end header begin content

entrevistas, política, titulares

Ernesto Alvarenga: Oficiales descontentos no deben desertar

1 marzo, 2019

especial Enrique Meléndez / 1 mar 2019.- El constituyente de 1999 Ernesto Alvarenga considera que se está cometiendo el mismo error del 2002, a raíz de la toma de la Plaza Altamira por parte de un grupo de la alta oficialidad de ese entonces de las fuerzas armadas; pues, a su juicio, lo que resultó de allí, fue que estos oficiales descontentos abandonaban su puesto de mando, y quedaban al descubierto como enemigos del régimen.

¿Constituyen las deserciones de los militares, que ahora estamos viendo, un reflejo de la tensión interna que se vive en las fuerzas armadas?

-Eso forma parte de la situación de descomposición por la que atraviesa la nación venezolana, y las fuerzas armadas son un componente del Estado; sus integrantes no están al margen de la vida nacional, y así como existe una enorme crisis en el Psuv. De hecho, Nicolás Maduro perdió el control del aparato partidista; lo tiene hoy en día el sector militar que dirige Diosdado Cabello; con fisuras, por supuesto, y la más reciente fue del Pollo Carvajal; quien fue por diez años director del DIM. Tú vez ahí el tipo de fisuras. Entonces, esa posición de los oficiales que desertan viene a ser la muestra de la tensión e incluso descontento.

-Yo por diversos medios seguí con mucha atención lo que estaba ocurriendo en el Táchira, y no ví ningún general, ningún coronel, ningún comandante dando la cara en ese tema fronterizo. Las dos figuras representativas del oficialismo allí fueron la de Freddy Bernal e Iris Varela, y los grupos que actuaron no fueron sino los mal llamados colectivos; que son grupos de choque como los que describió Marx en su libro sobre la revolución de 1848 en Francia (El 18 Brumario de Luis Napoleón Bonaparte).

-En ese episodio de 1848 vemos al pequeño Bonaparte, como lo conoce la historia, formar células violentas con ex presidiarios, prostitutas; vagos y maleantes, en su conjunto, a quienes utilizaba para amedrentar a sus enemigos. O sea, que ni siquiera en esa forma de represión esta gente que nos gobierna es original; esos métodos vienen del siglo XIX.

-Por supuesto, tiene que haber una gran tensión en el medio militar venezolano; que lleva a algunos oficiales, sobre todo, de rango medio a desertar; aun cuando yo voy a aprovechar esta entrevista; porque el artículo 333 nos obliga a todos los ciudadanos venezolanos a restituir la Constitución; que hoy, por la vía de los hechos, ha sido derogada.

-Allí las fuerzas armadas juegan un papel muy importante, y necesitamos entonces que los oficiales descontentos se mantengan en sus puestos de mando. Es en estos puestos donde deben ser útiles a la patria; puesto que el artículo 333 los emplaza a cumplir con esta obligación.

-El artículo 328 señala que el sector castrense constituye una fuerza que no puede tener militancia partidista, y digo esto pensando en lo que fueron los errores que se cometieron, cuando un grupo de oficiales se fueron a la plaza Altamira, y dejaron sus puestos de mando. Yo supongo el fiestión que armaría Chávez en Miraflores en la oportunidad; si tú tienes presente, que allí lo que resultaba era que aquellos oficiales se iban y, sencillamente, perdían su mando, y, en consecuencia, quedaban al descubierto como enemigos del régimen.

-Yo pienso que no; que tienen que quedarse. Tenemos que sacar a nuestra gran Venezuela de una de las crisis más graves, que ha ocurrido desde que somos República. Porque la Guerra Federal fue un episodio totalmente distinto. Aquí tenemos una crisis con la bota y el espionaje del G-2 cubano que está en todas partes, y dicen por allí que a todos los circuitos de seguridad de Maduro los componen agentes cubanos. Algo que señaló el periodista Jorge Ramos, una vez que lo expulsaron de Miraflores.

-Yo conservo mis amigos en esos círculos, y lo que me dice esta gente es que Maduro en quien confía es en el G-2 cubano y en los colectivos. Eso lo que demuestra en que le teme a que las fuerzas armadas se acojan a los preceptos que establece la Constitución del 99.

Diosdado Cabello y otros voceros oficiales han dicho que quienes verdaderamente, quemaron los camiones con la ayuda humanitaria fueron los círculos violentos de la oposición. ¿Qué piensa usted?

-Yo siento que el teniente Cabello o no ve bien o no cuenta con los sistemas de información más adecuados; porque el mundo entero vio donde y como ocurrieron los actos de violencia en la frontera. Incluso, mucho más grave ha sucedido en la Gran Sabana con los pemones, y donde se registran varios muertos. De modo que eso no es verdad.

-Fíjate tú hay un caso muy interesante; que es el de Siria. Allí la Cruz Roja está prestando asistencia sanitaria y alimentaria en pleno conflicto bélico. Lo que demuestra que aquí lo que lleva a actuar a esta gente de esta manera tan de terror es el miedo. Es una mentira eso de decir que nosotros estamos a nivel de ayuda humanitaria como consecuencia del bloqueo que nos tiene EEUU. Eso es un gran embuste burdo y palurdo.

-Porque todo esto comenzó, a mi juicio, desde aquel día en el 2002 en que Chávez agarró un pito, en su programa dominical de televisión, y a medida que lo sonaba iba despidiendo a la famosa “nómina mayor” de Pdvsa, y así botó a veinte mil trabajadores. A continuación lo vimos en la Plaza Bolívar de Caracas, y apuntó hacia un inmueble que estaba situado en una de sus esquinas, y, en vista de que el mismo formó parte de los bienes de la fortuna del Libertador, expresó: exprópiese, y de allí pasó a fincas y a empresas en plena producción.

-Hace unos días un grupo de Constituyentes del 1999 nos reunimos con Juan Guaidó. Yo le dije: sería útil hacer un inventario de todas las empresas confiscadas y expropiadas que no fueron pagadas por el Estado, y restituirlas a sus legítimos dueños. Porque esta es una manera de ofrecer confianza al empresariado; una restitución de las garantías económicas, y una muestra de que respetamos, como lo establece la Constitución, la propiedad privada.

¿Usted no cree que estamos ante un Caballo de Troya como lo advierte el oficialismo?

-Las realidades son las realidades. Ellos hablaban de que se trataba de una invasión la ayuda humanitaria. ¿Dónde está la invasión? ¿Quién fue el que usó la violencia? Las hermanas, los curas, las damas de blanco que, gentilmente, cooperaban con el ingreso de los medicamentos, constituía la supuesta invasión; además de la diputada Gaby Arellano, estaba el diputado Carlos Valero, así como sus otros homólogos, que habían logrado llegar, sorteando todo tipo de obstáculos.

-Ninguno de ellos hablaba de confrontación civil o militar. Quien usó a los colectivos fue el gobierno. Incluso, se llegó a decir que muchos de sus integrantes eran convictos de la cárcel de Santa Ana en el caso del Táchira y en el caso de Bolívar de la cárcel de El Dorado; o sea, delincuentes. Pero es que, insisto, Nicolás no tiene control sobre las fuerzas armadas. ¿Tú sabes lo que significa el hecho de que tengamos dos mil generales?

-Las fuerzas armadas estadounidenses están compuestas por un 1 millón 500 mil efectivos, y al generalato lo componen 900 oficiales. Constituye una perversión, como buen peón, lo que ha hecho Nicolás siguiendo los mandatos que le da Raúl Castro, quien le ha dicho que tiene que desmontar a las fuerzas armadas; pues eso es lo que han hecho, al nombrar esa cantidad de generales sin ningún tipo de mando, y sin ningún tipo de credenciales.

-Uno de los grandes retos que tiene Guaidó es reconstruir y depurar nuestras fuerzas armadas y que se cumpla con el artículo 328; donde el mérito sea lo que prevalezca, más allá de las afinidades políticas, que pueda existir en el medio militar; pues ellos tiene derecho al voto, como te dije.

¿No mostraría una conducta temeraria Juan Guaidó de regresar al país; tomando en cuenta que de inmediato iría a prisión como ha dicho Maduro o, incluso, se habla de un asesinato?

-Aquí no hay estado de derecho. Existe el estado de ánimo; que pueda tener la banda que hoy se dice como jefatura de Estado: el estado de ánimo de reprimir, de matar, de asaltar, de alcahuetear. Eso es lo que existe: un estado de ánimo. Estamos en un país donde no hay ningún tipo de respeto a ninguna ley. De modo que Maduro ha dicho que va a detener a Guaidó; que es el presidente interino.

-Ahora, yo recuerdo que allá en Valle de la Pascua, mi pueblo natal, había en algunas casas un pequeño cartel que decía: “cuidado, perro bravo”, y tú entrabas, y no te mordía. Aquí estamos frente a un perro que ladra pero que no muerde, y si Juan Guaidó decide regresar al país, yo creo que ese día de su regreso debe hacerse una gran fiesta nacional.

-En una concentración del pueblo caraqueño, seguido de todos los pueblos de Venezuela; en cuyas casas debe estar izada la bandera nacional; debe pronunciar nuestro presidente interino un discurso, como lo ha venido haciendo, valiente, nacionalista, donde asuma la conducción del país. A eso no hay que temerle. Ahora, como presidente interino tiene que regresar al país. Eso sí; no debe regresar en frío. Es en caliente que lo debe hacer con la gente en la calle. Tú tienes que tomar en cuenta que los capos ya se pusieron en desbandada: Padrino López ya sacó la familia.

-Cuando eso sucede, ¿qué nos dice la situación que se deriva de allí? Que ya ellos sienten que no tienen el poder; que saben que su gobierno ha sido totalmente errático. Julián Castro queda como un niño de pecho delante de Nicolás. Se habla de la fuga del general Benavides Torres, ex comandante de la GNBV, y quien al parecer ha aparecido en España, según llega por las redes sociales.

¿Cuáles serían las salidas constitucionales, a las que apelaría Guaidó, para desalojar a Maduro de Miraflores?

-Hermann Escarrá, a quien yo lo sigo considerando Constituyente del 1999, a pesar del papel que ha jugado en una Constituyente que no es legítima, escribió en octubre de 2009, un documento bien interesante (el entrevistado saca de una carpeta unos folios), que tituló Las Salidas Constitucionales a la Crisis de Venezuela. Allí establece un conjunto de artículos de la Constitución, que van desde el 13, el 19, 21, 23, 323, 328; en fin, hasta llegar al artículo 350, como fundamentación para llevar a cabo este proceder.



Etiquetas: | | |

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com