end header begin content

el mundo, política, titulares

Canciller de Brasil, sobre Grupo de Contacto: “No es una iniciativa útil”

7 febrero, 2019

Washington, 7 feb (EFE).- El canciller de Brasil, Ernesto Araújo, consideró este jueves que el Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela “no es una iniciativa útil” y solo servirá para prolongar más tiempo en el poder al presidente venezolano, Nicolás Maduro.
En una rueda de prensa en Washington, Araújo consideró que ese grupo, integrado por países europeos y latinoamericanos, parte de “premisas equivocadas” al considerar que Maduro tiene la misma legitimidad que el jefe del Parlamento Juan Guaidó, que el 23 de enero se juramentó presidente interino de Venezuela con el consentimiento de la AN.

El canciller de Brasil, Ernesto Araujo, se encuentra de visita en Washington.

“Se parte de la premisa de igualdad entre el Gobierno legítimo de Guaidó y la dictadura de Maduro. Como ha mostrado el pasado, esa iniciativa no prosperará, solo prolongará la dictadura de Maduro y creará dudas sobre la transición”, afirmó Araújo.

“Servirá -añadió- para retrasar el proceso y, por eso, no creemos que sea una ayuda válida”.

En su primera reunión, celebrada hoy en Montevideo, el Grupo Internacional de Contacto para Venezuela acordó enviar un misión técnica a ese país y convocar una reunión ministerial a comienzos de marzo para analizar el desarrollo del proceso.

El encuentro acabó con una declaración conjunta que fue suscrita por la Unión Europea (UE), Uruguay, Costa Rica, Ecuador, España, Italia, Portugal, Holanda, Suecia, Alemania, Francia y el Reino Unido.

No rubricaron esa declaración ni Bolivia ni México, que no forma parte del Grupo de Contacto pero sí participó de la reunión.

Brasil es uno de los países que integra el Grupo de Lima, compuesto por una docena de países del continente americano que considera roto el orden constitucional en Venezuela.

El Grupo de Lima se reunió el lunes en Ottawa (Canadá) y acordó no considerar la opción militar para forzar la salida de la Presidencia de Maduro, que tomó posesión de su cargo el 10 de enero fruto de unas elecciones celebradas en mayo y cuestionadas por parte de la comunidad internacional.

Cree que Maduro habría dejado ya el poder si no fuera por Cuba

Por otra parte, Araujo manifestó su convencimiento de que Maduro habría dejado ya el poder si no fuera por el respaldo del Gobierno cubano y consideró que el “problema” de la supuesta influencia de Cuba en Venezuela debe ser abordado en el futuro.

En la citada rueda de prensa, el canciller brasileño fue consultado sobre si está de acuerdo con el análisis que hace el Ejecutivo del presidente de EEUU, Donald Trump, sobre la influencia de Cuba en Venezuela y Nicaragua, países que ha descrito como una “troika de la tiranía”.

“Sí -contestó Araújo-, estamos totalmente de acuerdo en que Cuba tiene un papel y un papel desafortunado en mantener a Maduro en el poder y es un problema que debe ser abordado en el futuro. El Gobierno de Maduro no seguiría en el poder si no fuera por Cuba”.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, es un duro crítico del Gobierno cubano y de los acuerdos firmados por los Ejecutivos de Brasil anteriores, que eran de tendencia izquierdista, para inyectar recursos en Cuba con créditos millonarios a obras públicas y contrataciones de miles de médicos cubanos.

Araújo, de visita esta semana en la capital estadounidense, ha conversado sobre Venezuela con el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton; el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo; el senador Marco Rubio y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

Con todos ellos, habló sobre cómo ingresar ayuda humanitaria en Venezuela en respuesta a la petición formulada por el líder opositor Juan Guaidó, que se proclamó el pasado 23 de enero presidente interino de Venezuela, pese a la negativa del Gobierno de Nicolás Maduro, que asegura que esto puede dar paso a una invasión extranjera.

Guaidó anunció el sábado que se había formado una “coalición nacional e internacional” de asistencia humanitaria para Venezuela con puntos en Cúcuta (Colombia) y Brasil, así como en una isla del Caribe, aunque no detalló cuál.

El canciller brasileño consideró que la entrada de ayuda humanitaria a Venezuela entraña dos cuestiones: primero el asunto “logístico” de cómo hacer llegar la ayuda a la frontera de Venezuela y, luego, el tema “político” de cómo ingresar alimentos y medicinas dentro del país.

En los últimos días, EEUU y miembros de la oposición venezolana han denunciado que el Ejército de Venezuela está poniendo obstáculos en carreteras que unen el país con Colombia para bloquear la ayuda.

Preguntado sobre cuál podría ser la reacción de Brasil si esa situación se diera en su frontera con Venezuela, el canciller se limitó a decir: “Esperamos que esta situación no continúe. Quizás es solo una esperanza, pero esperamos que se recobre el uso de la razón”, dijo.

Brasil aún no ha revelado la localización del futuro punto de acopio, pero se especula sobre la posibilidad de que se ubique en la localidad de Pacaraima, fronteriza con Venezuela.

Preguntado sobre si ha abordado con las autoridades estadounidenses la posibilidad de la entrada de soldados en Venezuela, Araújo contestó: “No hemos tenido ninguna conversación sobre ningún tipo de opción militar, creemos que la democracia puede progresar y salir adelante”.

La mayor parte de los países del continente americano, incluidos Brasil, EEUU y Colombia, han respaldado a Guaidó como presidente interino; mientras que Maduro mantiene el respaldo de Rusia, China, Bolivia, Cuba y Nicaragua, entre otros.

Lea más: México y Bolivia no firmaron declaración del Grupo de Contacto que pide presidenciales



Etiquetas: | | |

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com