end header begin content

opinión

¿Y cómo lo hacen?

10 enero, 2019

Muy animado se encontraban los milicianos de la Guardia de Honor, celebrando sus navidades revolucionarias en los jardines del Palacio de Miraflores. Entre hallacas, perniles y tragos conversaban entre si sobre lo bueno y lo malo del 2018. Uno de ellos, le preguntó al cubano del G-2, que fungía como comisario político de su escuadrón, ¿Qué fue lo que pasó con la camarada enfermera de nuestro Difunto Comandante Eterno?

-Óyeme tú, esa señora dejó el pelero y se fue para el exterior a colaborar con las fuerzas contrarrevolucionarias del imperialismo.

¿Cómo así? Eso es difícil de creer. Esa camarada estuvo siempre al lado de nuestro Líder Único acompañándolo y atendiéndolo hasta el día de su muerte. Y ahora, sale con eso que tú dices, no entiendo.

-Bueno asere, te lo explico, esa mami no solo fue enfermera, no se te olvides que también ocupó el cargo de Directora de la Oficina del Tesoro y allí se empaquetó con unos cuantos billetes verdes y se fue con la cabuya en la pata. Tiene acusaciones de Blanqueo de Capitales y Enriquecimiento Ilícito contra ella y su marido.

Ahora estoy más enredado, esa camarada formaba parte de nuestro regimiento y ahora la acusamos.

Otro miliciano, que estaba atento con la conversación, interviene para decir, que él no se atreve a acusarla de corrupta. Pero, si le llamaba la atención, la Dolce Vita de ella y su esposo: Carros lujosos, viajes, inversiones en Panamá, joyas y etc. Y todos en la Casa Militar nos preguntábamos ¿Y cómo lo hace?

Lo más sorprendente, fue su respuesta a estas acusaciones, en una entrevista a la Agencia EFE en Madrid:

… “Soy una servidora pública que me gané mi dinero por mi trabajo. Me lo gané bien ganado y he sido una mujer que por mis méritos propios y por mi profesionalidad llegué a esos cargos. Ganaba el dinero justo que tenía que ganar por trabajar.

… Pero no quiso cuantificar exactamente cuánto ganó mientras estuvo al frente de la Tesorería. “No lo recuerdo, pero era una muy importante cantidad de dinero. Mi sueldo era suficiente, más que suficiente para cubrir mis necesidades… A mí me pagaban en dólares y pasan de las 500 comisiones que hice al exterior… No me daba tiempo a gastar el dinero”

-Qué vaina tan buena, dijo el miliciano. Ahora me entero que unos cobran en dólares y a los pendejos como yo nos pagan con bolívares devaluados… ¿Dónde queda el principio constitucional y revolucionario “A igual trabajo, igual salario”?… No me jodan.

Bueno, para que tengan una idea de cuánto es el guiso, déjenme decirles que solamente la vivienda que compraron en Madrid está valorada en 1,8 millones de euros.

-Coñoooo, cosa más grande, dijo el cubano.

A todas estas, el director del conjunto musical que animaba el sarao, al escuchar todo aquello, de inmediato hizo los arreglos para interpretar la siguiente canción salsónoma muy conocida en las clases populares:

Que bien vive ese señor
Que bien vive esa señora
Sin trabajar se mantiene
Y viste muy a la moda

Y pregunto
¿Y cómo lo hacen? – yo no se
¿Cuál es el negocio? – sepa usted
¿Y cómo lo hacen? – yo no se
¿Cuál es el negocio? – sepa usted

Vacacionan en Europa
Y hablan parle vous francés
Ella duerme hasta las doce
Y él se levanta a las tres
Tiene abrigos de pieles
Pulseras de oro en los pies
Diamantes por donde quiera
Casa de lujo y chofer
Siempre en los caballos
siempre en la pelota
Y goza que goza
muerta de risa doña Claudia Patricia

Todos los asistentes, escuchando esa popular canción, no dejaban de preguntarse ¿Por qué la Fiscalía o el TSJ no actuaron a tiempo para evitar los delitos que hoy imputan? será que en su momento, esas autoridades jugaban en el mismo equipo de la camarada enfermera… un coro unánime, retumbó en el Palacio… / ¿Cuál es el negocio? / sepa usted… ¿Y cómo lo hacen? / sepa usted”.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com