end header begin content

economía, titulares

Juan Pablo Olalquiaga: Nuestro plan de recuperación industrial post-transición es de corte liberal

6 noviembre, 2018

Especial Enrique Meléndez / foto: El Universal / 6 nov 2018.- Juan Pablo Olalquiaga, presidente de Conindustria, aseveró que en estos últimos veinte años han desaparecido unos 400 mil empleos directos y un estimado de 1.2 millones de empleos indirectos.

Olalquiaga hizo esa aseveración al presentar la Encuesta de Coyuntura correspondiente al segundo trimestre de 2018, donde expresó que se presentaba con bastante retraso debido a la dificultad de obtener respuestas de las empresas.

El dirigente gremial comenzó refiriéndose al aumento del salario mínimo, cuyo resultado fue que la inflación se duplicó entre agosto y septiembre.

“La inflación va a ir creciendo. Entonces, si la inflación es la que va a ir robándole poder adquisitivo al consumidor, y eso sigue creciendo, la expectativa que vamos a tener es que cada semana, habrá menos empresas que puedan sostenerse generando menos puestos de trabajo, y aumentándose los índices de pobreza”.

Recordó que en otras épocas, el sector industrial solía emplear unas 650 mil personas en forma directa, y que el múltiplo de cada persona directa es de tres personas indirectas, es decir, tres puestos de trabajo indirectos por cada puesto directo, y que hoy en día el empleo directo está por debajo de las 250 mil personas; con las repercusiones que eso tiene en el empleo indirecto.

Al referirse a la posibilidad de que el petro sea manejado por el sector industrial, dijo que éste estaba sancionado a nivel internacional; que no hay forma de transar la compra de una materia prima en petros fuera de Venezuela, y que más allá de eso, Conindustria entiende que el petro se trata de un mecanismo de endeudamiento del Gobierno, y que no funciona como mecanismo transaccional, como para poder comprar o vender dentro de Venezuela o afuera.

Al ser consultado sobre la posibilidad de que se produzca un colapso de la economía en el mediano plazo, Olalquiaga respondió que ya estamos en un colapso; pues semejante situación no implica que haya un swiche que se apaga y de pronto todo se oscurece; sino que las cosas se van apagando paulatinamente; pues el hecho de que hayamos pasado de 9 mil 700 empresas industriales que empleaban a 650 mil personas, a tener menos de 3 mil 200 que emplean menos de 250 mil personas; es muestra del colapso en que estamos.

“Al final, ¿qué es lo que va a quedar? Yo no sé al final que es lo que va a quedar. Pero me imagino que una fracción mínima de lo que tenemos hoy en día”.

Precisó que el sector más impactado en este momento por la crisis económica es la industria del ensamblaje automotor, en donde se tenía una capacidad de ensamblaje de 250 mil vehículo al año y hoy apenas se llega a unos mil.

A la pregunta de los planes que tiene Conindustria para la recuperación del parque industrial venezolano, Olalquiaga manifestó que ese organismo había diseñado un plan de políticas públicas, que se llama Hacia una Venezuela Industrializada, que se basa en una reactivación de la economía, partiendo de ajustes en las áreas macroeconómica; institucional; comercial; laboral, de ciencia y tecnología; y desde el punto de vista de financiamiento.

“Este plan de políticas públicas de Conindustria, que es sectorial, se encuentra dentro de los procesos que la sociedad venezolana está estableciendo como para visualizar cuál debe ser una Venezuela post-transición política, y esos planes, que son unos planes muy liberales; con muy poca interferencia del Estado; dejando muchas libertades para que las empresas puedan operar, podría traer una recuperación de la economía”.

Agregó que podría ser un nuevo nacimiento, más que una recuperación; pues, a su modo de ver, recuperar siempre es posible; pero que hay que darle nacimiento a las nuevas iniciativas, así como a nuevos complejos industriales

“Una de las cosas más dramáticas que hemos conseguido es que el 22% de las empresas, que llamamos: un muestreo muy representativo tanto sectorial como regional y de distintos tamaños de empresas, ese 22% de las empresas no pudo responder porque estaba cerrado”.

Al extrapolar dicho porcentaje; Olalquiaga dedujo que de las 3 mil 200 empresas que continuaban existiendo a principios de año; se percibía que 704 empresas no existían para el segundo trimestre del año. “Un drama continuado”, dijo.

En cuanto al 78% del parque industrial que queda en pie, reportó que el 91 de las empresas no tiene pedidos sino para menos de tres meses, y que dentro de la pequeña empresa el 50% tiene para menos de un mes, y que como estaba hablando del segundo trimestre del año, se observaba que ya para el tercer trimestre; que ya pasó, hay muchas empresas, que no podrían continuar adelante.

“El gran grueso de las empresas disminuyó sus volúmenes de inventarios, y no los pudo reponer. Las empresas que no han podido reponer sus inventarios; bueno, más allá de que hoy en día se consumen menos inventarios producto de que hay una disminución importante de ventas; en algún momento se les va a acabar, y no existe un mecanismo cambiario, como para poder acceder a compra de nuevo inventario”.



Etiquetas: | |

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com