end header begin content

opinión

Jesús Silva R.

Doctrina constitucional de igualdad por diferenciación

11 agosto, 2018

No hay discriminación ni tampoco desigualdad cuando el Estado le otorga un beneficio a un sector de ciudadanos y a otros no otros no les da nada, esto es así porque en materia de Derecho Constitucional Internacional la igualdad está filosóficamente planteada en dos categorías, igualdad por equiparación e igualdad por diferenciación.

Hay igualdad por equiparación cuando se le brinda igual trato legal a todas las personas, independientemente de su situación social u otra característica individual. Por ejemplo: el Estado garantiza que todos tienen derecho a la vida, tanto el rico como el pobre, tanto el empresario como el obrero.

Esta modalidad de igualdad no resguarda a los sectores más vulnerables de la sociedad que no tienen iguales posibilidades de ejercer sus derechos en comparación a otros sectores que social y económicamente son más aventajados.

Por otro lado, la igualdad por diferenciación es más perfecta que cualquier otra, porque ella no es indiferente al hecho social, es decir, establece normas jurídicas que brindan un trato diferente o preferencial según la situación social de cada sector.

Ocurre que más allá de las leyes escritas existe una vida práctica donde ciertos grupos tienen ventajas para ejercer sus derechos en comparación con otros que sufren desventaja. Es así que el Estado otorga beneficios o preferencias a quienes son más vulnerables en los hechos.

Por ejemplo: acertadamente se protege más a los niños que a los adultos; más a los trabajadores que a los patronos; etc. En este contexto se inserta la ayuda económica mediante el Carnet de la Patria que debe ser para ciertos sectores sociales especiales del país que realmente lo requieren.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com