pasan por la zona central de Venezuela. Atraviesan por Villa de Cura, San Juan de los Morros, San Sebastián de los Reyes. O sea, recibe aguas servidas que no tienen ningún tipo de tratamiento; de modo que el Guárico es un río muy contaminado, y ese es el afluente del Acueducto de Caracas.

-El embalse de Camatagua es bastante grande. Tiene una capacidad creo que de 1 mil 800 millones de metros cúbicos y actúa como una laguna de mejoramiento natural. Pero, verdaderamente, la calidad del agua deja mucho que desear. Si el tratamiento fuera adecuado, posiblemente, nos llegara un agua muy satisfactoria, pero yo no tengo la información de cómo está.

-O sea, tenemos dos problemas: una fuente de agua muy contaminada y una planta de tratamiento que puede ser que esté en malas condiciones de operatividad, por fallas de los equipos, falta de capacidad del personal; deficiencia de suministro de los materiales; más que todo falta de cloro; sulfato de aluminio, y la forma como ellos dosifican y manejan la planta. Esos son los factores que inciden positiva o negativamente. Yo creo que negativamente; porque no creo que a Caracas llegue el agua con la calidad, como se requiere.

-Claro, si la comparas con la que le llega a Valencia, a San Diego… A esa gente lo que le llega es una porquería. Porque el agua del embalse Pao-Cachinche, que le suministra a estas ciudades, está supercontaminado; pues se trata del captador de las aguas residuales del Lago de Valencia y el sitio donde se origina la recirculación del agua.

¿Qué nos puede decir del resto de los acueductos?

-Algunos de bastante importancia, como el de Turimiquire, el cual sirve a los estados Anzoátegui, Sucre y Nueva Esparta tienen actualmente un problema de disponibilidad de fuentes, derivado de varios factores; como son la sequía que está presente; pero agravada por el mal manejo de las cuencas; filtraciones no controladas de la represa y un personal que no cuenta con la capacidad técnica necesaria, para manejar el suministro de agua a los diferentes usuarios.

-Es indispensable realizar una evaluación que permita conocer el estado actual de todos los componentes que impactan en la gestión integral del agua en el país: cuencas hidrográficas, acueductos, tomas, embalses, plantas de tratamiento y redes para el suministro y distribución: bombas y tuberías.

-También es importante realizar una revisión de los circuitos. El rápido crecimiento poblacional en los últimos tiempos ha traído como consecuencia la inadecuada distribución del agua en los municipios. Existe un desbalance en la distribución del agua. Se deben redefinir los circuitos de distribución del agua y evaluar en cuáles de ellos es necesario incrementar capacidad de suministro, e incorporar acueductos adicionales a zonas densamente pobladas; para lograr una distribución equitativa y justa del recurso del agua.

-Este diagnóstico debe ser realizado de manera completa y rigurosa por personal altamente, capacitado; que sea capaz de definir las condiciones actuales del agua en el país. Esta evaluación permitirá establecer un plan de acción certero y adecuado a la problemática actual.



Etiquetas: | | | |

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com