end header begin content

el mundo, política, titulares

Análisis ND: Impacto internacional de la migración le abre otro frente a Maduro

5 septiembre, 2018

Pedro García Otero / 4 ago 2018.- Desde que comenzó esta semana, la artillería declarativa y de medios de la “revolución bolivariana” está enfocada en un solo objetivo: revertir el efecto de las imágenes de los venezolanos huyendo de su país a pie por los caminos de Colombia, Ecuador y Perú, los videos de la migración masiva de venezolanos, que se aceleró luego del 25 de agosto, cuando estos últimos dos países comenzaron a exigirles pasaporte. 

Teme el Gobierno de Nicolás Maduro que ahora sí, y encubierta bajo la figura de la “crisis humanitaria”, venga una intervención internacional liderada por Estados Unidos.

Lea más: Cabello culpa a campaña mediática por emigración de venezolanos

Usando los más diversos argumentos (desde las “lágrimas profesionales” que según Diosdado Cabello lloran los migrantes, hasta el “90% de ellos quieren devolverse” de Nicolás Maduro), el chavismo pretende convencer (¿a quién?) de que el fenómeno de la migración o no existe (Maduro habla apenas de 600 mil emigrantes) o que, como señala el eterno “número dos” del régimen, tras la emigración (“que no es tanta como dicen, pues”) hay una “campaña mediática”.

Si el intento del Gobierno de contrarrestar videos que le hacen mucho daño (nadie huye de una democracia, mucho menos a pie) tiene como objetivo la comunidad internacional, el mismo tendría algún sentido. Si es a lo interno, donde cada familia venezolana está partida por la mitad o en varios fragmentos; donde los niños se quedan al cuidado de sus abuelos, y terminan en la calle, o donde la gente se suicida por desesperación, que Maduro o Cabello usen los argumentos que usan para defender lo indefendible, solo acrecienta la enorme brecha que los separa de la sociedad, que cada día se profundiza.

Temores ¿fundados?

Sin embargo, la declaración de Marco Rubio el sábado (“las circunstancias han cambiado”) sienta, sin duda, un precedente.

Que “las circunstancias han cambiado”, es tan evidente, en relación con la migración de venezolanos, que el país es hoy el principal problema del mundo, y el problema migratorio más grande de la historia de Latinoamérica, aunque Delcy Rodríguez le exija a la ONU que utilice las cifras oficiales del Gobierno venezolano y se sume al “paraíso de tontos” que las exiguas masas chavistas consumen cada día en VTV.

migración

Las imágenes de los venezolanos caminando han dado la vuelta al mundo

Esto se suma a la decisión de Brasil de militarizar su frontera con Venezuela, y a la realización de los ejercicios Unitas 2018, con un gobierno, el de Duque, en Colombia, que no teme llamar a su homólogo venezolano “dictador” en cada intervención que realiza. Y mirando a Rubio, está claro que es el secretario in pectore para América Latina de Donald Trump, y cuidado sino hasta un potencial delfín.

Todo esto explica el temor del Gobierno y su reacción, luego de meses o años de ignorar el problema. Un memorando interno del embajador alterno de Venezuela ante la OEA, Samuel Moncada, a los cargos de confianza de la Cancillería, al que Noticiero Digital tuvo acceso, reza, resumido, lo siguiente:

Después de escuchar a Marco Rubio citando su conversación con John Bolton, del Consejo de Seguridad Nacional, estoy propenso a pensar que estamos en otra fase más peligrosa de la agresión. Estamos hablando de la “securitizacion” del tema migratorio (…)

La amenaza militar de la Portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, los comentarios de Rubio anoche, la gira de Mattis por la región, los movimientos militares de Brasil, Temer señalando que Venezuela rompe la armonía regional (…) los ejercicios militares en Colombia, las declaraciones de Almagro pidiendo mayores sanciones contra Venezuela (…) las amenazas de corte de ventas petroleras de EEUU a Venezuela (…)

Todo nos dice que no se trata de una resolución sobre migrantes sino de la declaración de un “casus belli” contra Venezuela. La declaración de un Estado fallido que es incapaz de actuar sobre su propio territorio y genera una crisis humanitaria que desestabiliza a la región y solo puede ser frenado con una “intervención humanitaria”.

Si la OIM y ACNUR participan en sesión del 5 septiembre estarán validando el inicio de hostilidades con amenaza de uso de la fuerza militar con carácter “preventivo” para defender la seguridad de EEUU…

Hay que decir que en el último punto (Si la OIM y la ACNUR…) Moncada se está refiriendo a la sesión extraordinaria de la OEA hoy. Aunque no hay mayores esperanzas de que pueda pasar una resolución de consenso, y aparentemente no se llegará siquiera a una declaración, una eventual resolución del organismo hemisférico “activaría” al Consejo de Seguridad de la ONU. Rusia tiene derecho a veto allí, pero el tema de Venezuela se pondría en el centro de la agenda mundial.

A partir del memorando de Moncada, desde finales de la semana pasada se ha elevado desde el Gobierno la voz de alarma en relación con Venezuela. Un Gobierno, el de Maduro, que está tan aislado que tiene que protestar porque la reunión de países para analizar el impacto de la migración se realiza en Quito, capital de Ecuador, uno de sus países más cercanos hasta hace nada. Donde funcionaba Unasur, hoy convertido en cascarón vacío.

Un régimen que tiene que destacar el regreso de 100, o 200, emigrantes, para contrarrestar la salida (y demos sus cifras por buenas, pues) de 600 mil personas. Completamente aislado no solo a lo exterior, sino a lo interno. Un Gobierno atrincherado.

Todo ello sumado al creciente colapso de la economía.

Explica, sin duda, la preocupación internacional. Y también la preocupación de Maduro en relación con esa preocupación.



Etiquetas: | |

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com