end header begin content

economía, titulares

Francisco Monaldi: Sector petrolero está implosionando

8 agosto, 2018

Angélica Antía Azuaje / 8 ago 2018.- Para el experto petrolero y profesor del IESA, Francisco Monaldi, la caída de la producción de petróleo, los miles de millones reclamados por los países acreedores, la infraestructura débil y la amenaza de sanciones de los EEUU hacen que cualquier intento de recuperación de Pdvsa sea poco probable que tenga éxito.

En su reciente artículo, titulado “Venezuela, un regreso difícil”, aseveró que el sector petrolero venezolano está “implosionando”.

A su juicio, la producción está cayendo tan rápido que se ha convertido en un importante riesgo geopolítico para el mercado petrolero. Dado que la economía venezolana depende de las exportaciones de petróleo en más del 90 por ciento de las divisas, el colapso de la producción está empeorando lo que ya es la peor depresión económica en la historia registrada de América Latina.

“El país está en hiperinflación y la crisis ha producido una gran crisis humanitaria y de refugiados en la región. Más de dos millones de venezolanos han emigrado en los últimos dos años. La “reelección” de Nicolás Maduro fue considerada ilegítima por la mayoría del Hemisferio Occidental y Europa, y los EEUU. Y otros países occidentales están endureciendo las sanciones contra Venezuela. La imposición probablemente continuará sin disminución a menos que ocurra una transición política”.

Una espiral que podría ser letal

De acuerdo con el catedrático, menos de la mitad de la producción total de Pdvsa, alrededor de 550 TBD, genera flujo de efectivo.

Más de 350 tbd se consumen en el mercado interno subsidiado con una pérdida masiva; más de 400 TBD se comprometen a pagar deudas con Rusia, China y otros acreedores; y alrededor de 50 tbd se venden subsidiados a Cuba.

El colapso del flujo de efectivo ha resultado en un colapso de la inversión, generando una espiral de muerte. Las plataformas petroleras en operación han caído a 28 en mayo de 2018, un nivel no visto desde la masiva huelga petrolera de 2003, menos de la mitad de los niveles de 2014-2016, y menos de una cuarta parte de los niveles alcanzados cuando la producción alcanzó su punto máximo en la década de 1990.

Además, la productividad de la plataforma es aproximadamente un tercio de lo que era entonces. Se estima que PDVSA debe más de USD 15 mil millones a compañías de servicios y socios, además de más de USD 40 mil millones en deuda financiera. A excepción de la deuda con Rosneft, la compañía petrolera nacional rusa, que parece estar al día, PDVSA ha dejado de pagar a todos los demás. Hasta hace poco, con pequeñas excepciones, los acreedores han sido pacientes y no han demandado para cobrar, pero la paciencia está empezando a disminuir. Venezuela y PDVSA entraron en mora selectiva en algunos bonos a fines de 2017, y el incumplimiento total es probable en 2018.



Etiquetas: | |

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com