end header begin content

economía, titulares

Guaidó, en Fedecámaras: El venezolano quiere vivir de su trabajo, no de los Clap

6 febrero, 2019

especial Enrique Meléndez / 6 feb 2019.- Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional y juramentado presidente interino de Venezuela, presentó este martes el Plan País ante el empresariado venezolano y envió un mensaje de esperanza al sector privado.

Arrancó con el tema de la reconstrucción del país. “reo que hoy tenemos la absoluta certeza de que realmente podemos construir el país donde queremos que crezcan nuestros hijos; nuestros nietos”, dijo. “Creo que hoy no hay dudas de que todo el sacrificio de años, de esta labor de resistir; de creer en Venezuela, no sólo valió la pen, sino que va a valer y va a tener resultados en el corto plazo”.

Para Guaidó estos han sido años de resistencia a los embates; así como a las tentaciones “del camino fácil”.

“Pero también debemos decir que resistió el gen republicano del país democrático; porque, de otra forma, no estuviéramos aquí. El emprendimiento del venezolano creo que hoy queda reivindicado paradójicamente; pues al tratar de estigmatizar a la empresa privada, quedan reivindicados los empresarios, quienes son los que fomentan el empleo y la riqueza”.

Reconoció que la iniciativa privada es un valor que se debe rescatar; que es necesario el rescate económico, y que para eso se ha venido trabajando en el Plan País pues ese rescate debía, a su modo de ver, venir con la mano de la empresa privada; tomando en cuenta que el desarrollo de cualquier área económica lo requería.

Consideró Guaidó que tampoco es cierto que el venezolano quiera vivir de los subsidios: CLAP; Mercal, Pedeval, y a los cuales los puso a vivir el gobierno luego de quebrar el aparato productivo; pero que está demostrado que el venezolano quiere vivir de su sueldo, de sus ingresos, de su trabajo.

“Esas necesidades deben ser solventada con la emergencia económica y la ayuda humanitaria que estamos gestionando; sino, insisto, con el desarrollo de un gran país. Cuando terminemos las tres etapas: cese de la usurpación (aquí fue interrumpido por el público que a manera de coro completó sus ideas), gobierno de transición y convocatoria a unas elecciones; también tenemos que hablar una de serie de etapas para reconstruir la industria”.

En ese sentido, Guaidó consideró que era necesario garantizar la seguridad jurídica, y agregó que la expectativa de cambio implicaba un aliciente, puesto que supone una mejora, y que es lo que algunos conocen también como esperanza; de modo que una vez que ha cesado la usurpación, y ya en un período de transición, éste tiene que venir acompañado de seguridad jurídica:
“Estado de derecho, que es lo que le ofrece confianza a la inversión; el establecimiento de reglas de juego claras. Cuando hablamos de cese de la usurpación, es cese también a la persecución, cese al hostigamiento a los que producen. Gobierno de transición es colocar los elementos, para estabilizar, para corregir… No solamente para atender la emergencia humanitaria. Y va a tener que ver, inmediatamente, sin duda con la empresa privada”.

Argumentó Guaidó que hay que garantizar suministros; que hay que estabilizar la economía a objeto de lograr la gobernabilidad; de modo que se puedan rescatar los valores de la democracia: meritocracia, esfuerzo, trabajo; que abran las puertas a la efectividad, al desarrollo; que abra las puertas, en definitiva, a un país próspero, productivo.

Se refirió a la situación en la que se encuentra “el régimen” de Maduro, destacando que éste ha comenzado a atacarlo; que se trata de un régimen que ya no cuenta con la capacidad política ni de movilización; pero que genera todavía una gran incertidumbre; una gran ansiedad; que cuándo va a acabar esto; que qué vamos a hacer en lo inmediato.

“Nosotros nunca hubiéramos querido vivir en dictadura… pero nos tocó esta etapa. Insisto: no ha sido gratis llegar hasta aquí. Y digo esto porque debemos ocuparnos del tejido social, de respeto a los diferentes sectores, de entendimiento; de modo que también nos dé pie para sostener la democracia, a sostener las libertades”.

Seguidamente, se preguntó que qué habíamos aprendido como sociedad, como empresarios, luego del deterioro del estado de derecho a lo largo de estos 20 años; de irrespeto a las instituciones, de irrespeto a la forma y a la norma.

“Hemos visto que la democracia no es un regalo. La dimos por sentada en un momento y, completo, dramáticamente, la perdimos. Segundo, tenemos que aprender que hay que respetar el protocolo, la norma, las reglas del juego; ya que es fundamental para la convivencia como ciudadanos”.



Etiquetas: | |

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com