end header begin content

opinión

Mario Valdez

Se fue Carlos Almenar Otero, “La Voz de Oro”

9 agosto, 2018

El martes 7 de agosto de 2018, en la ciudad de Miami, dejó de existir uno de los grandes baluartes de la música venezolana, el Tenor, cantante y compositor Carlos José Almenar Otero, con apenas 92 años de edad, los dos últimos años estuvo muy complicado de salud. Fue un caraqueño de pura cepa, de signo Aries, nacido el 21 de marzo de 1926. Vivió 18 años en Alemania y 5 en Italia, pero siempre pendiente de su tierra querida. Grabó 54 discos en Alemán, 19 en Español, uno en Japón, uno en Italiano y otro en Inglés, colaboró y contribuyo a la formación de decenas de artistas a los que de manera desinteresada les enseñaba sus experiencias. Fue compositor de bellas canciones y de himnos, hizo el himno de la masonería. En 2016, fue nombrado “Patrimonio Cultural Viviente de la Fuerza Armada Nacional”. Fue masón. Internacionalmente conocido como “La voz de Oro”.

Triunfo en los grandes escenarios, su personalidad y su voz arrancó aplausos en Alemania, Italia, España, Rusia, Japón y Estados Unidos de América, pero despedía cada uno de los conciertos con la canción venezolana ”Alma Llanera”. Sentidas condolencias para su esposa Gioconda de Almenar y sus hijos.

El Barbero de Sevilla y La Traviata

Almenar Otero, en su juventud, cursó estudios de Derecho en la Universidad Central de Venezuela. Se inclinó por el estudió de la música, la opera y el teatro, abandonó los estudios de leyes. Entró de lleno al auditoriun, hizo teatro y cantó boleros en la radio que era lo usual en la época. Estuvo con Alfredo Sadel en la Caravana Camel.

En 1951, participó en el concurso de canto “El gran Caruso”, la Metro Goldwiyn Meyer, estaba promoviendo la película que llevaba el nombre del concurso y era protagonizada por el tenor mundial de la época Mario Lanza. El ganador por Venezuela fue Almenar Otero. Ese año, viajó a Italia y durante tres años cursó estudios en el Conservatorio Giuseppe Verdi, recibió clases directas y personales del tenor Nino Piccaluga, quien era la estrella del teatro “La Scala” en Milán.

En 1953, demostró su formación operística en obras famosas como: El Barbero de Sevilla, con música de Gioachino Rossini. En La Traviata, opera de Giuseppe Verdi. Demostrando en Europa su talento artístico.

En 1956 y 1957, fue contratado para promocionar la película “El Gran Caruso”, en Europa, debutó en los teatros Nuovo y en el Lirico, donde compartió escenario en dos conciertos con el Tenor Mario Lanza.

En 1958, debutó en Alemania en el Festival de Cine de Berlín. En Frankfurt y Hamburgo se popularizó en la televisión junto a Mario lanza, grabó su primer disco en Alemania y batió record vendió 650.000 ejemplares.

¿Cuánto vale el Show?

En 1975, Carlos Almenar Otero comienza a sentir la nostalgia que le da a los hombres que llevan muchos años fuera de su país, empaca su equipaje y vuelve a Caracas, ante una pregunta periodística contesto: “Tome la decisión de venirme motivado a la nueva era que vive el país, ahora hay un mayor aprecio por el artista venezolano”.

Durante 18 años fue presidente del jurado en el programa ¿Cuánto vale el Show? Junto al director y conductor del elenco Guillermito “Fantástico” González, en Radio Caracas Televisión (RCTV). Converse con Guillermito sobre la muerte de Almenar Otero y esto contesto “Carlos fue un maestro, daba clases toda la semana en cada concurso de ¿Cuánto vale el show?, sus comentarios a los nuevos aspirantes, sus enseñanzas para que corrigieran o mejoraran su nivel, sentaron cátedra en la televisión, además presto una gran labor a la música venezolana, a la clásica y operática, fue un gran tenor”. Fueron sus palabras.

Almenar Otero nos regaló sus canciones

El 10 de marzo de 2014, compartimos en mi casa de Caracas con Carlos Almenar Otero y la grata compañía de Toco Gómez, Guillermito González, Australia, Maureen, Zolinda, Patty, Francia, Alice, Mechi, Tulio Álvarez y José Eduardo Baralt, otros. Almenar y Guillermito conversaron mucho sobre su época en la televisión, recordaron un proyecto que tenía el “Fantástico” para Almenar, consistía en formar una “Academia de Estrellas”, en cada ciudad del país para la formación y captación de los nuevos talentos (artistas y compositores) para la radio y la televisión, Carlos Almenar Otero iba a ser el director general de la academia.

Esa noche los presentes pudimos disfrutar su grata conversación y escuchar de viva voz las canciones que nos regalo el internacional artista conocido como “la voz de oro”, Háblame de amores Mariu, No llores por mí Bella María y por supuesto Cumpleaños feliz, el motivo del encuentro fue el cumpleaños de mi esposa Alba Marina “La Nena Valdez”.

Almenar Otero, Alfredo Sadel y Renny Ottolina

Carlos Almenar Otero cuenta una anécdota muy interesante que le sucedió una noche de 1949, cuando se presentó con el joven Alfredo Sadel, dice: “Alfredo y yo nos presentamos esa noche en lo que podría ser un mano a mano para la época, si bien los dos ya habíamos tenido actuaciones en la radio, fue en aquel momento cuando en verdad Sadel se dio a conocer con sus grandes temas como “Desesperanza” de María Luisa Escobar, “Vereda Tropical” de Gonzalo Curiel y “María Bonita” de Agustín Lara. La orquesta era dirigida por Simona Álvarez que también era flautista de la Sinfónica Nacional. Desde aquel momento ambos cantantes mantuvieron una estrecha amistad que se prolongó en el tiempo y cuando Almenar residía en Europa facilitó la carrera operística de su viejo amigo. En ese tiempo se daba a conocer un locutor venido de Valencia y de una gran versatilidad que con los años en la televisión habría de inmortalizarse como Renny Ottolina”.

En los años ’90, nos encontrábamos con frecuencia con Almenar Otero en el restaurant Da Sandra de Sabana Grande, donde con el acompañamiento musical interpretaba sus canciones, solía descargar una de las voces más bellas que hayamos escuchado.

[email protected]
@marioevaldez



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com