end header begin content

política, titulares

Análisis ND: Christian Zerpa, ¿hombre de confianza del chavismo o depredador sexual?

6 enero, 2019

Pedro García Otero / 6 ene 2018.- El presidente del Tribunal Supremo de Justicia, magistrado Maikel Moreno, afirmó en su perfil de Facebook que el “exmagistrado” (sic) Christian Zerpa, “era investigado desde el 23 de noviembre del 2018, fecha en la que fue remitido su expediente al Consejo Moral Republicano, como consecuencia de las reiteradas denuncias que funcionarias de su despacho habían formulado contra él, por conductas indecorosas e inmorales en detrimento de un grupo de mujeres que hacían vida laboral en su despacho”.

Como en los casos de todos los altos funcionarios del chavismo que se separan de este o se fugan del Gobierno saliendo del país, la denuncia sucede a la fuga, y no a la inversa.

Sin embargo, Zerpa es un hombre tan de confianza del chavismo que, según ha adelantado el magistrado a periodistas venezolanos en Miami, su pase directo de la Asamblea Nacional al TSJ, como parte del grupo de los llamados “magistrados express”, se enteró de su designación como miembro del Tribunal Supremo “por una llamada de Cilia Flores”, en las propias sesiones de diciembre de 2015 que fueron el inicio de la ruptura del Estado de derecho en el país.

Lea más: Magistrado Christian Zerpa desertó y está en EEUU

Un Estado de derecho que Moreno ahora dice defender: “el Tribunal Supremo de Justicia tiene el deber de informar al país que la integridad y unión de nuestra Institución, no se verá manchada por una conducta delictual, que lejos de lograr separarnos, nos une en nuestro propósito de velar por la garantía inquebrantable de nuestro Estado de Derecho”, señala en la conclusión del artículo en Facebook, escrito en tono periodístico de declaración, que sucede un día después de la defección de Christian Zerpa.

Christian Zerpa

Zerpa ocupó múltiples cargos públicos y contra él nunca se levantaron denuncias por acoso

Este, en tanto, dará una rueda de prensa hoy en Orlando, Florida, para “denunciar corrupción en el poder judicial”.

Hombre de confianza

Tan cercano era al chavismo el magistrado que huyó, que fue jefe del despacho presidencial entre 2007-09; diputado por el PSUV (2010-15) y presidente de la Sala Electoral entre 2015 y 2018 (donde se estrenó con la sentencia que desproclamó a los tres diputados de Amazonas y que sería piedra angular de la posterior declaratoria de “desacato” por la Sala Constitucional que preside Moreno).

Su última sentencia fue justamente la de la Universidad de Carabobo donde se desproclamó, nuevamente, a las autoridades de la Federación de Centros Universitarios, en diciembre del año pasado.

Su vínculo con el chavismo se dio a través de Utopía 78, el grupo que dirigía Tarek El Aissami en la Universidad de Los Andes, donde se graduó de abogado en 2002, una de las razones por las cuales en 2015 no podía ser aún magistrado del TSJ (no tenía años suficientes de ejercicio profesional).

Como El Aissami, igualmente, Zerpa estaba sancionado por Estados Unidos y por Canadá por la vulneración de los derechos políticos de los venezolanos.

Fuentes señalaron también que la esposa de Zerpa, Carolina Galvis, era la asistente personal de Adelaida Maduro Moros, hermana del jefe de Estado Nicolás Maduro.  También abogada, Galvis trabajo en la Defensoría Pública.

Sin rastros

A lo largo de toda su vida pública, u ocultó muy bien sus tendencias de depredador sexual, o no las liberó hasta que estuvo en el Tribunal Supremo, o su poder borró las evidencias, porque, según Moreno, es solo ahora que “muchas de sus supuestas víctimas presentaron sus renuncias o debieron ser reubicadas en otras áreas de la Institución, ante su aberrante conducta, que solo puede obtener el desprecio y rechazo de la sociedad”.

“Los señalamientos por la conducta inmoral del exmagistrado Zerpa, y ante los argumentos y pruebas señalados por sus víctimas, originaron una situación de alarma en la Junta Directiva del Tribunal Supremo de Justicia, que decidió remitir la contundencia de las denuncias ante el Consejo Moral Republicano, para la destitución del funcionario y que enfrentara ante la jurisdicción ordinaria, los gravísimos delitos por los que está siendo señalado”, indica Moreno, y nuevamente, la investigación se mantuvo en profundo secreto.

Con los derechos de la mujer como coartada

Sin embargo, Moreno previno a quienes piensen defender a Zerpa que “el exmagistrado huyó del país, valiéndose de su prerrogativa constitucional que ostentaba, para evitar la justicia y que sus delitos quedaran impunes, por eso, quien se preste para reivindicar la oscura psicopatología de este exfuncionario, debe obtener el rechazo de todos los que hemos sido garantes de los intocables derechos de las mujeres”, afirmó el magistrado Moreno.

Aunque la defección de Zerpa se conoció ayer, se supo que se encontraba en Estados Unidos desde diciembre, preparando una declaración que más allá de la denuncia de Moreno, puede suponer mañana un golpe en la línea de flotación de un Maduro que quiere juramentarse ante el TSJ el 10 de enero y luego ser “reconocido” por la Asamblea Nacional Constituyente el 11, mientras la Asamblea Nacional, la OEA y la comunidad internacional juegan un juego paralelo para lograr su desalojo del poder por vías pacíficas.



Etiquetas: | | |

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com