end header begin content

opinión

Jesús Silva R.

Si dejan morir a Josemith Bermúdez, los meto presos

12 septiembre, 2018

Si dejan morir a Josemith Bermúdez, ejerceré acción penal contra los culpables del hecho. Soy indiferente a los chilidos de artistas y medios de comunicación que han pretendido distorsionar mis declaraciones sobre la enfermedad de esta famosa animadora.

La estridencia mediática de opositores no me intimida.

Los personajes faranduleros que me critican se toman fotos con ella, las publican mucho en instagram, pero no la ayudan. Estas “estrellas” deben mejor dedicarse a sus telenovelas, a sus canciones de reguetón y a sus animaciones de espectáculos con lentejuelas. Yo me seguiré dedicando al Derecho Constitucional y Penal como Doctor en ciencias jurídicas y ex funcionario de la Fiscalía General de la República.

La única verdad en este caso es que personas de dudosa reputación están recolectando dólares mediante GoFundMe en nombre de Josemith con la promesa de que dichos fondos serán destinados a pagar una intervención quirúrgica oportuna para extirpar el cáncer que esta ciudadana padece.

Si dicha recolección de dinero no resulta en la realización de la cirugía y Josemith muere sin ser operada, estaremos en presencia de una estafa pues se habrá engañado tanto a la paciente en cuyo nombre se recolectó la plata así como a los que donaron fondos. Sería un acto abominable y delictivo quedarse con los fondos y no invertirlos en el intento médico de salvar una vida, tal como se prometió.

El delito de estafa está definido en el artículo 462 del Código Penal de Venezuela como los artificios capaces de engañar o sorprender la buena fe del otro, induciéndolo al error y beneficiando así al sujeto activo del tipo penal de un provecho injusto con perjuicio ajeno. Nuestro ordenamiento jurídico estableció una pena oscilante entre 2 y 6 años de prisión.

Similar daño se comete si no se quedan con el dinero y pagan la operación quirúrgica pero esta se hace demasiado tarde, cuando el cáncer con metástasis expandida ya sea imposible de extirpar. Todas estas variables (tiempo límite de operación o deadline) deben ser conocidas por los recolectores de las divisas si conversan con el médico oncólogo tratante, en caso contrario incurren en negligencia grave e imperdonable que pone en riesgo la vida de Josemith.

Un cáncer con metástasis detectada puede empeorar fatalmente en un mes. Una cirugía para remover una pieza cancerosa pudiera costar alrededor de 3,000 dólares. El tiempo pasa y no se efectúa la anhelada operación. No hay información de ello ni del monto recolectado. ¿Qué es lo que pasa? ¿Quién rinde cuentas? Mientras tanto Josemith se deteriora y sus esperanzas de sobrevivir se desvanecen.

El caso que aquí denuncio será muy grave jurídicamente si como consecuencia de la presunta estafa, acontece la muerte de la víctima, es decir, Josemith, quien hallándose en un estado de afectación o situación de vulnerabilidad psicológica y física debido al cáncer, ha depositado su confianza en los recaudadores de dólares que le han prometido pagar la operación para salvar su vida o por lo menos intentarlo.

Si llega la muerte así, podrá plantearse una corresponsabilidad penal de los recaudadores en homicidio concausal en la modalidad de comisión por omisión, o sea, aquel homicidio que se comete al dejar de hacer lo que legalmente y materialmente se debía y podía hacer pero con la comisión se crea un efecto dañino que termina de matar a quien ya estaba enfermo.

Yo no digo que los recaudadores de dólares están obligados a curar milagrosamente un cáncer que pudiera ser diagnosticado incurable mañana, sino que estos señores se han comprometido a pagar la cirugía y ello significa agotar los medios de salvar a Josemith, vale decir, una obligación legal que ellos mismos han adquirido voluntariamente al recoger dinero en nombre de ella. Exijo respuesta y otros deberían seguirme.

Dejar morir a otro sin agotar medios para salvarlo, es un delito. Así dejaron morir a Cayito Aponte. Y no debe ocurrir lo mismo con Josemith.

Si por un minuto quien me lea, hace pausa en su profundo odio antichavista, quiero que sepa que la opinión que aquí emito es estrictamente jurídica y que no le agrego ningún ingrediente político, mucho menos burla. Yo no soy así.

Y digo más, a pesar de salvajes difamaciones de artistas y medios opositores contra mí por opinar en este caso, hoy me ofrezco gratuitamente para hacer gestión a favor de la inmediata cirugía oncológica de Josemith si se me diese autorización legal para ello ante entes gubernamentales. Me importa salvar vidas más allá colores políticos. Mi corazón es puro y cristianamente perdono a los que me ofenden.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com